Type to search

Relación entre el coronavirus, embarazo y neonato.

30 octubre 2020

AUTOR

  1. Marta Villacampa Alonso. Especialista en Matrona (Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza).

 

RESUMEN

El virus COVID-19 nunca antes conocido en humanos ha originado una pandemia proclamada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) cuyo origen fue en China. En el caso de las gestantes se desconoce la afectación que puede tener tanto en la madre como en el feto o posteriormente en el neonato a través de la lactancia materna.

 

PALABRAS CLAVE

Coronavirus, embarazo, neonato, lactancia materna.

 

INTRODUCCIÓN

El 31 de diciembre de 2019, la Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China), informó sobre un grupo de 27 casos de neumonía y etiología desconocida incluyendo siete casos graves. Primero, su clínica empezó con tos seca, fiebre, disnea y hallazgos radiológicos infiltrados pulmonares bilaterales el 8 de diciembre de 2019. El 7 de enero de 2020 se confirmó como agente causal de esta epidemia, el SARS-CoV-2 que por consenso internacional se ha denominado COVID-19 1, 2.

Este virus es un ARN betacoronavirus que infecta las células epiteliales respiratorias del huésped a través de la enzima convertidora de la angiotensina II (ECA2). Aunque la expresión de la ECA2 es predominantemente en las células alveolares de tipo II del pulmón, el receptor también está presente en varios sitios extrapulmonares a lo largo del tracto aerodigestivo, incluida la mucosa de la cavidad oral 3.

Hasta diciembre de 2019 sólo se conocían 6 coronavirus patógenos para el hombre: 2 alfacoronavirus y 4 betacoronavirus. De estos últimos sólo el MERS-CoV (síndrome respiratorio de oriente medio) y SARS-CoV (síndrome agudo respiratorio grave) eran los únicos en provocar patología en el humano 4.

El COVID-19 es causado por una nueva cepa de coronavirus (SARS-CoV-2) descubierta en 2019 y nunca conocida en humanos. El cuadro clínico general que presenta compatible con este virus es: tos, fiebre y dificultad para respirar. El 11 de marzo de 2020, la OMS (Organización Mundial de la Salud) que estábamos frente a una pandemia provocada por este virus 5.

Entre los cambios fisiológicos del embarazo encontramos entre otros mayor susceptibilidad a infecciones virales y menor tolerancia a la hipoxia. Las mujeres embarazadas con diferentes enfermedades respiratorias tienen mayor riesgo de complicaciones para el binomio materno-fetal en comparación con mujeres no grávidas 3, 6, 7.

El cuadro clínico causado comprende desde síntomas como un cuadro similar de resfriado común hasta insuficiencia respiratoria grave e incluso muerte. Los síntomas más frecuentes son tos, fiebre y disnea. Menos frecuentes anosmia y ageusia, cefalea y diarrea 2, 8.

Desde el inicio de la pandemia, se han publicado muchos artículos acerca del COVID-19 y la mujer gestante, transmisión vertical y afectación postnatal pero todavía hay mucha controversia entre ellos por falta de más investigación 4.

Tenemos como antecedentes otras infecciones por coronavirus que previamente se han mencionado como el MERS y SARS aunque no hay muchos estudios elaborados sobre ellos. De las doce gestantes infectadas con SARS-CoV en la pandemia de 2002-2003, tres madres fallecieron, cuatro tuvieron aborto espontáneo en el primer trimestre, dos bebés tuvieron crecimiento intrauterino retardado y otros cuatro nacieron pretérmino 6, 9. Sin embargo, de las once mujeres infectadas por MERS-CoV, tres madres y 3 neonatos fallecieron 9.

Por este motivo, al tener estos datos por infecciones de otros tipos de coronavirus, al principio de la pandemia, todo hijo de madre COVID-19 positiva, se le separaba de la madre y se le daba lactancia artificial por miedo de contagio mediante transmisión vertical 2.

Con los datos que se han ido obteniendo desde que empezó dicha pandemia de COVID-19, no parece que haya más riesgo de enfermedad grave respiratoria en mujeres gestantes que en el resto de la población ni tampoco se han encontrado casos de transmisión al feto 1, 4.

No existe evidencia científica de una mayor susceptibilidad a la infección por SARSCoV-2 en embarazadas que en mujeres que no lo están. En los recién nacidos la afectación es escasa. Entre las complicaciones, aparte de la infección por coronavirus, también afecta la prematuridad y el bajo peso 4, 10.

En un estudio realizado en el que se valoraron 28 casos, para demostrar la transmisión vertical, se tenía que detectar el virus por PCR en sangre de cordón umbilical, sangre neonatal recolectada dentro de las primeras 12 horas después del nacimiento o líquido amniótico recolectado antes de la rotura de membranas; pero en ningún caso se lograron estos criterios 8.

Al principio de la pandemia se separaba al bebé de su madre infectada por COVID-19; después las Asociaciones, guías, OMS y UNICEF han recomendado evitar la separación maternofilial, promover el contacto precoz piel con piel y dar lactancia materna siempre con mascarilla por parte de la madre. En el caso en que el bebé tuviera que ser separado de su madre por su situación de salud o que necesitará unos cuidados más especiales, se le ofrecía a la madre dar pecho extrayéndose ella misma la leche 5, 11, 12.

En cuanto a la evidencia de los cuidados enfermeros es escasa. Están orientados a reducir la transmisión del virus. Lo que sí está claro que el uso de mascarillas quirúrgicas y N95 (FFP2) reducen hasta un 90% de los contagios 13.

Otras pautas tanto para profesionales como para pacientes a seguir son: uso obligatorio de mascarilla quirúrgica o N95, distancia mínima de 1.5 metros entre personas, lavado y buena higiene de manos 6, 13.

 

OBJETIVO

Este artículo tiene como objeto hacer una revisión de las últimas actualizaciones, recomendaciones y cuidados a las gestantes con Covid-19 y la transmisión vertical y horizontal del mismo.

 

METODOLOGÍA

Se realizó una revisión sistemática de los artículos científicos encontrados a través de la base de datos de PubMed y guías elaboradas por distintas asociaciones científicas más actualizados.

 

DISCUSIÓN-CONCLUSIONES

La higiene de manos es fundamental para el personal sanitario así como mantener distancia de seguridad y llevar siempre mascarilla quirúrgica como mecanismos para prevenir y controlar la infección.; medidas preventivas que también se recomiendan a la población en general 3, 6, 11, 12, 13.

En cuanto a los efectos del COVID-19 en la gestante, se han obtenido datos de que nos indican que el SARS-CoV-2 no se comporta del mismo modo que sus parientes (MERS y SARS-CoV) 11.

Respecto a la gravedad del cuadro clínico se comporta del mismo modo en gestantes que en mujeres no embarazadas 5, 7, 11.

La base de datos española Red Covid-19 SEGO muestra una tasa de prematuridad del 10.5%, por debajo de las 34 semanas de gestación, lo que podría plantear la relación entre el cuadro agudo infeccioso o inflamatorio y el parto prematuro, ya que pueden compartir vías fisiopatológicas comunes 11.

En un estudio realizado en España, para conocer la presencia del virus en flujo vaginal y líquido amniótico en cuatro gestantes de raza caucásica en el segundo trimestre de embarazo con clínica leve de COVID-19, no hubo evidencia del paso del virus al líquido amniótico 1.

La transmisión vertical intrauterina SARS-CoV-2 ha sido definida como la determinación en el recién nacido de una prueba positiva de SARS-CoV-2 en placenta, líquido amniótico, sangre del cordón umbilical o hisopos nasofaríngeos y/o orofaríngeos del recién nacido a través de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR) realizada inmediatamente después del nacimiento y no hay evidencia firme 11.

La transmisión al neonato puede ser vertical u horizontal en gestantes que adquieren la infección en el tercer trimestre de embarazo. Por tanto todavía no se puede confirmar que haya o no transmisión vertical intrauterina 6, 11.

El riesgo horizontal (por gotas o contacto), es igual que en el resto de la población 6, 11.

La OMS recomienda la lactancia exclusiva los primeros 6 meses de vida incluso en el caso de que la madre presente la infección por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 11. No obstante hay que seguir investigando la transmisión vertical postnatal puesto que se carece de estudios insuficientes pero de momento los beneficios de la lactancia materna superan los riesgos 5, 10, 11, 12.

No se recomienda la separación del neonato de su madre positiva para COVID-19 a no ser que requiera de unos cuidados o del ingreso en la unidad de neonatos 5, 10, 11, 12. Sin embargo la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) recomendaba al principio de la pandemia separación madre-hijo postparto si la madre era caso sospechoso y/o confirmado para COVID-19 probablemente por carencia de suficiente evidencia aún al estar al principio de toda la situación 2.

La Sociedad Española de Neonatología y la Sociedad Francesa de Pediatría afirman que, aun no existiendo datos suficientes para hacer una recomendación en firme sobre el amamantamiento en el caso de mujeres con SARS-CoV-2, es importante insistir en que la lactancia materna otorga muchos beneficios, además del potencial paso de anticuerpos madre-hijo frente al SARS-CoV-2. Por ello, y ante la evidencia actual, se recomienda dar lactancia siempre con las medidas de protección (uso de mascarilla y buena higiene de manos) 10, 12.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Hijona Elósegui JJ, Carballo García AL, Fernández Risquez AC, Bermúdez Quintana M, Expósito Montes JF. ¿Existe transmisión fetal del SARS-CoV-2 durante la gestación? Revista clínica española. 2020; S0014-2565(20)30156-9. doi:10.1016/j.rce.2020.06.001
  2. Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. Recomendaciones para la prevención de la infección y el control de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) en la paciente obstétrica. [Online]. [Citado el 14 de octubre de 2020]. Disponible en: http://www.rhaprofesional.com/wp-content/uploads/2020/03/SEGO_Espa%C3%B1a.pdf
  3. Dashraath P, Wong JLJ, Lim MXK, Lim LM, Li S, Biswas A, Choolani M, Mattar C, Su LL. Coronavirus disease 2019 (COVID-19) pandemic and pregnancy. Am J Obstet Gynecol. 2020; 222(6): 521-531.
  4. Cabero-Pérez MJ, Gómez-Acebo I, Dierssen-Sotos T, Llorca J. Infección por SARS en el embarazo y posibilidad de transmisión al neonato: una revisión sistemática. Semergen 2020; 46 (s1): 47-54
  5. Royal College of Obstetricians and gynaecologists. Coronavirus (COVID-19) Infection in pregnancy. London. 14 oct 2020 [Online]. [Citado el 16 de octubre de 2020]. Disponible en: https://www.rcog.org.uk/globalassets/documents/guidelines/2020-10-14-coronavirus-covid-19-infection-in-pregnancy-v12.pdf
  6. Guasch E, Brogly N, Manrique S. Recomendaciones prácticas en la paciente obstétrica con infección por COVID-19. Revista Española de Anestesiología y Reanimación. 2020; 67(8): 438-445
  7. Caparrós-González RA. Consecuencias maternas y neonatales de la infección por coronavirus covid-19 durante el embarazo: una scoping review. Revista Española de Salud Pública. 2020; 94(1): e1-e9.
  8. Valdés-Bango M, Meler E, Cobo T, et al. Guía de actuación para el manejo de la infección por COVID-19 durante el embarazo. Clin Invest Ginecol Obstet. 2020; 47(3):118-127.
  9. Walker KF, O’Donoghue K, Grace N, Dorling J, Comeau JL, Li W, Thornton JG. Maternal transmission of SARS-COV-2 to the neonate, and possible routes for such transmission: a systematic review and critical analysis. BJOG. 2020 Oct; 127(11):1324-1336.
  10. Fernández-Carrasco FJ, Vázquez-Lara JM, González-Mey U, Gómez-Salgado J, Parrón-Carreño T, et al. Infección por coronavirus covid-19 y lactancia materna: una revisión exploratoria. Revista Española de Salud Pública. 2020; 94(1): e1-e9.
  11. Ministerio de Sanidad. Informe técnico. Manejo de la mujer embarazada y el recién nacido con COVID-19. Madrid. [Online]. [Citado el 14 de octubre de 2020]. Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov/documentos/Documento_manejo_embarazo_recien_nacido.pdf
  12. Sociedad Española de Neonatología. Recomendaciones para el manejo del recién nacido en relación con la infección por SARS-CoV-2. [Online]. [Citado el 14 de octubre de 2020]. Disponible en: file:///G:/Artículos/covid%20y%20embarazo/recomendaciones_seneo_sars-cov-2_version_6.2_27052020_.pdf
  13. Brito-Brito PR, Martínez-Alberto CE, Cuéllar-Pompa L. Cuidados enfermeros orientados a mitigar la transmisión del coronavirus en caso de positivos: una revisión narrativa. Enfermería clínica. 2020; 10.1016/j.enfcli.2020.05.008. doi:10.1016/j.enfcli.2020.05.008