Type to search

Recomendaciones de cuidados de la piel en ancianos.

Categoría: ,
2 enero 2022

AUTORES

  1. Carlos Fernández Lozano. Enfermero en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  2. Paula Cristina García Buen. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  3. María Hernández Requejo. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  4. Ancuta María Constantin. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  5. Cristina Calzado Sanz. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  6. Josué Martín Fuertes. Enfermero en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.

 

RESUMEN

La piel, durante el proceso de envejecimiento, va experimentando cambios estructurales por lo que se vuelve más fina y delicada. Con una serie de cuidados podemos ayudar a mantener un estado saludable de la piel.

 

PALABRAS CLAVE

Cuidados, piel, recomendaciones, ancianos.

 

ABSTRACT

The skin, during the aging process, undergoes structural changes so it becomes finer and more delicate. With a series of cares we can help maintain a healthy state of the skin.

 

KEY WORDS

Care, skin, recommendations, elderly.

 

INTRODUCCIÓN

La piel es la capa externa del cuerpo humano, tanto que es el órgano más extenso con una superficie aproximada de 1,6 metros cuadrados. Además, tiene un peso cercano a 4 kilos (lo que supone en torno al 6% del peso corporal).

Las principales funciones de la piel son:

  • Protegernos de los factores externos como, por ejemplo: los patógenos, la radiación ultravioleta, agentes químicos…
  • Regulación de la temperatura corporal.
  • Síntesis de la vitamina D.
  • Receptora de estímulos (por contacto, presión, dolor) y su posterior transmisión de información sensorial.
  • Excreción de agua y sales minerales por medio del sudor.
  • Secreción de grasa a través de las glándulas sebáceas1.

El envejecimiento es un proceso biológico que produce cambios en la estructura de la piel que alteran sus funciones. Por eso vamos a detallar una serie de recomendaciones para cuidar y mantener la piel lo mejor posible:

 

Hidratación de la piel:

A través de la dieta se puede ayudar a tener bien hidratada la piel mediante la toma de 2,5 litros de agua al día y unas 5-7 piezas de frutas al día. Además, las frutas aportan antioxidantes naturales que ayudan a conservar las funciones de la piel. Este objetivo es de difícil cumplimiento cuando hablamos de ancianos.

Otro aspecto importante es realizar una buena higiene con el uso de agua tibia y jabones con ph 5,5. El secado de la piel debe realizarse a ligeros toques con la toalla. Acto seguido y aprovechando que la piel aún está húmeda se aplicará crema hidratante. Se recomienda que contengan sustancias hidratantes como urea, ácido láctico, ácido hialurónico, ceramidas, alantoína…También pueden usarse aceites naturales como por ejemplo el de almendra, que no solo hidrata, sino que también protege la piel.1,2,3.

 

Protección solar:

Aunque se recomienda el sol para la síntesis de la vitamina D, debe tenerse en cuenta que también reseca la piel. Además, los efectos nocivos de la radiación solar son acumulativos y a mayor edad, mayor posibilidad de desarrollar un melanoma o cáncer de piel. Para aprovechar el beneficio de tomar el sol, y evitar los efectos nocivos debemos tomarlas siguientes precauciones:

  • Tomar el sol por tiempo limitado y siempre evitando las horas de mayor fuerza.
  • Usar ropa ancha, de manga larga y colores claros.
  • Utilizar filtros solares de alta protección.
  • Uso de gorros o sombreros de ala ancha 2,3.

 

Evitar rozaduras:

Se recomienda el uso de tejidos naturales como el algodón para evitar la aparición de rozaduras. En cuanto al calzado se recomienda que sea cómodo y holgado. También se desaconseja el uso de calzado con tacón.

Si se detecta alguna rozadura hay que tratar de identificar el origen y cambiar la prenda de ropa o calzado que lo haya provocado 2,3.

En los ancianos que sean usuarios habituales de los distintos dispositivos de absorción de incontinencias (como pañales, compresas…) hay que tener especial cuidado en las ingles. Los cambios deberán de ser frecuentes y habrá que hacer inspección visual en cada cambio con el fin de comprobar el estado de la piel1.

Para tratar adecuadamente la rozadura o lesión habrá que consultar con su profesional sanitario habitual.

 

Otras recomendaciones.

  • Llevar una vida relajada y tranquila evitando toda fuente que genere estrés.
  • Evitar sitios con aire muy seco o con mucho aire.
  • Llevar una vida saludable reduciendo al máximo posible o evitar hábitos como el alcohol, tabaco o comida procesada.
  • Revisar la piel con frecuencia. Durante el envejecimiento van apareciendo manchas en la piel, generalmente benignas. Como hemos dicho antes, hay mayor probabilidad de padecer melanoma, por lo que si detectamos que una mancha aumenta de tamaño o cambia de color hay que consultar con su médico de atención primaria o dermatólogo para que realice un correcto diagnóstico y siga la evolución1,2,3.
  • Presentamos recomendaciones de carácter general, aunque en la práctica clínica diaria se deberán adaptar los cuidados de forma individualizada. Teniendo en cuenta la situación clínica del paciente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Leire García Navarro. El farmacéutico [Internet] Barcelona 10 de mayo de 2019 https://www.elfarmaceutico.es/tendencias/te-interesa/cuidados-de-la-piel-senil-y-como-evitar-escaras-y-ulceras-por-presion_109984_102_amp.html
  2. Familiados. [internet] 9 septiembre de 2020 https://blog.familiados.com/cuidado-de-la-piel-en-personas-mayores/
  3. Sanitas. Cuidados de la piel en los mayores [internet] https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/tercera-edad/habitos-vida-saludable/cuidado-piel-mayores.html