Type to search

Potomanía: polidipsia psicogénica. Artículo monográfico.

22 diciembre 2021

AUTORES

  1. Raquel López Ramón. Enfermera Urgencias Hospital Miguel Servet Zaragoza.
  2. Anna Bartolomé Abad. Enfermera Urgencias Hospital Miguel Servet Zaragoza.
  3. Raúl Serrano Hernández. Enfermero Urgencias Hospital Miguel Servet Zaragoza.
  4. Clara Arbués Martínez. Enfermera Urgencias Hospital Miguel Servet Zaragoza.
  5. Blanca Beatriz Miguel. Baigorri Enfermera Urgencias Hospital Miguel Servet Zaragoza.
  6. Javier Blasco Escanilla. Técnico en Emergencias Sanitarias en 061 Aragón.

 

RESUMEN

La potomanía, también conocida como polidipsia psicogénica, es un trastorno alimentario de los considerados TANE (trastorno alimentario no especificado). Consiste en la ingesta abundante de líquidos (preferentemente agua) sin que exista una necesidad fisiológica y sin sensación previa de sed.

Todo ser humano necesita agua para sobrevivir, pero cuando el consumo de la misma excede de 3 litros diarios es cuando podemos sospechar de un problema, que puede ser orgánico o psicológico.

 

PALABRAS CLAVE

Potomanía, polidipsia psicogénica, trastorno alimentario no especificado.

 

ABSTRACT

Potomania, also known as psychogenic polydipsia, is an eating disorder considered TANE (unspecified eating disorder). It consists of the abundant intake of fluids (preferably water) without any physiological need and without prior feeling of thirst.

Every human being needs water to survive, but when its consumption exceeds 3 liters per day is when we can suspect a problem, which can be organic or psychological.

 

KEYWORD

Potomania, psychogenic polydipsia, unspecified eating disorder.

 

DESARROLLO DEL TEMA1, 2

El término potomanía, como otros tantos, proviene del latín, así como de la combinación de dos palabras, potos (bebida) + manía (del griego obsesión).

Es un trastorno de la conducta en la que el paciente afectado siente un deseo o impulso incontrolable de beber grandes cantidades de líquidos, fundamentalmente agua. Dicho trastorno puede tener causas tanto orgánicas como psicológicas que desarrollaremos a continuación, y puede afectar a todo tipo de población sin distinguir por rezón de edad ni de sexo, aunque es en gente joven en la que mayor prevalencia existe.

 

SÍNTOMAS1, 5:

El exceso de agua en el organismo puede alterar el equilibrio entre fluidos y electrolitos.

Orgánicos:

Calambres musculares, sensación de fatiga y cansancio, problemas cardiacos (consecuencia de la dilución de potasio y sodio en sangre).

Náuseas y dolor de cabeza.

Disminución de sodio en la sangre (afecta al funcionamiento del cerebro).

Somnolencia y parálisis corporal.

En casos muy extremos, coma y muerte.

Psicológicos:

Ansiedad clínicamente manifiesta si la persona no puede, por diferentes motivos, ingerir agua en un momento dado.

Reducción de la concentración y pérdida de agilidad mental

Nivel alto de ansiedad, problemas para dormir, ataques de pánico y dolores de cabeza, cuando por diferentes circunstancias no se tiene posibilidad de ingerir agua.

Incapacidad de llevar una vida normal porque el deseo de beber constantemente agua dirige el día a día de la persona.

 

CAUSAS ORGÁNICAS Y PSICOLÓGICAS1,2, 3:

Como causas orgánicas podríamos hacer especial hincapié en la alteración del funcionamiento del hipotálamo o la diabetes mellitus, pero la mayoría de los autores e investigadores coincide en que la mayor parte de los casos se deben a alteraciones de origen psicológico como trastornos psicóticos y demencias (esquizofrenia, trastornos bipolares, o alzhéimer), anorexia (en estos casos la persona bebe grandes cantidades de líquidos con el objetivo de saciarse sin ingerir calorías, o para aumentar de peso antes de ser sometido a un control médico), vigorexia y ortorexia (por los mitos generados en torno a los beneficios del consumo de determinados líquidos). También tenemos que tener en cuenta antes de valorar al paciente, que ciertos medicamentos como es el caso de los diuréticos, el litio y algunos antiinflamatorios afectan a la función del riñón y pueden tener como consecuencia el aumento de la ingesta de agua.

 

TRATAMIENTO3, 4:

Orgánico:

En algunas patologías hormonales como la diabetes mellitus uno de los síntomas es, precisamente, la polidipsia o exceso de sed). Es conveniente un diagnóstico precoz de dichas patologías, así como de un adecuado manejo de la enfermedad.

Reducir en la medida de lo posible el uso de medicamentos, como antiinflamatorios no esteroideos, diuréticos tiazídicos y litio, que interfieren con la función del riñón, y fármacos anticolinérgicos, que provocan sequedad de boca, entre otros.

Psicológico:

Es fundamental indicar que el tratamiento siempre tiene que tener en cuenta el manejo de la hiponatremia derivada de la abundante ingesta de agua. Dicha alteración puede producir una encefalopatía hiponatrémica y como consecuencia de ello el coma y hasta la muerte, de ahí la importancia de controlar los niveles de sodio en el organismo.

Fundamentalmente, el tratamiento de la polidipsia psicogénica se basará en la restricción de la ingesta de líquidos acompañada por el terapeuta (el paciente deberá ingerir entre 1L-1,5L de agua cada 24 horas) junto con técnicas cognitivo-conductuales.

Rebajar los niveles de ansiedad con técnicas de relajación muscular, técnicas de respiración

Reducir los niveles de ingesta de forma gradual acompañado de técnicas para redirigir la atención cuando se sienta un deseo incontrolable de beber.

Reestructuración cognitiva en los casos en que existan creencias distorsionadas en relación con la ingesta de agua

 

CONCLUSIONES

El origen de la potomanía o polidipsia psicogénica es principalmente psiquiátrico o psicológico, pero es muy importante descartar patologías orgánicas que puedan desencadenar esta necesidad de ingesta inadecuada de líquidos, también es importante tener en cuenta el uso de algunos medicamentos.

Es importante tratar al paciente de una forma integral, teniendo en cuenta todos los aspectos que pudiera desencadenar esta patología, tanto a nivel físico como a nivel psicológico.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Macías Robles M.D., López Fonticiella M.P., Maciá Bobes C., Fernández San Martín A.. Hiponatremia aguda grave en un paciente esquizofrénico potomano. Anales Sis San Navarra [Internet]. 2009 Abr [citado 2021 Sep 22] ; 32( 1 ): 117-120. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272009000100015&lng=es
  2. Martínez Moreno Alma Gabriela, López-Espinoza Antonio, Navarro Meza Mónica, López-Uriarte Patricia, Salazar Estrada José Guadalupe. Trastornos de la conducta de beber: una propuesta de investigación. Rev. Mex. de trastor. aliment [revista en la Internet]. 2014 Jun [citado 2021 Sep 26] ; 5( 1 ): 58-69. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2007-15232014000100008&lng=es
  3. R K, G K. Primary Polydipsia [Internet]. PubMed. 2021 [cited 19 November 2021]. Available from: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32965922/
  4. CRUZADO DÍAZ Lizardo, KRUGER MALPARTIDA Hever, BORDA OLIVOS Félix. Polidipsia psicógena complicada con hiponatremia y rabdomiólisis: Reporte de un caso. Rev Med Hered [Internet]. 2006 Jul [citado 2021 Nov 20] ; 17( 3 ): 183-186. Disponible en: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1018-130X2006000300009&lng=es
  5. C S, E B, D G, A B, K T, GE M. [Psychogenic polydipsia : a (still) unknown psychosomatic entity] [Internet]. PubMed. 2021 [cited 20 November 2021]. Available from: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32049454/