Type to search

Recién nacido con sífilis congénita.

7 noviembre 2021

AUTORES

  1. Janina Figuerola Novell. Enfermera Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  2. Hind Eddrhourhi Laadimat. Máster en Iniciación a la investigación en Ciencias de la enfermería. Enfermera Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  3. Marta Zamora Bagüés. Máster en Gerontología Social. Enfermera Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  4. Eduardo Ibañez Tomás. Máster en Salud Pública. Enfermero Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  5. Laura Berga Liarte. Especialista en Pediatría. Máster en cuidados intensivos neonatales y pediátricos para enfermería. Enfermera Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  6. Paula Alcalá Millán. Enfermera Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

La sífilis se transmite por contacto sexual. Sin embargo, si una mujer embarazada está infectada, su feto puede infectarse antes del parto si la bacteria que causa la sífilis atraviesa la placenta, llamándose así sífilis congénita.

La sífilis congénita es la infección prenatal por la espiroqueta Treponema pallidum, esta enfermedad se puede diagnosticar y tratar durante el embarazo, o en el periodo del recién nacido inmediato, con muy buena respuesta para el recién nacido. El diagnóstico de infección en el recién nacido se basa en una buena anamnesis de la madre, los síntomas clínicos en el niño y en los exámenes complementarios de ambos.

 

PALABRAS CLAVES

Sífilis, sífilis congénita, recién nacido, Treponema pallidum.

 

ABSTRACT

Syphilis is transmitted by sexual contact. However, if a pregnant woman is infected, her fetus can become infected before delivery if the bacteria that causes syphilis crosses the placenta, thus calling it congenital syphilis.

Congenital syphilis is the prenatal infection by the spirochete Treponema pallidum; this disease can be diagnosed and treated during pregnancy, or in the immediate newborn period, with very good response for the newborn. The diagnosis of infection in the newborn is based on a good anamnesis of the mother, clinical symptoms in the child and complementary examinations of both.

 

KEY WORDS

Syphilis, congenital syphilis, newborn, Treponema pallidum.

 

INTRODUCCIÓN

La sífilis congénita es la infección prenatal por el Treponema Pallidum que se transmite al feto a través de la placenta o, puntualmente por contacto con el chancro sifilítico durante el parto.

El riesgo de transmisión varía en función de la fase de infección materna: hablamos de un riesgo mayor (60-90%) en la sífilis primaria o secundaria, en las 3-6 semanas tras el chancro, este riego disminuye (40%) en la sífilis latente precoz, cuando la infección es adquirida en los 12 meses previos y es asintomática, y existe un riesgo mucho menor de 10% en la sífilis latente tardía, cuando es adquirida antes de los 12 meses previos. Otros factores de riesgo son la coinfección por VIH y la infección con más de 16-20 semanas de gestación.

La importancia de su detección precoz durante el embarazo radica en la posibilidad de prevención y curación con un tratamiento adecuado.

 

OBJETIVOS

  • Definir signos clínicos, manifestaciones, diagnóstico de la sífilis congénita.
  • Conocer el tratamiento del recién nacido.

 

METODOLOGÍA

Se ha realizado una búsqueda bibliográfica en diferentes bases de datos como Cuiden, google académico, Scielo y Medline. Las palabras claves en la búsqueda han sido, “sífilis” “sífilis congénita” “recién nacido” “Treponema pallidum”, incluyendo los operadores booleanos “AND” y “OR” y palabras en inglés y español. El criterio de inclusión han sido artículos publicados los últimos 10 años, textos completos y gratuitos.

 

RESULTADOS

Para el diagnóstico de la sífilis congénita debe sospecharse en hijos de madres con pruebas treponémicas positivas durante el embarazo, valorar las determinaciones serológicas maternas y a la vez solicitar serologías al recién nacido. En la valoración inicial del recién nacido hijo de madre con sífilis, deberemos realizar:

  • Historia clínica materna detallada.
  • Exploración física.
  • Serología de sífilis en el recién nacido, lo antes posible y de procedencia venosa, no de cordón.

La treponema pallidum es una espiroqueta gram (-) alargada y con forma helicoidal que se disemina por la vía hematógena, comprometiendo órganos y sistemas del feto, provocando la muerte del feto en etapas precoces de la gestación. Lo más frecuente es que dichas manifestaciones aparezcan en lactantes no tratados alrededor de los tres meses de vida, ya que la mayoría de recién nacidos con sífilis congénita no presentan síntomas al nacimiento.1

Los síntomas más frecuentes de la sífilis congénita precoz son2:

  • En casi todos los casos, hepatomegalia, con o sin esplenomegalia, asociada a ictericia y colestasis.
  • Rinitis blanquecina, hemorrágica o purulenta. Suele ser el primer síntoma que aparece y es más persistente que un catarro común. La secreción nasal puede transmitir la infección por contacto directo.
  • Exantema maculopapular eritematoso, que aparece a la 1-2 semana tras la rinitis, tras estas primeras semanas aparece descamación y costras.
  • Linfadenopatías generalizadas no dolorosas.
  • Alteraciones esqueléticas, fracturas de huesos largos, dolor, impidiendo el movimiento de la extremidad afectada.
  • Pénfigo palmoplantar.
  • Fiebre.
  • Compromiso renal: glomerulonefritis, síndrome nefrótico.
  • Alteraciones hematológicas: anemia hemolítica con Coombs directo negativo, trombocitopenia, leucopenia o leucocitosis, etc.

 

El diagnóstico de infección en el neonato se basa en manifestaciones clínicas, serológicas del niño, serologías de la madre y si la madre ha sido bien tratada y cuándo.

Se considera que la madre está adecuadamente tratada si se cumplen todos los siguientes criterios:

  • La terapia ha sido adecuada:
  • El antibiótico recibido es Penicilina.
  • El tratamiento fue realizado antes de las 4 semanas previas al parto.
  • La dosis recibida ha sido adecuada para el estadio de la enfermedad.
  • Existe documentación adecuada del tratamiento materno:
  • Se han realizado títulos de anticuerpos no treponémicos (RPR) seriados después del tratamiento materno, mínimo en la semana 28-32 y en el parto.
  • El tratamiento materno está bien documentado.
  • La respuesta serológica es adecuada al tratamiento:
    • Los títulos de anticuerpos no treponémicos (RPR) maternos disminuyen al menos 4 veces tras el tratamiento
    • Los títulos de anticuerpos no treponémicos (RPR) maternos no sugieren reinfección ni recaída.

En base a esas variables se clasifica a los recién nacidos en:

  1. Sífilis congénita demostrada o muy probable: recién nacidos con manifestaciones clínicas compatibles y con RPR (rapid plasma reagin) mayor o igual a 4 veces el de la madre. Estos recién nacidos ingresarán, se realizará estudio completo y recibirán tratamiento.
  2. Sífilis congénita posible: recién nacidos sin manifestaciones clínicas y con RPR (rapid plasma reagin) positivo pero menor a 4 veces el de la madre, pero cuyas madres o no fueran tratadas durante la gestación, o recibieron tratamiento durante las 4 semanas previas al parto o hubieran presentado recaída o reinfección. Estos recién nacidos ingresarán, se les realizará estudio completo e independientemente del resultado, recibirán tratamiento.
  3. Sífilis congénita poco probable/improbable: recién nacidos sin manifestaciones clínicas y con RPR (rapid plasma reagin) positivo pero menor a 4 veces el de la madre, pero cuyas madres recibieron tratamiento adecuado durante la gestación antes de las 4 últimas semanas y no haber presentado recaídas ni reinfecciones. Estos recién nacidos no es necesario realizar estudio completo pero si se les administra una dosis de Penicilina G benzatina IM y se realizará seguimiento ambulatorio.
  4. Recién nacidos con RPR (rapid plasma reagin) negativo y exploración física normal, no es necesario completar estudio ni tratarlo. Algunos expertos recomiendan administrar una dosis de Penicilina G benzatina IM si no se puede asegurar el seguimiento.

 

El estudio completo de los recién nacidos consta:

  • Hemograma con fórmula leucocitaria.
  • Perfil hepático.
  • LCR (líquido cefalorraquídeo).
  • Radiografías de huesos largos.
  • Radiografía de tórax.
  • Ecografía transfontanelar.
  • Ecografía abdominal.
  • Fondo de ojo.
  • Potenciales evocados auditivos de troncoencéfalo.

El tratamiento del recién nacido en los menores de 1 mes consistirá en una de las siguientes dos opciones:

  1. Penicilina 10 días: penicilina G sódica IV 50.000 UI/Kg/Dosis: los primeros 7 días de vida, cada 12 horas o con más de 7 días de vida cada 8 horas.
  2. Penicilina 1 dosis: penicilina G Benzatina IM 50.000UI/Kg, dosis única.

En caso de suspender el tratamiento 24 horas se debe reiniciar la pauta completa. La Ceftriaxona se está utilizando pero no existen evidencias3.

Seguimiento del recién nacido: será necesario realizar un seguimiento de estos recién nacidos, para comprobar la adecuada respuesta al tratamiento en caso que fueran tratados y para asegurar que no desarrollen una sífilis congénita en caso de no haber sido tratados. Esto incluirá:

  • Serologías de control a los 2, 3,6 y 12 meses de edad hasta los dos años de vida. La RPR debe disminuir 4 veces a los 3-4 meses y negativizarse en torno a los 6-9 meses. En caso que aumentan o permanecen positivos durante 6-12 meses, se debe reevaluar en busca de una sífilis activa y considerar un nuevo ciclo de tratamiento.
  • Exploración física y neurológica. Evaluando alteraciones visuales o auditivas y neurodesarrollo3.

 

CONCLUSIONES

Hay que tener en cuenta que la incidencia de sífilis está aumentando en España desde los últimos 25 años. Mientras que en el año 2001 se diagnosticaron 700 nuevos casos en España, en el 2017 fueron caso 500.4

La importancia de su detección precoz durante el embarazo radica en la posibilidad de prevención y curación con un tratamiento adecuado.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Salazar A, Perret C, Chávez A, Garcia P, Millán Z, Goycolea M, Parada J, Urra L, Ahumada E, Yoma MT, Duque C, Herman O, Quiroga T. Evaluación de métodos diagnósticos para sífilis congénita. Rev Chill infect.2000; 17:289-296.
  2. CDC Congenital syphilis. United States 2000 JAMA; 2001; 286:529-30.
  3. Uptodate. Dobson S. Congenital syphilis: Clinical features and diagnosis. January 29, 2019.
  4. www.mscbs.gob.es Vigilancia epidemiológica de las infecciones de transmisión sexual en España 2017.