Type to search

Revisión sistemática sobre la prevención y el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer en ancianos.

28 noviembre 2021

AUTORES

  1. MªAngeles Elizondo Lugo. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  2. Elena López Gregorio. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  3. Jorge Belanche Bartolomé. Enfermero en centro de especialidades Ramón y Cajal. Zaragoza, España.

 

RESUMEN

Introducción: La forma más frecuente de demencia en personas mayores es la enfermedad de Alzheimer, que constituye entre el 50 y el 60% de las demencias. Es progresiva y letal y debido a su malignidad, implica un deterioro en la calidad de vida de las personas mayores, a la vez que representa un elevado coste sanitario para los Servicios de Salud de numerosos países. Por todo ello la comunidad científica le ha dado una especial atención y es de vital importancia la investigación sobre tratamientos preventivos, para así procurar disminuir su prevalencia.

Método: Revisión sistemática consultando la base de datos ScienceDirect (1999-2009).

Resultados: De los 8 artículos que incluimos en nuestra revisión, 5 son revisiones sistemáticas y 3 son ensayos clínicos.

Discusión: El Alzheimer es una enfermedad que coexiste con otras enfermedades cerebrovasculares y en cuyo aumento de la prevalencia actúa de un modo sustancial la presencia de presión arterial alta. Por otro lado, parece que el estilo de vida y tratamientos alternativos con plantas medicinales disminuirían el riesgo de padecer dicha enfermedad, aunque habrá que llevar a cabo más y mejores ensayos.

Conclusiones: Existe una relación directa entre la presencia de hipertensión arterial y otras enfermedades cardio y cerebrovasculares con la aparición de la enfermedad de Alzheimer. Una mayor inversión en el estudio de tratamientos preventivos, parece que hará disminuir su incidencia, reduciendo, también de ese modo, el elevado coste que supone para los Sistemas de Salud y Servicios Sociales de numerosos países.

 

PALABRAS CLAVE

Alzheimer y anciano, Alzheimer y prevención ,Alzheimer y tratamiento.

 

ABSTRACT

Introduction: The most frequent form of dementia in older people is Alzheimer’s disease, which constitutes between 50 and 60% of dementias. It is progressive and lethal and due to its malignancy, it implies a deterioration in the quality of life of the elderly, at the same time that it represents a high health cost for the Health Services of many countries. For all these reasons, the scientific community has given it special attention and research on preventive treatments is of vital importance, in order to try to reduce its prevalence.

Method: Systematic review consulting the ScienceDirect database (1999-2009).

Results: Of the 8 articles that we included in our review, 5 are systematic reviews and 3 are clinical trials.

Discussion: Alzheimer’s is a disease that coexists with other cerebrovascular diseases and in whose increased prevalence the presence of high blood pressure acts in a substantial way. On the other hand, it seems that the lifestyle and alternative treatments with medicinal plants would reduce the risk of suffering from this disease, although more and better trials will have to be carried out.

Conclusions: There is a direct relationship between the presence of arterial hypertension and other cardiovascular and cerebrovascular diseases with the appearance of Alzheimer’s disease. A greater investment in the study of preventive treatments seems to reduce its incidence, reducing, also in this way, the high cost it entails for the Health and Social Services Systems of many countries.

 

KEY WORDS

Alzheimer’s and the elderly, Alzheimer’s and prevention, Alzheimer’s and treatment.

 

INTRODUCCIÓN

El término demencia deriva del latín “demens, dementatus” que significa sin mente. La demencia es definida por la Organización Mundial de la Salud, en la Clasificación Internacional de las enfermedades – Décima Edición (CIE-10, 1992), como “síndrome debido a una enfermedad del cerebro, generalmente de naturaleza crónica o progresiva, en la que hay déficits de múltiples funciones corticales superiores, que repercuten en la actividad diaria del enfermo”.

Entre las funciones corticales superiores que el enfermo va perdiendo figuran la memoria, el entendimiento, el juicio, el habla, el cálculo, el pensamiento, la orientación, etc. No todas se deterioran simultáneamente, sino que es un proceso continuo en el que cada vez se percibe mayor número de funciones afectadas y con mayor deterioro progresivo, siendo generalmente la memoria la primera observación de alteración que percibe el enfermo o sus parientes más próximos. La pérdida única de la memoria sería una amnesia, y el deterioro único de la misma, una dismnesia. En ningún caso, si no existe otra alteración cognoscitiva se puede hablar de demencia 1.

La forma más frecuente de demencia es la enfermedad del Alzheimer, que constituye entre el 50 y el 60% de las demencias en concreto, es progresiva y letal. Afecta principalmente a las personas mayores, especialmente a las mayores de 65 años. Después de esta edad, la prevalencia de la demencia se duplica cada cinco años. Las siguientes demencias más comunes son: la vascular, la producida por cuerpos Lewy y la frontotemporal 2.

 

Existen varios factores de riesgo para esta enfermedad, y si bien la edad avanzada es uno de ellos, mayor importancia la tiene el antecedente de un familiar con manifestación precoz, entre los 30 y 60 años de edad. Por otra parte, el tabaco también incrementa el riesgo. Salvo el tabaco, no se pueden eliminar esos factores de riesgo. También se ha demostrado que la dieta mediterránea, no solamente reduce el riesgo de padecer esta enfermedad, sino que si ésta llega, el paciente vive más tiempo.

Según los investigadores, los aumentos en la prevalencia de demencia a nivel mundial estuvieron impulsados principalmente por los nuevos datos de países de renta baja y media. Las estimaciones para tres regiones son más altas – Europa occidental (7,29% vs. 5,92%), sureste asiático (5,65% vs. 3,40%) y Latinoamérica (8,50% vs. 7,25%); en el este de Asia son menores (4,98% vs. 6,46%) y en Norteamérica son prácticamente idénticas 3.

La demencia afecta a más de 25 millones de personas en todo el mundo, y es una de las principales causas de discapacidad al final de la vida. En España supone un problema debido al envejecimiento de la sociedad, ya que es el quinto país del mundo con mayor proporción de personas mayores, y en el año 2020 las previsiones indican que alrededor del 20% de la población será mayor de 65 años. Ésta tendencia de envejecimiento poblacional facilita que las demencias, en sus diferentes formas de manifestarse, estén cada día más presentes en nuestra sociedad, por lo que es de vital importancia la investigación sobre tratamientos preventivos, para así procurar disminuir su prevalencia 4. Ésta misma razón es la que nos ha llevado a estudiar los factores de riesgo y los tratamientos preventivos en la Enfermedad de Alzheimer, y en demencias en general.

 

MÉTODO

Perfil de búsqueda:

La base de datos que ha sido consultada para la realización de esta revisión sistemática ha sido ScienceDirect (1999-2009).

La búsqueda se realizó el día 10 de Noviembre de 2009.

Las palabras clave utilizadas para la búsqueda en la base de datos mencionada han sido: “Alzheimer and elderly “, “Alzheimer and prevention”y “Alzheimer and treatment”.

Criterios de inclusión y exclusión:

Se incluyeron los estudios que estuvieran disponibles a texto completo, gratis, publicados en inglés, acotando la búsqueda a los 10 últimos años, y pertenecientes únicamente a revistas, descartando libros. Se incluyeron para la revisión del tema aquellos estudios en los que se hablaba de la enfermedad de Alzheimer, su prevención, y su tratamiento en ancianos.

Se excluyeron de la selección inicial aquellos artículos que no estaban relacionados directamente con la prevención de la enfermedad de Alzheimer.

Análisis: revisión sistemática:

En los artículos finalmente incluidos para la revisión sistemática se recogió información sobre distintos elementos: nombre de la revista, año de publicación, país donde se ha realizado el estudio, tamaño de la muestra estudiada, contexto o medio de procedencia de los sujetos estudiados (ensayo clínico, revisión sistemática), calidad del estudio (justificación adecuada de la selección de los sujetos, recogida prospectiva de datos, y principales conclusiones.

 

RESULTADOS

Una vez eliminadas las repeticiones se identificaron 14 estudios con objetivos o hipótesis que hablan sobre la prevención de la enfermedad de Alzheimer, teniendo en cuenta factores de riesgo y tratamientos. Tras su revisión, se excluyeron 6 estudios, por no estar relacionados primariamente con la enfermedad de Alzheimer, estar escritos en un idioma que no es el inglés ni el español, y por hablar de la enfermedad de Alzheimer sin centrarse en sus factores de riesgo y prevención.

Se incluyeron para la revisión sistemática 8 artículos, el más antiguo de 1997 y el más reciente de 2009. De estos artículos, 5 son revisiones sistemáticas y 3 son ensayos clínicos. Uno de los artículos se llevó a cabo en Estados Unidos, otro en Israel, otro en Finlandia, otro en Corea del Sur, otro en Reino Unido y tres en Francia. El tamaño de la muestra sólo está disponible en tres de los artículos, concretamente en los que son ensayos clínicos, ya que las revisiones sistemáticas están realizadas a partir de varios estudios con diferentes muestras de población, de las que lo único que se puede obtener son las características comunes de esas muestras.

 

DISCUSIÓN

De los artículos que incluimos en nuestra revisión sobre el Alzheimer y su relación con otras enfermedades, persiste una idea clara, y es que el Alzheimer es una enfermedad que coexiste con otras enfermedades cerebrovasculares y en cuyo aumento de la prevalencia actúa de un modo sustancial la presencia de presión arterial alta.

Por otro lado, parece que el estilo de vida y tratamientos alternativos con plantas medicinales disminuirían el riesgo de padecer dicha enfermedad, aunque habrá que llevar a cabo más y mejores ensayos.

Se han realizado pocos estudios al respecto, pero con ellos queda patente que la hipertensión aumenta el riesgo de demencia, es decir, existe una relación directa de la demencia con la presencia de hipertensión arterial, incluso hasta 12-14 años antes de realizarse el estudio que lo demuestra. Las enfermedades cardiovasculares también presentan una asociación directa con la presencia de enfermedad de Alzheimer, como así pusieron de manifiesto en otros dos artículos en los que señalan que: “el 80% de los pacientes con Alzheimer tenía alguna enfermedad cardiovascular” y que “entre el 60 y 90% de los pacientes con enfermedad de Alzheimer tienen patología cerebrovascular. En caso de padecer alguna enfermedad cardiovascular, el cerebro puede estar sin riego sanguíneo durante un intervalo de 5 a 10 minutos, produciéndose un deterioro neuronal, dando así lugar a una demencia mixta.

En los ensayos clínicos revisados, aparecen resultados positivos, con relación al tratamiento, pero son estudios realizados con personas que no presentan ni demencia, ni enfermedad neurológica, ni depresión.

 

En ausencia de tratamiento curativo de esta enfermedad, llevar un estilo de vida saludable (con dieta equilibrada, estimulación y ejercicio físico regular entre otras medidas) actúa como medida preventiva para la aparición de Alzheimer.

El estudio de un nuevo potenciador de la memoria como es el BT-11 (raíces de Polygala Tenuifolia) también presenta un efecto beneficioso sobre la función cognitiva que disminuiría el riesgo de padecer demencias como la enfermedad de Alzheimer en personas sanas.

El extracto de Ginkgo biloba parece ser retrasa el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer debido a su efecto antioxidante y a su efecto cardioprotector (cardioprotector). Es decir, al estar esta enfermedad relacionada con las enfermedades cardiovasculares dicho efecto, incrementará también el nivel protector de padecer la enfermedad, aunque no hay una significación estadística significativa en los estudios.

 

CONCLUSIÓN

Tanto de las revisiones como de los ensayos clínicos se extraen conclusiones parciales debido a que esta enfermedad ya presenta un sesgo muy importante y es que sólo se diagnostica con certeza a través de pruebas anatomopatológicas del encéfalo en las autopsias.

Aún con las limitaciones que presentó nuestro estudio, podemos señalar que existe una relación directa entre la presencia de hipertensión arterial y otras enfermedades cardio y cerebrovasculares con la aparición de la enfermedad de Alzheimer y al menos intuir, que el uso de ciertas sustancias naturales y de estilos de vida saludables serán elementos a tener en cuenta para la prevención de esta enfermedad, aunque para asegurarlo habrá que realizar ensayos clínicos más precisos que de ser ciertos nos conducirán a un ahorro en el sistema sanitario.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. http://www.fundacionalzheimeresp.org
  2. http://afasalarousa.blogspot.com/feeds/posts/default
  3. http://www.consejos-e.com/Documentos/Demencia-senil-prevenir-el-Alzheimer_1684.html
  4. http://www.pfizer.es/para/profesionales_sanitarios/noticia/nuevas_perspectivas_tratamiento_demencias.html
  5. Gillette-Guyonnet S, Andrieu S, Dantoine T, Dartigues JF, Touchon J, Vellas B and MAPT Study Group Commentary on “ A roadmap for the prevention of dementia II.Leon Thal Symposium 2008”. The multidomain Alzheimer Preventive Trial ( MAPT): A new approach to the prevention of Alzheimer’s disease. Alzheimer’s and Dementia, Volume 5, Issue 2, March 2009, Pages 114-121.
  6. DeKosky ST, Fitzpatrick A,. Ives DG, Saxton J, Williamson J et al. The Ginkgo Evaluation of Memory (GEM) study: Design and baseline data of randomized trial of Ginkgo biloba extract in prevention of dementia. Contemporary Clinical Trials, Volume 27, Issue 3, June 2006, Pages 238-253.
  7. Kalaria RN. The role of cerebral ischemia in Alzheimer’s disease. Neurobiology of Aging, Volume 21, Issue 2, March-April 2000, Pages 321-330.
  8. Duron E, Hanon O. Hypertension cognitive decline and dementia. Archives of Cardiovascular Diseases, Volume 101, Issue 3, March 2008, Pages 181-189.
  9. Shin KY, Lee JY, Won BY, Jung HY,.Chang KA, Koppula S, Suh YH. BT -11 is effective for enhancing cognitive functions in the elderly humans. Neuroscience Letters, Volume 465, Issue 2, 13 November 2009, Pages 157-159.
  10. Koistinaho M, Koistinaho J. Interactions between Alzheimer’s disease and cerebral ischemia – focus on inflammation. Brain Research Reviews, Volume 48, Issue 2, April 2005, Pages 240-250.
  11. Korczyn AD. The under diagnosis otf the vascular contribution to dementia. Journal of the Neurological Sciences, Volumes 229-230, 15 March 2005, Pages 3-6.
  12. Skoog I. The relationship between blood pressure and dementia: a review. Biomedicine & Pharmacotherapy, Volume 51, Issue 9, 1997, Pages 367-375.

 

ANEXOS EN PDF