Type to search

Terapia con hormona del crecimiento. Artículo monográfico.

30 septiembre 2021

AUTORES

  1. Esteban Manuel Lázaro Gallardo. Técnico Auxiliar de Farmacia. Hospital Royo Villanova, Zaragoza.
  2. María Pilar Monforte Gasque. Farmacéutica. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.

 

RESUMEN

La deficiencia de hormona del crecimiento es la deficiencia de la hormona hipofisaria más frecuente en niños y puede ser aislada o acompañada por la deficiencia de otras hormonas pituitarias. Produce, en general, un crecimiento anormalmente lento y baja estatura, con proporciones normales.

El tratamiento con hormona de crecimiento ha demostrado ser muy efectiva en niños si se administra en edades precoces, sin embargo en la adolescencia puede que no se alcancen los resultados esperados debido a que pueden presentar cierre parcial de las epífisis óseas.

La hormona de crecimiento se administra por vía subcutánea diaria, generalmente por la noche. El tratamiento con hormona de crecimiento debe ser individualizado y se deben tener en cuenta diversos factores como la edad, el sexo y el estado estrogénico del paciente.

 

PALABRAS CLAVE

Hormona crecimiento, Somatropina, Pediatría.

 

ABSTRACT

Growth hormone deficiency is the most common pituitary hormone deficiency in children and may be isolated or accompanied by deficiency of other pituitary hormones. It produces, in general, an abnormally slow growth and short stature, with normal proportions.

Treatment with growth hormone has been shown to be very effective in children if given at an early age, however, in adolescence the expected results may not be achieved because they may have partial closure of the bony epiphyses.

Growth hormone is given subcutaneously daily, usually at night. Treatment with growth hormone should be individualized, taking into account various factors such as the patient’s age, sex, and estrogenic status.

 

KEY WORDS

Growth hormone, Somatropin, Pediatric.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El hipocrecimiento se define como una condición en la que el niño presenta una talla inferior a dos desviaciones estándar de la talla media para su edad, sexo y grupo de población de referencia.

Las alteraciones en el crecimiento pueden ser primarias (defecto intrínseco del hueso o tejido conectivo de origen prenatal o genético que se manifiestan con rasgos dismórficos), o secundarias (alteraciones hormonales, renales, etc).1

La mayor parte de los niños que acuden al Servicio de Endocrinología pediátrica presentan una baja talla sin causa conocida: talla baja idiopática. Entre las posibles causas están: disminución de la secreción endógena de hormona del crecimiento, alteraciones en la molécula o una menor sensibilidad de sus receptores.

La hormona de crecimiento (GH) o somatotropina se sintetiza en condiciones normales en la adenohipófisis, concretamente en las células somatotropas. Sus receptores se hallan principalmente en el hígado. Entre sus efectos están una potente acción anabólica y promotora del crecimiento, así como un efecto diabetogénico cuando se encuentra en exceso. Posee un patrón de secreción pulsátil, con picos que se dan fundamentalmente en la fase profunda del sueño (aproximadamente 10 pulsos intermitentes de secreción que duran aproximadamente 90 minutos y se producen cada 128 minutos, siendo más frecuentes por la noche), aunque también durante las horas de vigilia, pero con menor intensidad. Este patrón de secreción de 24 horas es el resultado de la interacción de unos factores (tabla 1) que inducen o inhiben la producción de hormonas hipotalámicas, neurotransmisores y neuropéptidos. La vida media de la GH es de alrededor de 14 minutos. 2

La GH estimula el crecimiento lineal en los niños actuando directa e indirectamente (vía IGF-I) sobre el cartílago epifisario de los huesos largos: estimula la actividad condrocítica (maduración y aumento del número de condrocitos) y, por tanto, facilita la creación de la matriz extracelular del hueso.

La GH tiene importantes acciones metabólicas: aumenta la lipólisis (lo que provoca la movilización de los triglicéridos almacenados), estimula la síntesis proteica, antagoniza la acción de la insulina y provoca retención de fosfato, agua y sodio.2,3

La deficiencia de hormona del crecimiento es la deficiencia de la hormona hipofisaria más frecuente en niños y puede ser aislada o acompañada por la deficiencia de otras hormonas pituitarias. Produce, en general, un crecimiento anormalmente lento y baja estatura, con proporciones normales. El diagnóstico consiste en la medición de los niveles de la hormona hipofisaria y la RM para detectar anomalías estructurales de la hipófisis o tumores cerebrales. El tratamiento generalmente consiste en el reemplazo hormonal específico.4

La hormona de crecimiento ha demostrado ser muy efectiva en niños si se administra en edades precoces; sin embargo, en algunos adolescentes puede que no se obtenga la respuesta deseada, debido a que pueden presentar cierre parcial de las epífisis óseas. Cuando se produce el cierre completo, el tratamiento con GH deja de ser efectivo. 5

Entre los factores que pueden ayudar a predecir la respuesta se encuentran:

  • Sexo: los varones crecen más.
  • Edad de inicio de tratamiento: a mayor edad, menor crecimiento.
  • Inicio de la pubertad: cuanto más tarde, mayor crecimiento.

En la actualidad, las indicaciones de la GH autorizadas son:

Niños con talla baja patológica secundaria a:

    • Déficit clásico de la GH.
    • Síndrome de Turner.
    • IRC en niños en período prepuberal.
    • Síndrome de Prader-Willi.
    • Crecimiento intrauterino retardado.
    • Déficit de crecimiento por alteración del gen SHOX.

La GH se administra por vía subcutánea diaria, generalmente por la noche. El tratamiento con GH debe ser individualizado y se debe tener en cuenta la edad, el sexo y el estado estrogénico. Se debe comenzar con una dosis baja, de 2-5 µg/kg/día (0,3-0,5 mg/día).

En España existen distintas presentaciones comercializadas. Las especialidades, indicaciones y dosis de cada una de ellas se detallan en la tabla 2.

A los pacientes con déficit de hormona de crecimiento de inicio en la infancia, se les debe reevaluar la capacidad secretora de hormona de crecimiento tras la finalización del crecimiento longitudinal.

Se recomienda mantener el tratamiento con GH durante la transición entre edad pediátrica y adulta no solo para alcanzar la talla adulta adecuada sino también para completar una adecuada maduración ósea. 6

Los efectos adversos a corto plazo más habituales son: reacciones locales en el lugar de inyección, cefalea e hipertensión craneal benigna, problemas ortopédicos (escoliosis, desplazamiento de la cabeza del fémur, síndrome túnel carpiano, etc.), intolerancia a la glucosa y diabetes, alteración de las hormonas tiroideas, artralgias y edema periférico.

La terapia con GH se considera un tratamiento crónico, entre los efectos adversos a largo plazo están la posible aparición de neoplasias, dada su actividad estimulante del crecimiento y de la proliferación celular.

La utilización de GH en España está sometida a unos criterios de uso racional que ha establecido el Ministerio de Sanidad a través de su Comité Asesor. A su vez, existen Comités Autonómicos que, siguiendo las directrices del Ministerio, evalúan el inicio de los nuevos tratamientos, así como su continuación. Si el paciente es candidato y cumple todos los criterios, el Comité autoriza el tratamiento durante un tiempo limitado (6 meses -1 año). Posteriormente, se valora la continuación o no del tratamiento. Son criterios de suspensión:

  • Velocidad de crecimiento anual < 2 cm.
  • Edad ósea adulta.
  • Efectos adversos graves relacionados con la GH: diabetes, escoliosis, etc.
  • Patologías graves concomitantes.
  • Incumplimiento del tratamiento.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Farmacoterapia endocrinológica. Grupo de trabajo Pediatría de la SEFH. Disponible en: https://gruposdetrabajo.sefh.es/gefp/images/stories/documentos/LIBRO_FARMACIA_PEDIATRICA/Captulo_21.pdf
  2. Boletín de información terapéutica Cataluña. Tratamiento farmacológico con hormona de crecimiento. Vol. 22, núm. 7. 2011. Disponible en: http://medicaments.gencat.cat/web/.content/minisite/medicaments/professionals/butlletins/boletin_informacion_terapeutica/documents/arxius/BIT_v22x_n07_cast.pdf
  3. Ho KY; 2007 GH Deficiency Consensus Workshop Participants. Consensus guidelines for the diagnosis and treatment of adults with GH deficiency II. A statement of the GH Research Society in association with the European Society for Pediatric Endocrinology, Lawson Wilkins Society, European Society of Endocrinology, Japan Endocrine Society, and Endocrine Society of Australia. Eur J Endocrinol 2007;157(6):695-700.
  4. Molitch ME, Clemmons DR, Malozowski S, Merriam GR, Vance ML. Evaluation and Treatment of Adult Growth Hormone Deficiency: An Endocrine Society Clinical Practice Guideline. J Clin Endocrin Metab 2011;96:1587-609.
  5. Collett-Solberg PF. Update in growth hormone therapy in children. J Clin Endocrinol Metab 2011;96:573-9.
  6. Cohen P, Rogol AD, Deal CL, Saenger P, Reiter EO, Ross JL et al. Consensus statement on the diagnosis and treatment of children with idiopatic short stature: a summary of the growth hormone research society, the Lawson Wilkins paediatric endocrine society, and the European society for paediatric endocrinology workshop. J Clin Endocrinol Metab 2008;93:4210-7.

 

ANEXOS

Elaboración propia:

Tabla 1. Factores que modifican la secreción de GH:
AUMENTAN SECRECCIÓN GH DISMINUYEN SECRECCIÓN GH
Ayuno.

Ejercicio.

Malnutrición.

Hipoglucemia.

Glucagón.

Comidas ricas en proteínas.

Descenso de ácidos grasos libres en sangre.

Traumatismos, estrés, excitación, sepsis.

Testosterona y estrógenos.

Sueño profundo.

Obesidad.

Incremento de glucemia y de ácidos grasos libres

Somatomedinas (factor de crecimiento similar a la insulina).

Hormona de crecimiento exógena.

Hormona inhibidora de la hormona de crecimiento

Leptina.

 

Tabla 2. Presentaciones comercializadas en España
INDICACIÓN DOSIS ESPECIALIDADES CON ESTA INDICACIÓN EN ESPAÑA
Déficit clásico de HC. 0,025-0,035 mg/kg/día

Obesos:

0,7-1 mg/m² superficie corporal/día.

Genotonorm®, Humatrope ®,
Síndrome de Turner. 1,4 mg/ m² superficie corporal/día. Norditropin ®, Nutropin ®, Omnitrope ®, Saizen ® y Zomacton ®
Insuficiencia renal crónica. 0,045-0,050 mg/kg/día

o 1,4 mg/ m² superficie corporal/día.

Síndrome de Prader-Willi. 1 mg/ m² superficie corporal/día

(máx. 2,7 mg/día).

Genotonorm®, Omnitrope ®
Crecimiento intrauterino retardado. 0,035-0,067 mg/kg/día

(no se recomienda sobrepasar 0,050 mg/kg/día).

Genotonorm®, Humatrope ®, Norditropin ® Omnitrope ® y Saizen ®
Déficit de crecimiento por alteración del gen SHOX. 0,045-0,050 mg/kg/día. Humatrope ®