Type to search

Prescripción de ejercicio físico en pacientes con enfermedades cardiovasculares.

Categoría: ,
8 marzo 2021

AUTORES

 

  1. María Belén Martín Blanco. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  2. Alba Metola Metola. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  3. Silvia Pérez Orós. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  4. Sonia Sánchez-Izquierdo Castellanos. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  5. Blanca Corthay Aznárez. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  6. Patricia Viscor Ollero. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.

 

RESUMEN

 

Definimos la práctica de ejercicio físico como una actividad planificada, estructurada y repetitiva, que tiene como finalidad mantener y mejorar nuestra forma física, la salud y el bienestar de la persona produciendo importantes beneficios para la salud y ayudando a controlar los principales factores de riesgo cardiovascular (FRCV). Es el movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos y que tiene como resultado un gasto energético que se añade al gasto del metabolismo basal.

 

Proporciona un aumento de la fuerza, aporta más energía y puede ayudar a reducir la ansiedad y tensión, pero no sólo produce beneficios a nivel físico, ya que se considera que las personas que realizan ejercicio físico están de mejor humor, y presentan menores niveles de estrés, presentando cambios positivos de su propio concepto.

 

PALABRAS CLAVE

Ejercicio físico, factores de riesgo, movimiento.

 

ABSTRACT

 

We define the practice of physical exercise as a planned, structured and repetitive activity, which aims to maintain and improve our physical shape, health and well-being of the person producing important health benefits and helping to control the main cardiovascular risk factors (CVRF).

 

Exercise is the result of body movement, produced by skeletal muscles. The energy expenditure of exercise is added to the basal metabolic rate.

 

It also provides an increase in strength, provides more energy and can help reduce anxiety and tension, but not only produces benefits on a physical level, since it is considered that people who perform physical exercise are in a better mood, and have lower levels of stress, presenting positive changes of their own concept.

 

KEYWORDS

Exercise, risk factors, motion.

 

DESARROLLO DEL TEMA

 

Los factores de riesgo modificables(tensión arterial, sedentarismo, hiperglucemia, hipercolesterolemia, obesidad) y los estilo de vida poco saludables (tabaco, alcohol, mala alimentación) están estrechamente relacionados con la posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, algunos de estos factores pueden resultar más significativos que otros existiendo evidencia que el sedentarismo supone un mayor riesgo de muerte que otros factores modificables, la OMS sitúa el sedentarismo en cuarto lugar de los diez principales riesgos de mortalidad global mundial, siendo responsable del 6% de la mortalidad. La práctica de ejercicio físico disminuye hasta el 40% el riesgo de mortalidad.

 

La recomendación de realización de ejercicio físico en personas adultas es de al menos 150 minutos de actividad moderada a la semana o 75 minutos de actividad vigorosa a la semana o una combinación equivalente a las anteriores. Estas recomendaciones pueden alcanzarse sumando periodos de al menos 10 minutos seguidos cada uno.

 

Se recomienda realizar, al menos 2 días a la semana actividades de fortalecimiento muscular y mejora de la masa ósea así como actividades para mejorar la flexibilidad.

 

En los mayores de 65 años, especialmente con dificultades de movilidad, es recomendable que realicen al menos 3 días a la semana actividades de fortalecimiento muscular para mejorar el equilibrio.

 

Reducir los periodos sedentarios prolongados de más de 2 horas seguidas, realizando descansos cada una o dos horas con sesiones cortas de estiramientos o dando un breve paseo. Fomentar el transporte activo y limitar el tiempo delante de una pantalla.

 

Se debe de tener en cuenta, a la hora de la realización de ejercicio físico, que este proceso implica multitud de variables complejas que deben ser abordadas globalmente, como son los condicionantes personales, factores sociales y ambientales. (1)

 

TIPOS DE EJERCICIO FÍSICO:

 

Ejercicios aeróbicos: En ellos se trabajan los grandes grupos musculares durante espacios de tiempo prolongados, el organismo utiliza las reservas de grasa para obtener la energía necesaria para la realización del ejercicio.

 

Los ejercicios aeróbicos previenen la aparición de la hipertensión arterial en personas normotensas, disminuyen la tensión en reposo de los hipertensos, reducen los niveles de colesterol, facilita el control y disminución de peso y grasa abdominal y disminuye la resistencia a la insulina.

 

Ejercicios de flexibilidad: Su objetivo es estirar las masas musculares y mejorar el movimiento de las articulaciones.

 

Su práctica protege las estructuras articulares, que las prepara para la actividad a realizar, y musculares ayudando también a nutrir el cartílago.

 

Se deben incluir durante el calentamiento y la vuelta a la calma tras la realización del ejercicio.

 

Ejercicios de fuerza y resistencia: Se trabaja con resistencias y pesos y persiguen el objetivo de ganar fuerza y masa muscular permitiendo el buen estado muscular que asegura el movimiento corporal.

 

Mejoran la función cardiovascular y disminuyen la tensión arterial de reposo en hipertensos y los niveles de triglicéridos. (1-2)

 

ESTRUCTURA DE LA SESIÓN DE EJERCICIO:

 

Introducción o calentamiento: conjunto de ejercicios físicos metódicos de unos 7 minutos de duración, cuyo objetivo es facilitar la transición del reposo al ejercicio con la finalidad de preparar al organismo para determinado trabajo. Con ello se consigue: incrementar la excitabilidad de los centros nerviosos, incrementar la actividad de las reacciones bioquímicas a escala muscular, incrementar la actividad de los órganos de la respiración y del corazón.

 

El calentamiento previo al ejercicio es primordial no solo para mejorar el rendimiento sino también para correr menos riesgo de lesiones.

 

Ejercicio activo: es la fase en la que se realiza el ejercicio que varía en intensidad y duración según el individuo. Se realizarán en primer lugar los ejercicios de coordinación y velocidad, posteriormente los ejercicios de fuerza-resistencia y en último lugar los ejercicios de resistencia general.

 

Recuperación o vuelta a la calma: se realiza al finalizar el ejercicio físico de una manera progresiva hasta la detención en un periodo de 5 a 10 minutos, ayuda a evitar lesiones y conseguir una correcta recuperación después del esfuerzo. (3-4)

 

PRESCRIPCIÓN EJERCICIO FÍSICO:

 

La prescripción de ejercicio físico es el proceso por el que se recomienda de forma sistemática e individualizada la práctica de Ejercicio Físico (EF), según las necesidades y preferencias del individuo, con el fin de obtener el máximo beneficio para la salud con los menores riesgos.

 

El objetivo de la prescripción de ejercicio físico es mejorar la forma física y la promoción de la salud reduciendo los factores de riesgo de enfermedades crónicas, a la hora de realizar el programa los objetivos van a variar en función de factores como intereses, estado de salud y objetivos del individuo, tratamiento farmacológico, objetivos personales y preferencias del ejercicio a realizar.

 

Debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

 

-Identificar personas cuyas patologías contraindiquen la práctica de ejercicio físico.

-Conocer y determinar las posibles limitaciones para la práctica de ejercicio físico.

-Identificar individuos con necesidades especiales.

-Comprobar comorbilidades que precisen programas específicos de ejercicio físico.

Componentes para considerar en la prescripción de ejercicios físicos:

 

La dosis de actividad física que una persona recibe depende de los factores englobados en el principio FITT (frecuencia, intensidad, tiempo y tipo):

 

– Frecuencia (nivel de repetición): es la cantidad de veces que la persona realiza actividades físicas (suele expresarse en número de veces por semana) Está relacionado con la intensidad y duración del ejercicio y por lo tanto depende de estas dos variables.

– Intensidad (nivel de esfuerzo): es el nivel de esfuerzo que implica la actividad física (suele describirse como leve, moderada o vigorosa). Relación entre el esfuerzo físico requerido para su realización y el esfuerzo físico máximo que el individuo puede tolerar.

– Tiempo (duración): es la duración de sesión de actividad física.

– Tipo: es la modalidad específica de ejercicio que la persona realiza (aeróbico, fuerza-resistencia y flexibilidad.

 

PRESCRIPCIÓN EJERCICIO FÍSICO EN HTA:

 

Existe evidencia científica que avala que el ejercicio físico aeróbico previene y retrasa el desarrollo de la HTA y que disminuye estos valores en personas que ya la padecen. Una persona que siga un programa de tres sesiones a la semana durante al menos diez semanas puede ver reducida su tensión de hasta 7 mm Hg tanto en presión diastólica como sistólica.

 

Con la práctica de ejercicio se reducen las catecolaminas, la resistencia vascular periférica, sobrepeso y adiposidad intraabdominal y mejora la resistencia a la insulina.

 

Los individuos con PA >140/90 deben ser evaluados por su médico antes de comenzar un programa de EF.

 

Aplicando los criterios FITT, el EF aeróbico debe incluir:

 

  • Tipo de EF: El EF recomendado debe ser aeróbico, complementado con ejercicios de fuerza de moderada intensidad y ejercicios de flexibilidad tanto en la fase de calentamiento como al final de la sesión
  • Frecuencia: 3-5 días/semana
  • Duración: 30-60 min/día
  • Intensidad: moderada 40-60% de VO2máx. (5-10)

 

PRESCRIPCIÓN EJERCICIO FÍSICO EN OBESOS:

 

El objetivo es conseguir una pérdida de peso de mínimo un 10% del peso inicial realizando actividad física con intensidad baja, moderada o alta teniendo en cuenta que el individuo con sobrepeso tiene limitaciones a la hora de realizar ejercicio físico.

 

En estos individuos hay que vigilar la relación entre la ingesta y el gasto calórico induciendo a un balance energético negativo, realizando dosis de 150 a 250 minutos semanales se llega a producir un gasto calórico superior a 2000 kcal, combinando un ejercicio de fuerza y aeróbico que producen cambios en el organismo tales como: aumento del HDL-colesterol, disminución del LDL-colesterol disminución de triglicéridos, aumento de la sensibilidad a la insulina.

 

Aplicando los criterios FITT:

 

-Tipo: de inicio ejercicio aeróbico que no entrañe riesgo de lesión, como por ejemplo caminar.

-Frecuencia: lo ideal sería la práctica diaria.

-Duración: alrededor de 250 minutos semanales.

-Intensidad: entre el 50% de la frecuencia cardiaca de reserva. (5-10)

 

PRESCRIPCIÓN EJERCICIO FÍSICO EN DIABÉTICOS:

 

Es el ejercicio aeróbico el que produce mejores efectos, a mayor intensidad se producen mayores efectos; aumenta la captación de glucosa por los músculos, aumenta la sensibilidad a la insulina, disminuye la hemoglobina glicosilada y las necesidades totales de insulina.

 

En el caso de los pacientes diabéticos debemos tener en cuenta alguna consideración, será preciso retrasar la práctica de ejercicio e incluso administrarse dosis de insulina suplementaria en aquellos casos en que se tengan niveles de glucemia superiores a 250 mg/dl con cetonuria o niveles superiores a 300 mg/dl sin cetonuria. Aquellos que presenten niveles de glucemia inferiores a 100 mg/dl deberán ingerir hidratos de carbono antes del inicio del ejercicio. Así como será de especial importancia que el paciente sea capaz de identificar los síntomas de hipoglucemia.

 

Aplicando los criterios FITT:

 

– Tipo: aeróbico, continuado y rítmico.

– Duración: 150 minutos a la semana.

– Frecuencia: 3/7 días a la semana.

– Intensidad: 40%-60% de la frecuencia cardiaca de reserva. (5-10)

 

PRESCRIPCIÓN DE EJERCICIO EN DISLIPÉMICOS:

 

Antes del inicio del ejercicio físico es necesario evaluar los riesgos de los pacientes con esta patología debido a la presencia de enfermedad cardiovascular que influyen en el tipo, duración e intensidad del ejercicio.

Los beneficios son múltiples, se amplía la habilidad del tejido muscular de consumir ácidos grasos, aumenta la actividad de la enzima lipasa lipoproteica en el músculo, mejora el perfil lipídico (excepto en los casos de dislipemia de origen genético, donde los cambios apreciables por el ejercicio físico no son apreciables).

 

– Tipo: aeróbico.

– Duración: entre 40 y 60 minutos.

– Frecuencia: 5 días semanales.

– Intensidad: 40-75% de la FCR. (5-10)

 

CONCLUSIÓN

La prescripción de ejercicio físico debe ser usada por los sanitarios como un tratamiento con pocos efectos secundarios y múltiples beneficios para la salud de la población con un coste muy bajo, prestando atención a que también se requiere de su dosificación e indicaciones individualizadas según el paciente, identificando riesgos y conociendo el estado de salud individual para conseguir un desarrollo óptimo del programa de ejercicios.

 

El programa logrará aumentar la aptitud física, reducir los factores de riesgo, promover la salud, y mejorar la calidad de vida. Es importante hacer entender al individuo la importancia de la continuidad de dichos ejercicios.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. American College of Sports Medicine. The recommended quantity and quality of exercise for developing and maintaining fitness in healthy adults. Med. Sci. Sports Exerc. 1978; 10:8-10.
  2. Sui X, LaMonte MJ, Laditka JN, Hardin JW, Chase N, Hooker SP et al. Cardiorespiratory fitness and adiposity as mortality predictors in older adults. JAMA. 2007; 298(21):2507-16
  3. Physical Activity Guidelines Advisory Committee. Report 2008. Washington, DC: Physical Activity. Guidelines Advisory Committee, 2008.
  4. European Association for Cardiovascular Prevention and Rehabilitation. European Guidelines on cardiovascular disease prevention in clinical practice (version 2012). Eur Heart J. 2012; 33:1635-1701
  5. Barlow CE, LaMonte MJ, Fitzgerald SJ, Kampert JB, Perrin JL, Blair SN. Cardiorespiratory fitness is an independent predictor of hypertension incidence among initially normotensive healthy women. Am J Epidemiol. 2006; 163(2):142-50.
  6. Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO). Consenso SEEDO2000 para la evaluación del sobrepeso y la obesidad y el establecimiento de criterios de intervención terapéutica. Med Clin 2000; 115:587-97.
  7. Hanley AJ, Williams k, Stern MP, Haffner SM. Homeostasis model assessment of insulin resistance in relation to the incidence of cardiovascular disease. The San Antonio Study. Diabetes Care. 2002;25:1177-84.
  8. Rodríguez PL. Prescripción de ejercicio físico para el acondicionamiento muscular. Selección. 2002; 11:91-201.
  9. Vanhees L, Fagard R, Thijs L, Staessen J, Amery A. Prognostic significance of peak exercise capacity in patients with coronary artery disease. J Am Coll Cardiol. 1994 Feb; 23(2):358-63.
  10. Gómez Rossana, Monteiro Henrique, Cossio-Bolaños Marco Antonio, Fama-Cortez Domingo, Zanesco Angelina. El ejercicio físico y su prescripción en pacientes con enfermedades crónicas degenerativas. Rev. Perú. med. exp. salud pública  [Internet]. 2010  Jul [citado  2021  Feb  17];  27(3): 379-386. Disponible en: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S172646342010000300011&lng=es .