Type to search

Primera crisis convulsiva. Caso clínico.

Categoría: ,
24 marzo 2021

AUTORES

  1. Sonia Ruiz Lorente. Grado Universitario en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza, España.
  2. Nuria Sara Redondo Benito. Grado Universitario en Enfermería y Máster Universitario en Iniciación a la Investigación en Enfermería. Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  3. Andrea Silvia Lasheras Uriel. Hospital Royo Villanova. Grado Universitario en Enfermería. Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  4. Danae Sánchez Ortega. Grado Universitario en Enfermería. Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  5. María Yagüe Nogué. Grado Universitario en Enfermería y Máster Universitario en Iniciación a la Investigación en Enfermería. Hospital Royo Villanova.

 

RESUMEN

Varón de 18 años que presenta episodio de movimientos tónico-clónicos en las cuatro extremidades, con pérdida de consciencia, expulsando espuma por la boca, sin pérdida de control de esfínteres ni mordedura lingual y con posterior cuadro confusional, en contexto de privación de sueño y consumo de alcohol.

 

PALABRAS CLAVE

Convulsión, cuidados de enfermería.

 

ABSTRACT

18 year-old male who presents an episode of tonic-clonic movements in all four limbs with loss of conscience, foaming at the mouth and with subsequent confusion, in the context of sleep deprivation and alcohol consumption. There was no loss of bladder or bowel control, or tongue biting.

 

KEY WORDS

Seizure, nursing care.

 

INTRODUCCIÓN

Las convulsiones son descargas eléctricas súbitas, anómalas y excesivas que tienen lugar en el cerebro y que pueden causar alteraciones en el funcionalismo motor o del sistema nervioso autónomo, en el nivel de consciencia o en el sistema nervioso sensitivo, dependiendo de la función del área involucrada.

 

No todas las personas con convulsiones padecen epilepsia. Las convulsiones no epilépticas representan la respuesta a un estímulo que no se origina en el sistema nervioso central (SNC), como la abstinencia del alcohol, la fiebre, la hipoxia, la intoxicación por fármacos o drogas y los envenenamientos.1

 

Las características de las convulsiones varían y dependen de en qué parte del cerebro comienza la alteración y cómo se propaga. Ocurren síntomas temporales, como pérdida del conocimiento o la consciencia, y alteraciones del movimiento, de los sentidos (incluyendo visión, audición y gusto), estado de ánimo u otras funciones cognitivas.2

 

Según la clínica, las convulsiones pueden clasificarse en:

  • Crisis generalizadas. La descarga eléctrica inicial afecta a ambos hemisferios del cerebro de forma simultánea desde el inicio de la propia convulsión hasta su final. Existen diferentes tipos:
  • Crisis tónico-clónicas: que se dividen en tres fases: pretonicoclónica, aparición de mioclonías y signos de afectación unilateral (desviación oculocefálica); tonicoclónica, pérdida brusca de consciencia con contracción generalizada y rigidez (fase tónica), seguida de relajación del tono muscular y aparición de sacudidas bruscas, simétricas y repetidas de los miembros y el tronco (fase clónica). Se acompaña de signos vegetativos (hipersalivación, secreciones bucales, alteración de la respiración y/o relajación de esfínteres).
  • Crisis de ausencia: pérdidas de consciencia de inicio y final brusco, de segundos de duración.
  • Crisis mioclónicas: contracciones involuntarias, repentinas y breves de músculos o grupos musculares.
  • Crisis mioclónicas-astásicas: mioclonías simétricas en miembros superiores o de manera más irregular en musculaturas facial, seguidas de un período de atonía.
  • Crisis clónica: contracción muscular repetitiva, en forma de sacudidas, regular y prolongada en el tiempo.
  • Crisis tónica: contracción muscular mantenida, en flexión o extensión.
  • Crisis atónica: disminución brusca del tono muscular en cuello, tronco y extremidades, de uno o dos segundos de duración.
  • Crisis parciales. La descarga eléctrica se inicia en una zona delimitada del cerebro. Estas convulsiones parciales son de 2 tipos: simples, en las que el paciente no llega a perder el conocimiento, y complejas, en las que el paciente queda inconsciente.1,3

 

Determinados hábitos de vida saludable contribuyen a un mejor control de las crisis, por lo que un abordaje terapéutico integral contemplará recomendaciones para evitar factores desencadenantes como: alcohol, cafeína, drogas, estímulos luminosos, estrés emocional, privación de sueño y fatiga.4

 

DESARROLLO DEL CASO CLÍNICO

 

Varón de 18 años, que no refiere antecedentes médicos significativos.

 

Episodio presenciado por su madre. Refiere que a las 13:00h estando ella en el salón ha oído un ruido y al acudir al dormitorio del paciente, lo encuentra en el suelo, inconsciente, con movimientos tónico-clónicos en las cuatro extremidades y expulsando espuma por la boca. El episodio dura 10-15 minutos y el paciente no ha presentado mordedura lingual ni relajación de esfínteres. Tras recuperar la consciencia presenta estado postcrítico, en forma de confusión mental de unos 15 minutos de duración, con amnesia del episodio.

 

Cuenta haber estado en una discoteca ayer por la noche y haber bebido “tres cubatas”. Se acostó a las 4:00h de la mañana. No refiere consumo de otros tóxicos.

 

No episodios previos similares.

 

No otra clínica acompañante: no fiebre, no clínica respiratoria ni digestiva.

 

ANTECEDENTES:

 

Datos clínicos: AM no relevantes. IQ: No

 

Medicación actual: No refiere.

 

Alergias: Sin alergias medicamentosas conocidas hasta la fecha.

 

EXPLORACIÓN FÍSICA:

 

Tensión arterial: 133/71, Frecuencia Cardíaca: 84 lpm, Temperatura timpánica: 36.60ºC. Saturación de Oxígeno: 97%.

 

Consciente y orientado, buen estado general, normocoloreado y normohidratado, eupneico en reposo.

  • AC: Ruidos cardíacos rítmicos a 84 lpm sin soplos.
  • AP: Normoventilación.
  • Abdomen: Blando, depresible, no se palpan masas ni megalias, no doloroso a la palpación, sin signos de irritación peritoneal, peristaltismo presente.
  • EEII: No edemas.
  • Se solicita interconsulta al servicio de neurología: Glasgow 15, habla con comprensión, nominación y repetición sin alteraciones, pupilas isocóricas y normorreactivas, campimetría por confrontación sin alteraciones, pares craneales normales, fuerza y sensibilidad de las cuatro extremidades sin alteraciones, no dismetrías ni disdiadococinesia, romberg negativo.

 

PRUEBAS COMPLEMENTARIAS:

  • RX tórax: sin alteraciones pleuroparenquimatosas de evolución aguda.
  • AS: sin alteraciones significativas.
  • TC cerebral: Sin hallazgos que sugieran la presencia de proceso expansivo intracraneal ni desviación de línea media. Marco óseo sin hallazgos significativos.

 

EVOLUCIÓN:

Durante la estancia en urgencias el paciente se recupera completamente.

 

TRATAMIENTO RECIBIDO EN URGENCIAS:

No precisa tratamiento.

 

IMPRESIÓN DIAGNÓSTICA:

Crisis tónico-clónica generalizada en contexto de privación de sueño y consumo de alcohol.

 

PLAN DE CUIDADOS ENFERMEROS:

No precisa tratamiento antiepiléptico.

En caso de presentar nueva crisis acudirá de nuevo a urgencias.

Control por su Médico de Atención Primaria.

Debe conocer que algunas circunstancias pueden desencadenar crisis convulsivas en pacientes con cerebro sano, como pasar mucho tiempo sin dormir, tomar sustancias que actúan en el cerebro, deshidratación, fiebre, pérdida de sales, desnutrición, estímulos luminosos y estrés emocional.

Es conveniente que evite en las próximas semanas circunstancias en las que una posible crisis pudiera poner en riesgo a sí mismo o a las personas de su entorno: nadar, bucear, manejar maquinaria peligrosa, armas, vehículos a motor, etc.

 

DESTINO:

Alta a domicilio.

 

VALORACIÓN DE ENFERMERÍA SEGÚN NECESIDADES DE VIRGINIA HENDERSON

 

1. RESPIRACIÓN:

Respiración normal, sin disnea. No precisa oxigenoterapia, saturación de O2 de 97% basal.

 

2. COMER Y BEBER ADECUADAMENTE:

Dieta adecuada, buena capacidad para deglución y masticación. Bien hidratado. No náuseas ni vómitos. Refiere la ingesta de “1-2 cervezas diarias”, incrementándose el consumo de cantidad alcohólica los fines de semana.

 

3. ELIMINACIÓN:

Buen patrón de eliminación, no estreñimiento ni diarrea.

 

4. MOVILIZACIÓN:

Realización de ejercicio físico regularmente. Sale a correr durante 1 hora, tres días a la semana. Y usa la bicicleta como medio de transporte más habitual.

 

5. REPOSO / SUEÑO:

Mala higiene del sueño, descansa pocas horas al día. Se levanta a las 6:30h para ir a la universidad y suele acostarse pasadas las 00:30h.

 

6. VESTIRSE / DESVESTIRSE:

Independiente.

 

7. TERMORREGULACIÓN:

Afebril. Mantiene adecuada temperatura corporal.

 

8. HIGIENE / PIEL:

Buenos hábitos higiénicos. Buen estado de la piel, coloración y temperatura. No presencia de lesiones.

 

9. SEGURIDAD:

Consumo abusivo de alcohol.

 

10. COMUNICACIÓN:

Consciente y orientado. Buena comunicación y comprensión verbal.

 

11. CREENCIAS Y VALORES:

Buen grado de aceptación del episodio vivido.

 

12. TRABAJAR/REALIZARSE:

Es monitor de tiempo libre en un colegio.

 

13. OCIO:

Le gusta hacer deporte, leer y los videojuegos, refiere un amplio grupo de amigos.

 

14. APRENDER:

Actualmente estudiando en la universidad.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA, NANDA, NIC, NOC

 

(00155) Riesgo de caídas r/c pérdida de conocimiento.

Riesgo de aumento de la susceptibilidad a las caídas que puede causar daño físico.

 

Objetivos (NOC):

  • (1902) Control del riesgo. Indicadores:
  • Reconoce cambios en su estado de salud.
  • Modifica el estilo de vida para reducir el riesgo.
  • (1908) Detección del riesgo. Indicadores:
  • Reconoce los signos y síntomas que indican riesgos.
  • Identifica los posibles riesgos para la salud.

 

Intervenciones (NIC):

  • (6654) Vigilancia: Seguridad. Actividades:
  • Observar si hay alteraciones de la función física o cognoscitiva del paciente que puedan conducir a una conducta insegura.
  • Vigilar el ambiente para ver si hay peligro potencial para su seguridad.

 

(00039) Riesgo de aspiración r/c reducción del nivel de conciencia.

Riesgo de que penetren en el árbol traqueobronquial las secreciones gastrointestinales, orofaríngeas o sólidos o líquidos.

 

Objetivos (NOC):

  • (403) Estado respiratorio: Ventilación. Indicadores:
  • Facilidad de la respiración.
  • Ausencia de ruidos respiratorios patológicos.
  • (410) Estado respiratorio: Permeabilidad de las vías respiratorias. Indicadores:
  • Ausencia de fiebre.
  • Frecuencia respiratoria en el rango esperado.

 

Intervenciones (NIC):

  • (3140) Manejo de las vías aéreas. Actividades:
  • Vigilar el estado respiratorio y la oxigenación, si procede.
  • Realizar la aspiración endotraqueal o nasotraqueal, si procede.
  • (3200) Precauciones para evitar la aspiración. Actividades:
  • Mantener vías aéreas permeables.
  • Colocar al paciente en posición lateral de seguridad, si procede.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Meg GambrellL, Nicole Flynn. Crisis convulsivas. Nursing [Internet]. 2005 [citado 27 Feb 2021]; 23(6):8-13. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-nursing-20-articulo-crisis-convulsivas-13076886?referer=buscador
  2. Organización Mundial de la Salud (OMS). Epilepsia. OMS.[Internet].2005.[consultado 28/08/2021]. Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs999/es/ (último acceso 29/06/2019)
  3. Galarreta Aperte S, Martín Gracia C. Enferpedia. Técnicas y procedimientos de Enfermería. 1.ª ed. Madrid: Editorial Médica Paramericana; 2018. p. 170-175.
  4. López González FJ, Villanueva Haba V, Falip Centelles M, Toledo Argany M, Campos Blanco D, Serratosa Fernández J. Manual de Práctica Clínica en Epilepsia. Recomendaciones diagnóstico-terapéuticas de la SEN 2019. Madrid: Luzán 5 Health Consulting, S.A.; 2019. p. 175-184.
  5. Heather Herdman, T. Diagnosticos enfermeros: Definiciones y clasificaciones, 2012-2014. Barcelona: Elsevier; 2013.
  6. Moorhead S, Johnson M, Maas ML, Swanson E. Clasificación de Resultados de Enfermería (NOC).5ªed. Barcelona: Elsevier; 2014.
  7. Bulecheck GM, Butcher HK, Dochterman JM, Wagner CM. Clasificación de Intervenciones de Enfermería (NIC).6ªed.Barcelona: Elsevier; 2014.