Type to search

Prevención de las distracciones durante la actividad enfermera.

Categoría: ,
23 agosto 2021

AUTORES

  1. Silvia Lozano Alonso. Enfermera Especialista en Familia y Comunitaria, C.S. Calatayud, SALUD Aragón.
  2. Israel Sisamón Marco. Enfermero C.S. Calatayud, SALUD Aragón.
  3. Isabel García Andrés. Enfermera C.S. Calatayud, SALUD Aragón.
  4. María José Ponce Lázaro. Enfermera C.S. Calatayud, SALUD Aragón.
  5. Beatriz Delgado Guerrero. Enfermera C.S. Calatayud, SALUD Aragón.
  6. Cristina Muñoz Solera. Enfermera C.S: Calatayud, SALUD Aragón.

 

RESUMEN

Introducción: Tanto en el día a día como en los entornos de atención de salud, las distracciones y las interrupciones son amenazas para el rendimiento y la seguridad de las personas. La seguridad del paciente supone a veces un problema en el área de la sanidad a nivel mundial, y es un aspecto que afecta de manera directa a la calidad asistencial, y por lo tanto es prioritario asegurarla en los sistemas sanitarios.

Objetivos: Conocer estrategias de mejora que reduzcan los errores de administración de medicación causados por la intervención enfermera. Minimizar las interrupciones; Disminuir los eventos adversos.

Metodología: Inicialmente, para elaborar este proyecto de mejora, se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica con el objetivo de identificar los principales factores que provocan errores en la administración de la mediación, y las ventajas del uso de chalecos en la preparación y dispensación de medicación para minimizar dichos errores.

Esta revisión bibliográfica consiste en la búsqueda de artículos en las principales bases de datos como Medline (PubMed), Cochrane Library, Scielo, y revistas científicas con publicaciones relacionadas con la materia. A continuación, se han seleccionado aquellos artículos con la información más adecuada para realizar correctamente este proyecto.

Resultados: La evaluación del plan de mejora se lleva a cabo mediante una serie de indicadores de distinto tipo: En primer lugar, como indicador de estructura se aplicará al inicio del plan de mejora. Valora la disponibilidad de aulas (seis) amplias con proyector además de cuantificar el número de butacas ocupadas por los asistentes en relación al número total de butacas disponibles en el aula durante cada sesión.

Conclusión: Se ha demostrado que, con los chalecos colocados en el profesional de enfermería, se ha logrado disminuir el riesgo de sufrir interrupciones durante la administración de la medicación ya que sirve como signo de aviso para respetar al profesional durante ese momento. Resulta de gran importancia puesto que dicho error puede provocar un fallo en la cadena terapéutica y, por tanto, un posible efecto negativo sobre el paciente, y el profesional de enfermería es el principal responsable de ello.

 

PALABRAS CLAVE

Enfermería, organización y administración, organización hospitalaria.

 

ABSTRACT

Introduction: In both day-to-day and healthcare settings, distractions and interruptions are threats to people’s performance and safety. Patient safety is sometimes a problem in the area of ​​health worldwide, and it is an aspect that directly affects the quality of care, and therefore it is a priority to ensure it in health systems.

Objectives: Know improvement strategies that reduce medication administration errors caused by nursing intervention.

Minimize interruptions; Reduce adverse events.

Methodology: Initially, to develop this improvement project, a bibliographic review has been carried out in order to identify the main factors that cause errors in the administration of mediation, and the advantages of the use of vests in the preparation and dispensing of medication for minimize such errors.

This bibliographic review consists of searching for articles in the main databases such as Medline (PubMed), Cochrane Library, Scielo, and scientific journals with publications related to the subject. Below, those articles with the most appropriate information have been selected to successfully carry out this project.

Results: The evaluation of the improvement plan is carried out by means of a series of different types of indicators: First, as a structure indicator, it will be applied at the beginning of the improvement plan. It evaluates the availability of large classrooms (six) with a projector in addition to quantifying the number of seats occupied by attendees in relation to the total number of seats available in the classroom during each session.

Conclusion: It has been shown that, with the vests placed on the nursing professional, it has been possible to reduce the risk of suffering interruptions during the administration of the medication since it serves as a warning sign to respect the professional during that moment. It is of great importance since this error can cause a failure in the therapeutic chain and, therefore, a possible negative effect on the patient, and the nursing professional is the main responsible for this.

 

KEY WORDS

Nursing, organization and administration, hospital organization.

 

INTRODUCCIÓN

Tanto en el día a día como en los entornos de atención de salud, las distracciones y las interrupciones son amenazas para el rendimiento y la seguridad de las personas. La seguridad del paciente supone a veces un problema en el área de la sanidad a nivel mundial, y es un aspecto que afecta de manera directa a la calidad asistencial, y por lo tanto es prioritario asegurarla en los sistemas sanitarios1,2.

Se ha estimado que, en todo el mundo, el 10-20% de los eventos adversos que ocurren en el ámbito hospitalario corresponden a errores de medicación. Concretamente, en España el 4% de los pacientes ingresados en hospitales experimentan complicaciones relacionadas con la mala administración de la medicación siendo la mayoría de ellos evitables [1,3]. Este proyecto de mejora va destinado a todos los profesionales de enfermería de cualquier planta médica y quirúrgica de un hospital, para que sean conscientes del riesgo que suponen los errores en la administración de medicación. Cuando estos sanitarios son conscientes de los efectos negativos prestan más atención en su entorno de trabajo, y hacen especial hincapié en la educación del paciente para evitar que se interrumpa la preparación y la administración de los fármacos. Es necesaria la identificación de los factores de riesgo presentes en el entorno de trabajo que dificultan la correcta calidad asistencial. En muchas ocasiones el problema de que se produzcan situaciones de este tipo se debe al cansancio excesivo, estrés, interrupciones por parte de los familiares, pacientes y otros profesionales; así como por la sobrecarga de trabajo, uso de dispositivos móviles, entre otros. Así mismo, la carga cognitiva es un factor primordial que influye directamente en la asistencia, y es por ello que aumenta las distracciones, ya que la memoria humana presenta limitaciones, lo cual, dificulta la asimilación de múltiples informaciones al mismo tiempo4. Otros factores que afectan son una unidad de trabajo poco habilitada, las características del material, la falta de determinados medicamentos y el material en el momento de la administración lo cual ralentiza el trabajo en un momento dado; favoreciendo la pérdida de atención en la tarea que se está realizando4.

 

Todo ello afecta como es evidente a la capacidad de concentración de los profesionales de enfermería, a recordar que se tiene que realizar una actividad programada, a distraerse y confundir la identificación de un paciente con otro, la medicación que le corresponde, dos medicaciones muy parecidas, la carga de una medicación inadecuada, no saber con seguridad si se ha puesto la cantidad adecuada de fármaco y un sinfín de errores que pueden aparecer durante la jornada de trabajo del profesional de enfermería5.

Por ello, disminuir los errores de medicación y concretamente los errores en la administración de medicación (EAM), es una prioridad para las instituciones sanitarias y los profesionales de la salud, ya que son causa importante de morbilidad, mortalidad, prolongación de estancias hospitalarias, reingresos y aumento del gasto sanitario1,3.

Como las distracciones e interrupciones en el entorno de trabajo no pueden ser eliminadas por completo, se deben reducir a través de herramientas como, por ejemplo, el uso de chalecos que remarquen el momento de administración de medicación y la necesidad de que las enfermeras no sean interrumpidas en ese momento. Por otro lado, con el mismo propósito, enfermería tiene el deber de garantizar el cumplimiento de las cinco reglas de la administración de medicamentos: paciente, fármaco, dosis, horario y vía correcta1,6.

Así mismo, la asistencia sanitaria segura pretende cumplir tres grandes objetivos: identificar qué procedimientos clínicos y terapéuticos son los más seguros y eficaces, asegurar que se aplican a quien los necesita y realizarlos de forma correcta6.

 

El garantizar la seguridad del paciente es responsabilidad en gran parte del equipo de enfermería ya que es quien asiste directa y permanentemente al paciente y a su familia, constituyendo la mayor categoría de profesionales del área de la salud en el mundo. De este modo, para lograr alcanzar unos resultados adecuados, es fundamental adecuar el ambiente de trabajo, de manera que esté orientado a satisfacer las necesidades de cada paciente y familia comprendiendo las causas y consecuencias de las interrupciones2.

En conclusión, la seguridad del paciente se consigue mediante intervenciones de calidad y un buen trabajo en equipo por parte de todos los colectivos que forman el sistema de salud; por lo que no depende exclusivamente del individuo, tipo de actividad, infraestructura y tecnología2.

 

OBJETIVOS

General: Conocer estrategias de mejora que reduzcan los errores de administración de medicación causados por la intervención enfermera.

Específicos: Minimizar las interrupciones; Disminuir los eventos adversos.

 

METODOLOGÍA

Inicialmente, para elaborar este proyecto de mejora, se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica con el objetivo de identificar los principales factores que provocan errores en la administración de la mediación, y las ventajas del uso de chalecos en la preparación y dispensación de medicación para minimizar dichos errores.

Esta revisión bibliográfica consiste en la búsqueda de artículos en las principales bases de datos como Medline (PubMed), Cochrane Library, Scielo, y revistas científicas con publicaciones relacionadas con la materia. A continuación, se han seleccionado aquellos artículos con la información más adecuada para realizar correctamente este proyecto.

Con el fin de que la revisión fuera actual y para acortar la búsqueda, se ha delimitado el número de años de antigüedad de estudios publicados entre 2013 hasta la actualidad, con artículos completos y usando dos tipos de idiomas (inglés y castellano).

Además, para completar la búsqueda de las bases de datos electrónicas se revisaron listas de referencias bibliográficas de los artículos seleccionados.

 

Ciclo de Deming:

Una vez finalizada la revisión, para elaborar este proyecto de mejora se ha usado el ciclo de Deming o PDCA (Plan, Do, Check, Act). Mediante este método, se establecen cuatro fases muy importantes que permiten la mejora de la calidad asistencial de manera cíclica. Por lo tanto, cuando acaba la última fase, fase de actuación, se repetirá el ciclo entero, comprobando si todas las actividades propuestas han sido útiles y si se han conseguido los resultados esperados.

Hay varias opciones: Si no se consigue la ejecución de los mismos, se empezaría de nuevo el ciclo de Deming para poder averiguar las causas del problema.

Si por el contrario se cumplen los objetivos dado que los resultados son positivos, finalizará el Ciclo de Deming y terminará el plan de mejora.

A continuación, se exponen las cuatro fases de las que consta:

Planificar: Una vez que se conoce el problema, expuesto previamente en la introducción, se establecen los objetivos anteriormente propuestos en base a los cuales se ha elaborado el diagrama de Gantt que incluye todas aquellas actividades que van a formar parte del plan de mejora.

En este caso, se recopilará la información pertinente para que las charlas formativas sean lo más adecuadas posible, intentando que se cumplan los objetivos.

Es de gran importancia que la planificación sea correcta para que se cumpla el ciclo.

Hacer: En esta fase, se realizarán todas las actividades planteadas, es decir, se llevarán a cabo las sesiones formativas; y a continuación se asignarán los chalecos a los profesionales de enfermería que deberán llevarlo durante el reparto de la medicación en cada turno.

Medir y controlar: Se trata de evaluar las actividades según los indicadores de estructura, proceso y resultado que se comentan a continuación. De esta manera, se conocerán aquellos aspectos de nuestro proyecto que deben mejorarse, y así buscar la solución para solventar esos errores.

Por ello, será imprescindible llevar la vestimenta establecida (chaleco anti-distracción) para lograr unos resultados óptimos en lo relativo a la disminución de errores durante el proceso de administración de medicación. La enfermera supervisora llevará a cabo dicho control y se asegurará de los profesionales de enfermería cumplen con lo establecido.

Actuar para mejorar los resultados: Si durante la anterior etapa se detectara algún fallo, en esta nueva fase se deberá solucionar mediante la repetición de las actividades propuestas. Por lo tanto, con dichos chalecos se pretende disminuir los errores causados por distracciones, así como las posibles complicaciones.

 

RESULTADOS

La evaluación del plan de mejora se lleva a cabo mediante una serie de indicadores de distinto tipo: En primer lugar, como indicador de estructura se aplicará al inicio del plan de mejora. Valora la disponibilidad de aulas (seis) amplias con proyector además de cuantificar el número de butacas ocupadas por los asistentes en relación al número total de butacas disponibles en el aula durante cada sesión.

La enfermera responsable del plan de mejora va a evaluar los datos para elegir las aulas que más se adapten a las condiciones requeridas.

A continuación, se elegirá como indicador de proceso el número de enfermeras que comienzan a llevar a cabo el plan de mejora. Se relaciona el número de enfermeras del centro que acceden llevar a cabo el plan de mejora con el número de enfermeras totales que acudieron a la primera sesión.

Será muy importante explicar al personal de enfermería en qué consiste la intervención educativa y su gran importancia para una mejor calidad asistencial. La evaluación de este indicador se llevará a cabo una vez que la propuesta de plan de mejora salga adelante y las supervisoras de cada planta en la que se implante se encargaran de ello.

Finalmente, haremos uso del indicador de resultados para evaluar el grado de satisfacción de los asistentes a nuestra charla. En función de la demanda y el interés mostrado por los distintos equipos de supervisión, se planteará la opción de repetir dicho curso en años sucesivos como reciclaje.

 

CONCLUSIÓN

Se ha demostrado que, con los chalecos colocados en el profesional de enfermería, se ha logrado disminuir el riesgo de sufrir interrupciones durante la administración de la medicación ya que sirve como signo de aviso para respetar al profesional durante ese momento. Resulta de gran importancia puesto que dicho error puede provocar un fallo en la cadena terapéutica y, por tanto, un posible efecto negativo sobre el paciente, y el profesional de enfermería es el principal responsable de ello.

No existe realmente una estrategia de mejora que actuando por sí sola pueda reducir los errores en la administración de medicación, pero es importante la ejecución de propuestas de mejora para minimizar los riesgos y el desencadenante primordial de los mismos. Y sobre todo es primordial que todo el personal sanitario tome con seriedad la propuesta y colabore a llevarla a cabo adecuadamente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Conde Anguita MA. Las interrupciones y distracciones factores claves en la disminución de la seguridad del paciente [Internet]. En: V Congreso Internacional Virtual de Enfermería y Fisioterapia Ciudad de Granada: 16,17,18,19,20,21,22,23,24,25,16 de mayo de 2014.Granada; 2014 [citado 27 nov 2018]. Disponible en: http://congresoenfermeria.es/libros/2014/salas/sala1/c_789.pdf
  2. Monteiro C, Ferreira Machado Avelar A, da Luz Gonçalves Pedreira M. Interrupciones de actividades de enfermeros y la seguridad del paciente: revisión integradora de la literatura. Rev. Latino-Am. Enfermagem [Internet]. 2015 [ene – feb]; 23(1):169-79. [Citado 27 nov]. Disponible en: http://www.scielo.br/pdf/rlae/v23n1/es_0104-1169-rlae-23-01-00169.pdf
  3. Wesbrook J, et al. Effectiveness of a ‘Do not interrupt’ bundled intervention to reduce interruptions during medication administration: a cluster randomised controlled feasibility study. BMJ Qual Saf. 2017;0:1-9. [Citado 30 nov 2018]. Disponible en: https://qualitysafety.bmj.com/content/qhc/early/2017/02/23/bmjqs2016-006123.full.pdf
  4. Ambrosio L, Pumar-Méndez M.J. Factores del entorno de trabajo que influyen en la ocurrencia de errores de administración de medicación. An. Sist. Sanit. Navar. [Internet]. 2013 [enero-abril]; 36 (1): 77-85. [Citado 4 dic 2018]. Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/asisna/v36n1/revision2.pdf
  5. Sánchez Ballesteros P, Montero A. Los “10 correctos de enfermería” para evitar errores de medicación [Publicación en blog]. 5 sept 2018. [Citado 4 dic 2018]. Disponible en: https://www.stoperroresdemedicacion.org/es/blog/los-10-correctosde-enfermeria-para-evitar-errores-de-medicacion/