Type to search

¿Por qué debería vacunar a mi hijo del virus del papiloma humano?

Categoría: ,
1 mayo 2021

AUTORES

  1. María Dácil Lorenzo Ramírez. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  2. Ylenia Caballero Casanova. Enfermera del servicio Aragonés de Salud.
  3. Alicia Ballarín Ferrer. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  4. Rebeca Navarro Calvo. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  5. Irene Jiménez Ramos. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  6. María Navarro Torres. Enfermera especialista en Pediatría. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

El virus del papiloma humano (VPH) es el responsable de la mayoría de las infecciones de transmisión sexual (ITS) en el mundo. Se sabe que es una causa necesaria pero no suficiente para desarrollar la enfermedad, ya que uno de los determinantes de salud que más influye es la promiscuidad sexual que se vive hoy en día. Es importante recalcar desde la educación sanitaria la práctica segura de sexo con medios de barrera como el preservativo, pero hay que tener en cuenta que éste no protege las zonas donde no llega.

Hay una cobertura de vacunación en las mujeres muy importante en muchas zonas del mundo, pero en otras ni está contemplado, lo que genera una protección parcial hacia los hombres. Debido a la diversidad en las relaciones, el hombre se ve expuesto a mayor riesgo si su compañera sexual viene de un país donde no se recibe la inmunización, quedando como portador del virus. Si hablamos de sexo de hombres con hombres, quedan totalmente desamparados.

 

PALABRAS CLAVE

Papiloma, papillomaviridae, relaciones sexuales, conducta sexual.

 

ABSTRACT

The human papillomavirus (HPV) is responsible for most sexually transmitted infections (STIs) in the world, it is known to be a necessary but not sufficient cause to develop the disease, since one of the health determinants that more influences is the sexual promiscuity that is lived today. It is important to reinforce the safe practice of sex with barrier means such as the condom from health education, but it must be taken into account that it does not protect the areas where it does not reach.

There is a very important vaccination coverage in women in many areas of the world, but in others it is not even contemplated, which generates partial protection for men, because due to the diversity of relationships, men are exposed to greater risk if your sexual partner comes from a country where she does not receive immunization, leaving her as a carrier of the virus. If we talk about sex of men with men, they are totally helpless.

 

KEY WORD

Papilloma, papillomaviridae, sexual intercourse, sexual behavior.

 

INTRODUCCIÓN

El virus del papiloma humano (VPH) es considerado el agente causal de la mayoría de las infecciones de transmisión sexual (ITS) en el mundo, tanto los hombres como las mujeres pueden ser portadores asintomáticos y vehículo de la infección de VPH1.

 

La prevalencia es variable en las distintas zonas del mundo, en los hombres es más alta que en las mujeres, con una tasa media aproximada del 65% entre los 18 y 70 años y mantenida a lo largo de la vida. La mayoría de las personas sexualmente activas se infectarán de VPH al menos una vez en su vida.

 

La infección por el VPH es una causa necesaria pero no suficiente para el desarrollo de lesiones neoplásicas que incluyen verrugas anogenitales y otras verrugas mucocutáneas, así como cánceres de cuello uterino, anal, vaginal, vulvar, pene y orofaríngeo2.

 

En la actualidad se conocen unos 200 genotipos diferentes de VPH con predilección por distintos lugares del organismo, están los cutaneotrópicos responsable de las infecciones de las superficies cutáneas y los mucosatropos de las superficies mucosas.3

 

Infecciones cutáneas:

 

  • Alto riesgo oncogénico (genotipos 5 y 8): afecciones graves pero muy excepcionales como la epidermodisplasia verruciforme es una genodermatosis hereditaria poco frecuente que conlleva la aparición de lesiones cutáneas polimorfas y un riesgo elevado de cáncer de piel.
  • Bajo riesgo oncogénico (genotipos 1, 2, 3, 10 y 27): responsables de las verrugas comunes planas y plantares, de mayor incidencia.

Infecciones mucosas:

 

  • Alto riesgo oncogénico (genotipos 16, 18, 31, 33, 45, 52, 58, 59, 68, 35, 39, 51, 56, 73 y 82): los cuales pueden causar lesiones precancerosas o cancerosas de cuello uterino, vagina y vulva en la mujer, de ano en ambos sexos y de pene en el varón, los tipos 16 y 18 son los responsables en más del 95 % de los casos causados por este virus (el 84 % cáncer de ano y sus lesiones precancerosas y el 47 % del cáncer de pene).2,3,4 En los últimos años, en los países desarrollado, ha habido un aumento de casos de cánceres de la cavidad oral, orofaringe y laringe (generalmente del tipo 16 y 18).
  • Bajo riesgo oncogénico (genotipos 6, 11, 42, 43, 44 y 55): causante de los condilomas acuminados o verrugas genitales, papilomatosis laríngea recurrente del recién nacido y del lactante y lesiones benignas de vagina, vulva y cuello uterino. Los genotipos 6 y 11 son los responsables del 90% de los condilomas acuminados en ambos sexos, además del 90 % de las papilomatosis laríngeas, llamada papilomatosis respiratoria recurrente ya que puede afectar a la laringe, nasofaringe, árbol traqueobronquial y excepcionalmente al parénquima pulmonar.1

 

Generalmente, las infecciones producidas por cualquier genotipo de VPH suelen ser asintomáticas y se resuelven en 12-24 meses en mujeres y en 6-12 meses en hombres. No obstante, al menos 1 de cada 10 infecciones del VPH de los genotipos de alto riesgo, transmitidos por vía sexual, pueden proseguir, cronificando y provocar la lesión precancerosa.1,5

 

Epidemiológicamente, el VPH se transmite principalmente por vía sexual, mediante la fricción de superficies cutáneas y mucosas entre individuos previamente infectados con el VPH. La actitud sexual es el factor que va a determinar el mayor o menor riesgo de infección por el virus. El inicio de las relaciones sexuales a una edad precoz es un indicador de mayor riesgo de prevalencia, así como el número de compañeras/os sexuales estimándose un aumento del riesgo de entre un 3-5% por cada compañero (sobre todo de los tipos 16 y 18) aumentando el riesgo en un 40-80% si se tienen relaciones sin utilizar métodos de barrera, teniendo en cuenta que el preservativo reduce pero no descarta el riesgo ya que hay zonas que no cubre, pero evita otras ITS y el embarazo. No se adquiere la infección por sentarse en el excusado, ni por dar besos o abrazos, ni por compartir utensilios de cocina, utilizar la misma piscina o jacuzzi.1-3

 

OBJETIVOS

  • Determinar qué vacuna de las que existen en el mercado es más eficaz para la prevención en los niños.
  • Establecer el rango de edad que se puede administrar.
  • Clasificar los efectos secundarios.

 

METODOLOGÍA

 

Se ha realizado una búsqueda bibliográfica de la evidencia disponible hasta el momento actual sobre el VPH y sus consecuencias en el hombre, así como los tipos de vacunas que se ofertan en el mercado y sus indicaciones.

 

Las bases de datos consultadas han sido PubMed y Dialnet, además de consultar las páginas oficiales sobre vacunaciones como la Asociación Española de Vacunología, Vaccine Safety Net, la Asociación Española de Pediatría y el Ministerio de Sanidad.

 

Se han buscado artículos en lengua castellana e inglesa con una antigüedad de no más de 10 años.

 

RESULTADOS

 

La vacunación frente al VPH es la estrategia preventiva de primera línea para evitar la infección y consecuentemente el desarrollo de lesiones precancerosas que podrían evolucionar en cáncer.

 

Para una mayor eficacia de la vacuna, es importante que los preadolescentes no hayan iniciado las relaciones sexuales antes de que se les administre las dosis necesarias para estar protegidos ya que pueden infectarse con el VPH en un único, aunque no haya llegado a copular.2,6

 

Son vacunas inactivadas obtenidas por recombinación genética a partir de proteínas estructurales L1 (VLPs que son virus-like particles) partículas similares al virus que originan una respuesta inmunitaria para prevenir el VPH. Las VLPs al no contener genoma viral no pueden causar infección ni tienen potencialidad para causar lesiones neoplásicas.7-10,14

 

Tipos de vacunas:7-15

 

CERVARIX: Proteína L1 del VPH Tipo 16 – Tipo 18.

  • Cáncer de cuello uterino (cuello del útero) o ano.
  • Lesiones precancerosas (crecimiento celular anormal) en el área genital (cuello uterino, vulva, vagina o ano).
  • Se administra en mujeres y hombres en edades comprendidas:
  • Entre 9-14 años: 2 dosis a los 0-6 meses.
  • ≥ 15 años: 3 dosis 0-1 y 6 meses.

GARDASIL (VPH-4): proteína L1 del VPH tipo 6, tipo 11, tipo 16 y tipo 18.

  • Lesiones precancerosas en el cuello uterino, la vulva o la vagina y el ano.
  • Cánceres de cuello uterino y anal.
  • Verrugas genitales.
  • Se administra en mujeres y hombres en edades comprendidas:
  • Entre 9-13 años: 2 dosis a los 0-6 meses.
  • ≥ 14 años 3 dosis de 0-2-6 meses.

GARDASIL 9 (VPH-9): proteína L1 del VPH tipo 6 ,11,16 ,18, 31 ,33 ,45 ,52 ,58.

  • Lesiones precancerosas y cánceres en el cuello uterino, vulva o vagina y ano.
  • Verrugas genitales (condilomas acuminados).
  • Se administra en mujeres y hombres entre:
  • Entre 9-14 años (0-6).
  • ≥ 15 años: 3 dosis (0-2-6).

 

Las VPH-4 y VPH-9 son las únicas que ha demostrado ser eficaces clínicamente en los varones tras la realización de ensayos, disminuyendo en un 90% los casos de condilomas acuminados, lesiones precancerosas y cancerosas del ano.11-,13

 

Efectos secundarios:7-10,16

 

Como en cualquier vacuna, aparecen efectos secundarios, los cuales son leves y desaparecen pronto. Es importante conocer si tienen alergias graves incluido al látex y a la levadura.

  • Dolor, rubor e inflamación en la zona de la inyección.
  • Mareo o desmayo (se recomienda ponerla y que permanezca sentado o tumbado durante 15 minutos para evitar lesiones propias que ocasionan una caída).
  • Cefaleas, cansancio.
  • Mialgias, artralgia.
  • Náuseas.

 

Las 10 razones para vacunar a los chicos, y que estén incluidos en calendario vacunal, según Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría.16

  • Una cuarta parte de la patología oncológica relacionada con el VPH le concierne al hombre.
  • El número de casos nuevos de cáncer de cabeza, cuello y anal, ha aumentado de manera progresiva, siendo mayor en el varón el de cabeza y cuello. El anal tiene la misma frecuencia en ambos sexos.
  • La participación del VPH en los cánceres de cabeza y cuello es mayor de lo que se creía, afectando además a la vía respiratoria.
  • En la actualidad, no hay cribado de cáncer vinculado al VPH en varones (pene, anal, cabeza y cuello).
  • La mitad de los casos de condilomas acuminados se dan en el sexo masculino.
  • La inmunidad de grupo generada por la vacunación de las chicas es insuficiente para los chicos por varias razones:
    • Hay un promedio de 20-25% de las chicas que no están vacunadas lo que implica que son transmisoras latentes del VPH a los chicos.
    • La alta movilidad entre los distintos países de los cuales no todos tienen incluida la vacunación y la promiscuidad sexual, hacen que los varones están menos protegidos.
    • Los homosexuales no pueden beneficiarse de la inmunidad de grupo.
  • Las chicas no vacunadas, por las razones que sean, estarían protegidas de manera indirecta.
  • Los chicos son los mayores transmisores del virus, si estuvieran vacunados ayudaría a la erradicación mundial.
  • Igualdad, equidad sexual. Si el VPH afecta a ambos sexos, es ético incluirlo en el calendario.
  • Hay 37 países que tienen incluida la vacunación sistemática frente al VPH en varones, como EE. UU., Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Argentina, Brasil, Chile, Panamá, Uruguay, Israel, Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, República Checa, Dinamarca, Eslovaquia, Irlanda, Italia, Liechtenstein, Luxemburgo, Noruega, Suiza y Reino Unido. Suecia y Portugal la han incorporado a su calendario sistemático en 2020 y Francia y Países Bajos lo han anunciado para 2021.

 

CONCLUSIONES

 

Se comete el error de pensar que el VPH sólo afecta al cuello del útero, o sea sólo al sexo femenino y como se ha podido mostrar hay una prevalencia importante, y cada vez mayor de afectación del sexo masculino, los cuales al no estar inmunizados son un vehículo para su propagación y un lugar ideal para el desarrollo de las lesiones precancerosas.

 

Es necesario seguir vacunando a las niñas frente al VPH como estrategia preventiva primordial para poder erradicar el virus y las lesiones que ocasiona, pero para que llegue ese momento habrá que vacunar también a los chicos porque no hacemos nada si sólo protegemos una parte implicada.

 

Solo se logrará una protección comunitaria cuando todos los países introduzcan la vacuna frente al VPH en su calendario vacunal, tanto a niñas como niños.

 

Sería ideal que más bien pronto que más tarde, España se una a esos 37 países y comience a vacunar a los niños, si no fuera posible, te recomiendo que vacunes a tus hijos, yo ya lo he hecho.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. AEP (Asociación Española de Pediatría). Consultado [03-03-2012]. Disponible en: http://www.aeped.es/
  2. Park I, Introcaso C, Dunne E. Human Papillomavirus and Genital Warts: A Review of the Evidence for the 2015 Centers for Disease Control and Prevention Sexually Transmitted Diseases Treatment Guidelines. Clin Infect Dis. 2015; 61(8): S849-55.
  3. AEV (Asociación Española de vacunación). Consultado [03-03-2021]. Disponible en: https://www.vacunas.org/virus-del-papiloma-humano/
  4. Chikandiwa A, Chimoyi L, Pisa PT, Chersich MF, Muller EE, et al. Prevalence of anogenital HPV infection, related diseases, and risk factors among HIV-infected men in downtown Johannesburg, South Africa: baseline results from a cohort study. Salud Pública de BMC. 2017; 17 (3): 425.
  5. World Health Organization. Global strategy to accelerate the elimination of cervical cancer as a public health problem. November 2020. Disponible en: https://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0003/427017/WHO-HPV-QA.pdf.
  6. Human Papillomavirus A Parent’s Guide to Preteen and Teen HPV Vaccination. Disponible en: https://www.immunize.org/catg.d/p4250-01.pdf
  7. Fichas técnicas de las vacunas frente a VPH disponibles en España. Disponible en: https://vacunasaep.org/profesionales/fichas-tecnicas-vacunas/resultados
  8. EMA. EPAR de Cervarix. Disponible en: https://www.ema.europa.eu/en/medicines/human/EPAR/cervarix
  9. EMA. EPAR de Gardasil. Disponible en: https://www.ema.europa.eu/en/medicines/human/EPAR/gardasil
  10. EMA. EPAR de Gardasil 9. Disponible en: https://www.ema.europa.eu/en/medicines/human/EPAR/gardasil-9
  11. Shimabukuro TT, Su JR, Marquez PL, Mba-Jonas A, Arana JE, et al. Safety of the 9- Valent Human Papillomavirus Vaccine. Pediatrics. 2019;144.pii:e20191791.
  12. Ministerio de Sanidad. Coberturas de vacunación de la primera y segunda dosis de VPH. Comunidades autónomas. Año 2019. Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacuna
  13. Álvarez FJ, Cilleruelo MJ, Álvarez J, Garcés M, García N, et al, en representación del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP). Calendario de vacunaciones de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP): recomendaciones 2021. An Pediatr (Barc). 2021; 94(1):53e1-53e10.
  14. Centers for Disease Control and Prevention. Human Papillomavirus vaccination. Recommendations of the ACIP. MMWR 2014;63(5):1-30.
  15. Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría. Calendario de Vacunaciones de la Asociación Española de Pediatría. Razones y bases de las recomendaciones 2021. Disponible en:https://vacunasaep.org/sites/vacunasaep.org/files/cav-aep_calendario-202…
  16. Human Papillomavirus (HPV) Vaccination & Cancer Prevention. Disponible en: https://www.cdc.gov/vaccines/adults/vpd-sp.html