Type to search

Preparación de quirófano para una artroscopia de rodilla con tenodesis extraarticular.

16 noviembre 2021

AUTORES

  1. Raquel Borobia Bonel. DUE Atención Primaria. CS San Atilano Tarazona.
  2. María Soria Jiménez. DUE Atención Primaria. CS San Atilano Tarazona.
  3. Isabel Carcavilla Val. DUE Atención Primaria. CS San Atilano Tarazona.
  4. Mº Teresa Pérez Sáez. DUE Atención Primaria. CS San Atilano Tarazona.
  5. Cristina Vargas Chueca. DUE Atención Primaria. CS San Atilano Tarazona.
  6. Mº Teresa Ruiz Sabes. DUE Atención Primaria. CS San Atilano Tarazona.

 

RESUMEN

La artroscopia es un procedimiento quirúrgico común en el cual una articulación se visualiza usando una cámara pequeña. La artroscopia da al equipo una visión clara del interior de la rodilla. Esto ayuda a diagnosticar y tratar los problemas de rodilla.

 

PALABRAS CLAVE

Artroscopia, enfermería de quirófano, quirófanos, cirugía articulación de rodilla, instrumentación, traumatología, plastia con hueso-tendón rotuliano Hueso.

 

ABSTRACT

Arthroscopy is a common surgical procedure in which a joint (arthro-) is visualized (-scopy) using a small camera. Arthroscopy gives the team a clear view of the inside of the knee. This helps diagnose and treat knee problems.

 

KEYWORDS

Arthroscopy, operating room nursing, operating rooms, knee joint surgery, instrumentation, trauma, meniscus, bone patellar tendon-bone grafting.

 

INTRODUCCIÓN

La artroscopia de rodilla nos permite tener una visión directa del interior de la rodilla. Tenemos la posibilidad de valorar directamente la resistencia de las estructuras de la articulación, meniscos, cartílago y ligamentos de la rodilla. Hoy día es uno de los procedimientos electivos más frecuentes con un bajo número de complicaciones y tiempos de estancia hospitalaria.

Esta capacidad hace de la artroscopia de rodilla la mejor técnica para el diagnóstico que existe para lesiones dentro de la articulación, por encima de pruebas como la resonancia magnética. El poder probar la resistencia de un ligamento tirando de él directamente, o someter a estrés al cartílago nos revela en ocasiones lesiones que pasan desapercibidas en las pruebas de imagen.

En la actualidad, las técnicas de reparación del Ligamento Cruzado Anterior proporcionan una correcta estabilidad y funcionalidad de la rodilla de la mayoría de los pacientes intervenidos, pero se ha observado una persistente inestabilidad rotacional, que puede llegar a presentarse de forma común en alguno de ellos.

Conviene recordar que la función del LCA es la de evitar el desplazamiento anterior de la tibia durante la cinemática articular. Asimismo, su dirección anteroexterna evita el excesivo avance del platillo tibial externo durante la rotación interna articular.

 

La rodilla se encuentra, en general, bien provista, tanto de frenos ligamentosos primarios como de otros secundarios que apoyan y refuerzan al freno principal. Sin embargo, el avance del platillo tibial externo se encuentra relativamente desprotegido de refuerzos secundarios en su zona anteroexterna, de forma que la insuficiencia del LCA la convierte en vulnerable. En estas condiciones, el avance del platillo externo durante la RI sólo encontrará los débiles frenos del tracto iliotibial, la piel y la tenue cápsula anterolateral. Su descontrolado avance originará una subluxación anterior del platillo tibial y el desarrollo de una inestabilidad anterior y rotatoria interna.

Hombre de 45 años con antecedentes de ligamentoplastia en rodilla derecha. Actualmente presenta inestabilidad anterior, por lo que estaría indicado la realización de una técnica de tenodesis extraarticular.

Las plastias extraarticulares anterolaterales de rodilla se han venido utilizando con excelentes resultados desde hace años de forma aislada o asociadas a otras plastias para el tratamiento de la inestabilidad anterior de rodilla.

En 1961, Marcel Lemaire comenzó a realizar su técnica extraarticular destinada a “paliar la rotura del LCA”. En 1967, la publicó identificando el test de resalte de rotación interna. Sus publicaciones tuvieron, en principio poca repercusión y no fue hasta finales de los 70 e inicios de los 80 cuando su técnica y sus observaciones acerca de la fisiopatología de la lesión del LCA tuvieron el reconocimiento internacional.1,2,3,4,5,6,7

 

Preparación:

Se coloca al paciente en decúbito supino, en mesa de artroscopia con la pierna colgando. Utilizamos rutinariamente manguito de isquemia, la isquemia cierra el flujo sanguíneo de la pierna tras hincharse el torniquete hasta alcanzar los 300 mmHg de presión. Colocaremos también soporte de muslo que permite la movilidad libre de la articulación y acceder a los compartimentos interno y externo. Explicaremos al paciente bajo anestesia al objeto de valorar exactamente la inestabilidad articular. Trabajamos habitualmente con la rodilla a 90º. Realizamos de forma rutinaria una exploración artroscópica al objeto de confirmar la indicación, para el tratamiento de las lesiones meniscales asociadas y en ocasiones para la colocación de una plastia intraarticular.

En esta primera valoración se diagnostica bajo visión rotura del menisco externo en rodilla derecha que es reparada con una técnica de sutura de afuera- adentro.

Con esta técnica de reparación meniscal se disminuye el riesgo de lesión en el nervio peroneo porque el punto de entrada de las agujas es controlado por el cirujano. Esta técnica se puede usar para la mayoría de los patrones y lugares de roturas meniscales, especialmente las lesiones situadas en el cuerno anterior y medio.

Se puede llevar a cabo utilizando una aguja espinal de calibre 18 o un sistema de aguja de sutura con un alambre canulado para recuperar la sutura. Para reparaciones posteromediales, la rodilla debe ser flexionada a 10º-20º para permitir que el nervio sartorio se desplace delante de la zona de reparación, Para reparaciones anteromediales, la rodilla debe ser flexionada a 40º – 50º para permitir que la rama sartoria del nervio safeno se desplace por detrás de la zona de reparación Para las reparaciones meniscales externas, la rodilla debe estar en 90º de flexión para permitir que el nervio peroneo se desplace posterior a la zona de reparación Una aguja se pasa del exterior al interior a través del sitio lesional. Entonces una sutura se pasa a través de aguja y se retira por el portal anterior usando una pinza. A continuación, un sistema de aguja sutura se coloca desde el exterior al interior en la superficie articular, ya sea inferior o superior al menisco, y un alambre con un asa se introduce a través de este sistema. Después de este procedimiento, la primera sutura se coloca de nuevo en la articulación utilizando una pinza de agarre, y se enhebra a través del bucle de alambre. Luego la sutura se retira del sistema y actúa sobre la cápsula articular.

 

Material:

– 1 Cubre mesas.

– Caja instrumental de artroscopia.

– Sabana “U”.

– Bota + adhesivo.

– Paño de tela.

– Batas y guantes.

– Compresas y gasas.

– Caja artroscópica con pinzas.

– Trocar 4 mm Arthrex ó Dyonics.

– Cable de luz fría.

El artroscopio: Envía las imágenes en tiempo real a un monitor de alta definición, por el cual los cirujanos controlamos la cirugía en directo.

– Material quirúrgico propio de CAR: pinzas de corte, basket rectos y angulares, de agarre y tijeras específicas

– Gancho palpador: De 3 mm, lo utilizamos para tirar de las estructuras ligamentosas y tendinosas, y palpar el cartílago y las partes duras.

– Sinoviotomo: De entre 3 y 5 mm, hace la función de “afeitadora”, y lo utilizamos tanto para extirpar tejido dañado, como para quitar tejido inflamatorio.

– Vaporizador:Es el equivalente al bisturí eléctrico que utilizamos en cirugía abierta, con él coagular los pequeños vasos y cauterizar partes blandas

Tanto estos instrumentos, como los dos portales anteriores que os he descrito, van a ser comunes a todas las artroscopias de rodilla, desde una lesión del cartílago a una rotura de menisco. En función de la técnica que estemos realizando, además de estos instrumentos, utilizamos dispositivos específicos, como anclajes para ligamentos/tendones, brocas para realizar túneles, dispositivos para reparar el cartílago… Cada año se mejoran estos instrumentales de rodilla y aparecen nuevos sistemas de artroscopia de rodilla que nos hacen la intervención más fácil a los cirujanos y aceleran la recuperación.

– Hojas de bisturí nº11.

– Abbocath del 16.

– Bol.

– Gomas de aspiración.

– Redón nº10 preparado.

– Sueros fisiológicos 3000 ml.

– Tubiton para proteger el manguito de isquemia.

– Venda de algodón de 15 cm.

– Venda de crepe no estéril.

 

Técnica quirúrgica:

Se comienza habitualmente trabajando en 90º, realizamos de forma rutinaria una exploración artroscópica, con el objetivo de confirmar la indicación, valorar lesiones en meniscos y en ocasiones para la colocación de una plastia intraarticular.

Una vez terminado el tiempo artroscópico se realiza una incisión de unos 3-4cm tras haber localizado las referencias anatómicas. Figura 1.

Identificamos y limpiamos la fascia obteniendo una tira de aproximadamente 1.5 cm de ancho. Figura 2.

Una vez liberada la plastia debemos fijarla, en este caso hemos usado un anclaje SwiveLock, BioComposite. 4.75mm x 19.1mm. Figura 3

 

Cuidados postoperatorios:

Colocamos una rodillera durante 4 – 6 semanas. Limitaremos la flexión en 60º la primera semana e iremos aumentando 10º cada semana. Se permite apoyo parcial inmediato y ejercicios isométricos desde el principio.

 

CONCLUSIÓN

Tanto la preparación del material como los conocimientos de las patologías y técnicas mejoran la calidad de los cuidados de enfermería quirúrgicos, dan seguridad y autonomía a los profesionales encargados de realizarlos y disminuyen la ansiedad del paciente. Además, disminuyen los tiempos quirúrgicos aumentando la eficiencia.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Kim JG, Lee YS, Bae Ts, Ha JK, Lee DH, Ra hJ. Tibiofemorqal contact mechanics following posterior root of medial meniscus tear, repair, meniscectomy, and allograft transplantation. Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc. 2013; 21:2121-5.
  2. Laible C, Stein D, Kiridly D. Meniscal Repair. Review. J Am Acad Orthop Surg 2013.
  3. Goradia VK1. All- inside arthroscopic meniscal repair witch cinch. Arthrosc Tech. 2013 May 11;2 :e171-4.
  4. Vincent J-P, Magnussen RA, Gezmez F, et al. The anterolateral ligament of the human knee: an anatomic and histologic study. Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc. 2012;20:147-152.
  5. Helito CP, Demange MK, Bonadio MB, et al. Anatomy and histology of the knee anterolateral ligament. Orthop J Sports Med. 2013;1:2325967113513546.
  6. Dodds A, Halewood C, Gupte C, Williams A, Amis A. The anterolateral ligament anatomy, length changes and association with the Segond fracture. Bone Joint J. 2014;96:325-331.
  7. Claes S, Vereecke E, Maes M, Victor J, Verdonk P, Bellemans J. Anatomy of the anterolateral ligament of the knee. J Anat. 2013;223:321-328.

 

ANEXOS EN PDF