Type to search

Terapia vibratoria aplicada en mujeres posmenopáusicas para la densidad ósea: una revisión bibliográfica.

25 noviembre 2021

AUTORES

  1. Juan Castro Pueyo. Graduado en Enfermería en la Universidad de Zaragoza. Enfermero en Centro de Salud Las Fuentes Norte (Zaragoza).
  2. Irene Fernández Badía. Graduada en Enfermería en la Universidad de Zaragoza. Enfermera Especialista en Familia y Comunitaria.
  3. Inés Moreno Arjol. Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza. Enfermera en Centro de Salud Torrerramona.
  4. María Emilia Vargas Escuer. Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza. Enfermera en Centro de Salud Almozara de Zaragoza.
  5. Álvaro Fernández Álvarez. Graduado en Enfermería por la Universidad de Valladolid. Enfermero en Centro de Salud Fuentes Norte (Zaragoza).
  6. Guillermo Embid Sáez. Graduado en Enfermería por la Universidad San Jorge. Enfermero en Centro de Salud Fuentes Norte (Zaragoza).

 

RESUMEN

El aumento de la esperanza de vida en la sociedad actual provoca que se incremente la proporción de población de edad avanzada. Esto da lugar a una población donde se observan cambios fisiológicos inevitables como la pérdida de masa ósea o sarcopenia, precursora de la osteoporosis. Actualmente existen diferentes estrategias encaminadas a la prevención y tratamiento de la osteoporosis en mujeres postmenopáusicas, los programas de actividad física que muestran efectos osteogénicos, se asocian con altas intensidades por altas tensiones musculares o cargas de alto impacto, siendo estos poco atractivos, se contempla como alternativa el entrenamiento con vibración de todo el cuerpo. Se realizó una revisión bibliográfica de los estudios disponibles. Un entrenamiento mediante plataformas vibratorias puede influir en la densidad mineral ósea, aunque queda por determinar la forma exacta de aplicación de esta terapia, respecto a la frecuencia de realización, frecuencia de vibración y tiempo de realización. Habría que estudiar también si este tratamiento presenta mejoras significativas respecto a un tratamiento exclusivo de entrenamiento físico.

 

PALABRAS CLAVE

Vibración, posmenopausia, densidad ósea.

 

ABSTRACT

The increase in life expectancy in today’s society leads to an increase in the proportion of older people. This results in a population where inevitable physiological changes are observed such as loss of bone mass or sarcopenia, a precursor of osteoporosis. Currently there are different strategies aimed at the prevention and treatment of osteoporosis in postmenopausal women, the physical activity programmes that show osteogenic effects are associated with high intensities due to high muscle tension or high impact loads, these being unattractive, and whole body vibration training is considered as an alternative. A literature review of available studies was carried out. Training by means of vibration platforms can influence bone mineral density, although the exact form of application of this therapy remains to be determined, with respect to frequency of application, vibration frequency and time of application. It should also be studied whether this treatment shows significant improvements compared to an exclusive physical training treatment.

 

KEY WORDS

Vibration, postmenopause, bone density.

 

INTRODUCCIÓN

El aumento de la esperanza de vida en la sociedad actual provoca que se incremente la proporción de población de edad avanzada. Esto da lugar a una población donde se observan cambios fisiológicos inevitables como la pérdida de masa ósea o sarcopenia, precursora de la osteoporosis. La Organización Mundial de la Salud define la osteoporosis como una enfermedad que se caracteriza por una baja densidad ósea y un deterioro microestructural del tejido óseo con el consecuente aumento de la fragilidad del hueso y mayor susceptibilidad de este para fracturarse1. Considerando por un lado que la osteoporosis se asocia a mayor riesgo de caídas, fracturas, mortalidad, morbilidad y decrecimiento de la capacidad funcional y por otro lado que más de 200 millones de mujeres postmenopáusicas sufren osteoporosis en todo el mundo, hacen de esta patología un verdadero problema de salud pública2.

Actualmente existen diferentes estrategias encaminadas a la prevención y tratamiento de la osteoporosis en mujeres postmenopáusicas, como intervenciones sobre la dieta, uso de diferentes fármacos, programas de actividad física o una combinación de ambas. Los tratamientos farmacológicos pueden tener efectos secundarios adversos además de una pobre adherencia, mientras que los programas de actividad física, los cuales muestran que pueden incrementar la densidad mineral ósea, no presentan estos inconvenientes, provocando reducciones en el riesgo de caídas y llegando a incrementar la densidad mineral ósea3.

 

Los programas de actividad física que muestran efectos osteogénicos, se asocian con altas intensidades por altas tensiones musculares o cargas de alto impacto, siendo los programas con intensidades moderadas o de bajo impacto los que menos efectos presentan sobre el hueso4. Aunque se muestra como los programas de ejercicio físico prolongados en el tiempo y con alta intensidad tienen efectos satisfactorios en mujeres postmenopáusicas, este tipo de ejercicio es menos atractivo para la mayoría de las mujeres y podría llevar a un incumplimiento, así como a un aumento del riesgo de lesiones. Por ello, se contempla como alternativa el entrenamiento con vibración de todo el cuerpo, siendo este un enfoque menos exigente para el tratamiento de la osteoporosis en mujeres postmenopáusicas, ya que disminuye el tiempo de trabajo y el umbral de fatiga en comparación con otros programas de ejercicio5.

Los estímulos mecánicos transmitidos al cuerpo estimulan los receptores propioceptivos, en su mayoría los husos neuromusculares, lo que provoca una mayor activación neuronal y contracciones musculares. Estas contracciones musculares tienen por fin mantener la postura y son a consecuencia de una activación muscular reflejada ante los cambios rápidos de longitud en músculo y tendón. La oscilación mecánica de la vibración viene definida por la frecuencia medida en hertzios (Hz), la amplitud medida en milímetros (mm), la aceleración (parámetro derivado de la frecuencia y amplitud, expresada en fuerza gravitatoria) y la duración de la exposición6. Además, las vibraciones se pueden aplicar de diferentes formas: vibraciones verticales o vibraciones oscilantes. Diferentes combinaciones de estas variables dan lugar a diversos protocolos que en su aplicación sobre los sujetos provocará diferentes efectos. Así en diversos estudios se observó como un programa de vibración de cuerpo completo sobre mujeres postmenopáusicas aumentaba la fuerza dinámica e isométrica en miembros inferiores, la densidad mineral ósea de cadera y columna lumbar y mejoraba el equilibrio.

 

OBJETIVO

Analizar estudios de terapia vibratoria aplicada en mujeres posmenopáusicas para determinar la densidad ósea.

 

METODOLOGÍA

Se realizó una revisión bibliográfica de los artículos disponibles en las bases de datos Medline, Cochrane y PEDro. Como palabras clave se utilizaron los términos “whole body vibration”, “vibración”, “osteoporosis”, “posmenopausia” y “postmenopausal”, con el operador booleano AND. Se incluyeron artículos con el texto completo disponible de forma gratuita, y disponibles en idioma español e inglés.

 

RESULTADOS

Se han realizado diversos estudios que analizan las diferentes formas de aplicar la terapia vibratoria y la actividad física a mujeres posmenopáusica, para evaluar si tenian un efecto preventivo respecto a la osteoporosis. La mayor parte de estos programas comparaban un grupo al que se le aplicaba un entrenamiento físico y una terapia en plataformas vibratorias, respecto a un grupo control realizando su actividad habitual. El gran efecto que produce esta técnica es una ralentización de la disminución de la densidad mineral ósea en mujeres a las que se le aplicaba la terapia en plataformas vibratorias, respecto al grupo control7.

Las frecuencias de aplicación de la vibración, medido en Hz, era muy variable, observando que a mayor frecuencia vibratoria, se producen mayores mejoras en la densidad mineral ósea. Sin embargo, no se pudo observar si un mayor tiempo de aplicación de esta técnica produce modificaciones en la densidad respecto a programas de menor duración8.

Cabe destacar que en alguno de los artículos, presentaban alguna terapia concomitante como suplementos de calcio y de vitamina D por vía oral, mientras que en otros no se aplicaba estos suplementos. No se han localizado artículos en los que se compare la aplicación de entrenamiento y vibración, comparado con un grupo control en el que únicamente se aplique el entrenamiento, lo que añade sesgos de confusión.

Como se puede ver por lo consultado en la bibliografía, no existe un consenso ni una unanimidad respecto a la aplicación de esta técnica y a los efectos en mujeres postmenopáusicas, respecto a su densidad mineral ósea.

 

CONCLUSIÓN

Un entrenamiento mediante plataformas vibratorias, puede influir en la densidad mineral ósea, aunque queda por determinar la forma exacta de aplicación de esta terapia, respecto a la frecuencia de realización, frecuencia de vibración y tiempo de realización. Habría que estudiar también si este tratamiento presenta mejoras significativas respecto a un tratamiento exclusivo de entrenamiento físico.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Totosy de Zepetnek, J.O., L.M. Giangregorio, and B.C. Craven, Whole-body vibration as potential intervention for people with low bone mineral density and osteoporosis: A review. The Journal of Rehabilitation Research and Development, 2009. 46(4): p. 529.
  2. Verschueren, S.M., et al., The effects of whole-body vibration training and vitamin D supplementation on muscle strength, muscle mass, and bone density in institutionalized elderly women: a 6-month randomized, controlled trial. J Bone Miner Res, 2011. 26(1): p. 42-9.
  3. Park, H., et al., Effect of combined exercise training on bone, body balance, and gait ability: a randomized controlled study in community-dwelling elderly women. J Bone Miner Metab, 2008. 26(3): p. 254-9.
  4. Palombaro, K.M., Effects of walking-only interventions on bone mineral density at various skeletal sites: a meta-analysis. J Geriatr Phys Ther, 2005. 28(3): p. 102-7.
  5. Guadalupe-Grau, A., et al., Exercise and bone mass in adults. Sports Med, 2009. 39(6): p. 439-68. Iwamoto, J., et al., Effect of whole-body vibration exercise on lumbar bone mineral density, bone turnover, and chronic back pain in post-menopausal osteoporotic women treated with alendronate. Aging Clin Exp Res, 2005. 17(2): p. 157-63.
  6. Burke, D. and H.H. Schiller, Discharge pattern of single motor units in the tonic vibration reflex of human triceps surae. J Neurol Neurosurg Psychiatry, 1976. 39(8): p. 729-41.
  7. Slatkovska, L., et al., Effect of 12 months of whole-body vibration therapy on bone density and structure in postmenopausal women: a randomized trial. Ann Intern Med, 2011. 155(10): p. 668-79, W205. Slatkovska, L., et al., Effect of whole-body vibration on BMD: a systematic review and meta-analysis. Osteoporos Int, 2010. 21(12): p. 1969-80.