Type to search

Preparación previa y cuidados de enfermería al paciente sometido a una resonancia magnética abdominal.

6 noviembre 2021

AUTORES

  1. Alejandra Domínguez Lacarte. Graduada en Enfermería. Residente de Enfermería Familiar y Comunitaria.
  2. Pilar María Laguna Olmos. Graduada en Enfermería. Residente de Enfermería Familiar y Comunitaria.
  3. Elena Tambo Lizalde. Graduada en Enfermería. Residente de Enfermería Familiar y Comunitaria.
  4. Paola María Oliver Bretón. Graduada en Enfermería. Residente de Enfermería Familiar y Comunitaria.
  5. Noelia Figuerola Rambla. Graduada en Enfermería. Residente de Enfermería Geriátrica.
  6. María Calahorra Pérez. Graduada en Enfermería. Residente de Enfermería Geriátrica.

 

RESUMEN

La resonancia magnética abdominal es un método diagnóstico mediante el que se obtienen imágenes de las estructuras internas del cuerpo humano desde el hígado hasta las crestas ilíacas. Permite obtener imágenes de gran calidad y detalle permitiendo detectar variaciones en forma, consistencia y tamaño de los órganos orientando un diagnóstico. El equipo de resonancia magnética consta de diferentes partes entre las que se incluye un imán, dos bobinas (gradiente y radiofrecuencia), dos amplificadores (de gradiente y de radiofrecuencia), un programador de pulsos y un ordenador mediante el cual se controla el equipo y traduce las imágenes; todo esto incluido en una habitación protegida para evitar interferencias. Utiliza la excitación de átomos de hidrógeno mediante radiofrecuencia para la obtención de imágenes claras y sin necesidad de radiación ionizante, lo que disminuye enormemente los efectos secundarios respecto a otras pruebas diagnósticas que la emplean.

Se trata de una prueba que no precisa una preparación previa compleja, aun así, es importante conocer las normas de seguridad y protección que deben tomarse durante su realización, evitando elementos de metal tanto ferromagnéticos como no ferromagnéticos (marcapasos, grapas metálicas, restos de metralla, algunos tipos de prótesis, audífonos, implantes cocleares, stent, joyas, piercings, ciertos tipos de tinta en tatuajes) o que contengan bandas electromagnéticas (teléfonos móviles, tarjetas de crédito). En caso de administración de contraste deberá beber abundante agua y estar atento a signos y síntomas de reacción adversa las próximas 24h.

Finalmente se exponen los diagnósticos de enfermería considerados más relevantes en referencia a esta prueba diagnóstica.

 

PALABRAS CLAVE

Resonancia magnética, abdomen, imagen por resonancia magnética.

 

ABSTRACT

Abdominal magnetic resonance imaging is a diagnostic method by which images of the internal structures of the human body are obtained from the liver to the iliac crests. It allows obtaining images of great quality and detail, allowing the detection of variations in the shape, consistency and size of the organs, guiding a diagnosis. The MRI equipment consists of different parts including a magnet, two coils (gradient and radiofrequency), two amplifiers (gradient and radiofrequency), a pulse programmer and a computer by which the equipment is controlled and translate the images; all this included in a protected room to avoid interference. It uses radio frequency excitation of hydrogen atoms to obtain clear images without the need for ionizing radiation, which greatly reduces side effects compared to other diagnostic tests that use it.

It is a test that does not require a complex prior preparation, even so, it is important to know the safety and protection regulations that must be taken during its performance, avoiding both ferromagnetic and non-ferromagnetic metal elements (pacemakers, metal staples, shrapnel remains , some types of prostheses, hearing aids, cochlear implants, stents, jewelry, piercings, certain types of tattoo ink) or that contain electromagnetic bands (mobile phones, credit cards). In case of contrast administration, drink plenty of water and watch out for signs and symptoms of an adverse reaction for the next 24 hours.

Finally, the nursing diagnoses considered most relevant in reference to this diagnostic test are presented.

 

KEY WORDS

Magnetic resonance, abdomen, magnetic resonance imaging.

 

INTRODUCCIÓN

La resonancia magnética es un procedimiento de diagnóstico médico mediante el que se obtienen imágenes de las estructuras internas del cuerpo humano.

Este procedimiento permite obtener imágenes de gran calidad y detalle, ayudando al médico a detectar las variaciones en la forma, consistencia y tamaño de los órganos, orientando el diagnóstico.

El paciente debe colocarse en una camilla, esta camilla se introduce dentro del equipo: una cámara tubular que genera un campo magnético. Unas ondas de radio se hacen pasar por zonas del organismo y son captadas por un receptor que las transforma en imágenes1.

La resonancia magnética utiliza el magnetismo para producir imágenes detalladas de secciones de cuerpo en cualquier plano. Los tejidos humanos contienen hidrogeno en diferentes concentraciones y concentraciones, los cuales son afectados por el campo magnético. Los átomos se alinean con el campo, se aplica una señal de radiofrecuencia excitando a los átomos haciéndolos resonar, finalmente se detiene la señal de radiofrecuencia, devolviendo los átomos una respuesta característica. Además, existen diferentes tipos de cortes en la resonancia: axial, coronal y sagital2.

 

Un equipo de resonancia magnética cuenta con los siguientes componentes:

  • Imán: produce el campo magnético.
  • Bobinas de gradiente: producen gradientes añadidos al campo magnético.
  • Amplificador de gradiente: controlado por un ordenador que aumenta los pulsos de este a un nivel suficiente.
  • Bobina de radiofrecuencia: hace rotar los spines 90º o 180º.
  • Ordenador: controla la fuente de pulsos de radiofrecuencia que produce ondas sensoriales y traduce las imágenes.
  • Programador de pulsos: da forma de función a las ondas sensoriales.
  • Amplificador de radiofrecuencia: incrementa la potencia de los pulsos.
  • Camilla: el paciente esta tumbado, se mueve controlada por el ordenador.
  • Habitación protegida para evitar interferencias con otras señales de radiofrecuencia, radio, televisión, etc3.

Se indica cuando otras pruebas diagnósticas más sencillas no han permitido hacer un diagnóstico. Indican masas tumorales, quistes, hemorragias, roturas de tejidos blandos, infartos, aneurismas en diferentes órganos.

No se recomienda en la mujer embarazada, a no ser que lo exija el problema de salud o no exista otra prueba diagnóstica alternativa.

No puede realizarse una resonancia a un paciente portador de:

  • Marcapasos.
  • Neuroestimuladores.
  • Clips quirúrgicos en intervenciones inferiores a un año.
  • Implantes cocleares.
  • Catéter SwanGanz.
  • Cuerpos extraños intraoculares.
  • Embarazadas con menos de 3 meses de gestación.
  • Válvulas cardiacas.
  • Stent.
  • Grapas metálicas en aneurisma.
  • Restos de metralla o metales por accidentes.

Las prótesis de rodilla o cadera no suelen suponer un problema, pero es muy importante que se conozca el material.

A veces es necesario inyectar contraste para mejorar la imagen. Gadolinio, no yodado, cuyas reacciones adversas son excepcionales1, 4, 5.

 

JUSTIFICACIÓN

Se considera importante la realización de una revisión bibliográfica respecto al papel enfermero en la realización de una resonancia magnética abdominal, así como los cuidados previos, durante y posteriores a su realización y las normas de seguridad.

 

OBJETIVOS

General: revisión bibliográfica de los cuidados, normas de seguridad y el papel de enfermería en la resonancia magnética abdominal.

Específicos:

  • Conocer las precauciones que deben tomarse en la realización de una resonancia magnética abdominal.
  • Identificar las normas de seguridad respecto a la resonancia magnética abdominal.
  • Precisar los diagnósticos de enfermería en un paciente que va a ser sometido a una resonancia magnética abdominal.

 

METODOLOGÍA

Se ha realizado mediante la búsqueda bibliográfica a través de un conjunto de bases de datos tales como PubMed, Scielo, Cuiden, Fisterra junto a guías clínicas, protocolos y tesis.

Los términos obtenidos en los Descriptores de Ciencias de la Salud (DeCS): “imagen por resonancia magnética” (“Magnetic Resonance Imaging”), “Abdomen” (“Abdomen”), “Resonancia Magnética” (“Magnetic Resonance”) han sido combinados con el operador booleano (AND), permitiendo llegar a los artículos empleados para elaborar el trabajo.

 

CRITERIOS DE INCLUSIÓN Y EXCLUSIÓN:

La mayoría de la información para la elaboración del trabajo han sido artículos que están incluidos entre las fechas 2009-2019. También se ha utilizado un libro, protocolos, y tesis(Anexo 1).

 

DESARROLLO

Los avances en la última década han modificado mucho la calidad de estudios anteriores, por lo que su uso se ha expandido rápidamente al diagnóstico y seguimiento de la patología del tracto gastrointestinal y mesenterio. Las imágenes pueden adquirirse en múltiples planos con una elevada resolución de contraste, superior a la de la tomografía computarizada y sin exposición a radiaciones ionizantes6.

El estudio se basa en una combinación de secuencias ponderadas en T1 y T2 rápidas o ultrarrápidas, con o sin supresión grasa y aplicación de contraste intravenoso obteniendo en apnea o con sincronización espiratoria.

En el estudio del abdomen los artefactos fantasmas producidos por el peristaltismo intestinal pueden reducir la calidad de las imágenes, por lo que se recomienda la administración de fármacos antiperistálticos como glucagón o butilescopolamina intravenosa.

Se requiere una adecuada distensión y opacificación del tracto digestivo, ya que las paredes colapsadas podrían disimular la presencia de patología.

Existen múltiples agentes de contraste de administración oral. La utilización de uno u otro depende se basa en la disponibilidad, tolerancia del paciente y experiencia del radiólogo, sin haber demostrado diferencias significativas en la eficacia diagnóstica.

  • Positivos (luz intestinal brillante): quelatos de gadolinio, citrato ferroso amónico o manganeso. Muy sensibles para detectar el engrosamiento mural de las asas patológicas.
  • Negativos (luz oscura): preparaciones con partículas de óxido de hierro. Permiten definir cambios inflamatorios o neoplásicos de la pared intestinal patológica.
  • Bifásicos: agua con metilcelulosa o polietilenglicol7.

 

PREPARACIÓN PREVIA:

  • Debe presentarse 15 minutos antes de la hora del examen.
  • El paciente debe ir con ropa cómoda y accesible.
  • La realización de una anamnesis y comprobación de existencia de consentimiento informado firmado.
  • Debemos asegurarnos que no lleva ningún objeto metálico como joyas, piercings, algunos tipos de prótesis o que contengan bandas magnéticas como tarjetas de crédito o teléfonos móviles.
  • Es importante comprobar el índice de creatinina.
  • Además si se va a administrar contraste el paciente debe estar en ayunas desde la noche anterior.
  • Es recomendable que acuda sin ningún cosmético.

 

DURANTE LA PRUEBA

  • Debe incluir por completo el hígado hasta abarcar las crestas ilíacas.
  • El paciente debe estar en decúbito primero. Los pies primero. Cadera y columna vertebral recta y los brazos detrás de la cabeza.
  • El punto medio entre ambas caderas debe coincidir con el centro de la configuración de la bobina.
  • Pueden utilizarse almohadillas para restringir los movimientos involuntarios.
  • Debemos informarle de que existe un timbre mediante el cual estará en contacto en todo momento con nosotros.
  • Es importante que permanezca relajado, sin moverse, a veces durante largos periodos de tiempo.
  • Si el paciente está muy nervioso puede ser necesario sedar.
  • Es muy importante que las personas con claustrofobia avisen al equipo médico.
  • Es importante que sepa que se van a producir ruidos metálicos fuertes a causa del campo electromagnético, se ofrecen tapones.
  • Es importante que el paciente colabore y realice lo que se le pida en el momento que se le diga.
  • Se debe comprobar que el paciente se encuentra bien durante toda la prueba.
  • Importante estar atento a cualquier indicio de reacción alérgica.
  • La atención es continuada hasta la salida de la sala de resonancia1, 6.

 

POSTERIORMENTE A LA PRUEBA:

No requiere cuidados posteriores a su realización. Debe registrarse la realización de la resonancia magnética, así como el uso de medios de contraste y las incidencias. Si ha sido necesaria su administración de contraste debemos informarle de que debe tomar abundante agua y se mantendrá contacto las 24 horas posteriores, si existe algún problema debe acudir a urgencias (si es paciente ambulatorio)1.

 

DIAGNÓSTICOS Y PLAN DE CUIDADOS:

00146 Ansiedad r/c prueba diagnóstica: resonancia magnética de abdomen m/p nerviosismo, inquietud, expresión facial.

NOC: 1211 NIVEL DE ANSIEDAD.

NIC:

  • 5820 Disminución de la ansiedad.
  • 2300 Administración de medicación.
  • 5270 Apoyo emocional.
  • 5880 Técnica de relajación.

 

00161 Conocimientos deficientes: prueba diagnóstica, resonancia magnética de abdomen.

NOC: 1803 CONOCIMIENTO: PROCEDIMIENTOS TERAPÉUTICOS.

NIC: 5618 Enseñanza: procedimiento/tratamiento.

 

00218 Riesgo de reacción adversa a medios de contraste yodados r/c administración de contraste.

NOC: 1902 CONTROL DEL RIESGO.

NIC:

  • 6610 Identificación de riesgos.
  • 6489 Manejo ambiental: seguridad.
  • 6650 Vigilancia.

NOC: 1908 DETECCIÓN DEL RIESGO.

NIC: 6610 Identificación de riesgos.

 

00035 Riesgo de lesión r/c ruidos producidos aparato resonancia.

NOC: 1902 CONTROL DEL RIESGO.

NIC:

  • 6610 Identificación de riesgos.
  • 6489 Manejo ambiental: seguridad.

NOC: 2401 FUNCIÓN SENSITIVA: AUDICIÓN.

NIC: 6489 Manejo ambiental: seguridad.

 

MEDIDAS DE SEGURIDAD Y RECOMENDACIONES DE PROTECCIÓN RADIOLÓGICA:

De forma general pueden clasificarse los riesgos de la resonancia magnética según su naturaleza en:

  • Campo magnético estático.
  • Campo magnético variable que se produce por los gradientes.
  • Ondas de radiofrecuencia.
  • Accidentes por fuga de líquidos criogénicos.
  • Derivados del ámbito hospitalario: riesgos en manipulación de equipos, sanitarios, contacto con agentes biológicos, etc.

 

Por lo tanto, la seguridad en la resonancia magnética es muy importante para el paciente, así como para el trabajador y deben tenerse en cuenta una serie de factores:

  • Los equipos de resonancia magnética no utiliza radiación ionizante. El único efecto conocido es el depósito calórico asociado a la excitación magnética. El depósito energético está regulado por ley y limitado por el fabricante. Deben realizarse controles del sistema de excitación para garantizar que se mantiene en los márgenes indicados.
  • La presencia del campo magnético externo hace incompatible la exploración en pacientes con implantes electrónicos y material ferromagnético en el interior del cuerpo. Los implantes no ferromagnéticos pueden resultar peligrosos ya que pueden originar corrientes inducidas y producir quemaduras al paciente. Debe existir un sistema de emergencia para detener la exploración en caso de que el paciente experimenta calentamiento en cualquier zona próxima a estos. Además, pueden producir artefactos alterando la calidad de la imagen. No debe permitirse que trabajen en esta sala personas con prótesis auditivas, marcapasos, prótesis o implantes metálicos, válvulas cardiacas, DIU o tatuajes con tintes férricos.
  • La presencia de criógenos puede conllevar un gran riesgo. Debe verificarse el estado de la vía de evacuación de gases para el caso de evaporación masiva, nivel de criógenos y nivel de oxígeno de la sala de exploración para detectar fugas.
  • El sistema de gradiente de los equipos produce un ruido de gran intensidad (cerca de los 100dB), por lo tanto, es imprescindible la protección auditiva del paciente para evitar lesiones auditivas, así como un buen aislamiento acústico de la sal de exploración para evitar problemas auditivos crónicos en el personal8.
  • Es imprescindible que la ropa de trabajo no tenga hebillas, pasadores ni refuerzos ferromagnéticos, para evitar que se desprendan y puedan dañar al paciente o personal. Se prohíbe el uso de horquillas, pasadores, pinzas de pelo, relojes o incluso bolígrafos. Se evitará el uso de fonendoscopios, pinzas, tijeras o elementos que se puedan llevar en el bolsillo.
  • Si el personal se encuentra en periodo gestacional se recomienda no acceder a la sala de imán si en ese momento se emiten pulsos de radio frecuencia. Aunque no hay problema de que permanezca cuando el campo magnético es estable. Esto puede dificultar el desarrollo de algunos estudios, por lo que se recomienda que realicen otras actividades que eviten su relación con la resonancia.
  • La sala de operadores ha de estar suficientemente alejada del equipo de resonancia para garantizar que la intensidad del campo magnético sea la menor posible.
  • Debe asegurarse que no existen líquidos vertidos en la mesa de exploración, zonas húmedas en el paciente o se ha aplicado hidratación artificial.
  • Las maniobras dentro de la sala de resonancia no deben hacerse de forma rápida, ya que pueden provocar corrientes eléctricas inducidas por el campo magnético.
  • Los pacientes que requieran contraste pueden ser pinchados en el exterior de la sala para disminuir los movimientos.
  • En caso de sedación, los monitores y equipo de anestesia han de ser compatibles con el campo magnético y radiofrecuencia y deben permitir ser controlados desde el exterior9.

 

CONCLUSIONES

El papel de enfermería es muy importante en la realización de una resonancia magnética abdominal ya que va a estar, junto con el resto del equipo, junto con el paciente durante su realización y debe conocer sus funciones. Es conveniente que conozca la preparación previa a la prueba, su papel durante esta y qué debe hacer posteriormente. Por otro lado, es crucial saber las normas de seguridad y medidas de protección durante la misma. Finalmente, deben destacarse los diagnósticos de enfermería que pueden dar lugar en un paciente sometido a una resonancia magnética abdominal.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Médicos especialistas en Medicina de Familia y en Medicina Preventiva y Salud Pública. RNM: Resonancia Nuclear Magnética. Fisterra [Internet]. Mar. 2010. Disponible en: https://www.fisterra.com/Salud/3proceDT/rnm.asp
  2. Vila Francés, J. Diagnóstico por la imagen; Sistemas e Imágenes Médicas [Internet]. 2014. Disponible en: https://www.uv.es/vifranjo/SIM/temas/SIM_01_intro.pdf
  3. Levy, J. Zieve, D. Resonancia magnética del abdomen. MedlinePlus [Internet]. Jun. 2019. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003796.htm
  4. Zubieta Zárraga, J.L. RESONANCIA MAGNÉTICA. RMN. DIAGNÓSTICO EN LA CLÍNICA. Clínica Universidad de Navarra [Internet]. Disponible en: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/pruebas-diagnosticas/resonancia-magnetica
  5. Seguridad de la RM. RadiologyInfo[Internet]. Feb. 2019. Disponible en: https://www.radiologyinfo.org/sp/info.cfm?pg=safety-mr
  6. Ros Mendoza, L.H., Mayayo Sinués, E. Tracto gastrointestinal y mesenterio. Resonancia magnética de cuerpo. Insight Medical. Ago. 2010.
  7. Freire Rosales, M.J. Fundamentos físicos de las imágenes médicas: Resonancia Magnética [Internet]. 2010. Disponible en: http://personal.us.es/alberto/ffisim/material/Resonancia.pdf
  8. SEFM, SEPR, SERAM. Protocolo Español de Control de Calidad en Radiodiagnóstico. seram [Internet]. Feb. 2012. Disponible en: https://www.seram.es/images/site/protocolo_2011.pdf
  9. Alfayate Sáez, E., Gálvez Cervantes, J. Recomendaciones preventivas generales en el uso de equipos de resonancia magnética de alto campo (1,5 y 3 Teslas) para aplicaciones clínicas. SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO [Internet]. Dic. 2010 60:20-27. Disponible en: https://www.fundacionmapfre.org/documentacion/publico/i18n/catalogo_imagenes/imagen_id.cmd?idImagen=1068812

 

ANEXOS

ANEXO 1: Tabla I: criterios de inclusión y exclusión.

CRITERIOS DE INCLUSIÓNCRITERIOS DE EXCLUSIÓN
Artículos en español o inglés.Artículos que no dispongan de texto completo.
Artículos de antigüedad inferior a 10 años.

Fuente: elaboración propia.