Type to search

Prevención del cáncer y factores de riesgo.

5 septiembre 2021

AUTORES

  1. Elena Tambo Lizalde. Graduada en enfermería. Hospital Miguel Servet, Zaragoza, España.
  2. Cristina Aréjula Tarongi. Diplomada en enfermería. Hospital Clínico Lozano Blesa, Zaragoza.
  3. Nuria Ramos Jiménez. Diplomada en enfermería. Hospital Clínico Lozano Blesa, Zaragoza.

 

RESUMEN 

El cáncer es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad a nivel mundial. La International Agency for Research on Cancer señala que en el año 2020 se diagnosticaron aproximadamente 19,3 millones de casos nuevos en el mundo.

Según las estimaciones a nivel mundial se prevé que el número de casos aumentará en las dos próximas décadas a 30,2 millones de casos nuevos al año en 2040.

En España, es también una de las principales causas de morbi-mortalidad. El número de cánceres diagnosticados en el año 2021 se estima que alcanzará los 276.239 casos.

Se trata de una enfermedad universal que afecta a todos los seres humanos sin tener en cuenta la edad, el sexo, la razón ni el estado socioeconómico, cultural o geográfico. Aunque los factores genéticos contribuyen en el origen del cáncer, los factores ambientales parecen ser los factores de riesgo predominantes para la mayoría de los tumores. Se estima que entre el 80-90% de los cánceres son prevenibles.

Por todo ello, se considera imprescindible avanzar hacia la prevención del cáncer siendo la mejor estrategia una prevención primaria y un diagnóstico precoz.

 

PALABRAS CLAVE

Cáncer, factores de riesgo, mortalidad, prevención, diagnóstico precoz.

 

ABSTRACT

Cancer is one of the leading causes of morbidity and mortality worldwide. The International Agency for Research on Cancer indicates that in the year 2020 approximately 19.3 million new cases were diagnosed in the world.

According to global estimates, the number of cases is expected to increase over the next two decades to 30.2 million new cases per year by 2040.

In Spain, it is also one of the main causes of morbidity and mortality. It is estimated that the number of cancers diagnosed in 2021 will reach 276,239 cases.

It is a universal disease that affects all human beings regardless of their age, sex, reason or socioeconomic, cultural or geographical condition. Although genetic factors contribute to the origin of cancer, environmental factors appear to be the predominant risk factors for most tumors. It is estimated that between 80 and 90% of cancers are preventable.

Therefore, it is considered essential to move towards cancer prevention, the best strategy being primary prevention and early diagnosis.

 

KEY WORDS

Cancer, risk factors, mortality, prevention, early diagnosis.

 

INTRODUCCIÓN

El cáncer incluye enfermedades caracterizadas por un crecimiento excesivo y descontrolado de células que invaden y lesionan tejidos y órganos provocando finalmente la muerte.

Los tumores con mayor prevalencia en España en 2020 fueron; colorrectal, próstata, pulmón, mama, vejiga y estómago. Se trata de la tercera causa de muerte en España siendo primera causa en hombres y tercera en mujeres. Se calcula que el número de muertes producidas por tumores aumentará a más de 14 millones en el año 2035.

El estudio microscópico revela las siguientes características de las células cancerosas:

  • Pleomorfismo: las células son de distintas formas y tamaños.
  • Polimorfismo: el núcleo es más grande y su forma varía.
  • Aneuploidía: cantidades anormales de cromosomas.
  • Organización cromosómica anormal: pueden aparecer translocaciones, deleciones, adiciones, secciones débiles en los cromosomas, etc.

El cáncer aparece como consecuencia de mutaciones en los genes de las células que controlan el crecimiento y la diferenciación celular. Las mutaciones que afectan a las células somáticas son el resultado del envejecimiento celular (cuantas más divisiones celulares, mayor posibilidad de errores aleatorios en las copias) y de la exposición a carcinógenos ambientales (epigenética). Por tanto, el riesgo de cáncer aumenta con la edad. En la mayoría de los cánceres, el riesgo aumenta a partir de los 50 años.

 

FACTORES DE RIESGO Y PREVENCIÓN DEL CÁNCER:

En el contexto europeo, las recomendaciones para la prevención del cáncer están sintetizadas en “El código europeo contra el cáncer”, que analiza cómo se puede influir tanto desde estrategias de prevención primaria como secundaria en el control de esta enfermedad.1,2

La prevención primaria debe permitir la identificación y aislamiento de aquellos factores, evitando o reduciendo la exposición a los mismos por parte de individuos y poblaciones, impidan que la enfermedad se desarrolle, o si lo hace, que esta sea menos grave.

Todavía se desconocen muchos de los factores que pueden influir en la aparición del cáncer, los principales, se indican a continuación. Algunos de los que se conocen como la edad o antecedentes familiares, no se pueden evitar, por ello surge la necesidad de diagnosticar el cáncer en un momento precoz de su desarrollo, cuando es posible su curación en la mayoría de los casos por medios sencillos. La prevención secundaria o cribado actúa en la fase subclínica, produciendo un adelanto diagnóstico tanto mayor cuanto más sensibles son los métodos de detección.3-7

 

Factores ambientales:

Aunque los factores genéticos contribuyen en el origen del cáncer, los factores ambientales parecen ser los factores de riesgo predominantes para la mayoría de los tumores. Los elementos ambientales que rodean a las personas explican la mayoría de las diferencias en relación a la incidencia del cáncer.

  • Tabaco:

Es el factor ambiental que más contribuye a la mortalidad prematura. Diversos estudios han demostrado su influencia en los casos de cáncer de pulmón así como la relación con los tumores de la cavidad oral, laringe, faringe, páncreas, vejiga y pelvis renal.

El riesgo está directamente relacionado con la duración del hábito tabáquico, la edad de inicio del consumo, el número de cigarrillos diarios y el tipo de tabaco consumido.

El humo del tabaco se considera el carcinógeno individual más letal, conteniendo miles de sustancias químicas.

La exposición pasiva al tabaquismo parece incrementar el riesgo de cáncer pulmonar de personas que no fuman pero que conviven o se relacionan con fumadores.

Al dejar de fumar se reduce el riesgo de cáncer por el tabaco. El beneficio está probado a partir de los cinco años sin fumar.

  • Agentes infecciosos:

La incidencia de los cánceres asociados a infecciones es casi el triple en países en vías de desarrollo que en países desarrollados. Es el caso del virus del papiloma humano con el cáncer de cuello uterino.

  • Fármacos y hormonas:

Los cambios hormonales pueden precipitar el desarrollo de algunos tipos de cáncer en especial aquellos hormonodependientes.

  • Consumo de alcohol:

Se ha relacionado con cánceres de cabeza y cuello, laringe, hígado y páncreas.

  • Alimentación:

Se recomienda reducir el consumo de grasas tanto saturadas como insaturadas, ya que esto se relaciona con un aumento de la incidencia de cánceres como el de colon, próstata y mama.

La obesidad es factor de riesgo de cánceres como el de colon, mama, endometrio, próstata, esófago, cardias, riñón, hígado, mieloma múltiple, meningioma, ovario y tiroides.

  • Actividad física:

Se ha relacionado un aumento de la actividad física con una disminución en la incidencia de algunos tipos de cáncer donde destaca el cáncer colorrectal, el de mama y el de endometrio.

  • Radiaciones:

La radiación ionizante se ha visto relacionada con el desarrollo de varios tipos de cáncer.

La luz solar es la principal fuente de exposición a la radiación ultravioleta que se ha asociado a cáncer de piel.

  • Edad:

La edad influye de forma determinante en el riesgo de cáncer. De hecho, la edad avanzada se considera el factor de riesgo más importante de cáncer en general y para muchos tipos individuales de cáncer.

Existe un creciente interés por el desarrollo de programas de educación para el autocuidado, pero su alcance es limitado y su impacto poco conocido. A continuación, se presenta un plan de cuidados centrado precisamente en educación para el autocuidado:

 

PLAN DE CUIDADOS DE ENFERMERÍA

 

NANDA internacional define el diagnóstico protección ineficaz (00043) como: disminución de la capacidad para protegerse de amenazas internas o externas, como enfermedades o lesiones.

 

Resultado NOC I: Conducta de fomento de la salud (1602). Acciones personales para mantener o aumentar el bienestar.

  • 160203 Supervisa los riesgos de la conducta personal.
  • 160212 Obtiene screenings de salud recomendados.
  • 160214 Sigue una dieta sana.
  • 160215 Utiliza métodos eficaces de control de peso.
  • 160218 Evita el mal uso del alcohol.
  • 160219 Evita el uso del tabaco.
  • 160221 Equilibra la actividad y reposo.
  • 160225 Evita el tabaquismo pasivo.

Intervención NIC: educación para la salud (5510). Desarrollar y proporcionar instrucción y experiencias de aprendizaje que faciliten la adaptación voluntaria de la conducta para conseguir la salud en las personas, familias, grupos o comunidades.

 

Actividades:

  • Identificar los factores internos y externos que puedan mejorar o disminuir la motivación para seguir conductas saludables.
  • Determinar el conocimiento sanitario actual y las conductas del estilo de vida de los individuos, familia o grupo diana.
  • Ayudar a las personas, familia y comunidades para clarificar las creencias y valores sanitarios
  • Utilizar debates de grupo y juego de roles para influir en las creencias, actitudes y valores que existen sobre la salud.
  • Implicar a los individuos, familias y grupos en la planificación e implementación de los planes destinados a la modificación de conductas de estilo de vida o respecto de la salud.
  • Determinar el apoyo de la familia, compañeros y comunidad a las conductas que induzcan la salud.

 

Resultado NOC I: Control del riesgo (1902). Acciones personales para comprender, evitar, eliminar o reducir las amenazas para la salud que son modificables.

  • 190201 Reconoce los factores de riesgo personales.
  • 190202 Controla los factores de riesgo ambientales.
  • 190203 Controla los factores de riesgo personales.
  • 190204 Desarrolla estrategias de control del riesgo efectivas.
  • 190208 Modifica el estilo de vida para reducir el riesgo.
  • 190212 Recibe las vacunas recomendadas.
  • 190220 Identifica los factores de riesgo.

Intervención NIC: identificación de riesgos (6610). Análisis de los factores de riesgo potenciales, determinación de riesgos para la salud y asignación de la prioridad a las estrategias de disminución de riesgos para un individuo o grupo de personas.

Actividades:

  • Identificar los riesgos biológicos, ambientales y conductuales, así como sus interrelaciones.
  • Instruir sobre los factores de riesgo y planificar la reducción del riesgo.
  • Planificar la monitorización a largo plazo de los riesgos para la salud.
  • Aplicar las actividades de reducción del riesgo.

 

CONCLUSIONES

La disminución de algunos factores de riesgo como el tabaco, el alcohol, el control de los riesgos de cancerígenos ambientales y laborales así como una alimentación adecuada y la práctica del ejercicio físico, pueden influir en una disminución importante de los cánceres más frecuentes. Es imprescindible avanzar hacia la prevención del cáncer, puesto que la mayoría son debidos a factores exógenos, sin dejar de considerar la carga debida a la predisposición genética.

La prevención primaria tiene como fin reducir la incidencia de la enfermedad, limitando la exposición a determinados factores etiológicos cuya presencia es necesaria o favorece la aparición de la enfermedad oncológica, o incrementando la resistencia a dichos factores.

La prevención secundaria o programas de cribado (screening) pretende detectar los tumores en personas asintomáticas, y realizar una intervención apropiada en esta fase precoz, modificando con ello la historia natural de la enfermedad.

Está demostrado que la población donde se realiza el cribado de una enfermedad, disminuirá la mortalidad por esa causa.3-7

No hay una educación adecuada en personas con importantes factores de riesgo como las anteriormente mencionadas y de igual manera sigue siendo deficiente la detección precoz en atención primaria, en donde una vez el paciente es referido al médico especialista, se evidencia que la neoplasia se encuentra en un estado avanzado con alto riesgo de complicaciones y mortalidad8. Se destaca la importancia de una apropiada educación a las poblaciones con factores de riesgo teniendo en cuenta: la Atención Primaria en Salud, la Prevención Primaria y Prevención Secundaria, como métodos idóneos para la adecuada identificación por parte de los pacientes y el acertado diagnóstico y tratamiento por parte de los médicos de Atención Primaria.9

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Boyle P, Autier P, Bartelink H, Baselga J, Boffetta P, Burn J, et al. European Code Against Cancer and scientific justification: third version (2003). Annals of Oncology 2003; 14: 973-1005.
  2. Martín-Moreno JM. El código europeo contra el cáncer. Tercera revisión (2003): Insistiendo y avanzando en la prevención del cáncer. Rev esp salud pública 2003; 77: 673-9.
  3. Nyström L, Andersson I, Bjurstam N. 2002. Long-term effects of mammography screening: updated overview of the Swedish randomised trials. Lancet. Mar 16; 359(9310): 909-19.
  4. Heresbach D, Manfredi S, D’halluin PN. Review in depth and meta-analysis of controlled trials on colorectal cancer screening by faecal occult blood test. Eur J Gastroenterol Hepatol. 2006; 18: 427-33.
  5. Hewitson P, Glasziou P, Irwig L. Screening for colorectal cancer using the faecal occult blood test, Hemoccult. Cochrane Database Syst Rev. 2007; 1:CD001216.
  6. Mandel JS, Church TR, Ederer F, Bond JH. Colorectal cancer mortality: Effectiveness of biennial screening for fecal occult blood. J Natl Cancer Inst. 1999; 91: 434-7.
  7. Ascunce N, Moreno-Iribas C, Barcos A, Ardanaz E, Ederra M, Castilla J, et al. Changes in breast cancer mortality in Navarre (Spain) after introduction of a screening programme. J Med Screen. 2007; 14: 14–20.
  8. Fleming N, Tian J, Vega E, Gold H, Darvishian F, Pavlick A, et al. Impact of age on management of primary melanoma patients. National Institute of Health. 2013 August; 85(3): p. 1-17.
  9. Gil N, Hernández E, Contreras J. El impacto de la prevención primaria y secundaria en la disminución del cáncer de piel. Rev CES Salud Pública. 2016; 7.