Type to search

Revisión sistemática: la inteligencia emocional como herramienta de trabajo de la matrona.

1 noviembre 2020

AUTORES

  1. Alejandra-Inés Franco Villalba. Matrona, Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  2. María Rodríguez Sánchez. Matrona, Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  3. Marta Doñate Cuartero. Matrona, Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  4. Alba García Castillo. Matrona, Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  5. Sandra Peña de Buen. Matrona, Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  6. María del Carmen Llorente González. Matrona, Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza.

 

RESUMEN

La enfermera especialista en obstetricia y ginecología (matrona) es una profesional que trabaja con personas, lo que le lleva a tratar emociones y sentimientos que no siempre son fáciles de manejar e identificar, tanto en el paciente como en el propio facultativo. El día a día de un profesional de obstetricia con una carga tan alta psíquica puede llegar a ocasionar problemas en su vida y en su trabajo. Para que un centro sanitario avance en la buena dirección, es necesario que sus trabajadores adquieran competencias psicosociales que le ayuden a enfrentarse a las situaciones adversas.

 

PALABRAS CLAVE

Inteligencia Emocional, educación, enfermería, matrona, bienestar.

 

INTRODUCCIÓN

Existen diversos estudios que demuestran la relación entre la Inteligencia Emocional (IE) y la satisfacción laboral1. Las personas que han desarrollado las competencias de la IE -autocontrol, conocimiento de las propias emociones, automotivación, empatía y habilidades de relación interpersonal2– tienen la capacidad de incrementar su productividad en el trabajo y de afrontar mejor las adversidades que se puedan presentar, sabiendo adaptarse de este modo al ambiente y sabiendo asimismo tomar las decisiones adecuadas.

En el trabajo de la matrona, el desarrollo de la IE, de la autoconfianza, la empatía y el afrontamiento adecuado de los problemas actúa como preventivo del síndrome de Burnout1. Por otro lado, la IE actúa como mediador entre la salud mental del profesional y el estrés3, lo que será decisivo en la calidad de los cuidados que ejerza el sanitario en las pacientes a su cargo.

Fue en los años 90 cuando se acuñó por primera vez el término de Inteligencia Emocional y empezó a estudiarse la importancia de aprender a desarrollar sus competencias y a implicar a la psicología de la personalidad, lo que ha generado abundante bibliografía al respecto4.

La Inteligencia Emocional es citada por primera vez en un artículo por Salovery y Meyer en 1990, definiéndose como la capacidad para supervisar los sentimientos y las emociones de uno mismo y de los demás, de discriminar entre ellos y de usar esta información para la orientación de la acción y los pensamientos propios5. La Inteligencia Emocional supone también la capacidad de sentir, entender, controlar y modificar estados de ánimo en uno mismo y en los demás. Es una forma de interactuar con el mundo, englobando habilidades como el control de impulsos, el entusiasmo, la perseverancia o la empatía6,7.

Se ha demostrado que los profesionales de enfermería obstétrico ginecológica con más recursos disponibles en el trabajo (apoyo social, feedback o variedad de tareas) presentan un mayor nivel de IE5 y, consecuentemente, son mejores profesionales y personas, prestando así mejores cuidados a sus pacientes.

Los estudios que se han llevado a cabo desde que se comenzó a investigar el papel de la IE y las emociones, como los que tratan la relación interactiva adaptativa de las emociones y el rendimiento, éxito laboral y evitación del síndrome de Burnout1; demuestran que los profesionales inteligentes emocionalmente saben cómo reaccionar ante reacciones adversas y ejercen mejor su rol de matronas8.

El entrenamiento en IE ayuda a que este colectivo sanitario adquiera mayores niveles de afrontamiento, autoconfianza, empatía, rendimiento y productividad, lo que conlleva mayores niveles de bienestar y satisfacción en las relaciones humanas y una mejor calidad en los cuidados para las pacientes que están a su cargo. Según Rodríguez Martín y Rodríguez Ledo en su libro Psicología, pensamiento y salud. Inteligencia emocional, la IE es una competencia que se puede aprender y mejorar2. Lo que nos permite hacer un uso inteligente de las emociones, no para reprimirlas, sino para utilizarlas inteligentemente en nuestras relaciones con los demás. Además, la IE no solo sirve para trabajar más eficazmente, sino también para hacernos más felices6,9.

Al tratarse de un tópico de reciente estudio, en los últimos años se está investigando la relación que existe entre la IE percibida y el estrés laboral en profesionales de enfermería, y la manera en que puede ayudar a este colectivo a la hora de ser utilizada como herramienta de trabajo.

 

OBJETIVO

Determinar el efecto beneficioso de formar en Inteligencia Emocional (autoconocimiento emocional, autocontrol, automotivación, empatía y habilidades de relación interpersonal) a profesionales de enfermería obstétrico ginecológica.

 

METODOLOGÍA

Para llevar a cabo la realización de la búsqueda bibliográfica se realizó una revisión de estudios relacionados con el tema en las bases de datos de Pubmed, Scielo y Cochrane, además de la lectura de libros relacionados con la Inteligencia Emocional (Rodríguez Martín y Goleman). Tras la lectura pormenorizada de los artículos encontrados, se seleccionaron los artículos de mayor impacto y que mejor tratan la importancia de la Inteligencia Emocional.

 

RESULTADOS

En los últimos años ha crecido la importancia de la formación y aplicación de la Inteligencia Emocional en el ámbito hospitalario, así como de la literatura científica y el interés por su estudio. Esto queda reflejado igualmente en los estudios referentes a la enfermería obstétrico ginecológica, demostrando la importancia de su aplicación.

 

DISCUSIÓN-CONCLUSIÓN

La matrona se ve sometida a innumerables situaciones de estrés en la práctica de su trabajo, lo que puede resultar perjudicial a nivel personal y profesional. La Inteligencia Emocional es reconocida además como un atributo indispensable en una matrona eficaz y resolutiva. Por lo que tener un buen dominio en IE supone un mecanismo preventivo contra ciertas situaciones de estrés profesional y, sobre todo, un mejor aporte de cuidados a las pacientes. Las matronas que aprenden a identificar las alteraciones emocionales que provocan las situaciones de urgencia, que aprenden a utilizar técnicas preventivas para su manejo y están correctamente formadas en técnicas y habilidades de Inteligencia Emocional serán más capaces de promover cambios emocionales y conductuales que mejoren el servicio de la atención a las pacientes, de fortalecer la capacidad de resolución ante situaciones complicadas y podrán desarrollar relaciones efectivas con sus pacientes y con el resto del equipo sanitario.

Todas estas razones nos llevan a considerar indispensable educar y proveer de herramientas y modelos de aprendizaje en Inteligencia Emocional a las matronas, y al tratarse de una temática de reciente estudio, continuar con diferentes líneas de investigación sobre su práctica en las unidades de maternidad.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Perea Baena JM, Sánchez Gil LM y Fernández Berrocal P. Inteligencia emocional percibida y satisfacción laboral en enfermeras de salud mental de un hospital de Málaga: Resultados preliminares. Revista de enfermería y salud mental. 2008;4(7).
  2. Rodríguez Martín C y Rodríguez Ledo D. Psicología, pensamiento y salud. Inteligencia emocional. Mira, pp.107-11.
  3. Sharif F, Rezaie S, Keshavarzi S, Mansoori P, Ghadakpoor S (2013) Teaching Emotional Intelligence to Intensive Care Unit Nurses and their General Health: A Randomized Clinical Trial. THEIJOEM, 4 (3), pp.141-8.
  4. Leal A (2011) La inteligencia emocional. Disponible en http://www.csi-csif.es/andalucia/modules/mod_ense/revista/pdf/Numero_39/ALFONSO_LEAL_2.pdf [Último acceso el 13 de mayo de 2014]
  5. Karimi L, Leggar SG, Donohue L, Farrel G y Couper GE. (2013). Emotional rescue: the role of emotional intelligence and emotional labour on well-being and job-stress among community nurses. JOURNAL OF ADVANCED NURSING.
  6. Goleman D (1996) Un tipo de inteligencia diferente. Inteligencia emocional. Barcelona: Kairos, pp.79-89.
  7. Liébana Presa C, Fernández Martínez M.ª E, Bermejo Higuera J. C, Carabias Maza M.ª R, Rodríguez Borrego M.ª A y Villacieros Durbán M. (2012). Inteligencia emocional y vínculo laboral en trabajadores del Centro San Camilo. GEROKOMOS, 23 (2), pp.63-68.
  8. Carmona-Navarro MC. y Pichardo-Martínez MC. (2012). Actitudes del profesional de enfermería hacia el comportamiento suicida: influencia de la inteligencia emocional. REVISTA LATINO-AMERICANA DE ENFERMAGEM, 20(6).
  9. Goleman D (1996) La inteligencia emocional y el destino. Inteligencia emocional. Barcelona: Kairos, pp.75-78.