Type to search

Plan de cuidados de enfermería al paciente diagnosticado de aneurisma de aorta abdominal infrarrenal.

Categoría: ,
15 agosto 2021

AUTORES

  1. Sigrid Bretón Torrecilla. Grado en Enfermería. Enfermera en el Hospital Universitario Miguel Servet en Zaragoza.
  2. Raquel Hernandis Cardós. Grado en Enfermería. Enfermera en el Hospital Universitario Miguel Servet en Zaragoza.
  3. David Parra Olivar. Grado en Enfermería. Enfermero en el Hospital Universitario Miguel Servet en Zaragoza.
  4. María Plumed Tejero. Grado en Enfermería. Enfermera especialista Familiar y Comunitaria en Centro de Salud Almozara, Zaragoza.
  5. Rubén Yagüe Pasamón. Grado en Enfermería. Enfermero en el Hospital Universitario Miguel Servet en Zaragoza.
  6. Laura Marín Abolafia. Grado en Enfermería. Enfermera en el Hospital Universitario Miguel Servet en Zaragoza.

 

RESUMEN

Hombre de 69 años, que en seguimiento por parte del equipo de Oncología Médica, se le realiza un TAC de control rutinario siendo diagnosticado de aneurisma de aorta abdominal infrarrenal con crecimiento de 40 a 70 mm en 2 años y con trombosis mural. De forma programada se procede a realización de bypass aorto bifemoral.

Ingresa en la Unidad de Cuidados Intensivos tras la intervención para realizar un seguimiento en la etapa de postoperatorio inmediato con monitorización avanzada y control exhaustivo.

En la unidad se le realiza una valoración enfermera según las necesidades de Virginia Henderson y un plan de cuidados adaptado a su estado de salud.

 

PALABRAS CLAVE

Plan de cuidados, enfermería, Diagnósticos NANDA, NIC, NOC, aneurisma aorta, críticos.

 

ABSTRACT

A 69-year-old man, treated by the Medical Oncology team, undergoes a routine control CT scan being diagnosed of infrarenal abdominal aortic aneurysm with a growth of 40 to 70 mm within 2 years and mural thrombosis. On a scheduled basis, a bifemoral aorto-bypass is performed.

He was admitted to the Intensive Care Unit after the intervention to carry out a follow-up in the immediate postoperative stage with advanced monitoring and exhaustive control.

In the unit, a nurse assessment is performed according to Virginia Henderson’s needs and a care plan adapted to his health status.

 

KEY WORDS

Care plan, nursing, NANDA, NIC, NOC, aortic aneurysm, critical care.

 

INTRODUCCIÓN

El aneurisma de aorta abdominal infrarrenal (AAA) es una patología potencialmente mortal por ruptura, pero abordable mediante una detección precoz, y curable gracias a técnicas bien controladas.1

Es una patología asintomática en la mayoría de los casos y su hallazgo es casual en las pruebas de imagen, por lo que el diagnóstico temprano es complicado. Es de gran importancia un diagnóstico precoz para iniciar el tratamiento médico y realizar un seguimiento que permita plantear la intervención en el momento en que el riesgo de rotura del AAA aumente.

En la práctica clínica habitual, la indicación de la intervención de un AAA asintomático se decide por el diámetro máximo de la aorta o la velocidad de crecimiento. Si el crecimiento de más de seis meses es más de 0,5 cm, el riesgo de rotura debe ser considerado alto. Aneurismas asintomáticos que crecen en más de 0,5 cm de más de seis meses o de más de 5,5 cm de diámetro, deben ser tratados de forma electiva. Aneurismas sintomáticos deberían ser tratados dentro de las 24 horas, y si se rompieron los aneurismas estos requieren tratamiento de emergencia.2

Las prótesis stent permiten el tratamiento mínimamente invasivo de aneurismas aórticos abdominales (AAA) . Los pacientes que son elegibles para la cirugía abierta como resultado de una comorbilidad o su edad ahora pueden ser tratadas con la reparación endovascular de aneurismas (REVA) con menos riesgo.

El tratamiento endovascular también ha reducido aún más la tasa de mortalidad perioperatoria de la cirugía abierta. La introducción de las prótesis de stent también parece reducir el riesgo de muerte causada por la rotura del aneurisma.3

La prevalencia de los aneurismas de aorta infrarrenal (AAA) en la población general es del 1-1,5%. A pesar de los avances producidos en su tratamiento, sigue siendo una importante causa de morbimortalidad. Esta mortalidad supone un 1-2% de todas las muertes del mundo occidental. Si bien la rotura de los AAA tiene una mortalidad del 85-90%, su tratamiento electivo tiene una mortalidad inferior al 3-5%.

Numerosos autores han demostrado que son los varones adultos y con factores de riesgo cardiovascular los más predispuestos a tener un AAA. Entre estos factores destacan el tabaquismo, la hipertensión arterial (HTA), la dislipemia y la enfermedad arterial periférica (EAP).4

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Hombre de 69 años diagnosticado de aneurisma de aorta abdominal infrarrenal con crecimiento de 40 a 70 mm en 2 años y con trombosis mural.

En seguimiento por oncología médica, se solicitó valoración por cirugía vascular considerando la indicación quirúrgica y planteando intervención del aneurisma previamente a la del nódulo pulmonar.

De forma programada se procede a realización de by-pass aorto bifemoral, realizando exclusión del aneurisma mediante endoprótesis.

Llega a la unidad de cuidados intensivos tras la realización de dicha intervención.

Antecedentes médicos:

Datos clínicos: DLP, insuficiencia renal aguda secundaria a antineoplásicos, ACxFA, cáncer epidermoide de laringe con RT-QT concomitante con remisión completa, parálisis cordal bilateral secundaria a RT que requirió cordotomía izquierda posterior, nódulo pulmonar en LSD, nódulo tiroideo hipermetabólico en lóbulo derecho, aneurisma de aorta abdominal con trombosis mural de unos 70 mm de diámetro.

Medicación habitual: omeprazol 20mg, aldocumar, alprazolam 10 mg, seguril 40mg.

NAMC hasta la fecha.

Llega a UCI de quirófano sin respirador, consciente.

SpO2 100% con oxiPlus.

TA 147/64 mm Hg.

83 lpm (fibrilación auricular).

Tª 35,7º C.

Pulsos pedios positivos. EEII normoperfundidas.

Durante la intervención ha presentado labilidad de la TA. Se han administrado 2500 ml de cristaloides y 500 ml de coloides.

Portador de vía central de acceso periférico derecha, SV, vía periférica izquierda, catéter arterial radial y apósitos compresivos femorales. PCR Covid-19: negativa.

 

NECESIDADES BÁSICAS DE VIRGINIA HENDERSON

  • Necesidad de oxigenación: Paciente extubado tras intervención quirúrgica. Muestra buena mecánica respiratoria, sin presentar disnea, con Oxiplus 6-8 lpm, posteriormente se colocan gafas nasales 3 lpm, para mantener saturación de oxígeno basal en sangre de 98-100%.
  • Necesidad de nutrición e hidratación:

Peso: 80 kg.Talla: 1.83m.

IMC: 23,9 (Normal).

Se le comunica al paciente que pasadas unas horas iniciaremos tolerancia hídrica. Se mantiene soporte hídrico mediante fluidoterapia IV.

  • Necesidad de eliminación: paciente autónomo en la eliminación, aunque durante la intervención quirúrgica se procede a la colocación de sondaje vesical.
  • Necesidad de moverse y mantener una postura adecuada: Le explicamos que durante 4 horas no podrá doblar sus piernas, debido al abordaje femoral. Se coloca cabecero elevado a 30º.
  • Necesidad de descanso y sueño: No presenta alteración para el descanso.
  • Necesidad de usar prendas de vestir adecuadas: Autónomo para vestirse y desvestirse.
  • Necesidad de mantener la temperatura corporal: Normotermia conservada.
  • Necesidad de higiene y protección de la piel: Paciente correctamente aseado, higiene realizada en cama todas las mañanas por el equipo de la Unidad. Piel bien hidratada.
  • Necesidad de evitar los peligros entorno: Consciente y orientado.
  • Necesidad de comunicarse: el habla se encuentra afectada debido a sus antecedentes oncológicos de laringe, aunque es capaz de realizar una comunicación eficaz. Se encuentra desanimado tras tantos episodios médicos.
  • Necesidad de vivir según sus valores y creencias: Necesidad no valorable.
  • Necesidad de trabajar y sentirse realizado: jubilado.
  • Necesidad de participar en actividades recreativas: vive con su hermana con la que intenta llevar una vida social activa.
  • Necesidad de aprendizaje: el paciente pregunta al equipo por su estado de salud, ya que desconoce cómo ha podido pasarle esto, y se encontraba asintomático. Quiere aprender qué medidas tomar para evitar problemas futuros.

 

PLAN DE CUIDADOS ENFERMEROS5,6,7

00146 Ansiedad r/c cambio en el estado de salud m/p preocupación.

NOC: Autocontrol de la ansiedad (1402).

Indicadores:

  • Busca información para reducir la ansiedad.
  • Refiere dormir de forma adecuada.
  • Controla la respuesta frente a la ansiedad.
  • Verbaliza aceptación de estado de salud.
  • Refiere ausencia de manifestaciones físicas de ansiedad.

NIC: Disminución de la ansiedad (5820).

Actividades:

  • Escuchar con atención.
  • Crear ambiente que facilite la confianza.
  • Animar la manifestación de sentimientos, percepciones y miedos.
  • Identificar cambios en el nivel de ansiedad.

 

00004 Riesgo de infección r/c procedimientos invasivos:

NOC: Control del riesgo (1902) Estado infeccioso (0703).

Indicadores:

  • Flebitis por catéter venoso periférico.
  • Fiebre.
  • Supervisa los factores de riesgo de la conducta personal.
  • Dolor / hipersensibilidad.
  • Supervisa los cambios en el estado de salud.
  • Reconoce el riesgo.
  • Hematuria.
  • Infección del tracto urinario >100000 leucocitos.

NIC: Control de infecciones (6540) Cuidados del catéter urinario (1876) Protección contra las infecciones (6550) Mantenimiento de dispositivos de acceso venoso (2440).

Actividades:

  • Fomentar ingesta nutricional adecuada.
  • Observar signos y síntomas de infección.
  • Mantener normas de asepsia.
  • Mantener permeabilidad del drenaje urinario.
  • Poner en práctica precauciones universales.
  • Cambiar sistemas de acuerdo con el protocolo del centro.
  • Observar si hay signos de oclusión del catéter.
  • Instruir al paciente acerca de la correcta técnica de lavado de manos.
  • Observar si hay enrojecimiento.

 

(00047) RIESGO DE DETERIORO DE LA INTEGRIDAD CUTÁNEA r/c factores mecánicos, hidratación y deterioro de la circulación.

NOC: Control del riesgo (1902) Detección del riesgo (1908) Integridad tisular: piel y membranas mucosas (1101).

Indicadores:

  • Reconoce el riesgo.
  • Hidratación.
  • Piel intacta.
  • Reconoce los signos y síntomas que indican riesgos.
  • Desarrolla estrategias de control del riesgo efectivas.

NIC : Prevención de úlceras por presión (3540) Cuidados del paciente encamado (0740) Cambio de posición (0840) Manejo de presiones (3500) Vigilancia de la piel (3590).

Actividades:

  • Mantener la ropa de cama limpia, seca y libre de arrugas.
  • Explicar las razones del reposo en cama.
  • Ayudar con las medidas de higiene (además, aplicación de ácidos grasos hiperoxigenados en zonas de riesgo, si precisa).
  • Realizar ejercicios de margen de movimiento pasivos y/o activos.
  • Anotar cambios en la piel y mucosas.
  • Observar si hay enrojecimiento, calor extremo, pérdida de integridad o drenaje en la piel y membranas mucosas.
  • Colocar al paciente con una alineación corporal adecuada.
  • Observar si hay fuentes de presión y fricción.
  • Comprobar la temperatura de la piel.
  • Colocar al paciente sobre una cama / colchón terapéutico adecuado.

 

(00206) RIESGO DE SANGRADO r/c aneurisma, efectos secundarios de un tratamiento

NOC: Severidad de la pérdida de sangre (0413).

Indicadores:

– Pérdida sanguínea visible.

– Distensión abdominal.

– Disminución de la presión arterial sistólica/ diastólica.

– Aumento de la frecuencia cardíaca apical.

– Pérdida de calor corporal.

– Palidez de las membranas cutáneas y mucosas.

– Ansiedad.

– Cognición disminuida.

– Disminución de la hemoglobina.

– Disminución del hematocrito.

NIC: Control de hemorragias (4160).

Actividades:

– Evitar esfuerzos.

– Mantener al paciente en reposo.

– Monitorización de constantes vitales: TA, FC, Tª.

– Vigilar palidez cutánea, cianosis, sudoración.

 

CONCLUSIÓN

Como se ha descrito previamente, el tratamiento endovascular ha reducido aún más la tasa de mortalidad perioperatoria de la cirugía abierta. Para que este procedimiento sea exitoso, se requiere la actuación de un equipo multidisciplinar, donde el personal de Enfermería debe poseer conocimientos precisos sobre el cuidado de pacientes con esta patología.

Por ello, se ha desarrollado este Plan de Cuidados que nos ayudará a brindar una atención de calidad que nos permita prevenir complicaciones, llevando al paciente a un equilibrio salud-enfermedad.4

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Chardigny C, Castier Y. Aneurisma de aorta abdominal infrarrenal. EMC (Paris, Francia). Junio 2021; 25 (2): 1-15.
  2. Soto Carricas, B; Camacho Pérez de Madrid, M, Identificación de biomarcadores para el diagnóstico del aneurisma de aorta abdominal y la evaluación del riesgo de rotura.[tesis doctoral]. Universitat Autònoma de Barcelona; 2020.
  3. Flores Vega JL, León Pachay HL, Ávila GM, Heras León ME. Tratamiento endovascular de aneurisma aórtico abdominal. Recimundo 2020 ; 4 (1): 305-315.
  4. Blanco Cañibano E, Morata Barrado PC, Muela Méndez M, García Fresnillo B, Guerra Requena M. Prevalencia de aneurismas de aorta abdominal en una población de riesgo en una consulta de cirugía vascular. Angiología (Guadalajara, España) 2020;72(3):118-125.
  5. Herdman H,  Kamitsuru S. NANDA International, Inc. Diagnósticos enfermeros: definiciones y clasificación 2018-2020. 11ª ed. Barcelona, España : Elsevier;  2019.
  6. Moorhead S, Johnson M, Maas ML, Swanson E. Clasificación de Resultados de Enfermería (NOC). 6ª ed. Barcelona, España: Elsevier España; 2019.
  7. Bulechek GM, Butcher HK, Dochterman JM, Wagner CM. Clasificación de Intervenciones de Enfermería (NIC). 7ª ed. Barcelona, España: Elsevier España; 2019.