Type to search

Valoración de la tensión arterial en el niño pequeño y manejo de enfermería.

16 octubre 2020

AUTORES

  1. Nuria Tabuenca Prat. Facultad de Ciencias de la Salud Universidad San Jorge. Máster Oficial en Investigación en Ciencias de la Salud. Graduada en Enfermería.
  2. Laura Viscasillas Salas. Diplomada en Fisioterapia por la Universidad de Valladolid.
  3. Rebeca Arregui Combalía. Diplomada en Fisioterapia por la Universidad de Zaragoza.
  4. María José Betes Arregui. Diplomada en Fisioterapia por la Universidad de Valladolid.

 

RESUMEN

La presión arterial o tensión arterial es una de las constantes vitales, su medición es el resultado de la presión ejercida por la sangre en el sistema circulatorio durante las fases del ciclo cardíaco. En su determinación se distingue la presión sistólica y la presión diastólica. Su unidad de medida es milímetros de mercurio. Para su medición es necesario un material concreto en función de la técnica que se utilice.

La toma de la tensión arterial debe realizarla el personal de enfermería, y para que su determinación resulte fiable debe realizarse bajo unas circunstancias específicas y bajo el conocimiento de los factores que pueden modificar su toma. Cualquier desviación de la normalidad debe comunicarse.

 

PALABRAS CLAVE

Manejo de enfermería, tensión arterial, constante vital, pediatría.

 

INTRODUCCIÓN

La tensión arterial (TA) se considera un signo vital junto con la respiración, el pulso, el relleno capilar y la temperatura1.

La toma de TA se define como la presión ejercida por la sangre en el sistema circulatorio durante las fases del ciclo cardíaco2, representa una medida de la presión que ejerce la sangre al pasar por las arterias. La sangre avanza en forma de ondas. Hay dos medidas de TA: la presión sistólica que es la presión de la sangre debida a la contracción de los ventrículos y la presión diastólica, que es la presión de los ventrículos en reposo. De este modo, la presión diastólica es la presión más baja, presente continuamente dentro de las arterias3.

La diferencia entre la presión sistólica y la diastólica se llama presión del pulso2.

La tensión arterial en los lactantes y en los niños varía en función de la edad y el crecimiento4.

La evaluación de la tensión arterial normal debe realizarse en función del sexo, la edad y el tamaño del niño.

La tensión arterial en un niño pequeño puede medirse de diferentes formas, por medio de la auscultación, palpación, ultrasonido Doppler o por la técnica de flujo3,4.

La auscultación resulta difícil de practicar en niños menores de 3 años, ya que los ruidos de Korotkoff son relativamente inaudibles. En cambio, es la técnica de elección en los niños mayores de 3 años.

Cuando no es posible la auscultación de la tensión arterial, se puede hacer mediante palpación o por la técnica de flujo. Ambos métodos indican solamente la tensión arterial media entre la sistólica y la diastólica, que es cuando la sangre vuelve a perfundir la extremidad3.

Actualmente, la técnica de flujo ha sido reemplazada casi por completo por el uso del ultrasonido.

Se expresa en milímetros de mercurio bajo la abreviatura mmHg.

Es el personal de enfermería el que realiza esta técnica y es su función el saber interpretar, detectar y evaluar los problemas que puedan surgir cuando la constante sobrepasa los límites normales y actuar en consecuencia de manera eficaz2,3.

 

FACTORES QUE MODIFICAN LA TENSIÓN ARTERIAL3,4

  • La edad, en recién nacidos, la presión sistólica media es de 78 mmHg. La cual aumenta con la edad, alcanzando un máximo en la pubertad y a partir de ahí tiende a descender ligeramente.
  • El ejercicio físico aumenta la TA debido al aumento del gasto cardíaco, por lo que es necesario descansar unos 25 minutos antes de la toma.
  • El estrés, hace elevar la TA. Sin embargo, un dolor muy intenso puede reducir su cifra.
  • Los varones mayores de 35 años de raza negra tienen TA más elevada.
  • La obesidad o sobrepeso eleva la TA.
  • El sexo, las mujeres suele presentar una TA menor que los varones a la misma edad después de la pubertad. Tras la menopausia suele elevarse.
  • La toma de gran cantidad de medicamentos es capaz de elevar o disminuir la TA. Por lo que es muy importante que enfermería conozca el tratamiento del paciente.
  • Modificaciones diurnas, la TA presenta su mínimo por la mañana temprano, cuando el ritmo metabólico basal es mínimo. A lo largo del día se va elevando alcanzando su máximo a última hora de la tarde.
  • Situaciones tales como fiebre, arterioesclerosis, exposición al frío incrementan la TA, y hemorragias, hematocrito bajo, calor exterior producen un descenso de la TA.

 

VALORACIÓN DE LA TENSIÓN ARTERIAL SEGÚN LA EDAD3

EDAD TA MEDIA SISTÓLICA (mmHg) TA MEDIA DIASTÓLICA

(mmHg)

Recién nacido 78 42 / por técnica de flujo 30-60
1 año 96 65
2 100 63
4 97 64
6 98 65
8 106 70
10 110 72
12 116 74
14 120 76
16 123 76

 

RECURSOS Y MATERIAL NECESARIO2

  • Registro enfermero.
  • Manguito de presión (esfingomanómetro) de tamaño adecuado.
  • Fonendoscopio o Doppler.
  • Clorhexidina al 2% (para desinfección).
  • Vendaje elástico de la anchura adecuada para envolver el miembro distal al manguito (método de flujo).
  • Según protocolo hospitalario se anota en las gráficas con bolígrafo de color que indique su leyenda.

 

INTERVENCIÓN DE ENFERMERÍA2,3,4

En primer lugar se prepara al lactante o al niño correctamente:

  • Explicar cada paso del procedimiento a los niños de edad preescolar y mayores, explicando la sensación que produce el manguito como si fuese un apretón del brazo). Si es posible, hacer una demostración del procedimiento en un juguete o en el propio brazo.
  • Asegurarse que la medida se lleva a cabo en un ambiente tranquilo y de confianza para el niño. Los sonidos o ciertas visiones pueden contribuir a medidas erróneas, ya que la ansiedad y la inquietud aumentan la TA
  • Dar tiempo para que el niño se recupere de emociones o cualquier tipo de ejercicio. Se necesita cierto reposo previo
  • Ayudar al niño a colocarse en una postura cómoda. En el caso de lactantes y niños pequeños pueden estar más tranquilos sobre las rodillas de los padres/tutores.
  • Exponer el brazo entero y después acomodarlo a la altura del corazón del niño.

En segundo lugar, usar el método de auscultación en los niños mayores de 3 años e identificar las lecturas del manómetro en las fases 1, 4 y 5 de los ruidos de Korotkoff. La fase 1 es la presión sistólica y las fases 4 y 5 la diastólica.

En los casos que no sea posible auscultar la TA, usar el método de palpación, la técnica de flujo o un fonendoscopio Doppler.

Un método para determinar con rapidez la TA sistólica normal en un niño consiste en la siguiente fórmula TA sistólica normal= 80 + (2*edad del niño en años).

Método de palpación:

Se realiza colocando el manguito alrededor de la extremidad, situando el borde inferior a 1 cm por encima del espacio cubital anterior, palpar el pulso braquial e inflar el manguito hasta unos 30 mmHg por encima del punto donde desaparece el pulso braquial, entonces, liberar el aire del manguito a una velocidad de 2 a 3 mmHg por segundo e identificar en el manómetro la lectura de la presión a partir la cual vuelve el uso a la arteria braquial, esa presión es la media entre la sistólica y la diastólica.

Técnica de flujo:

Se realiza entre dos personas, en una habitación iluminada para poder identificar la aparición de relleno vascular. Se procede a colocar el manguito en la muñeca o tobillo del lactante y se eleva el miembro, ya que esta posición favorece el retorno venoso al corazón. Se enrolla la extremidad distal al manguito con una venda elástica desde los dedos del pie o de la mano, en dirección hacia el manguito de presión. El vendaje obliga al retorno venoso ir hacia la parte superior de la extremidad evitando el flujo arterial hacia la parte inferior de la misma. Se coloca la extremidad a la altura del corazón y se infla el globo rápidamente hasta unos 200 mmHg (medida que frena el flujo de sangre arterial hacia la extremidad. Se retira el vendaje, encontrando la extremidad pálida por la ausencia de sangre, se reduce gradualmente la presión del manguito a una velocidad no superior a 5 mmHg por segundo. Y para finalizar, se registra la presión a partir de la cual se reduce el relleno de la extremidad como consecuencia del flujo de sangre de nuevo a la zona de la extremidad distal al manguito. Esa presión representa la TA media entre la sistólica y la diastólica.

 

REGISTROS2,3

  • Firma del personal enfermero que realice la toma de la frecuencia cardiaca.
  • Registrar en la historia de enfermería su realización, el día, la hora y la determinación obtenida, si se registra en la gráfica de constantes anotarla según el color de la leyenda que corresponda por protocolo del centro.
  • Anotar si surgen incidencias en la técnica o asociadas al paciente durante la realización del procedimiento
  • Es importante informar con rapidez de las variaciones relevantes en la TA al médico correspondiente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Manual de procedimientos. SAMUR-Protección Civil. Madrid. 2015;6.4.
  2. Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud y Bienestar Social. Manual de Procedimientos Generales de Enfermería. En: Hospital Universitario Virgen del Rocío, editor. Sevilla; Junio 2012. p.153-57.
  3. Kozier B, Erb G, Blais K, Johnson JY, Temple JS. Técnicas de enfermería clínica. Vol.1. 4ª ed. Madrid: McGraw-Hill, Interamericana; 1999. p.206-207.
  4. González C, Jiménez AM, Luís MT. Medición de signos vitales. Metas de Enfermería Nov 2000; 30:11-12.