Type to search

Utilización de rotuladores indelebles de tinta sobre las bolsas plásticas de suero.

Categoría: ,
27 octubre 2021

AUTORES

  1. Eduardo Herrero Ayuso, Graduado en Enfermería y Técnico Superior en Radioterapia. Enfermero en la Generalitat Valenciana.
  2. Esther Marín Jerez. Diplomada Universitaria de Enfermería. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  3. María Sainz de Medrano Moreno. Graduada en Enfermería. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  4. Carmen Jimeno García. Grado medio de Técnicos de Cuidados Auxiliares de Enfermería. TCAE del Servicio Aragonés de Salud.
  5. Adrián Muñoz López. Graduado en Enfermería. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

En pleno 2021 el empleo de marcadores o rotuladores permanentes de tinta indeleble sigue creando controversia. La seguridad del paciente es primordial y la administración de medicación es intrínseca a la práctica enfermera. Escribir directamente sobre las bolsas, o no, ha generado una discusión constante en la profesión. En este monográfico revisamos la información ad-hoc.

 

PALABRAS CLAVE

Tinta, percolación, seguridad de productos para el consumidor.

 

ABSTRACT

In the midst of 2021, the use of “permanent” markers or markers with indelible ink continues to create controversy. Patient safety is paramount and the administration of medication is intrinsic to nursing practice. Writing directly on the bags or not has generated a constant discussion in the profession. In this monograph we update ad-hoc information.

 

KEY WORDS

Ink, percolation, consumer product safety.

 

DESARROLLO DEL TEMA

Entendemos el concepto seguridad del paciente como la reducción del riesgo de daño innecesario asociado a la atención sanitaria hasta un mínimo aceptable, teniendo en cuenta los conocimientos del momento, los recursos disponibles y el contexto en el que se presta la atención1 .

Durante la práctica diaria enfermera, el 40% de los medicamentos son administrados de forma intravenosa, a este hecho le sumamos que en torno a un 80% de los pacientes hospitalizados reciben este tipo de tratamientos2.

La competencia de preparación y administración de fármacos intravenosos pertenece al cuerpo de enfermería. Muchas veces a la hora de realizar esta tarea, al personal de enfermería que realiza la operación de marcado, le acude la duda de si el marcar con un rotulador encima de una bolsa de suero para su posterior infusión podría dañar al paciente.

 

La lixiviación o percolación consiste en la penetración del líquido en los poros del sólido, disolviendo los componentes a extraer (extracción física), o entrar en reacción con ellos (extracción química), la sustancia que pasa a la disolución, o el producto de la reacción se difunde hacia la superficie del cuerpo sólido y pasa a la masa fundamental del líquido3.

Numerosos estudios han puesto de manifiesto unas altas tasas de error asociadas a la preparación y administración de los medicamentos inyectables en diferentes ámbitos hospitalarios (anestesia, cuidados críticos, urgencias, unidades de hospitalización, etc.) y han constatado que una de las principales causas de estos errores es la falta de estandarización de los procedimientos 4- 7.

El marcado mediante rotulación indeleble es una práctica que aumenta la seguridad para la correcta administración.

 

Actualmente el hecho de escribir en una bolsa directamente sí que se ha considerado un problema de salud del paciente dentro de la práctica sanitaria, no obstante, no existe legislación a tal efecto8.

En un artículo publicado en 2014 por Clark Q, Bartsch T, Sullivan S, Theus S. tenía por objetivo identificar si se producía alguna alteración del contenido molecular de una bolsa de infusión intravenosa estándar cuando se tintaba TOTALMENTE con rotulador indeleble su superficie externa. Para ello, se utilizaron 8 bolsas de cloruro sódico 0,9% divididas en 2 grupos, 4 rotuladas con rotuladores y 4 sin rotular. Se analizó la existencia de contaminantes mediante cromatografía de gases y espectrofotometría de masas. Sus resultados evidenciaron que es seguro escribir en las bolsas de infusión intravenosa con un rotulador, ya que no se ha encontrado evidencia que respalde la mayor contaminación del líquido a infundir tras el rotulado de la bolsa9.

El segundo, publicado también en 2014 por Langston J, Monaghan P, Bush M., tenía como objetivo determinar si la tinta de los rotuladores Sharpie® lixiviaría en las bolsas de infusión intravenosa. Para ello realizaron 17 experimentos en total mediante exploración por espectrofotometría de 5 tipos de bolsas IV con diferentes soluciones que habían sido marcadas por dicho rotulador, Sharpie®. En este caso, concluyeron: “No parece haber evidencia espectrofotométrica visible de la lixiviación de la tinta de los rotuladores SharpieR en las bolsas de sueroterapia estudiadas” 10.

 

En el tercer artículo relevante respecto a este tema, publicado en 1989 Bickler PE, Gold B, Johnson BH, pusieron a prueba si los disolventes de la tinta de varios rotuladores podrían difundir al interior de las bolsas de sueroterapia. Su método fue la cromatografía de gases para detectar disolventes de tinta después de cubrir completamente la bolsa con la tinta de un rotulador permanente (bolsa Baxter). Concluyeron que “Sólo pequeñas cantidades de disolventes de tinta podrían penetrar en la barrera del PVC, incluso cuando toda la bolsa está cubierta de tinta”11.

Al margen de la información de la lixiviación, se ha encontrado de relevancia para el tema la publicación realizada por el SENSAR y el ISMP en enero de 2011 en materia de seguridad del etiquetado de los medicamentos inyectables que se administran en anestesia9.

En esta publicación, explican que la falta de etiquetado de las preparaciones destinadas a la administración de los medicamentos inyectables es una de las causas principales de los errores que ocurren cuando se maneja medicación inyectable. Por este motivo, una de las prácticas básicas de seguridad recomendadas es que todos los envases y dispositivos con medicamentos estén etiquetados con etiquetas completas y legibles que identifiquen claramente los medicamentos que contienen y permanezcan etiquetados hasta el momento de la administración.

 

La preparación y administración de los medicamentos inyectables es un proceso complejo en el cual pueden surgir un gran número de situaciones en las que se cometan errores.

Prácticamente todos los informes sobre prácticas seguras con la medicación recomiendan la adopción de medidas sistémicas básicas para prevenir estos errores. Dichas recomendaciones son aplicables a cualquier ámbito sanitario9-12.

El marcado de las bolsas de suero es crucial para mantener una seguridad óptima a la hora de realizar la preparación y administración de fármacos por vía parenteral. Para mejorar la legibilidad del texto a reflejar, se pueden utilizar etiquetas adhesivas como ya se realiza por parte de la anestesiología en el quirófano.
Pese a que hoy en día no haya una amplia evidencia de los perjuicios que el rotulado directo pueda suponer por vía percolativa, emplear el principio de no maleficencia en este sentido parece ubicuo. Reduciendo riesgos y ampliando la seguridad a un bajo coste13-15.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Estrategia de Seguridad del paciente del Sistema Nacional de Salud. [monografía en Internet]. Madrid: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; 2016.
  2. Josephson DL.Intravenous Infusion Therapy for Nurses: Principles and Practice, 2nd ed. Clifton Park, NY: Delmar Publishing; 2004.
  3. Dueñas-rivadeneira A, Alcívar-cedeño U, Sacon-Vera E, Bravo-Sánchez L, Villanueva-Ramos G. Determinación de las condiciones de extracción de compuestos fenólicos a partir de Chuquiraga Jussieuijf Gmel usando la lixiviacion de muestras sólidas. Tecnología Química [Internet]. 2016; 36: 166–75.
  4. Taxis K, Barber N. Ethnographic study of incidence and severity of intravenous drug errors. Br Med J. 2003; 326: 684-8.
  5. Taxis K, Barber N. Causes of intravenous medication errors: an ethnographic study. Qual Saf Health Care. 2003; 12: 343-8.
  6. Cousins DH, Sabatier B, Begue D, Schitt C, Hoppe-Tichy T. Medication errors in intravenous drug preparation and administration: a multicentre audit in the UK, Germany and France. Qual Saf Health Care. 2005;14:190-5.
  7. Valentin A, Capuzzo M, Guidet B, Moreno R, Metnitz B, Bauer P, Metnitz P. Errors in administration of parenteral drugs in intensive care units: multinational prospective study. BMJ. 2009; 338: b814.
  8. Langston JD, Monaghan P, Bush M. The contamination of intravenous fluids by writing on the infusion bag: fact or fiction? International Journal of Advanced Nursing Studies [Internet]. 2014; 3(1):18-19.
  9. Clark Q, Bartsch T, Sullivan SC, Theus S. Measuring the safety of writing on intravenous bags. J Perianesth Nurs [Internet]. 2014; 29(3):234-8
  10. Langston JD, Monaghan P, Bush M. The contamination of intravenous fluids by writing on the infusion bag: fact or fiction? International Journal of Advanced Nursing Studies [Internet]. 2014;3(1):18-19.
  11. Bickler PE, Gold B, Johnson BH. Diffusion of felt-tip marker pen ink into intravenous bags. Anesth Analg [Internet]. 1989; 69(3):412.
  12. Institute for Safe Medication Practices. Errors with injectable medications: Unlabeled syringes are surprisingly common! ISMP Medication Safety Alert! 2007;12(23):1-2.
  13. Promoting safer use of injectable medicines. National Patient Safety Agency, 2007.
  14. Cuestionario de autoevaluación de la seguridad del sistema de utilización de los medicamentos en los hospitales. Adaptación del ISMP Medication Safety SelfAssessment for Hospitals, por el Instituto para el Uso Seguro de los Medicamentos (ISMP-España). Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo; 2007.
  15. Australian Commission on Safety and Quality in Healthcare. National Recommendations for user-applied labelling of injectable medicines, fluids and lines. August 2010.