Type to search

Tratamiento rehabilitador de la fractura de Colles.

29 septiembre 2021

AUTORES

  1. David Cabeza Bernardos. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud. CS Las Fuentes Norte (Zaragoza, España).
  2. Inés Martín Nuez. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud. CS Valdespartera (Zaragoza, España).
  3. Esther Méndez Ade. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud. CS Almozara (Zaragoza, España).
  4. María Sanmartín Xifre. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud. Hospital La Defensa (Zaragoza, España).
  5. Victor Périz Barbanoj. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud. Hospital Nuestra Señora de Gracia (Zaragoza, España).
  6. Isabel Badía Lázaro. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud. Hospital Miguel Servet (Zaragoza, España).

 

RESUMEN

La fractura de Colles se trata de una fractura en extensión del extremo distal del radio a dos o tres centímetros de la articulación de la muñeca. Se produce cuando aparecen fuerzas, en distintas direcciones, que sobrepasan la capacidad que tiene el sistema para mantener su integridad y estabilidad. Las complicaciones de estas fracturas, por no realizar una adecuada reducción, son conocidas y muy temidas por las limitaciones y secuelas que pueden dejar en estos pacientes, por ello la importancia de realizar una buena reducción y mantenerla. El tratamiento depende de la fractura y de su complejidad. El tratamiento usual de la clásica fractura de Colles ha sido tradicionalmente, la reducción cerrada y la inmovilización con un enyesado antebraquial. Además, la eficacia de una buena fisioterapia permite el retorno de la función normal del paciente, lo cual dependerá de la complejidad de la fractura, de la existencia de estructuras anatómicas vecinas lesionadas y de la precocidad del tratamiento.

 

PALABRAS CLAVE

Fractura, Colles, tratamiento, rehabilitación.

 

ABSTRACT

Colles’ fracture is an extension fracture of the distal end of the radius 2 to 3 cm from the wrist joint. It occurs when forces appear, in different directions, that exceed the capacity of the system to maintain its integrity and stability. The complications of these fractures, due to not performing an adequate reduction, are known and very feared due to the limitations and sequelae that they can leave in these patients, hence the importance of carrying out a good reduction and maintaining it. Treatment depends on the fracture and its complexity. The usual treatment for the classic Colles fracture has traditionally been closed reduction and immobilization with a forearm cast. In addition, the effectiveness of a good physiotherapy allows the return of the normal function of the patient, which will depend on the complexity of the fracture, the existence of injured neighboring anatomical structures and the precociousness of the treatment.

 

KEY WORDS

Fracture, Colles, treatment, rehabilitation.

 

INTRODUCCIÓN

La fractura de Colles fue descrita por primera vez en 1814 por Abraham Colles. Se trata de una fractura en extensión del extremo distal del radio a dos o tres centímetros de la articulación de la muñeca, cuyo fragmento distal se desplaza en sentido dorsal hacia afuera, en impactación y supinación, que puede tener asociado o no una fractura de la estiloide cubital.1

La lesión se produce cuando aparecen fuerzas, en distintas direcciones, que sobrepasan la capacidad que tiene el sistema para mantener su integridad y estabilidad.

Esta movilidad y estabilidad se ven afectadas de manera significativa cuando se producen lesiones de este complejo articular y en particular cuando se producen fracturas inestables. También se ven afectadas en el proceso de recuperación de las fracturas, en especial cuando la reducción es insuficiente y no se colocan dispositivos de osteosíntesis o fijadores externos para su corrección en esas circunstancias.2

Las complicaciones de estas fracturas, por no realizar una adecuada reducción, son conocidas y muy temidas por las limitaciones y secuelas que pueden dejar en estos pacientes, por ello la importancia de realizar una buena reducción y mantenerla.3 De todas ellas, las complicaciones con una alta incidencia son la algodistrofia refleja, deformidad, rigidez residual, síndrome del túnel carpiano y artrosis secundaria.4

La fractura de Colles está catalogada como una fractura-luxación, pues la luxación de la articulación radiocubital inferior es una lesión que con gran frecuencia la acompaña y es necesario tenerla en cuenta a la hora de tratarla; ni la pronación ni la fijación externa, a pesar de mantener una reducción adecuada, logran reducir esta luxación, ventaja que sí brinda la supinación.5

El sexo femenino es el más afectado debido a la presencia de mayor osteoporosis de la zona fracturada, por debajo de los 40 años tiene una incidencia de 368 por 100 000 y por encima de 40 años la incidencia es de 1 150 por 100 000 habitantes.6

Ocurre en el 15% de mujeres caucasianas de más de 50 años. Su incidencia aumenta rápidamente a partir de los primeros 5 años tras la menopausia y alcanza su pico máximo entre los 60 y los 70 años.4

Las fracturas distales del radio constituyen el 70 % de las fracturas del antebrazo y están entre las primeras fracturas atendidas en los servicios de urgencias hospitalarios de todo el mundo.2

 

OBJETIVO

El objetivo del presente artículo es profundizar respecto a la fractura de colles y las líneas de tratamiento de la misma.

 

MÉTODO

Se ha realizado una búsqueda bibliográfica en las siguientes bases de datos: Pubmed, Scielo y Google Scholar, introduciendo los siguientes términos: “fracture”, “colles”, “rehabilitation” y “treatment”.

Se establecieron como criterios de inclusión la disponibilidad del texto completo y gratuito; y que estuvieran escritos en inglés o castellano.

 

RESULTADOS-DISCUSIÓN

El tratamiento depende de la fractura y de su complejidad. También es importante valorar si hay lesión del carpo y complicaciones de nervios y vasos sanguíneos. Otros aspectos a tener en cuenta lo constituyen la edad y la presencia de comorbilidades que puede tener el paciente. En realidad no hay un tratamiento único y se debe valorar cada uno de los casos.2

El tratamiento usual de la clásica fractura de Colles ha sido tradicionalmente, la reducción cerrada y la inmovilización con un enyesado antebraquial.1-5

El problema que ocurre actualmente es que un alto porcentaje de fracturas de Colles pierden la reducción obtenida al poco tiempo, lo que se atribuye a la disminución progresiva del edema, a que se afloja el enyesado y a los movimientos libres del codo y de la mano. Pero hasta ahora no se ha considerado el papel deformante de los músculos, elemento primordial que se debe tener en cuenta en la fisiopatología y aspectos terapéuticos de cualquier fractura.5

La eficacia de una buena fisioterapia permite el retorno de la función normal del paciente, lo cual dependerá de la complejidad de la fractura, de la existencia de estructuras anatómicas vecinas lesionadas y de la precocidad del tratamiento.

La base fundamental del programa de rehabilitación es la realización de ejercicios terapéuticos, que no es más que la utilización de movimientos corporales para corregir un deterioro, mejorar la función musculoesquelética o mantener un estado de bienestar. Estos pueden variar desde actividades muy seleccionadas y limitadas a los músculos específicos de cierta parte del cuerpo, hasta aquellas generales y enérgicas empleadas para restaurar a un enfermo convaleciente al máximo de su condición física.1

Las modalidades físicas favorecen la disminución de la intensidad del dolor y el edema, de igual forma pueden contribuir al fortalecimiento muscular dependiendo de los objetivos terapéuticos. El ejercicio activo-asistido y el activo permiten una contracción activa del músculo, lo que a su vez favorece la propiocepción y cinestesia, mejora la conciencia del individuo respecto a la posición del segmento en el espacio y proporciona una retroalimentación sensorial en el desarrollo de la coordinación y habilidades funcionales.7

 

CONCLUSIÓN

La fractura de Colles es una lesión bastante común, y más aún conforme aumenta la edad y predominantemente en la mujer. Es importante realizar una correcta reducción de la fractura para evitar futuras complicaciones y elaborar un buen tratamiento rehabilitador y fisioterápico. Por lo que es necesario, estructurar un tratamiento integral de rehabilitación, con el objetivo de lograr en el menor tiempo posible la reincorporación de la persona a la vida social, laboral y familiar con el mínimo grado de discapacidad y el máximo nivel de independencia, en beneficio de los pacientes por sus resultados terapéuticos, sociales, económicos y psicológicos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Galindo-Casut E. Tratamiento rehabilitador integral en pacientes con fracturas de Colles consolidadas. MEDISAN. 2014 Mar ; 18( 3 ): 334-339.
  2. Medina-Gonzalez C, Benet-Rodríguez M, Marco-Martínez F. El complejo articular de la muñeca: aspectos anatomofisiológicos y biomecánicos, características, clasificación y tratamiento de la fractura distal del radio. Medisur. 2016 Ago; 14( 4 ): 430-446.
  3. López-Cuellar R, Truffin-Rodríguez Y, Pérez Álvarez Y. Tratamiento de la fractura del tercio distal del radio con fijación interna mediante placas y tornillos y minifijador externo RALCA®. Medisur. 2016 Feb ; 14( 1 ): 58-63.
  4. Hermoso de Mendoza M.T.. Clasificación de la osteoporosis: Factores de riesgo. Clínica y diagnóstico diferencial. Anales Sis San Navarra. 2003; 26( Suppl 3 ): 29-52.
  5. Delgado-Rifá E, Escalona-Zaldívar R. Ventajas de la supinación en la fractura de Colles. Rev Cubana Ortop Traumatol. 1998 Dic ; 12( 1-2 ): 52-56.
  6. Álvarez-López A, García-Lorenzo Y. External fixation in distal radius fracture. AMC. 2017 Ago ; 21( 4 ): 546-556.
  7. Moreno-Montoya C L, Gómez-Bernal K B, Rodríguez-Grande E I. Efecto de las intervenciones fisioterapéuticas en personas con fractura distal de radio. rev.fac.med.. 2017 Dec ; 65( 4 ): 665-672.