Type to search

¿Son necesarios los equipos de terapia intravenosa?

28 diciembre 2020

AUTORES

  1. Maria Victoria Martín Arévalo. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  2. Paula Romeo Cambra. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  3. Carlos Lastanao Cortés. Hospital Nuestra Señora De Gracia, España.
  4. Pilar Ainara Cea Vaquero. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  5. Andrea Carreira Serrano. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  6. Itziar Ibáñez Grima. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

Los Equipos de Terapia Intravenosa son relativamente recientes en España. Debido a un aumento de catéter venoso central de inserción periférica estas unidades son cada vez más importantes que existan en el centro hospitalario, ya que con un personal altamente cualificado disminuye en número de infecciones y por lo tanto disminuye los gastos sanitarios, la morbi-mortalidad y el tiempo de hospitalización. Diferentes guías y estudios recomiendan personal de enfermería cualificado para la inserción, mantenimiento y cuidado del PICC.

 

PALABRAS CLAVE

PICC, enfermera, ecografía.

 

INTRODUCCIÓN

El Equipo de Terapia Intravenosa (ETI) consiste en un grupo de enfermeros especializados en la inserción y cuidados de los PICC y Midline que trabajan de forma multidisciplinar con el resto de profesionales sanitarios.

Antecedentes históricos:

Los Equipos de Terapia Intravenosa vienen funcionando desde los años 20 en Estados Unidos. El primer hospital donde se instaura y tiene un papel importante enfermería es en el hospital de Massachusetts.

En 1970 la primera enfermera que inició los trabajos en este ámbito y que posteriormente creó el ETI fue Ada Plummer.

En 1973 se crea en Estados Unidos una asociación llamada Infusion Nurse Society (INS) donde se escriben los primeros principios y práctica de terapia intravenosa.

En 1996 en España ante los buenos resultados obtenidos con el catéter PICC en la población pediátrica se hacen diversas publicaciones.

En 2001 en España se realiza la primera reunión para aprobar protocolo (Enfermeros, Farmacéuticos y médicos de nutrición, Radiología, Infecciosas, Hematología,)

En el 2003 se crea la primera asociación de ETI en España fundada por Carmen Carrero

En el 2006 en España fue creado el primer Equipo de Terapia Intravenosa en el Hospital Universitario Ramón y Cajal.

El 5 de marzo del 2019 la asociación de ETI cambia de nombre y pasa a denominarse Sociedad Española de Infusión y Acceso Vascular (SEINAV).1-2

La SEINAV es una sociedad científica sin ánimo de lucro de profesionales sanitarios que trabajan en el campo de la infusión y los accesos vasculares. Es un instrumento para el fomento, desarrollo, integración y difusión de políticas, estrategias y prácticas basadas en evidencias relacionadas con el manejo integral de la terapia de infusión y sus vías de administración. Es muy útil ya que ha habido un aumento en el ámbito hospitalario y cada vez más en atención primaria y domiciliaria.2

Los profesionales sanitarios que utilizan la infusión y el acceso vascular deben estar formados en conocimiento teórico, habilidad técnica y experiencia clínica para una buena utilización de los mismos.

En España se han creado o están en desarrollo las siguientes unidades de ETI en diversos hospitales:

  • Hospital San Pedro Logroño.
  • Hospital Txagorritxu Vitoria.
  • Hospital Clínico San Carlos.
  • Ico Girona.
  • Hospital Donostia San Sebastián.
  • Hospital Fundación Jiménez Diaz.
  • Hospital del Mar Barcelona.
  • Hospital Puerta del Hierro.
  • Hospital Gregorio Marañón.
  • Hospital Universitari de Castelló.

En la actualidad los catéteres de larga duración son indispensables para el tratamiento de los enfermos con cáncer y de muchos pacientes crónicos que necesitan soportes hospitalarios y en domicilio, o tratamientos antibióticos de cierta periodicidad, etc. Se usan para evitar venopunciones repetidas y así asegurar un acceso vascular seguro para la administración de ciertos fármacos. También nos permiten efectuar extracciones de sangre para pruebas analíticas.

El ETI tiene como función proporcionar control y cuidado de los CVC usados en hospitales y de forma ambulatoria. Se deben elaborar informes mensuales de las labores realizadas y de las complicaciones si las hubiera para tener un control y vigilancia, así como poder modificar los protocolos en caso de la aparición de nuevas complicaciones, así podremos aumentar la seguridad de los pacientes y del personal de enfermería, que contará con una mayor información.

Esto ayudará a que los profesionales estén siempre formados en lo que se debe hacer y utilizar para los procedimientos necesarios, proporcionar seguridad a los pacientes y a una mayor eficacia de estos sistemas.1

El Center for Disease Control and Prevention (CDC) es el centro de investigación, control y prevención de enfermedades infecciones en Atlanta, este centro es de gran importancia relevancia internacional en lo que investigación científica se refiere, tiene el objetivo de establecer el guión a desarrollar en lo que se refiere al uso adecuado de accesos vasculares y prevención de complicaciones potenciales del uso de los mismo.3

Entre sus recomendaciones basadas en evidencia científica tenemos las siguientes:

  • Asegurar la formación del personal sanitario sobre el uso de catéteres intravasculares, los procedimientos adecuados para la inserción y mantenimiento de los mismos y las medidas de control apropiadas para prevenir las infecciones relacionadas con los catéteres. (Cat IA).
  • Evaluar periódicamente el cumplimiento de las recomendaciones por parte de los profesionales que insertan y manejan dispositivos intravasculares. (Cat IA).
  • Asegurar una correcta asignación de pacientes por enfermeras en unidades de cuidados intensivos. (Cat IB).
  • Designar sólo personal formado que demuestren competencia en la inserción y el mantenimiento de catéteres intravasculares periféricos y centrales (Cat IA)6. Supone la creación de “Equipos de Terapia Intravenosa” que han demostrado beneficios al paciente y a los centros sanitarios de nuestro entorno que los han implementado, sobre todo en cuanto a seguridad, efectividad y calidad de los procedimientos de terapia intravenosa que realizan. (INS, 2016).4

 

OBJETIVO

Describir la importancia de los Equipos de Terapia Intravenosa en la canalización de PICC.

 

METODOLOGÍA

Se realizó una revisión bibliográfica sobre la Importancia de los Equipos de Terapia Intravenosa en la canalización de PICC

Se realizó una búsqueda en las siguientes bases de datos Pubmed, Scielo, Dialnet, Cocrhane; y la Se incluyeron los textos cuyo idioma fuera español e inglés.

Además de revisar guidelines donde se incluyen estudios de metaanálisis y revisiones sistemáticas. Las guidelines que se han utilizado para la revisión bibliográfica son las siguientes: Centers for Disease Control and Prevention (CDC), Infusion Nurse Society (INS); Registered Nurses Associacion of Ontario (RNAO); Guía de Adecuación de Michigan para catéteres intravenosos (MAGIC); National Institute for Health and Care Excellence (NICE), Guía de Práctica Clínica sobre Terapia Intravenosa con Dispositivos no Permanentes en Adultos.

 

RESULTADOS-DISCUSIÓN

Un Equipo Especialista de Acceso Vascular (VAST) es la agrupación de profesionales de la salud cuya principal función es evaluar, canalizar, gestionar, realizar vigilancia, analizar sus datos de servicio y resolver problemas clínicos en los posibles accesos venosos centrales.

Guías CDC (2011) aprueban la educación como un componente necesario de la prevención de infecciones, recomiendan equipos especializados ya que aumenta notablemente los resultados sobre la inserción y la gestión de los PICC. Un aumento del riesgo de infección del dispositivo está asociada al personal no cualificado.5

  • Asegurar la formación del personal sanitario sobre el uso de catéteres intravasculares, los procedimientos adecuados para la inserción y mantenimiento de los mismos y las medidas de control apropiadas para prevenir las infecciones relacionadas con los catéteres. (Cat IA).
  • Evaluar periódicamente el cumplimiento de las recomendaciones por parte de los profesionales que insertan y manejan dispositivos intravasculares. (Cat IA).
  • Asegurar una correcta asignación de pacientes por enfermeras en unidades de cuidados intensivos. (Cat IB).
  • Designar sólo personal formado que demuestren competencia en la inserción y el mantenimiento de catéteres intravasculares periféricos y centrales (Cat IA)

Babu (2016) la inserción exitosa de los PICC se basa en el conocimiento del operador, la experiencia y la aplicación de directrices basadas en la evidencia han demostrado reducir las complicaciones.6

Chopra (2017) la aparición del catéter central de inserción periférica (PICC) ha visto la adopción de servicios PICC, con la mayoría de inserciones PICC dirigidos por la fuerza de trabajo de enfermería. La inserción exitosa de dispositivos vasculares se basa en la experiencia clínica que se determina por la formación, credenciales y volumen de procedimiento.7

Sou (2017) la adopción de un equipo de acceso vascular podría promover la colegialidad y conducir a la toma de decisiones proactiva. Un ejemplo reciente en la literatura con respecto a una cohorte de difícil acceso de los pacientes por vía intravenosa identifica como un enfoque de equipo puede mejorar los resultados de inserción en esta población de pacientes especifica.8

Bodenham (2016) los informes científicos corroboran las directrices clínicas y la variedad publicada por lo que se debería de promover el concepto de formación especializada para los profesionales sanitarios; el enfoque de equipo y una mejora en el proceso de acceso vascular.9

Gorski (2016) define “un equipo de infusión como uno con un alcance para la atención clínica que se compone de una variedad de actividades relacionadas con la inserción segura, la entrega y el mantenimiento de todas las terapias de infusión y de acceso vascular incluyendo fluidos y medicamentos, sangre y componentes sanguíneos, nutrición parenteral”. Reconocen que los equipos de infusión dedicados reportan un mejor éxito de inserción y reduce las complicaciones del dispositivo.4

Cooke (2018) la mejor evidencia hasta la fecha es que los intentos de inserción se reducen con el ETI o con un título de especialista, se dispone de más recursos y evolucionan a invitar a una amplia variedad de disciplinas clínicos y roles profesionales en la que sin duda fortalecer su causa y se espera a que se traduzcan a resultados clínicos y pruebas más fuertes.10

Monreau (2013) publicó un consenso basado en la evidencia sobre la inserción de dispositivos de acceso venoso central: definición de los requerimientos mínimos para su entrenamiento. Dicha capacitación ha de incluir:11(ANEXO)

López Reina (2018) quedó demostrada que la simulación clínica como método de aprendizaje en la canalización de PICC ecoguiado es más efectivo y más seguro que el aprendizaje tradicional y permite obtener mejores resultados en el desempeño profesional por lo que se debería implementar en la formación al respecto.12

Ferraz torres (2018) en el Complejo Hospitalario de Navarra ponen en marcha una unidad de Equipo de Terapia Intravenosa. La evaluación inicial mediante revisión crítica del proceso de implantación y creación de un ETI en nuestro centro permite formular la hipótesis de la mejora de la calidad de nuestros cuidados, así como el aumento en la seguridad destinada al paciente en la realización de dichas técnicas. Se reafirma con ello la importancia de contar con profesionales especializados en colocación, cuidado y mantenimiento de accesos vasculares como el PICC.13

 

CONCLUSIÓN

Los Equipos de Terapia Intravenosa son realmente necesarios en los centros hospitalarios, permitiendo reducir en un alto grado las complicaciones generadas en la implantación del catéter venoso central de inserción periférica.

Los Equipos de Terapia Intravenosa surgieron en EEUU. En España hay varios hospitales donde tienen instaladas unidades ETI.

Numerosas guías CDC, MAGIC, INS, GAVECELT y varios autores concluyen que para la inserción del PICC el personal debe de estar cualificado. Tiene que tener conocimientos en cuanto a la elección del PICC, conocimientos ecográficos, técnica de inserción ecoguiada, complicaciones que puedan surgir durante y después de la inserción y saber solventarlas y además tener conocimientos sobre los cuidados de estos catéteres, así se disminuirán el número de infecciones (es una de las complicaciones tardías más frecuentes).

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. SEINAV – Sociedad Española de Infusión y Acceso Vascular [Internet]. [cited 2020 Feb 23]. Available from: https://seinav.org/
  2. CABALLERO MCC. ESPAÑA Ma Carmen Carrero Caballero Presidenta ETI. 2014; Available from: https://www.apih.pt/congresso_2014/19_iacs_espanha.pdf
  3. Biffi R. Introduction and overview of PICC history [Internet]. Peripherally Inserted Central Venous Catheters. Springer-Verlag Milan; 2014 [cited 2020 Feb 23]. 1–6 p. Available from: https://link.springer.com/chapter/10.1007/978-88-470-5665-7_1
  4. Lisa G, Lynn H, Mary E. H, Mary M, Marsha O, Darcy D. Infusion Therapy Standards of Practice 2016. 2016;39(1). Available from: https://source.yiboshi.com/20170417/1492425631944540325.pdf
  5. O NP, Alexander M, Burns LA, Patchen Dellinger E, Garland J, Heard SO, et al. Guidelines for the Prevention of Intravascular Catheter-Related Infections, 2011 [Internet]. 2011 [cited 2020 Feb 23]. Available from: https://www.cdc.gov/hai/pdfs/bsi-guidelines-2011.pdf
  6. Bodenham Chair A, Babu S, Bennett J, Binks R, Fee P, Fox B, et al. Association of Anaesthetists of Great Britain and Ireland: Safe vascular access 2016. Anaesthesia [Internet]. 2016 May 1 [cited 2020 Feb 23];71(5):573–85. Available from: http://doi.wiley.com/10.1111/anae.13360
  7. Chopra V, Kuhn L, Ratz D, Winter S, Carr PJ, Paje D, et al. Variation in use of technology among vascular access specialists: an analysis of the PICC1 survey. J Vasc Access [Internet]. 2017 May 15 [cited 2020 Feb 23];18(3):243–9. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28430309
  8. Sou V, McManus C, Mifflin N, Frost SA, Ale J, Alexandrou E. A clinical pathway for the management of difficult venous access. BMC Nurs [Internet]. 2017 Nov 17 [cited 2020 Feb 23];16(1):64. Available from: https://bmcnurs.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12912-017-0261-z
  9. Bodenham Chair A, Babu S, Bennett J, Binks R, Fee P, Fox B, et al. Association of Anaesthetists of Great Britain and Ireland: Safe vascular access 2016. Anaesthesia [Internet]. 2016 May 1 [cited 2020 Feb 23];71(5):573–85. Available from: http://doi.wiley.com/10.1111/anae.13360
  10. Cooke M, Ullman AJ, Ray-Barruel G, Wallis M, Corley A, Rickard CM. Not “just” an intravenous line: Consumer perspectives on peripheral intravenous cannulation (PIVC). An international cross-sectional survey of 25 countries. Young B, editor. PLoS One [Internet]. 2018 Feb 28 [cited 2020 Feb 23];13(2):e0193436. Available from: https://dx.plos.org/10.1371/journal.pone.0193436
  11. Moureau N, Tokumine J, Lefor AT, Yonei A, Kagaya A, Iwasaki K, et al. Evidence-based consensus on the insertion of central venous access devices: Definition of minimal requirements for training. Br J Anaesth [Internet]. 2013 [cited 2020 Mar 7];110(3):368–73. Available from: http://dx.doi.org/10.1093/bja/aes499
  12. López Reina Roldán JM. Efectividad de la simulación clínica como herramienta de aprendizaje en la canalización de catéteres venosos centrales de inserción periférica (picc) en las unidades de cuidados intensivos. 2018 [cited 2020 Feb 23];1. Available from: https://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=251214
  13. Torres MF, Hospitalario C, Oria ERU, Neurocirug U, Hospitalario C, Mart C, et al. implantacion de una unidad de terapia intravenosa.Una realidad en marcha. 2018;41(9):568–76. Available from: https://www.researchgate.net/publication/328095277_Implantacion_de_una_unidad_de_terapia_intravenosa_Una_realidad_en_marcha

 

ANEXO

REQUISITOS NIVEL DE EVIDENCIA GRADO DE RECOMENDACIÓN
Contenidos didácticos sobre educación en anatomía y fisiología manejo venoso, preparación de la piel y lugar de canalización C Fuerte
Conocimiento didáctico sobre la técnica ecoguiada B Fuerte
Educación dirigida para prevenir las infecciones relacionada con el catéter A Fuerte
Contenidos didácticos sobre el lugar de colocación de la punta del catéter C Fuerte
Educación sobre los distintos tipos de catéter C Fuerte
Educación sobre el procedimiento de inserción B Fuerte
Educación sobre el cuidado y el mantenimiento B Fuerte
Solo los instructores con cualificación demostrada y con las competencias necesarias podrán educar sobre la canalización C Fuerte
Práctica simulada ecoguiada en un modelo anatómico debería de incluirse en la educación sobre canalización de CVC B Fuerte
Modelo anatómico para diferenciar las venas A Fuerte

Tabla 5. Características de Monreau (elaboración propia).11