Type to search

Programa de ejercicio terapéutico durante la gestación. Artículo monográfico.

Categoría: ,
25 agosto 2021

AUTORES

  1. Vanesa Náger Obón. Fisioterapeuta en el Hospital de Barbastro. Servicio Aragonés de la Salud.
  2. David Cabeza Bernardos. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud.
  3. Esther Méndez Ade. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud.
  4. Inés Martín Nuez. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud.
  5. María Joaquina Casas Lázaro. Hospital de Barbastro. Servicio de Medicina Física y Rehabilitación. Servicio Aragonés de la Salud.
  6. Andrea Cuello Ferrando. Fisioterapeuta en el Hospital de Barbastro. Servicio Aragonés de la Salud.

 

RESUMEN

Las recomendaciones referidas al ejercicio físico durante el embarazo han estado basadas en cuestiones culturales y sociales, más que en evidencias científicas. De tal forma, la información científica disponible a través de guías de actuación profesional ha sido escasa o prácticamente inexistente. Ante esta situación, y con el ejercicio físico insertado en nuestra sociedad como un elemento básico de promoción de la salud, se hace importante disponer de unas guías prácticas que permitan a los profesionales establecer recomendaciones para el ejercicio físico durante el embarazo, basadas en sólidas evidencias científicas. Por ello consideramos importante elaborar unas recomendaciones básicas para el ejercicio físico durante la gestación, así como factores y situaciones que se deben tener en cuenta durante la práctica física en mujeres gestantes.

 

PALABRAS CLAVE

Embarazo, actividad física, fisioterapia, rehabilitación.

 

ABSTRACT

Recommendations regarding physical exercise during pregnancy have been based on cultural and social issues, rather than on scientific evidence. Thus, the scientific information available through professional action guides has been scarce or practically non-existent. Given this situation, and with physical exercise inserted in our society as a basic element of health promotion, it is important to have practical guides that allow professionals to have recommendations for physical exercise during pregnancy based on solid scientific evidence. For this reason, we consider it important to develop basic recommendations for physical exercise during pregnancy, as well as factors and situations that must be considered during physical practice in pregnant women.

 

KEY WORDS

Pregnancy, physical activity, physiotherapy, rehabilitation.

 

DESARROLLO DEL TEMA

Las guías sobre prescripción de ejercicio físico en la mujer embarazada han sufrido diversas variaciones en función de la información científica disponible. La situación de embarazo es posiblemente la que mayor cantidad de modificaciones biológicas y psicológicas produce en la mujer y la dificultad o imposibilidad de investigar sobre algunos aspectos entorpecen la creación de consensos cerrados 1.

El embarazo puede ser definido como un estado biológico caracterizado por una secuencia de eventos que ocurren normalmente durante la gestación de la mujer e incluyen la fertilización, la implantación, el crecimiento embrionario, el crecimiento fetal y finaliza con el nacimiento, luego de un periodo correspondiente a 280 días o 40 semanas. Durante este periodo se produce una gran variedad de acontecimientos en la mujer, quizás y en su mayoría, bajo el influjo hormonal. Estos cambios tienen como objetivo crear las condiciones favorables para el desarrollo y maduración del feto, de igual forma, preparará el tracto reproductor y las glándulas mamarias de la madre para el parto y la nutrición subsiguiente 2.

Las mujeres embarazadas sufren modificaciones morfofuncionales importantes. En muchas ocasiones, estas alteraciones pueden generar un incremento del riesgo de padecer algunas enfermedades como la preeclampsia y la diabetes gestacional entre otros. La información disponible actual permite aseverar la existencia de la reducción del riesgo de padecer complicaciones asociadas al embarazo gracias a la práctica sistemática de actividad física 3-5.

 

Concretamente ha sido demostrado el papel que desempeña la realización de ejercicio físico en la prevención de la preeclampsia, la diabetes gestacional, la ganancia excesiva de peso materno, la mejora en el rendimiento del embarazo, la estabilización del humor de la madre, el menor riesgo de padecer venas varicosas, el menor riesgo de trombosis venosas, la reducción de los niveles de disnea y la menor aparición de episodios de lumbalgia 6.

Las diversas comunicaciones científicas publicadas hasta el momento no han reportado ninguna complicación asociada a la práctica de ejercicio físico adecuada, ni para la madre, ni para el feto. Pese a la gran contundencia científica disponible que demuestra la positiva relación entre ejercicio físico y embarazo, al igual que sus reducidos riesgos para la salud, muchas de las mujeres embarazadas no realizan las recomendaciones mínimas 7.

 

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA:

Los beneficios que se derivan son 8:

  • Mejora y mantiene la capacidad cardiovascular.
  • Mejora la viabilidad de la placenta.
  • Reduce el riesgo de sufrir diabetes gestacional.
  • Disminuye el riesgo de incontinencia urinaria.
  • Normaliza el peso del bebé al nacimiento.
  • Disminuye el riesgo de hipertensión arterial asociada al embarazo (preeclampsia).
  • Disminuye el riesgo de padecer dolor lumbar.
  • Aumenta el bienestar psicológico.
  • Mejora la calidad de vida.
  • Mejora la calidad del sueño y reduce el insomnio.
  • Facilita la recuperación postparto.

A la hora de establecer un programa de ejercicio físico para la mujer embarazada, deben tenerse en cuenta diversas consideraciones previas sencillas, pero de vital importancia 9.

  • Historial médico.
  • Historia deportiva previa al embarazo.
  • Edad gestacional.

Además, es importante conocer; cuáles son sus objetivos, cómo ha sido su experiencia previa con la realización de ejercicio, cuál es su nivel actual de condición física y sobre todo que le gusta realizar.

Antes de diseñar el programa de ejercicio físico es importante pasar el cuestionario-guía seguridad previa a la iniciación de Actividad Física en el embarazo PARmed-X PARA embarazo adaptación al español (Anexo I), además de la prevención médica, la participación en sesiones apropiadas, intensidades y volúmenes adaptados y apropiados será recomendada para garantizar los beneficios correspondientes. PARmed-X para el EMBARAZO provee finalmente las principales pautas de ejercicio y seguridad, que a su vez serán individualizadas por el fisioterapeuta.

 

ACTIVIDADES SEGURAS10:

  • Caminar.
  • Nadar.
  • Bicicleta estática.
  • Aeróbicos con poco impacto.
  • Yoga modificado.
  • Pilates modificado.
  • Correr.
  • Deportes con raquetas.
  • Entrenamiento con pesas.
  • Actividades en el agua.
  • Entrenamiento específico para embarazadas.

EVITAR:

  • Deportes de contacto.
  • Deportes con alto riesgo de caídas, traumatismo abdominal.
  • Submarinismo.
  • Paracaidismo.
  • Hot Yoga/Hot Pilates.
  • Ejercicios en posición supina.
  • Entrenamiento a más de 2000 m altura.
  • Elevación de cargas mayor a submáxima.

PRECAUCIONES DE SEGURIDAD PARA LA ACTIVIDAD FÍSICA PRENATAL 11:

Evitar realizar actividad física con calor excesivo, especialmente con humedad alta.

  • Mantener una correcta hidratación y nutrición.
  • Evitar esfuerzos que impliquen Valsalva.

SÍNTOMAS PARA DETENER LA ACTIVIDAD E IR AL MÉDICO:

  • Dolor abdominal.
  • Pérdida de líquido amniótico.
  • Dolor/inflamación en el gemelo.
  • Dolor/inflamación/restricción en el pecho.
  • Disminución del movimiento fetal.
  • Mareos.
  • Excesiva fatiga.
  • Dificultades para respirar.
  • Debilidad muscular.
  • Dolor pélvico.
  • Dolor de cabeza severo.
  • Contracciones uterinas prematuras y/o dolorosas.
  • Sangrado vaginal.

CONTRAINDICACIONES ACTIVIDAD FÍSICA EN EL EMBARAZO ABSOLUTAS 12,14:

  • Membranas rotas.
  • Sangrado vaginal persistente inexplicable.
  • Placenta previa después de 28 semanas de gestación.
  • Preeclamsia.
  • Restricción del crecimiento intrauterino.
  • Embarazo múltiple de alto orden.
  • Diabetes tipo I no controlada, hipertensión no controlada o enfermedad tiroidea no controlada.
  • Otros trastornos cardiovasculares, respiratorios o sistémicos graves.

RELATIVAS:

  • Historia de abortos espontáneos.
  • Historia de nacimiento prematuro espontáneo.
  • Hipertensión gestacional.
  • Anemia sintomática.
  • Desnutrición.
  • Trastorno alimentario.
  • Embarazo gemelar después de la semana 28.
  • Enfermedad cardiovascular, respiratoria leve/moderada.
  • Otras afecciones médicas importantes.

El diseño del programa de ejercicio físico está basado en las recomendaciones mínimas. Se debe diseñar el ejercicio con precaución y sentido común.

Se prestará atención a las señales de alarma para detener el ejercicio físico.

 

OBJETIVOS POR TRIMESTRES15,16:

  • PRIMER TRIMESTRE Semana 1 a la 13.
    • Mantener una postura y alineación óptima.
    • Aumentar la fuerza.
    • Mantener o mejorar la composición corporal.
    • Fortalecer el core y equilibrar el tono del suelo pélvico.
    • Trabajar la capacidad aeróbica.
    • Mejora la salud sin sobrecargar el cuerpo.
  • SEGUNDO TRIMESTRE Semana 13 a la 27:
    • Mejorar o mantener una postura y alineación óptimas.
    • Aumentar la fuerza, específicamente en los glúteos, isquiotibiales, parte anterior del tronco (evitando ejercicios que aumenten la diástasis recti) y la parte superior de la espalda.
    • Fortalecer el core y equilibrar el tono del suelo pélvico.
    • Mantener una base aeróbica sólida.
    • Reducción del riesgo de diabetes gestacional.
    • Mantener el estrés a niveles saludables.
  • TERCER TRIMESTRE Semana 28 a la 37 (+/- 2)
    • Mantener un buen nivel de actividad física:
    • Incorporar ejercicios de preparación al nacimiento.
    • Minimizar el exceso de presión en el suelo pélvico.
    • Disminuir la tensión excesiva a nivel de la faja abdominal.

 

Debemos tener en cuenta la Escala de Esfuerzo Percibido durante la práctica (Anexo II):

EJERCICIOS DE CARDIO 15:

Consideraciones durante el embarazo:

  • Es muy importante mantener la capacidad aeróbica.
  • No solo correr es un ejercicio cardiovascular, correr en el embarazo no está contraindicado, debemos saber si es lo más apropiado para ella.
  • Aumentar el tiempo de recuperación.
  • Utilizar escala del habla.
    • ESCALA DEL HABLA:
  • Ritmo suave: se puede mantener una conversación de manera continuada durante un largo periodo de tiempo. Nos encontramos a una frecuencia cardiaca baja, menos del 50% de la frecuencia cardiaca máxima.
  • Ritmo medio: no se puede mantener una conversación continua, hay pausas, necesitamos ir cogiendo oxígeno más a menudo. Frecuencia cardiaca alrededor del 70%.
  • Ritmo alto: no podemos hablar, solo con monosílabos, nos comunicamos con gestos, nos aparece rojez en la cara, sudor exagerado y descoordinación en algunos casos.

EJERCICIOS DE CORE 16:

  • Activación transverso.
  • Nadador horizontal.
  • Nadador vertical.
  • Plancha.
  • Plancha inclinada.
  • Plancha lateral.
  • Oso de tres puntos estático/dinámico.

EJERCICIOS DE FUERZA 17:

  • Puente de glúteos.
  • Flexiones adaptadas: apoyo rodillas, inclinadas, asistidas.
  • Tracción de brazos.
  • Sumo Squat: con o sin pesos/ reducir profundidad y amplitud.

EJERCICIOS DE IMPACTO 18:

  • Burpee: disminuir intensidad, repeticiones y eliminar el salto.
  • Salto a caja: disminuir altura y repeticiones.
  • Zancada.
  • Paso patinador: evitando salto.
  • Escalador: inclinado, disminuir intensidad y repeticiones.

Consideraciones durante el embarazo de los ejercicios de impacto 19:

  • Riesgo de caídas: relacionadas con el cambio del centro de gravedad. Efectos hormonales en el sistema cápsulo ligamentoso. Aumento del peso corporal.
  • Presión sobre el suelo pélvico: especialmente en los últimos trimestres cuando además le añadimos el peso del bebé. Atención con el desarrollo de prolapsos y/o incontinencia urinaria.

Para mejorar la adherencia al programa, siempre que sea posible, mantendremos las preferencias de la embarazada.

 

CONCLUSIONES

Un programa de actividad y ejercicio físico supervisado resulta beneficioso para multitud de aspectos en el embarazo, parto y post parto. Con ello, se evitan complicaciones muy comunes derivadas del propio embarazo, tales como diabetes gestacional, preeclampsia y ganancia de peso excesiva. La individualización del entrenamiento resulta esencial, en especial para este tipo de poblaciones, por lo que una evaluación inicial que incluya una valoración del estado anatómico-funcional y psicológico emocional nos ayudará a estructurar el entrenamiento hecho a medida. Además de las características anatómico-funcionales y limitaciones, deberemos de tener en cuenta los desajustes biomecánicos derivados del embarazo. De esta manera, estableceremos prioridades con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la embarazada y evitar dolores derivados de los cambios anatómicos y fisiológicos según el trimestre de gestación. La monitorización del entrenamiento nos permite mantener un estado de seguridad para la embarazada, además de conocer el cumplimiento de los objetivos del programa.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. López JL, López LM. Fisiología Clínica del ejercicio. Madrid: Paramericana; 2006.
  2. Pivarnik JM, Mudd L. Oh Baby. Exercise during pregnancy and the postpar Exercise during pregnancy and the postpartum period. ACSMS HealthFit J. 2009;13(3):8-13.
  3. Olson D, Sikka RS, Hayman J, Novak M, Stavig C. Exercise in pregnancy. CurrSportsMed Rep. 2009;8(3):147-53.
  4. Clapp JF. Does exercise training during pregnancy affect gestational age? Clin J Sport Med. 2009;19(3):241-3.
  5. Lokey EA, Tran ZV, Wells CL, Myers BC, Tran AC. Effects of physical exercise on pregnancy outcomes: a meta-analytic review. MedSciSportsExerc. 1991;23(11):1234-39.
  6. Davies GA, Wolfe LA, Mottola MF, Mackinnon C. Joint SOGC/CSEP clinical practice guideline: exercise in pregnancy and the postpartum period. Can J ApplPhysiol. 2003;28:330-41.
  7. Pivarnik JM, Chambliss HO, Clapp JF, Dugan SA, Hatch MC, Lovelady Ch A, et al. Impact of physical activity during pregnancy and postpartum on chronic disease risk. Med Sci Sports Exerc. 2006;38:989-1006.
  8. ACOG Committee. Opinion no. 267. Exercise during pregnancy and the postpartum period. ObstetGynecol. 2002;99:171-3.
  9. Barakat R, Díaz-Blanco A, Franco E, Rollán-Malmierca A, Brik M, Vargas M, et al. Guías clínicas para el ejercicio físico durante el embarazo. ProgObstetGinecol 2019;62(5):464-471. DOI: 10.20960/j.pog.00231
  10. Petersen AM, Leet TL, Brownson RC. Correlates of physical activity among pregnant women in the United States. MedSciSportsExerc. 2005;37(10):1748-53.
  11. Borodulin KM, Evenson KR, Wen F, Herring AH, Benson AM. Physical activity patterns during pregnancy. MedSciSportsExerc. 2008;40(11):1901-8.
  12. Entin PL, Munhall KM. Recommendations regarding exercise during pregnancy made by private/small group practice obstetricians in the USA. J Sports Sci Med. 2006;5:449-58.
  13. Juhl M, Andersen PK, Olsen J, Madsen M, Jorgensen T, Nohr EA, et al. Physical exercise during pregnancy and the risk of preterm birth: A study within the Danish National Birth Control. Am J Epidemiology. 2008;167:859-66.
  14. Dempsey JC, Butler CL, Williams MA. No need for a pregnant pause: physical activity may reduce the occurrence of gestational diabetes mellitus and preeclampsia. ExercSportsSci Rev. 2005;33(3):141-9.
  15. Gavard JA, Artal R. Effect of exercise on pregnancy outcome. ClinObstetGynecol. 2008;51(2):467-80.
  16. Olson D, Sikka RS, Hayman J, Novak M, Stavig C. Exercise in pregnancy. CurrSportsMed Rep. 2009;8(3):147-53.
  17. Weissgerber TL, Wolfe LA, Davies GA, Mottola MF. Exercise in the prevention and treatment of maternal-fetal disease: a review of the literature. ApplPhysiolNutrMetab. 2006;31(6):661-74.
  18. Dunning, K., LeMasters, G., & Bhattacharya, A. (2010). A major public health issue: the high incidence of falls during pregnancy. Maternal and childhealthjournal, 14(5), 720-725.
  19. Harland, K. K., Saftlas, A. F., Yankowitz, J., & Peek-Asa, C. (2014). Risk factors for maternal injuries in a population-based sample of pregnant women. Journal of Women’sHealth, 23(12), 1033-1038.