Type to search

Tratamiento conservador en rotura parcial de ligamento cruzado anterior en un jugador de fútbol. A propósito de un caso.

Categoría: ,
12 octubre 2021

AUTORES

  1. Iñigo Maqueda Aristi. Graduado en Fisioterapia. SD Eibar & Centro de fisioterapia Bizi.
  2. Elena Pardo Monesma. Graduada en Fisioterapia y Enfermería. Hospital de Barbastro.
  3. Elia Pérez Bailón, Graduada en Fisioterapia. Hospital de Neurotraumatología y Rehabilitación Virgen de las Nieves.
  4. Gonzalo Laborda Lalaguna. Graduado en Fisioterapia. Centro de alta resolución bajo cinca de Fraga.

 

RESUMEN

En el siguiente artículo realizamos el estudio de un caso de una rotura parcial del ligamento cruzado anterior (LCA) en un paciente de sexo masculino de 19 años. El mecanismo lesional fue una torsión de rodilla mediante un mecanismo indirecto. La lesión generó en el deportista, al cabo de 48 horas, impotencia funcional, dificultad para la marcha, gran edema y dolor en el compartimento postero-externo.

 

PALABRAS CLAVE

LCA, lesión, fútbol.

 

ABSTRACT

In the following article we carry out a case study of a partial tear of the anterior cruciate ligament (ACL) in a 19-year-old male patient. The injury mechanism was a knee twist through an indirect mechanism. The injury generated in the athlete, after 48 hours, functional impotence, difficulty in walking, great edema and pain in the postero-external compartment.

 

KEY WORDS

ACL, injury, soccer.

 

INTRODUCCIÓN

La lesión del ligamento cruzado anterior (LCA) es un problema de salud grave y preocupante entre los futbolistas.1 La lesión del LCA puede tener consecuencias graves para el nivel de actividad y la calidad de vida. Muchos atletas con lesión del LCA no regresan a la participación deportiva completa, aumentan de peso y desarrollan afecciones degenerativas de la rodilla, como la osteoartritis, más adelante en la vida.2,3

Ocurre, normalmente, mediante un mecanismo lesional indirecto y provoca un largo tiempo fuera de la competición.4,5 Los movimientos pivotantes se consideran actividades de alto riesgo para lesiones del LCA debido a las altas cargas axiales y de torsión aplicadas a la articulación de la rodilla durante tareas específicas del deporte como cambios repentinos de dirección, desaceleración rápida y aterrizar desde un salto o rumbo.6

A pesar de un mejor conocimiento sobre esta lesión y su prevención, la tasa de lesiones en el fútbol no está disminuyendo.1 Hay aproximadamente 200.000 lesiones de LCA que ocurren en los Estados Unidos anualmente y 2.000.000 a nivel global, lo que lo convierte en el ligamento de la rodilla que se lesiona con más frecuencia.7,8 El tiempo perdido es, en promedio, entre 9 y 12 meses entre los futbolistas. Además, solo el 65% de ellos pueden participar al mismo nivel previo a la lesión 3 años después de la lesión.6,9,10

Hay varios estudios que investigan el regreso a juego o “return top play” (RTP) después de una lesión del LCA o una reconstrucción del LCA, incluidos informes de casos de éxito temprano después de la reconstrucción del LCA y tratamientos no quirúrgicos.11

A su vez, se han diseñado muchos programas de intervención para reducir el riesgo de lesión en la rodilla y el LCA. Estos estudios que examinan la eficacia de los programas de intervención, requieren mucho tiempo, son costosos y difícil de realizar, pero la información que se obtiene es de gran utilidad.12,13,14

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Paciente hombre de 19 años, jugador de fútbol que en un partido de play off de ascenso a tercera división el 6 de junio de 2021 sufre una torsión en la rodilla izquierda sin contacto que hace que tenga que abandonar el encuentro.

 

Datos clínicos

Sexo: Hombre.

Edad: 19 años.

Altura: 1,70 m.

Peso: 64 Kg.

Antecedentes: Esguince ligamento peroneo astragalino en ambos tobillos y rotura recto anterior izquierdo.

 

EXPLORACIÓN

El jugador se retira del campo para una primera exploración en la que menciona que “la rodilla se me ha ido hacia fuera” pero sin sentir ningún tipo de chasquido o sonido asociado. El dolor se le localiza en el compartimento postero-externo pero no se aprecia edema o hematoma ninguno. Insiste en volver al terreno de juego, pero tras una carrera de larga distancia y alta velocidad el deportista es totalmente incapaz de seguir jugando.

Tras el encuentro se le realiza una nueva exploración. La rodilla ha comenzado con el proceso de inflamación, no se aprecia inestabilidad, pérdida de funcionalidad o problemas de la marcha. Se aprecia reducción de la movilidad de la rótula a causa de la leve inflamación. En las pruebas de Lachman y cajón anterior no se aprecian diferencias significativas entre la rodilla afectada y la contralateral, las pruebas meniscales para menisco interno son asintomáticas y positivas para el menisco externo. No hay dolor a la palpación del ligamento lateral externo (LLE), ligamento lateral interno (LLI), pata de ganso o cintilla iliotibial. Se recomienda protocolo POLICE para realizar en su domicilio y la toma de algún analgésico si hubiese dolor. Se le comenta no tomar antiinflamatorios.

El día 7 de junio de 2021, día posterior al acontecimiento, se le cita para una nueva exploración. La rodilla está muy inflamada y es totalmente inexplorable. La funcionalidad está muy alterada y la marcha está acompañada de una importante cojera. El dolor persiste en el compartimento postero-externo. Se solicitan pruebas de imagen.

El 8 de junio de 2021 se le realiza RX sin hallazgos significativos salvo un quiste óseo en la tibia. Posteriormente, el 9 de junio de 2021 se le realiza una RMN con los siguientes hallazgos: Probables contusiones óseas sobre la vertiente postero-externa de la meseta tibial y la superficie de carga del cóndilo femoral externo. Probable rotura parcial importante o completa sobre el ligamento cruzado anterior. Derrame articular en el receso suprapatelar y quiste poplíteo posiblemente roto. Probable fibroma condromixoide adyacente a la cortical posterior de la metáfisis tibial proximal.

Tras consultarlo con el área de traumatología, viendo que la rotura del LCA es parcial y la rodilla es estable, se opta por realizar un tratamiento conservador.

 

VALORACIÓN

  • Estática:
    • Pelvis izquierda ligeramente elevada.
    • Cadera izquierda en rotación interna y derecha en rotación externa.
    • Pie izquierdo en rotación externa en bipedestación.
  • Dinámica:
    • Forward Bending: Falta extensión de cadera y flexión lumbar.
    • Limitación a la inclinación y rotación derecha de la columna a nivel lumbar.
    • Knee extended test: Correcto.
    • Thomas test: Acortamiento del tensor de la fascia lata y recto anterior derecho y recto anterior izquierdo.
    • SLR test: rota pelvis izquierda en test homolateral. Lado derecho bien.
    • Movilidad limitada en ambos tobillos a la dorsiflexión.
  • Valoración muscular:
    • Debilidad rotadores externos de cadera izquierda.
    • Debilidad psoas cadera derecha.
    • Debilidad del CORE.
    • Debilidad muscular aductora en ambas piernas.

 

TRATAMIENTO REALIZADO

  • 24-72 horas post lesión: Control del edema y el dolor.
    • Protocolo POLICE.
    • Reposo relativo.
    • Medicamento analgésico si hubiera dolor. No AINES.
  • A partir del 4 día:
    • Seguir con el control del edema y el dolor.
    • Movilización de la rodilla afectada y articulaciones relacionadas.
    • Preparar planning a llevar a cabo.
  • Periodo de recuperación y rehabilitación: importante control de cargas e ir poco a poco con las adaptaciones.
    • Continuar con trabajo de cinesiterapia con el objetivo de recuperar el ROM normal de la articulación de la rodilla. Solucionar limitación del ROM de las articulaciones encontradas anteriormente en la valoración del jugador.
    • Trabajo de CORE:
      • Anti-extensión: Front plank, Stability ball rollout, Ab Wheel rollout…
      • Anti-inclinación lateral: Side plank, Side plank row, Suitcase carry…
      • Anti-rotación: In line chip, In line lift…
    • Trabajo lumbopélvico:
      • Fire hydrant, Single leg step ups, Side squats, Glute Bridges, Bulgarian Split Squat…
    • Trabajo miembro inferior:
      • Squat, deadlift y sus variantes tanto bipodales como unipodales.
    • Trabajo accesorio miembro superior.
    • Técnica de carrera.
    • Trabajo aeróbico: natación, bicicleta, elíptica…
  • Return to play: Comenzar esta fase cuando se haya recuperado el ROM completo de la rodilla y la diferencia de fuerza de cuádriceps e isquiotibiales entre la pierna lesionada y la no lesionada no supere el 10%.
    • Carrera en campo.
    • Cambios de dirección.
    • Aceleraciones y desaceleraciones.
    • Recepciones tras saltos bipodal y unipodal.
    • Trabajo aeróbico más intenso.
    • Ejercicios con balón.
    • Tareas propias del deporte.
    • Introducción gradual con el equipo.
    • Completar varias semanas de entrenamiento con el equipo antes de volver a competir.
    • Trabajo preventivo diario.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Silvers-Granelli HJ, Bizzini M, Arundale A, Mandelbaum BR, Snyder-Mackler L. Does the FIFA 11+ Injury Prevention Program Reduce the Incidence of ACL Injury in Male Soccer Players? Clin Orthop Relat Res. 2017 Oct;475(10):2447-2455.
  2. Montalvo AM, Schneider DK, Silva PL, Yut L, Webster KE, Riley MA, Kiefer AW, Doherty-Restrepo JL, Myer GD. ‘What’s my risk of sustaining an ACL injury while playing football (soccer)?’ A systematic review with meta-analysis. Br J Sports Med. 2019 Nov;53(21):1333-1340.
  3. Schiffner E, Latz D, Grassmann JP, Schek A, Thelen S, Windolf J, Schneppendahl J, Jungbluth P. Anterior cruciate ligament ruptures in German elite soccer players: Epidemiology, mechanisms, and return to play. Knee. 2018 Mar;25(2):219-225.
  4. Della Villa F, Buckthorpe M, Grassi A, Nabiuzzi A, Tosarelli F, Zaffagnini S, Della Villa S. Systematic video analysis of ACL injuries in professional male football (soccer): injury mechanisms, situational patterns and biomechanics study on 134 consecutive cases. Br J Sports Med. 2020 Dec;54(23):1423-1432.
  5. Zebis MK, Andersen LL, Brandt M, Myklebust G, Bencke J, Lauridsen HB, Bandholm T, Thorborg K, Hölmich P, Aagaard P. Effects of evidence-based prevention training on neuromuscular and biomechanical risk factors for ACL injury in adolescent female athletes: a randomised controlled trial. Br J Sports Med. 2016 May;50(9):552-7.
  6. Grassi A, Macchiarola L, Filippini M, Lucidi GA, Della Villa F, Zaffagnini S. Epidemiology of Anterior Cruciate Ligament Injury in Italian First Division Soccer Players. Sports Health. 2020 May/Jun;12(3):279-288.
  7. García-Luna MA, Cortell-Tormo JM, García-Jaén M, Ortega-Navarro M, Tortosa-Martínez J. Acute Effects of ACL Injury-Prevention Warm-Up and Soccer-Specific Fatigue Protocol on Dynamic Knee Valgus in Youth Male Soccer Players. Int J Environ Res Public Health. 2020 Aug 4;17(15):5608.
  8. Dos’Santos T, Thomas C, Comfort P, Jones PA. The Effect of Training Interventions on Change of Direction Biomechanics Associated with Increased Anterior Cruciate Ligament Loading: A Scoping Review. Sports Med. 2019 Dec;49(12):1837-1859.
  9. Rekik RN, Tabben M, Eirale C, Landreau P, Bouras R, Wilson MG, Gillogly S, Bahr R, Chamari K. ACL injury incidence, severity and patterns in professional male soccer players in a Middle Eastern league. BMJ Open Sport Exerc Med. 2018 Oct 23;4(1):e000461.
  10. Padua DA, DiStefano LJ, Beutler AI, de la Motte SJ, DiStefano MJ, Marshall SW. The Landing Error Scoring System as a Screening Tool for an Anterior Cruciate Ligament Injury-Prevention Program in Elite-Youth Soccer Athletes. J Athl Train. 2015 Jun;50(6):589-95.
  11. Waldén M, Hägglund M, Magnusson H, Ekstrand J. ACL injuries in men’s professional football: a 15-year prospective study on time trends and return-to-play rates reveals only 65% of players still play at the top level 3 years after ACL rupture. Br J Sports Med. 2016 Jun;50(12):744-50.
  12. Grimm NL, Jacobs JC Jr, Kim J, Denney BS, Shea KG. Anterior Cruciate Ligament and Knee Injury Prevention Programs for Soccer Players: A Systematic Review and Meta-analysis. Am J Sports Med. 2015 Aug;43(8):2049-56.
  13. Crossley KM, Patterson BE, Culvenor AG, Bruder AM, Mosler AB, Mentiplay BF. Making football safer for women: a systematic review and meta-analysis of injury prevention programmes in 11 773 female football (soccer) players. Br J Sports Med. 2020 Sep;54(18):1089-1098.
  14. Rodríguez C, Echegoyen S, Aoyama T. The effects of “Prevent Injury and Enhance Performance Program” in a female soccer team. J Sports Med Phys Fitness. 2018 May;58(5):659-663.