Type to search

Revisión bibliográfica sobre Chlamydia.

Categoría: ,
30 octubre 2021

AUTORES

  1. Ana Lía Rodríguez Soto. Técnico Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico, Hospital Universitario Lozano Blesa, Zaragoza.
  2. Marta Lafuente Gines. Técnico Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico, Hospital Universitario San Jorge, Huesca.
  3. Nuria Pérez Lafuente. Técnico Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico. Hospital Royo Villanova. Zaragoza.
  4. Susana Domínguez Berdejo. Técnico Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico, Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Marta Navarro Egea. Técnico Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico. Hospital Nuestra Señora de Gracia, Zaragoza.
  6. Rosana Valero Rando. Técnico Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico. Hospital Nuestra Señora de Gracia, Zaragoza.

 

RESUMEN

El género Chlamydia contiene 12 especies; 3 de ellas causan enfermedad en los seres humanos:

  • Chlamydia trachomatis.
  • Chlamydia pneumoniae.
  • Chlamydia psittaci1.

 

PALABRAS CLAVE

Chlamydia, enfermedad, humanos.

 

ABSTRACT

The genus Chlamydia contains 12 species; 3 of them cause disease in humans:

  • Chlamydia trachomatis.
  • Chlamydia pneumoniae.
  • Chlamydia psittaci.

 

KEYWORDS

Chlamydia, disease, humans.

 

INTRODUCCIÓN

Todas las especies de Chlamydia pueden causar infección persistente, que a menudo es subclínica.

 

C. trachomatis.

C. trachomatis tiene 18 serovariedades inmunológicas definidas:

  • A, B, Ba y C causan la enfermedad ocular tracoma.
  • De la D a la K causan enfermedades de transmisión sexual localizadas en las superficies mucosas.
  • L1, L2 y L3 producen enfermedades de transmisión sexual capaces de causar una enfermedad ganglionar invasora (linfogranuloma venéreo).

En los Estados Unidos, C. trachomatis es la causa bacteriana más común de enfermedades de transmisión sexual, incluyendo:

  • Uretritis no gonocócica y epididimitis en los hombres.
  • Cervicitis , uretritis y enfermedad inflamatoria pélvica en mujeres.
  • Proctitis , linfogranuloma venéreo , y artritis reactiva (síndrome de Reiter) en ambos sexos.

La transmisión materna de C. trachomatis causa conjuntivitis neonatal y neumonía neonatal . La detección prenatal universal y el tratamiento de las mujeres embarazadas han reducido en gran medida la incidencia de la infección por C. trachomatis en lactantes en los Estados Unidos.

El microorganismo puede aislarse del recto y las fauces en adultos (por lo general en los hombres que tienen sexo con hombres). La infección rectal con cepas L2 puede causar proctocolitis grave que puede asemejarse a una enfermedad intestinal inflamatoria aguda en hombres HIV positivos que tienen relaciones homosexuales.

 

C. pneumoniae:

C. pneumoniae puede provocar una neumonía (en especial en los niños y los adultos jóvenes), cuyo cuadro clínico puede diferenciarse de la neumonía causada por Mycoplasma pneumoniae. En algunos pacientes con C. pneumoniae puede producir ronquera, odinofagia y tos antes de la neumonía, que pueden ser persistentes y complicarse con broncoespasmo.

El 6 a 19% de los casos de neumonía adquirida en la comunidad se deben a C. pneumoniae; los brotes de neumonía por C. pneumoniae representan un riesgo particular para personas en poblaciones cerradas (p. ej., hogares de ancianos, escuelas, instalaciones militares, prisiones). No se identificaron variaciones estacionales.

C. pneumoniae también ha sido implicada como un disparador infeccioso de la enfermedad reactiva de las vías respiratorias.

 

C. psittaci:

C. psittaci causa psitacosis. Las cepas que ocasionan enfermedades en los seres humanos suelen adquirirse de aves psitácidas (p. ej., loros), y producen una enfermedad generalizada caracterizada por neumonitis. Se han producido brotes entre trabajadores que manipulan pavos y patos en las plantas de procesamiento de aves de corral1.

 

OBJETIVO

Dar a conocer esta bacteria y cuáles son las que afectan al ser humano.

 

MATERIAL Y MÉTODO

Esta revisión bibliográfica se ha llevado a cabo recabando aquella información que se ha considerado relevante en distintas bases de datos como son Scielo, Elsevier y Medigraphic. Como buscadores de bibliografía se ha utilizado Google Académico y Pubmed lo que ha ofrecido la posibilidad de consultar contenidos de MEDLINE, así como una amplia gama de revistas científicas relacionadas con investigaciones biomédicas.

 

RESULTADOS

Las clamidias son un grupo especial de bacterias. Poseen ADN y ARN, ribosomas similares a los de las bacterias Gram negativas y pared celular, pero tienen un ciclo vital peculiar, que transcurre en buena parte en el interior de las células.

Su forma contagiosa, denominada cuerpo elemental, está adaptada a la vida extracelular. Una vez alcanza a un huésped adecuado se adhiere a la superficie de determinados tejidos, generalmente epitelios columnares o transicionales, y penetra en las células de los mismos por medio de un fagosoma. Cuando lleva unas cuantas horas en el interior de las células se transforma en el denominado cuerpo reticulado, que está adaptado a la vida intracelular. En dicho lugar experimenta repetidas divisiones binarias hasta ocupar la mayor parte de la célula y adoptar el conjunto de microorganismos una morfología peculiar conocida con el nombre de inclusión, la cual es resistente a la acción de los lisosomas. Varias horas más tarde los cuerpos reticulados, todavía en el interior de las inclusiones, se transforman en cuerpos elementales. Finalmente, las inclusiones se rompen y liberan al exterior de la célula nuevos cuerpos elementales, que pueden contagiar a otras células y a otros huéspedes, e inician de ese modo un nuevo ciclo vital.

C. trachomatis es patógena sólo para el hombre2. La detección en el laboratorio de las principales especies de Chlamydia relacionadas con patología en humanos: Hasta finales del siglo xx, el cultivo celular de Chlamydia ha sido el estándar de referencia frente al cual se han comparado todas las demás pruebas. Pero debido principalmente a la aparición de nuevos métodos diagnósticos más fáciles de implementar, rápidos y sensibles, el cultivo celular ha quedado relegado a laboratorios de referencia, con utilidad en estudios epidemiológicos y/o forenses. Progresivamente las técnicas de amplificación de ácidos nucleicos se están convirtiendo en las herramientas de diagnóstico más habituales en los laboratorios de diagnóstico, al superar los inconvenientes del escaso rendimiento en el cultivo, o de las reacciones cruzadas observadas en técnicas de microinmunofluorescencia3.

 

CONCLUSIÓN

En la actualidad se disponen de diferentes procedimientos diagnósticos que son sencillos y fiables, también existen tratamientos consistentes en la administración de una sola dosis de antibiótico que son de gran utilidad para llevar a cabo programas para el control de estas infecciones.

El diagnóstico y el tratamiento precoz es la mejor forma de evitar su transmisión.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Manual MSD. Chlamydia. https://www.msdmanuals.com/es-es/professional/enfermedades-infecciosas/clamidia-y-micoplasmas/chlamydia
  2. Roca B. Infecciones por clamidias. An. Med. Interna (Madrid) [Internet]. 2007 Jun [citado 2021 Sep. 30]; 24(6): 292-299. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-71992007000600009&lng=es.
  3. ELSEVIER. Enfermedades infecciosas y Microbiología Clínica. Diagnóstico microbiológico de las infecciones por Chlamydia spp. y especies relacionadas. Vol. 32. Núm. 6. páginas 380-385 (junio – Julio 2014) https://www.elsevier.es/es-revista-enfermedades-infecciosas-microbiologia-clinica-28-articulo-diagnostico-microbiologico-las-infecciones-por-S0213005X13000244