Type to search

Proceso de atención de enfermería a un paciente recién nacido diagnosticado de atresia esofágica previo a la intervención quirúrgica.

5 febrero 2021

AUTORES

  1. Cristina Cases Jordán. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  2. Carla Mª Morte Cabinasty. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  3. Elisa Peñalva Boronat. Enfermera especialista en Pediatría. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. María Eugenia
  4. Milagro Jiménez. Enfermera especialista en Pediatría. Enfermera del Servicio Riojano de Salud.
  5. María Navarro Torres. Enfermera especialista en Pediatría. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  6. María Dácil Lorenzo Ramírez. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

Se ha realizado un Proceso de Atención de Enfermería en un paciente recién nacido diagnosticado de atresia esofágica en la unidad de neonatos del hospital infantil de Zaragoza con el fin aplicar el método científico a los cuidados de enfermería. Para ello, se ha utilizado la taxonomía NANDA, NIC y NOC. Con ello, se garantizan unos cuidados de calidad, aplicados de forma sistemática y más organizada. Además al ser flexible y dinámico se pueden estandarizar los cuidados adaptándolos a las necesidades de cada momento. El proceso está enfocado antes de la intervención quirúrgica.

 

PALABRAS CLAVE

Atención de enfermería, atresia esofágica, recién nacido.

 

ABSTRACT

It was made a nursing care plan in a newborn diagnosed with esophageal atresia in a neonatal unit from Zaragoza in order to use scientific methods in nursing care. We use NANDA, NIC and NOC. Because of that, it was guaranteed quality nursing cares which they were applied in a systematic and more organized form. Furthermore, it is flexible and dynamic so we can standardize the cares which can get used to present necessities. It was made before surgical intervention.

 

KEYWORDS

Nursing care, esophageal atresia, newborn.

 

PROCESO DE ATENCIÓN DE ENFERMERÍA

Se va a realizar un Proceso de Atención de Enfermería a un recién nacido a término con atresia de esófago en la unidad de cuidados neonatales del Hospital Infantil de Zaragoza. Para ello se ha realizado una valoración a través de las necesidades básicas de Virginia Henderson, se han formulado diagnósticos enfermeros a través de la taxonomía enfermera NANDA y se han elegido unos objetivos e intervenciones a través de NIC y NOC.

Debido a la incidencia de la atresia de esófago se cree importante realizar un Proceso de Atención de Enfermería para poder prestar cuidados a pacientes con la misma malformación genética de forma estructurada, lógica y sistemática. Dicho Proceso de Atención de Enfermería consta de cinco partes: valoración, diagnóstico, planificación, ejecución y evaluación.

El objetivo principal del trabajo es desarrollar un Proceso de Atención de Enfermería a un recién nacido con atresia de esófago en la unidad neonatal en el Hospital Infantil de Zaragoza.

Los objetivos específicos son:

  • Identificar los problemas de salud más comunes de los recién nacidos con atresia de esófago.
  • Establecer actividades comunes que se puedan aplicar a otros recién nacidos con el mismo problema de salud.

A continuación se expone el caso sobre el que hemos trabajado:

Mujer sana de 38 años, primigesta, sin antecedentes de interés. Gestación bien controlada, en las ecografías previas durante el embarazo se observa polihidramnios. Se produce parto vaginal a la semana 39 de embarazo. Al nacimiento Apgar 9/10, se permite a la madre hacer piel con piel durante las primeras horas de vida. Durante la estancia de ambos en la planta de maternidad, avisan que el recién nacido ha vomitado tras el agarre del pecho. Ante la sospecha de atresia de esófago se intenta, frustradamente, colocar una sonda nasogástrica y tras una radiografía de control, se confirma atresia de esófago tipo 3, aquella que parte superior del esófago está cerrada mientras que la parte inferior del esófago está conectada con la tráquea. Este tipo de malformación requiere intervención quirúrgica en las primeras horas de vida por lo que se ingresa al recién nacido en la unidad de neonatos hasta que vaya a quirófano.

Ante la llegada del paciente, comenzamos nuestro Proceso de Atención de Enfermería con la fase de valoración a través de las necesidades de Virginia Henderson.

  1. RESPIRACIÓN Y CIRCULACIÓN. RESPIRAR NORMALMENTE.

Sus constantes vitales son adecuadas para su edad. Se registran a su llegada a la unidad: frecuencia cardiaca en torno a 120 pulsaciones por minuto en reposo, saturación 98%, tensión arterial 64/35, 40 respiraciones por minuto, temperatura 36.4ºC. Presenta importante riesgo de aspiración por malformación congénita.

2. ALIMENTACIÓN E HIDRATACIÓN. COMER Y BEBER ADECUADAMENTE.

Se inicia dieta absoluta debido a la malformación digestiva. Por tanto, se canaliza una vía central de inserción periférica para comenzar con nutrición parenteral total. Peso 2.845 gramos, talla 51cm y perímetro cefálico 35 cm.

  1. ELIMINACIÓN. ELIMINAR POR TODAS VÍAS CORPORALES.

A la llegada a la unidad está pendiente de la primera deposición meconial. Micciones espontáneas y diuresis adecuadas.

2. MOVILIZACIÓN. MOVERSE Y MANTENER POSTURAS ADECUADAS.

Tono y movilidad adecuados para su edad.

3. REPOSO / SUEÑO. DORMIR Y DESCANSAR.

Mantiene ciclos de sueño – vigilia adecuados para su edad.

4. VESTIRSE / DESVESTIRSE. ESCOGER LA ROPA ADECUADA: VESTIRSE Y DESVESTIRSE.

No procede.

5. TERMORREGULACIÓN. MANTENER LA TEMPERATURA CORPORAL DENTRO DE LOS LÍMITES NORMALES, ADECUANDO LA ROPA Y MODIFICANDO EL AMBIENTE.

Se procura mantener una temperatura de confort ambiental en la unidad del servicio y se coloca manta al recién nacido si procede. Medición de la temperatura corporal adecuada a su llegada.

6. HIGIENE / PIEL. MANTENER LA HIGIENE CORPORAL Y LA INTEGRIDAD DE LA PIEL.

No procede.

7. SEGURIDAD. EVITAR LOS PELIGROS AMBIENTALES Y EVITAR LESIONAR A OTRAS PERSONAS.

Se pauta antibiótico profiláctico para administrar antes de la intervención quirúrgica.

8. COMUNICACIÓN. COMUNICARSE CON LOS DEMÁS, EXPRESANDO EMOCIONES, NECESIDADES, TEMORES U OPINIONES.

No procede.

9. CREENCIAS Y VALORES. Vivir de acuerdo con sus propios valores y creencias.

No procede.

10.TRABAJAR/REALIZARSE. OCUPARSE EN ALGO DE TAL FORMA QUE SU LABOR TENGA UN SENTIDO DE REALIZACIÓN PERSONAL.

No procede.

11. OCIO. PARTICIPAR EN ACTIVIDADES RECREATIVAS.

No procede.

12. APRENDER. DESCUBRIR O SATISFACER LA CURIOSIDAD QUE CONDUCE A UN DESARROLLO NORMAL Y A UTILIZAR LOS RECURSOS DISPONIBLES.

No procede.

Tras la valoración de nuestro paciente, se van a seleccionar distintos diagnósticos de enfermería a través de la taxonomía NANDA (North American Nursing Diagnosis Association) y seguidamente se planificarán los objetivos e intervenciones para cada diagnóstico a través de Nursing Outcomes Classification (NOC) y de Nursing Interventions Classification (NIC), realizando simultáneamente la fase dos y tres del Proceso de Atención de Enfermería (diagnóstico y planificación) para una mayor fluidez en la redacción del trabajo.

En la necesidad número 1, respirar normalmente, encontramos el riesgo de aspiración. Por su malformación congénita, es susceptible de penetrar secreciones gastrointestinales en el árbol traqueobronquial, que pueden comprometer a su salud.

 

Riesgo de aspiración r/c disminución de la motilidad gastrointestinal.1

NOC: severidad de las náuseas y los vómitos.2

Indicadores: secreción excesiva de saliva. Medido en escala 14, grado de un estado o respuesta negativo o adverso.

  • Actual: 2. Sustancial.
  • Objetivo: 5 ninguno.

NIC: precauciones para evitar la aspiración.3

Actividades:

  • Mantener el equipo de aspiración disponible.
    • La técnico de cuidados auxiliares de enfermería preparará un sistema de aspiración conectado a la toma de la pared más cercana a la cuna del niño en el momento del ingreso.
  • Colocación erguida a más de 30º o lo más incorporado posible.
    • La enfermera colocará la cuna del recién nacido en posición inclinada para evitar atragantamientos con el reflujo, tras cada manipulación del paciente.

Para la necesidad número dos, alimentación e hidratación, encontramos que nuestro paciente está en dieta absoluta y se tiene que canalizar una vía central de inserción periférica para administrar la nutrición parenteral total, por tanto nuestro diagnóstico para este problema de salud es:

 

Riesgo de desequilibrio del volumen de líquidos r/c régimen terapéutico.1

NOC: estado nutricional: ingestión alimentaria y de líquidos.2

Indicadores: administración de líquidos con nutrición parenteral total. Medido en escala 06, grado de suficiencia en cantidad o calidad para conseguir un estado deseado.

  • Actual 4. Sustancialmente adecuado.
  • Objetivo 5. Completamente adecuado.

NIC: administración de nutrición parenteral total (NPT). 3

Actividades:

  • Asegurar la colocación de la línea intravenosa adecuada en relación con la duración de la infusión de nutrientes (p. ej., se prefiere una vía central, las líneas periféricas solo en personas bien nutridas en quienes se prevea una necesidad de NPT durante menos de 2 semanas).
    • Dos enfermeras y un técnico de cuidados de enfermería canalizará una vía central de inserción periférica a la llegada del paciente a la unidad.
  • Insertar el catéter central de acceso intravenoso periférico, según el protocolo del centro.
    • Las enfermeras utilizarán una técnica estéril durante todo el proceso, vistiéndose con mascarilla, bata estéril, gorro, guantes estériles y preparará todo el material en un campo estéril. Se canalizará un epicutáneo.
  • Determinar la colocación correcta del catéter central intravenoso mediante examen radiológico.
    • Tras la canalización del catéter epicutáneo, se realizará una radiografía para asegurar la posición de la punta del catéter, antes de administrar la nutrición parenteral.
  • Mantener una técnica estéril al preparar y colgar las soluciones de NPT.
    • La preparación de la nutrición parenteral se realizará mediante técnica estéril, precisando una enfermera estéril con bata estéril, guantes estériles, mascarilla, gorro, campo estéril y un técnico de cuidados de enfermería que suministre el material de forma adecuada.
  • Realizar un cuidado aséptico y meticuloso con regularidad del catéter venoso central, sobre todo de su sitio de salida, para asegurar un uso prolongado, seguro y sin complicaciones.
    • La enfermera realizará la primera cura del apósito estéril a las 24 horas tras su colocación.
  • Mantener un flujo constante de la solución de NPT.
    • La enfermera programará la bomba de infusión venosa calculando el volumen total de líquidos a infundir en 24 horas para mantener un ritmo estable.
  • Pesar al paciente diariamente.
    • La enfermera pesará diariamente al recién nacido antes de realizar el aseo diario.

En la necesidad nueve, evitar peligros/ seguridad, puede ser susceptible a sufrir una invasión y multiplicación de organismos patógenos que pueden comprometer la salud, debido a la vía central de inserción periférica que se canaliza en el momento del ingreso, por ello elaboramos el siguiente diagnóstico.

 

Riesgo de infección r/c alteración de la integridad de la piel.1

NOC: severidad de la infección.2

Indicadores: Medido en escala 14, grado de un estado o respuesta negativo o adverso.

  • Erupción:
    • Actual: 5. Ninguno.
    • Objetivo: 5. Ninguno.
  • Fiebre:
    • Actual: 5. Ninguno.
    • Objetivo: 5. Ninguno.

NIC: Protección contra las infecciones:3

Actividades:

  • Observar los signos y síntomas de infección sistémica y localizada.
    • La enfermera revisará la zona de punción de la vía central una vez por turno, vigilando cualquier signo de infección.

En la necesidad siete termorregulación, debido a la edad de nuestro paciente, es susceptible de padecer un fallo de la termorregulación que puede resultar en una temperatura corporal central inferior al rango diurno normal y que puede comprometer la salud, por ello elegimos el siguiente diagnóstico:

 

Riesgo de hipotermia r/c temperatura ambiental baja.1

NOC: termorregulación: recién nacido2

Indicadores: medido en escala 14, grado de un estado o respuesta negativo o adverso.

  • Hipotermia:
    • Actual: 5. Ninguno.
    • Objetivo: 5. Ninguno.

NIC: tratamiento de la hipotermia.3

  • Monitorizar la temperatura del paciente, usando el dispositivo de medición y la vía más apropiados.
    • La técnico de cuidados auxiliares de enfermería medirá la temperatura del recién nacido una vez por turno.
  • Aplicar recalentamiento pasivo (p. ej., manta, cubrir la cabeza, y calentar la ropa).
    • La enfermera o técnico de cuidados auxiliares de enfermería le colocará el gorro al recién nacido durante las primeras 24 horas de vida.
    • Mientras el recién nacido esté en la cuna, la enfermera o técnico de cuidados auxiliares de enfermería le tapará con colcha y manta.
    • Si el recién nacido realiza piel con piel con sus progenitores, se cubrirá la espalda con una manta mientras tanto.

Una vez planificado el Proceso de Atención de Enfermería se lleva a cabo en la fase de ejecución según lo previsto. Se han ido valorando continuamente las necesidades del paciente para flexibilizar las actividades y hacerlo lo más individualizado posible.

Se ha canalizado la vía central de inserción periférica según lo previsto, para iniciar la nutrición parenteral total, sin ninguna incidencia. Se ha revisado continuamente el punto de inserción sin aparecer signos de infección, ni aumento de la temperatura corporal. El recién nacido tampoco ha presentado ningún episodio de aspiración.

Tras la ejecución se ha realizado la evaluación del proceso de atención de enfermería para comprobar que nuestros objetivos se han cumplido.

Respecto a la administración de nutrición parenteral, se comenzó al ingreso del paciente y diariamente se ha ido cambiando según pauta que precisa el recién nacido. Por ello nuestra situación inicial estaba valorada en un 4 sustancialmente adecuado, y tras las actividades ya mencionadas (manipulación estéril, ritmo de infusión adecuado, etc.) al final de nuestro proceso de atención de enfermería lo valoramos en un 5, completamente adecuado. Por esta razón podemos decir que se ha cumplido nuestro objetivo satisfactoriamente.

Un síntoma de la atresia de esófago es la xialorrea y por ello está muy elevado el riesgo de aspiración. Al inicio de nuestro trabajo, nuestro paciente presentaba un nivel 2, sustancial, en la severidad de las náuseas y nuestro indicador era la secreción excesiva de saliva. Gracias a las actividades de enfermería propuestas como elevación de la cuna, hemos conseguido al final del proceso un nivel 5, ninguno. Por lo que podemos decir que la xialorrea no ha generado ningún problema de salud.

Respecto el riesgo de infección asociado a la vía central de inserción periférica, se ha mostrado que el Proceso de Atención de Enfermería ha funcionado, porque se partía de un nivel 5, ningún síntoma de erupción ni fiebre y gracias a las actividades de enfermería que controlaban por turno temperatura y punto de inserción, realizando curas si procedía, se ha mantenido en ese nivel.

Por último, respecto al riesgo de hipotermia, también ha resultado satisfactorio. Se partía de un nivel 5 en el que no había problema, y gracias a las actividades que han realizado las enfermeras y técnicos de cuidados auxiliares de enfermería, se ha conseguido mantener en todo momento la temperatura del recién nacido.

Con este trabajo se demuestra que utilizar un Proceso de Atención de Enfermería es útil para facilitar un trabajo más ordenado y fluido y al ser dinámico se puede ir adaptando a las necesidades de cada paciente en todo momento.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. NANDA INTERNACIONAL. Diagnósticos enfermeros definiciones y clasificación 2018-2020. 11º ed. Eselvier 2018
  2. Moorhead S, Swanson E, Johnson M, Maas M. Clasificación de Resultados de Enfermería (NOC). 6º ed. Elsevier. 2018.
  3. Butcher H, Bulechek G, Dochterman J, Wagner C. Clasificación de Intervenciones de Enfermería (NIC). 7º ed. Elsevier. 2018.