Type to search

Sexualidad en mujeres con endometriosis.

22 octubre 2020

AUTORES

  1. Marta Villacampa Alonso. Especialista en Enfermería Obstétrico-Ginecológica y Sexóloga. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

La endometriosis es una enfermedad inflamatoria crónica que se caracteriza por la presencia de tejido endometrial fuera de su cavidad uterina y afecta a diversas estructuras como ovarios, peritoneo, ligamentos útero sacros. Puede o no producir sintomatología. En caso afirmativo produce dismenorrea, dolor pélvico crónico y dispareunia. Existe tratamiento farmacológico que si no es exitoso, el segundo escalón sería la cirugía. Todo ello afecta a la sexualidad de la mujer y a su relación de pareja.

 

PALABRAS CLAVE

Endometriosis, sexualidad.

 

INTRODUCCIÓN

La endometriosis es una enfermedad que se caracteriza por una enfermedad inflamatoria por la presencia de tejido y glándulas endometriales fuera de la cavidad uterina. Las localizaciones más frecuentes son: ovario, fosa ovárica, ligamentos útero sacros, peritoneo, etc. Estos tejidos comienzan su crecimiento hormonodependiente, en concreto estrógenodependiente y hay riesgo de malignización1, 2.

Estos focos se desarrollan en base a las hormonas del ciclo menstrual y, al igual que la mucosa uterina normal, evolucionan de forma cíclica y sangran1.

Se divide en cuatro estadíos en dependencia del tamaño y profundidad del endometrioma, gravedad y localización1.

Se estima que un 2% de la población femenina padece endometriosis y de ese porcentaje un 50-70% presente sintomatología2.

En cuanto a la etiología, se desconoce la fisiopatología, pero hay estudios que relatan que puede deberse a que durante la menstruación normal, los desechos menstruales, incluidas las células endometriales eutópicas viables, los factores de crecimiento y las citoquinas, podrían viajar de manera retrógrada a través de las trompas de Falopio hasta la cavidad pélvica, donde estas células podrían invadir y proliferar en los tejidos circundantes1.

Respecto a la sintomatología, las mujeres refieren dismenorrea; es la principal causa de consulta con el ginecólogo. Por otro lado, también pueden presentar metrorragias fuera de la menstruación. Y otro síntoma muy importante del que se quejan es la dispareunia por presión durante la penetración de estructuras y/o tejidos afectados por la endometriosis 1, 2, 3.

Las complicaciones más frecuentes son: dolor pélvico crónico, dolor durante las relaciones sexuales e infertilidad. Puede afectar a la vida socio-laboral y psicológica de la paciente1, 2.

La prevalencia de esta enfermedad aumenta hasta el 30% en pacientes con infertilidad y hasta el 45% en pacientes con dolor pélvico crónico 2.

El tratamiento se establece con tratamiento médico y/o cirugía. Como primera opción se prescriben anticonceptivos hormonales bien sean combinados o sólo de progesterona, inhibidores de la aromatasa y demás tratamientos farmacológicos. Si por cualquier causa el tratamiento médico falla, se recurre entonces a la cirugía. Ésta trata de extirpar aquellas estructuras con endometriomas preferiblemente vía laparoscópica 1.

Por otra parte, atendiendo a la esfera sexual, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud sexual es la aptitud para disfrutar de la actividad sexual y reproductiva según criterios de ética social y personal 4. La sexualidad hace referencia a la esfera integral del ser humano. Es el conjunto del sexo como seres sexuados que somos, erótica como expresión social y nuestras vivencias sexuales. Incluye el género, las identidades de sexo y género, la orientación del deseo, erotismo y vinculación afectiva. Se expresa en forma de fantasías, pensamientos, creencias, actitudes, valores y roles. Es el resultado de la interacción de factores biológicos, psicológicos, socioeconómicos, culturales, éticos y religiosos 5, 6, 7, 8.

Dos tercios de las mujeres que tienen endometriosis, sufren de dolor pélvico crónico, dismenorrea y dispareunia y, esto afecta a su vida sexual de manera frecuente5, 8, 9.

Este miedo al dolor durante las relaciones sexuales en general y coito en particular, afecta a la autoestima de la mujer lo cual puede dar lugar a culpabilidad de la misma y por supuesto afecta a su esfera sexual y como consiguiente a la relación de pareja 6, 7, 8, 9.

Como la endometriosis se considera una enfermedad crónica que afecta a las mujeres jóvenes durante sus años reproductivos, es absolutamente necesario salvar la brecha artificial entre la salud reproductiva y sexual en pacientes con endometriosis y sus parejas 7, 8, 9.

Muchos estudios aseguran que este dolor pélvico crónico puede alterar el ciclo de respuesta sexual femenina y por ello tener miedo al coito, miedo a las relaciones sexuales, bajo deseo sexual y dificultad para alcanzar el orgasmo 8, 9.

La queja más prevalente es la dispareunia sobre todo en endometriosis profunda infiltrante. Esto se debe a invasión de los ligamentos útero sacros, en saco Douglas en vagina posterior. Estos ligamentos poseen un elevado número de fibras nerviosas así que como resultado por invasión e infiltración de esos endometriomas, hay más tensión y por ello puede desencadenar mayor dolor durante la penetración 8, 9.

El tratamiento tendría que ser llevado por un equipo multidisciplinar y no enfocarse localmente en la dispareunia sino, en la sexualidad en general 8.

En muchas enfermedades en las que se ve afectada la esfera sexual del/a paciente, no se contempla la sexualidad de éste ni se da recursos ni tratamientos para recuperar la funcionalidad. Ahora conforme se va investigando más sí que se tiene en cuenta pero en la endometriosis todavía faltan más estudios y sería interesante validar algún cuestionario que evaluará la sexualidad de estas mujeres para poder conseguir mejores resultados en cuanto a su bienestar 6, 7, 8.

En el presente artículo se realizó llevando a cabo una revisión de artículos científicos encontrados en la literatura científica.

 

CONCLUSIONES

La endometriosis afecta a la sexualidad femenina de manera remarcable. Los síntomas más frecuentes son dismenorrea, dolor pélvico crónico y dispareunia.

La dispareunia es la disfunción sexual más prevalente pero esto a su vez afecta a la esfera sexual de la mujer y a la relación de pareja.

El tratamiento de la endometriosis es en primer lugar tratamiento farmacológico y si la clínica no mejora se recurre a la cirugía.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Mehedintu C, Plotogea MN, Ionescu S, Antonovici M. Endometriosis still a challenge. Journal of Medicine and Life. 2014; 7(3):349-357.
  2. Cozzolino M, Magro-Malosso ER, Tofani L, Goccia ME. Evaluation of sexual function in women with deep infiltrating endometriosis. Sexual and Reproductive Healthcare. 2018; 16: 6-9.
  3. Zarbo C, Brugnera A, Compare A, Secomandi R, Candeloro I, Malandrino C, et al. Negative metacognitive beliefs predict sexual distress over and above pain in women with endometriosis. Archives of Women’s Mental Health. 2019; 22: 575-582.
  4. 22. Blanco Sánchez, R. Imagen corporal femenina y sexualidad en mujeres con cáncer de mama. Index Enferm 2010; 19(1): 24-28.
  5. Franck C, Poulsen MH, Karampas G, Giraldi A, Rudnicki M. Questionnaire-based evaluation of sexual life after laparoscopic surgery for endometriosis: a systematic review of prospective studies. AOGS. 2018; 97(9): 1091-1104.
  6. Cabello F. Manual de Sexología y terapia sexual. 1ª ed. Madrid: Síntesis; 2010.
  7. Pluchino N, Wenger JM, Petignat P, Tal R, Bolmont M, taylor HS, Bianchi-Demicheli F.. Sexual function in endometriosis patients and their partners: effect of the disease and consequences of treatment. Human Reproductive Update. 2016; 22(6): 762-774.
  8. La Rosa VL, De Franciscis P, Barra F, Schiattarella A, Tropea A, Tesarik J, et al. Sexuality in women with endometriosis: a critical narrative review. Minerva Med. 2020; 111(1):79-89.
  9. Barbara G, Facchin F, Buggio L, Somigliana E, Berlanda N, Kustermann A, et al. What Is Known and Unknown About the Association Between Endometriosis and Sexual Functioning: A Systematic Review of the Literature. Reproductive Sciences. 2017; 24(12): 1566-1576.