Type to search

Vacunación en pacientes sometidos a trasplante de médula ósea.

14 noviembre 2021

AUTORES

  1. Marta Fernando Martínez. Enfermera del Servicio de Hospitalización del Hospital de Jaca, Huesca.
  2. Mirian Puyo Cebrián. Enfermera del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  3. Beatriz Muñiz Sola. Enfermera del Centro de Coordinación del 061, Zaragoza.
  4. Teresa Coloma Calvo. Enfermera del Servicio de Cirugía del Hospital Nuestra Señora de Gracia, Zaragoza.
  5. Cristina Martínez Lasarte. Enfermera de la Unidad Central de Laboratorio (UCL) en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  6. María Cásedas Tejada. Enfermera del Servicio de digestivo del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.

 

RESUMEN

Los pacientes que reciben trasplante de progenitores hemopoyéticos son sometidos a tratamientos que afectan a su sistema inmunológico, presentando un estado de inmunosupresión que les hace más vulnerables al contagio de enfermedades infecciosas. Por esta pérdida de la función inmunológica, se hace necesario establecer un plan de revacunación.

El personal médico y de enfermería debe conocer las necesidades de vacunación de estos pacientes, con el fin de evitar la aparición de enfermedades infecciosas que puedan comprometer la vida del paciente.

 

PALABRAS CLAVE

Vacuna, vacunación, inmunosupresión, trasplante hematopoyético, células madre, donante.

 

ABSTRACT

Patients who have received hemopoietic stem cell transplantation are subjected to treatments that affect their immune system, presenting a state of immunosuppression that makes them more vulnerable to infectious diseases. Due to their inmunodeficency, it is necessary to establish a revaccination plan.

Doctors and nurses must be aware of the vaccination of these patients, in order to avoid the appearance of infectious diseases that could compromise the life of the patient.

 

KEY WORDS

Vaccine, vaccination, immunosuppression, hematopoietic transplant, stem cells, donor.

 

INTRODUCCIÓN

Los trasplantes de células hematopoyéticas (TPH) constituyen a día de hoy una importante línea de tratamiento para enfermedades de la médula ósea, productora de células sanguíneas y por tanto de inmunidad1.

En el TPH la médula enferma del paciente es destruida mediante agentes quimioterápicos y/o radioterápicos y remplazada por médula sana, ya sea de células del propio paciente tratadas previamente (trasplante autólogo) o de un individuo compatible (trasplante alogénico)1.

La administración de quimioterapia y radioterapia en altas dosis, implica un importante estado de inmunosupresión, más acentuado en el trasplante alogénico por el tratamiento inmunosupresor recibido para evitar el rechazo de la médula del donante2.

En este sentido, el receptor del trasplante ha perdido la capacidad de defensa y de memoria inmunológica, comportándose como “un recién nacido nunca antes vacunado”. Por tanto, se crea la necesidad de establecer recomendaciones de revacunación específicas para cubrir sus necesidades inmunitarias.

Es importante que tanto el personal médico como de enfermería, conozcan las pautas de vacunación en estos pacientes. De esta manera, se podrá orientar y administrar las vacunas necesarias para evitar el contagio de enfermedades infecciosas que puedan poner en peligro la vida del paciente.

 

OBETIVOS

Objetivo general:

Establecer criterios unificados acerca de las recomendaciones para la vacunación del paciente sometido a trasplante de médula ósea.

Objetivos específicos:

Establecer las recomendaciones de vacunaciones tanto previas como posteriores al trasplante de médula, así como el momento idóneo para la vacunación.

Conocer las contraindicaciones para la vacunación de este colectivo de pacientes.

Establecer la necesidad de vacunación de las personas sanas que van a estar en contacto con el paciente sometido a TPH, tanto familiares como profesionales sanitarios, para minimizar el riesgo de contagio de infecciones.

 

METODOLOGÍA

En primer lugar, se procede a realizar la pregunta de investigación según el formato “PICO”: ¿Existen recomendaciones específicas de vacunación en pacientes receptores de trasplante de progenitores hematopoyéticos?

P= paciente: personas sometidas a trasplante de progenitores hematopoyéticos.

I= intervención: vacunación.

C= comparación: con pacientes no sometidos a TPH.

O = outcomes/resultados: Si existen recomendaciones específicas.

Para dar respuesta, se realiza un estudio descriptivo mediante revisión bibliográfica.

Se utilizan como recursos distintos protocolos y guías específicos de vacunación en TPH, obtenidos de bases de datos científicas como Pubmed, Scielo, etc.

 

RESULTADOS

VACUNACION DEL DONANTE PRE-TRASPLANTE:

Se realiza con la finalidad de transmitir inmunidad adquirida al paciente frente a determinados patógenos.

Tan pronto como se plantee la posibilidad de trasplante, se debe realizar al donante las siguientes determinaciones serológicas:

  • Marcadores de hepatitis A: anti-VHA.
  • Marcadores de hepatitis B: antiHBc, antiHBs (titulo) y HBsAg.
  • En cohortes posteriores a 1965 sin antecedentes de vacunación se determinarán igG contra: sarampión, rubeola, parotiditis y varicela.

En el caso de que sea necesaria la vacunación, se ha de iniciar como mínimo 4 semanas antes de la donación de progenitores (valorando el momento más oportuno para vacunas de agentes vivos)3,4.

Con la finalidad de conseguir la mejor respuesta en el menor tiempo posible se utilizarán pautas aceleradas, tal y como se muestra en la tabla 1.

 

VACUNACIÓN DEL PACIENTE TRASPLANTADO:

Las personas trasplantadas requieren repetición completa de la vacunación ya que la médula ósea elimina la memoria inmune3,4.

En la mayoría de los casos los trasplantes autólogos recobrarán la inmunidad antes que los alogénicos. Aun así, las diferentes guías y protocolos recomiendan las mismas vacunaciones independientemente del tipo de trasplante y régimen de acondicionamiento recibido.

El momento de inicio de la vacunación puede individualizarse en función de la evolución clínica de la persona y la valoración realizada por el personal sanitario, recomendándose por lo general, esperar 6-12 meses post-trasplante para vacunas inactivadas y 18-24 meses para vacunas de microorganismos vivos. En caso de enfermedad injerto contra huésped o tratamiento inmunosupresor la vacunación se demorará más tiempo3,4.

La inmunización de estos pacientes busca además de su protección individual, mantener la protección inmune de la comunidad para que no se produzcan brotes de enfermedades inmunoprevenibles.

En la tabla 2, se muestran las recomendaciones de vacunación según las visitas médicas.

 

VACUNACIÓN POST-TRASPLANTE DE PERSONAS EN CONTACTO:

Las personas en estrecho contacto con los pacientes (convivientes, personal sanitario, etc) deben adoptar medidas preventivas para evitar el contagio al paciente inmunodeprimido. Se recomienda: vacunación anual de gripe, así como varicela y triple vírica en personas no inmunizadas seronegativas3,4.

  • Vacunación de la gripe: anual.
  • Vacunación de triple vírica: en personas sin antecedentes previos documentados de vacunación, realizar determinación serológica (IgG sarampión) y si es necesario, vacunar con dos dosis separadas 4 semanas entre sí.
  • Vacunación varicela: en personas sin antecedentes previos documentados de vacunación, realizar serologías y si es necesario por 2 dosis separadas entre sí 4 semanas.

Si aparecen lesiones exantémicas tras la vacunación del conviviente o personal sanitario, separar a la persona trasplantada hasta que se sequen las lesiones del vacunado afectado.

 

CONCLUSIÓN

El receptor de TPH tiene unas necesidades vacunales distintas al paciente sano que debemos satisfacer debido al déficit inmunitario previo y posterior al trasplante. Se deben poner al día los calendarios vacunales tanto del donante como del receptor

El profesional sanitario tiene un papel fundamental al ser el encargado de informar y administrar las vacunas. Por este motivo es necesario conocer información relevante sobre la vacunación tanto en el paciente donante como en el receptor de progenitores hemopoyéticos, antes y después del proceso.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Rifón JJ. Trasplante de progenitores hemopoyéticos. An Sist Sanit. 2006; 29(2): 137-152. Disponible en: http://recyt.fecyt.es/index.php/ASSN/article/view/2205/1614
  2. CDC. Guidelines for preventing oportunistic infections among hematopoietic stem cell transplant recipients: recommendations of CDC, the Infectious Disease Society of America, and the American Society of Blood and Marrow Transplantation. MMWR. 2000; 49 (No. RR-10): 1-128.
  3. Ljungman P, Engelhard D, de la Camara R, et al. Vaccination of stem cell transplant recipients: recommendations of Infectious Diseases Working Party of the EBMT. Bone Marrow Transplant. 2005; 35: 737-746.
  4. Rubin LG, Levin MJ, Ljungman P, Davies EG, Avery R, Tomblyn M and Kang I. IDSA clinical practice guideline for vaccination of the immunocompromised host. Clin Infect Dis. 2013; Cit. 684. Disponible en: http://cid.oxfordjournals.org/content/early/2013/11/26/cid.cit684.short

 

ANEXOS EN PDF