Type to search

Síndrome de intestino irritable.

Categoría: ,
27 abril 2021

AUTORES

  1. Leyre Satrústegui Ollaquindia. Diplomado Universitario de Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza
  2. Lara Pilar Palacin Nieto. Diplomado Universitario de Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. Master en Ciencias de la Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  3. Sandra Vintanel López. Grado Universitario en Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  4. Patricia Espinosa Capapey. Grado Universitario en Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  5. Vanesa Palacín Nieto. Diplomado Universitario de Enfermería. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  6. Margarita Elu Escalante. Técnico Superior en Laboratorio de Diagnóstico Clínico. Servicio Aragonés de Salud. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

 

El síndrome de colon/intestino irritable se conoce como el trastorno digestivo crónico y recurrente que se caracteriza por distensión y dolor abdominal y alteración en su patrón evacuatorio. Podemos encontrar multitud de factores fisiopatológicos como, por ejemplo: inflamación alteraciones en la motilidad, trastornos psicológicos e hipersensibilidad.

 

Se considera de un gran impacto en la calidad de vida y de un alto coste en los servicios sanitarios. Su prevalencia ronda el 10-20% del total de la población. Su diagnóstico es sencillo y el tratamiento se basará en un buen trabajo multidisciplinario: fármacos para los síntomas, dieta equilibrada, la relación entre médico y paciente debe ser buena y recíproca, y las terapias asociadas como hipnoterapia, probióticos, psicofármacos y antibióticos.1

 

PALABRAS CLAVE

Síndrome, colon, inflamación, intestino, hipersensibilidad visceral.

 

ABSTRACT

Irritable bowel / colon syndrome is known as the chronic and recurrent digestive disorder characterized by bloating and abdominal pain and an alteration in your bowel pattern. We can find a multitude of pathophysiological factors such as, for example: inflammation, alterations in motility, psychological disorders and hypersensitivity.

It is considered to have a great impact on the quality of life and a high cost in health services. Its prevalence is around 10-20% of the total population. Its diagnosis is simple and treatment will be based on good multidisciplinary work: drugs for symptoms, a balanced diet, the relationship between doctor and patient must be good and reciprocal, and associated therapies such as hypnotherapy, probiotics, psychopharmacology and antibiotics.1

 

KEY WORDS

Syndrome, colon, inflammation, intestine, visceral hypersensitivity.

 

INTRODUCCIÓN

Englobado dentro del grupo de patologías de trastornos digestivos , el Síndrome del intestino irritable , comúnmente conocido como “colon irritable” se define como periodos sintomáticos y otros sin síntomas, de un dolor recidivante abdominal unido a alteraciones en el tránsito intestinal con periodos de diarrea y estreñimiento asociado con distensión abdominal e hinchazón sin otra causa tanto de enfermedades orgánicas, metabólicas, infecciosas o neurológicas que puedan afectar al aparato digestivo.2

Para poder establecer un diagnóstico, los pacientes deben presentar los síntomas con una evolución de al menos unos seis meses, de los cuales, los últimos tres meses deben ser sintomáticos, con una frecuencia de por lo menos un día a la semana.3

 

OBJETIVO

El objetivo de esta revisión bibliográfica es afianzar los conocimientos de esta enfermedad. Distinguir los signos y síntomas de otras para poder realizar un diagnóstico precoz y poder poner un tratamiento lo antes posible, para no alterar la vida de la persona que la padece.

 

METODOLOGÍA

Para la realización de este artículo se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica con la ayuda de artículos provenientes principalmente de las revistas Elsevier, Scielo,Anales del Sistema Navarro de Salud, así como bases de datos y páginas web, donde se buscó diferentes guías para el tratamiento y el cuidado de pacientes con esta patología. Tanto las revistas, guías y artículos buscados y utilizados, se encuentran escritos tanto en inglés como en castellano.

 

RESULTADOS

Comenzaremos definiendo el Síndrome del intestino irritable(SII), como un trastorno recurrente y crónico que se caracteriza por distensión y dolor abdominal con cambios en el patrón de evacuación. Bastante frecuente en general y es una de las principales causas de consulta de medicina general- gastroenterológica. Su predominio es en mujeres, con una relación de 2:1, (dos mujeres /por hombre). Suponiendo estos datos una prevalencia del 10-20% en la población general.1

 

PREVENCIÓN:

La prevención es la mejor manera de poder tratar esta enfermedad.

El síndrome de colon irritable puede llegar a prevenirse con una alimentación adecuada (que sea pobre en grasas y rica en proteínas y fibra). Se deben evitar diferentes tipos de alimentos (legumbres, frutos secos, alcohol) que produzcan acumulación de gases, para evitar las molestias o dolores abdominales.

Realizar entre 4-5 comidas diarias también es una buena recomendación para evitarlo, así como llevar una vida evitando situaciones de ansiedad o estrés.2

Tanto el agua como el ejercicio físico y comer a la misma hora, son el mejor tándem para prevenir. El agua y el ejercicio ayuda en los momentos de estreñimiento a movilizar el bolo alimenticio, evitando que permanezca tiempo en el intestino y poder así desencadenar los diferentes síntomas.

 

DIAGNÓSTICO:

Conforme al diagnóstico de esta patología, se siguen los conocidos “Criterios de Roma IV” que los describen con dolor abdominal recurrente de presencia de por lo menos un día por semana de características tales como: estreñimiento, diarrea (cambios en las características y frecuencia de las deposiciones). Por otra parte, estos criterios también especifican la duración y el comienzo de los síntomas, que los define como una duración de por lo menos de los tres últimos meses con síntomas, y haber comenzado con ellos por lo menos como mínimo seis meses antes.4

Podemos destacar otra serie de signos y síntomas como:

  • Pérdida de peso.
  • Fiebre.
  • Diarrea persistente.
  • Náuseas y vómitos.
  • Inicio después de los 50 años.
  • Dolor abdominal no relacionado con la evacuación.
  • Sangrado rectal.
  • Anemia con concentraciones bajas de hierro.

Para poder completar este diagnóstico, será necesario la realización de diversas pruebas complementarias para poder descartar la existencia de patología orgánica: Estudios radiológicos de abdomen, análisis generales y específicos tanto de heces como de sangre y orina, sigmoidoscopia o colonoscopia y una ecografía abdominal. Se determinará en cada caso las pruebas a realizar, teniendo en cuenta la edad y los síntomas del paciente.2

 

TRATAMIENTO:

Primeramente, habrá que cerciorarse de que el paciente haya entendido su enfermedad y tras resolver todas las dudas que se le planteen, se podrá iniciar el tratamiento dependiendo de la intensidad y naturaleza de los síntomas.

La primera línea de tratamiento se basará en medidas higiénico-dietéticas, valorando en cada caso y realizando un plan dietético personalizado.

La segunda línea de actuación será la farmacológica, cuando las medidas primeras no hayan surtido efecto o no sean suficientes.

Se utilizarán sólo para paliar el síntoma predominante y en un tiempo limitado.

Entre los posibles fármacos a utilizar encontraremos:

  • Inhibidores de los espasmos(espasmolíticos).
  • Estimulantes de la motilidad(procinéticos).
  • Laxantes.
  • Antidiarreicos.
  • Antidepresivos.
  • Ansiolíticos.

Por otra parte, se ha contemplado la posibilidad de otros tipos de tratamiento basados en terapias como: hipnoterapia, acupuntura, psicoterapia.5

 

CONCLUSIÓN

Tras realizar esta revisión bibliográfica, se observa que existe gran cantidad de información acerca de este síndrome, al tratarse de un trastorno frecuente. La mejor manera de prevenirlo, como todo, es mantener una vida sana con una alimentación equilibrada. Si, aun con esto, se llegara a producir lo más importante es que exista una muy buena relación entre médico-paciente. Con ello, se conseguirá el éxito de la curación y del tratamiento, al poder realizar un enfoque holístico en el que se pueda tratar tanto el cuerpo como la mente del individuo. Para esto, también será necesario el compromiso por parte del paciente para asumir su enfermedad y querer ponerle el mejor remedio cuanto antes.1

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Rafael Castañeda-Sepúlveda. Síndrome de intestino irritable.Vol. 12. Núm. 46. páginas 39-46 (Enero 2010 ELSEVIER).
  2. Joanna Guillén Valera. Citado 29 de Julio de 2020, disponible en https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/digestivas/colon-irritable.html.
  3. Luis María Bustos-Fernández,1 Ignacio Hanna-Jairala 16 diciembre, 2019 Revisiones, Vol. 49 N°4 – 2019 (Dic-Mar) Revista ACTA Gastroenterológica Latinoamericana.
  4. Fermín Mearín, Constanza Ciriza, Miguel Mínguez, Enrique Rey, Juan José Mascort, Enrique Peña, Pedro Cañones y Javier Júdez Revista Española de Enfermedades Digestivas versión impresa ISSN 1130-0108 Rev. esp. enferm. dig. vol.108 no.6 Madrid jun. 2016 SCIELO.
  5. Fermín Mearín Tratamiento farmacológico del síndrome del intestino irritable: una necesidad no cubierta Vol. 30. Núm. 3. páginas 130-137 (marzo 2007) ELSEVIER.