Type to search

Pinzamiento tardío de cordón umbilical: beneficios y complicaciones para el recién nacido

1 noviembre 2020

AUTORES

  1. Judith Macia Lapuente: Matrona Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa Zaragoza.
  2. Alejandra Inés Franco Villalba: Matrona Hospital Miguel Servet Zaragoza.
  3. María Rodriguez Sánchez: Matrona Hospital Miguel Servet Zaragoza.
  4. Marta Doñate Cuartero: Matrona Hospital Miguel Servet Zaragoza.
  5. Alba García Castillo: Matrona Hospital Miguel Servet Zaragoza.
  6. Sandra Peña de Buen: Matrona Hospital Miguel Servet Zaragoza.

 

RESUMEN

Introducción: existe falta de evidencia relacionada con el momento óptimo del pinzamiento de cordón umbilical y la aparición de posibles efectos beneficiosos o perjudiciales para el recién nacido.

Metodología: revisión sistemática de la bibliografía entre los meses de Septiembre y Octubre de 2020.

Objetivos: valorar el riesgo-beneficio para el recién nacido al realizar un pinzamiento tardío de cordón y poder establecer así cuál es el momento idóneo para el clampaje.

Conclusiones: En esta revisión observamos que existen numerosos artículos a favor de un pinzamiento tardío de cordón umbilical debido a las ventajas que conlleva. Se debería considerar como una técnica asistencial básica tanto en recién nacidos prematuros como a término, siempre que el pinzamiento tardío no obstaculice la reanimación neonatal.

 

PALABRAS CLAVE

Pinzamiento tardío, cordón umbilical, recién nacido.

 

INTRODUCCIÓN

El pinzamiento de cordón umbilical es una técnica que se realiza entre el nacimiento del recién nacido y el alumbramiento. Supone el final de la circulación feto-placentaria y del intercambio gaseoso, dando lugar a un proceso fisiológico de adaptación cardiopulmonar. Se realiza colocando dos pinzas de Kocher a lo largo del cordón, próximas entre sí, y cortando entre las mismas. El momento del pinzamiento del cordón umbilical tiene consecuencias directas en cuanto a la redistribución del flujo sanguíneo desde la placenta al recién nacido 1.

Se conocen diferentes tipos de pinzamiento del cordón umbilical: en función del tiempo que transcurre entre el nacimiento y el clampaje hablaremos de pinzamiento precoz y tardío, siendo el precoz el que se lleva cabo en los 60 primeros segundos y tardío si se espera a los 2 ó 3 minutos o después de que deja de latir 2.

Actualmente existen diversidad de opiniones con respecto al momento óptimo para realizar el pinzamiento de cordón umbilical.

En condiciones normales el feto presenta un volumen sanguíneo de 70 ml/kg. aproximadamente y la placenta contiene cerca de 45 ml/kg de sangre fetal. Al realizar un pinzamiento tardío del cordón umbilical pueden transfundirse 20-35 ml/kg de sangre, lográndose así un aumento del 50% de volumen sanguíneo fetal 3. De igual forma, este aporte extra de glóbulos rojos también aumentaría en 30-50mg los depósitos de hierro en el recién nacido, reduciendo de esta manera el riesgo de anemia ferropénica durante el primer año de vida 4,5.

El pinzamiento del cordón umbilical se acostumbraba a hacer a los escasos segundos del nacimiento, produciéndose de esta manera un cierre temprano de la circulación feto-placentaria y evitándose así algunas complicaciones en el recién nacido tales como: policitemia, hiperbilirrubinemia, hiperviscosidad o taquipnea transitoria. Además se solía hacer de forma rutinaria para prevenir la hemorragia postparto. También ha sido propuesto para evitar la transfusión feto-fetal en el parto gemelar y para reducir el contagio en las madres portadoras de VIH 6,7.

Actualmente, se observa una tendencia a recomendar la realización de un pinzamiento cada vez más tardío obteniéndose así valores de hematocrito y hierro elevados a corto y largo plazo en recién nacidos a término, así como de ferritina alta en las primeras horas de vida, reducción del número de transfusiones, reducción de presión arterial baja y menor cantidad de hemorragia intraventricular en comparación con el pinzamiento precoz del cordón 8.

 

OBJETIVOS

  • Valorar los efectos beneficiosos y las posibles complicaciones en el recién nacido en las primeras horas de adaptación a la vida extrauterina tras realizar un pinzamiento tardío de cordón umbilical.
  • Establecer cuál es el momento idóneo para el clampaje.

 

METODOLOGÍA

El artículo se ha elaborado a través de una revisión bibliográfica acerca las ventajas y aparición de posibles complicaciones en el recién nacido al realizar un pinzamiento tardío de cordón. Para realizarlo se ha hecho una búsqueda bibliográfica en las siguientes bases de datos: Cochrane, PubMed, Medline, Cuiden y Scielo. La búsqueda se realizó entre los meses de Septiembre y Octubre de 2020 y se han seleccionado trabajos publicados en los últimos doce años. Se escogieron artículos en idioma castellano e inglés. También se consultaron las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) y la Guía de Práctica Clínica Sobre la Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad y Política Social.

 

RESULTADOS-DISCUSIÓN

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el pinzamiento tardío (o incluso el no pinzamiento) es la forma más fisiológica de tratar el cordón. Recomienda este tipo de pinzamiento en todos los nacimientos al mismo tiempo que se inician los cuidados básicos del recién nacido. Esta técnica presenta ciertos beneficios como la mejora de los niveles de hierro en sangre y prevención de la anemia neonatal, favorece la adaptación cardiovascular y tiene beneficios hemodinámicos, disminuye el riesgo de hemorragia intraventricular, sepsis tardía y disminuye la necesidad de transfusión. No se recomienda el pinzamiento precoz del cordón umbilical salvo que el recién nacido sufra hipoxia y deba ser trasladado de inmediato para su reanimación. También establece que el pinzamiento tardío se debe considerar por igual tanto en un parto vaginal como en una cesárea2.

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) aconseja esperar que el cordón deje de latir antes de seleccionarlo siempre que sea posible 8.

La Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME) recomienda pinzar el cordón cerca del periné una vez cesen las pulsaciones en un recién nacido saludable 9.

La Guía de Práctica Clínica Sobre la Atención al Parto Normal del Ministerio de Sanidad y Política Social expone que hay evidencia de buena calidad que indica que el pinzamiento tardío del cordón umbilical en neonatos a término, al menos dos minutos después del parto, no incrementa el riesgo de hemorragia posparto y mejoran los niveles de hierro en el recién nacido10.

La revisión bibliográfica de las bases de datos que se ha realizado refleja diferentes ventajas y complicaciones que presenta el recién nacido al realizar un pinzamiento tardío de cordón umbilical.

Como ventajas que se obtienen al realizar un clampaje tardío de cordón encontramos:

  • Se produce una mejor adaptación inmediata a la vida extrauterina 11.
  • Niveles más altos de hemoglobina, hematocrito y de los depósitos de hierro, por tanto un menor porcentaje de anemia en lactantes y niños 4,5,12,13,14,15,16,17,18.
  • Una menor necesidad de transfusión sanguínea 19,20.
  • Presentan menor incidencia de hemorragias intraventriculares: al realizar la oclusión simultánea de vena y arteria se produce una disminución del 40% en la precarga del ventrículo izquierdo. En un recién nacido sano, el llanto provoca el inicio inmediato de la ventilación pulmonar. Pero si esa ventilación es inadecuada, impide que las resistencias pulmonares disminuyen dificultando de esta manera el flujo pulmonar y el consecuente aporte de sangre oxigenada a las cámaras cardíacas izquierdas. Esto supone una disminución del gasto cardiaco y shock hipovolémico precisando la administración de fármacos inotrópicos y expansores del plasma, lo que en un recién nacido prematuro con dilatación vascular cerebral podría conllevar a una hemorragia intraventricular 20,21.
  • En los recién nacidos pretérmino pinzar el cordón antes de la ventilación pulmonar provoca un descenso rápido de la saturación de oxígeno arterial y de la oxigenación del tejido cerebral. Varios estudios concluyen que al retrasar el tiempo del pinzamiento se obtiene una mayor estabilidad vascular 13 y se mejora la oxigenación cerebral en las 24 horas 22 .
  • Se previene la incidencia de encefalopatía isquémica y el retraso mental 23.
  • Al producirse un transfusión de un volumen de sangre de hasta 20-35ml/kg 3 de peso fetal se ha visto que se produce un aumento de policitemia que según algunos estudios parece ser benigna 13,15,17,20,23.
  • En caso de que exista una circular de cordón podría evitarse un shock hipovolémico ya que realizar un pinzamiento precoz podría agravar más la reducción de volumen sanguíneo, especialmente si la circular es apretada 16,24.
  • En neonatos a término, sanos y sin otros factores de riesgo para desarrollar ictericia no influye en el valor de bilirrubina transcutánea, sin llegar a producirse situaciones de hiperbilirrubinemia patológica 17,25,26.

Además de ventajas para el recién nacido, se obtienen también beneficios para la madre:

  • Se mejora el vínculo materno y favorece la lactancia materna 6,27.

Como complicaciones que pueden aparecer en el recién nacido tras la realización del clampaje tardío nos encontramos:

  • Se alteran los valores gasométricos: Se reducen el ph de la arteria umbilical, la saturación de oxígeno, la presión parcial de oxígeno, el bicarbonato y el exceso de bases. Y está aumentada la presión parcial de CO2 y el lactato. Esta alteración es mínima y con escasa repercusión clínica 1,28.
  • Según algunos estudios, se produce un aumento del volumen sanguíneo lo que desencadena en una policitemia e hiperbilirrubinemia con ictericia sintomática 6,14,29.
  • Se reducen las posibilidades de donación de sangre de cordón ya que en más de la mitad de las ocasiones no se consigue la cantidad de sangre necesaria. Por ello se debería informar previamente a los padres de las ventajas e inconvenientes cuando deseen realizar una donación de sangre de cordón 30.
  • En los casos de recién nacido con crecimiento intrauterino retardado existe el riesgo de policitemia inducida por la hipoxia 13.
  • Si existe una circular de cordón puede desencadenar compresión de cordón y posibles daños neurológicos 15.

En determinadas situaciones especiales puede resultar beneficioso la realización de esta técnica:

  • Infección por VIH: no es una contraindicación: superan los beneficios del pinzamiento tardío al riesgo de infección vertical de la infección aún en pacientes con carga viral desconocida.
  • Cardiopatía congénita. El pinzamiento tardío es posible y seguro.
  • Circular de cordón: ante esta situación se ha visto que existen beneficios y posibles complicaciones. La actitud más adecuada sería la de intentar reducir la circulación por todos medios con el cordón intacto antes de pinzar.
  • Depresión neonatal o líquido amniótico teñido: se debe realizar la reanimación neonatal con cordón intacto permitiendo así las transfusión placentaria de sangre oxigenada.

 

CONCLUSIÓN

En esta revisión observamos que existen numerosos artículos a favor de un pinzamiento tardío de cordón umbilical debido a las ventajas que conlleva. Se debería considerar como una técnica asistencial básica tanto en recién nacidos prematuros como a término, siempre que el pinzamiento tardío no obstaculice la reanimación neonatal.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Gonzalez-Merlo J, Lailla Vicens J.M, Fabre González E, González Bosquet E. Obstetricia. 5 Edicion. Barcelona:Masson;2006.
  2. WHO Guidelines Approved by the Guidelines Review Committee. Guideline: Delayed Umbilical Cord Clamping for Improved Maternal and Infant Health and Nutrition Outcomes. Geneva: World Health Organization; 2014.
  3. Raju TNK. Timing of umbilical cord clamping after birth for optimizing placental transfusion. Curr Opin Pediatr. 2013;25: 180-7.
  4. American Academy of Pediatrics: Statement of Endorsement: Timing of Umbilical Cord Clamping After Birth Pediatrics 2013; 131:4 e1323.
  5. The American College of Obstetricians and Gynecologists. Timing of Umbilical Cord Clamping After Birth. Committee Opinion. Number 543 December 2012.
  6. Lainez Villabona B, Bergel Ayllonb E, Cafferata Thompsonc M, Belizán Chiesab LJM. ¿Pinzamiento precoz o tardío del cordón umbilical? Una revisión sistemática de la literatura médica. An pediatr.(Barc). 2005;63:14-21.
  7. Van Rheenen PF, Brabin BJ. A practical approach to timing cord clamping in resource poor settings. BJM. 2006;333:954-8.
  8. Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. Recomendaciones sobre la asistencia al parto. Madrid: SEGO;2008.
  9. Federación de Asociaciones de Matronas de España. Iniciativa Parto Normal. Documento de consenso. Barcelona: FAME; 2007.
  10. Ministerio de Sanidad y Política Social. Guía de Práctica Clínica Sobre la Atención al Parto Normal. Vitoria. Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco.2010.
  11. Sinavszki M, Sosa N, Silvera F, Diaz Rosello JL. Clampeo tardío de cordón umbilical: saturación de oxígeno en recién nacidos. Rev Soc bol Ped 2013; 52 (1): 28-34.
  12. Qian Y, Ying X, Wang P, Lu Z, Hua Y. Early versus delayed umbilical cord clamping on maternal and neonatal outcomes. Archives of Gynecology and Obstetrics. 2019; 300:531–543.
  13. Weeks A. Umbilical cord clamping after birth. BMJ. 2007; 335(7.615): 312-313.
  14. McDonald SJ, Middleton P. Efecto del momento de clampeo del cordón umbilical en recién nacidos a término sobre los resultados en la madre y el neonato. Biblioteca Cochrane Plus. 2008; número 4.
  15. Jackson H, Melvin C, Downe S. Midwives and the fetal nuchal cord: a survey of practices and perceptions. J Midwifery Womens Health. 2007; 52(1): 49-55.
  16. Van Rheenen PF, Brabin BJ. A practical approach to timing cord clamping in resource poor settings. BJM. 2006; 333(7.575): 954-8.
  17. Rincón D, Foguet A, Rojas M, Segarra E, Sacristán E, Teixidor R, Ortega A. Tiempo de pinzamiento del cordón umbilical y complicaciones neonatales, un estudio prospectivo. An Pediatric (Barc). 2014; 81(3): 142-148.
  18. Nesheli HM, Esmailzadeh S, Haghshenas M, Bijani A, Moghaddam TG. Effect of late vs early clamping of the umbilical cord (on haemoglobin level) in full-term neonates. SHORT COMMUNICATION. 2014 November; 64(11).
  19. Ultee CA, Van der Deure J, Swart J, Lasham C, Van Baar AL. Delayed cord clamping in preterm infants delivered at 34-36 weeks´gestation: a randomized controlled trial. Arch Dis Child Fetal NEONATAL ed.2008; 93/1): 20-3.
  20. Rabe H, Reynolds G, Diaz-Rosello J. Clampeo precoz tardío del cordón umbilical en prematuros (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus. 2008, número 4. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com
  21. Mercer JS, Vohr BR, McGrath MM, Padbury JF, Wallach M, Oh W. Delayed cord clamping in very preterm infants reduces the evidence of intraventricular hemorrhage and late-onset sepsis: a randomized, controlled trial. Pediatric. 2006; 117(4): 1.434-5.
  22. Baenziger O, Stolkin F, Keel M, Von Siebenthal K, Fauchere JC, Das Kundu S, et al. The influence of the timing of cord clamping on postnatal cerebral oxygenation in preterm neonates: a randomized, controlled trial. Pediatrics. 2007; 119(3): 455-9.
  23. Morley GM. The optimal time to clamp the umbilical cord. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed. 2008; 98(1): F77.
  24. Hutchon DJ. Delayed cord clamping may also be beneficial in rich settings. BJM. 2006; 333(7.577): 1.073.
  25. Camarasa L, Martínez G, Miravalls T. Influencia del pinzamiento tardío del cordón umbilical en los valores de bilirrubina neonatal en el recién nacido sano. Enfermería Integral. Junio 2016.; 112.
  26. Alejo Holgado A, Casteleiro Vallina A, Egusquiza Valverde P, Rodriguez Moreno Y, Diez Paz E. Tiempos de pinzado del cordón umbilical y valores de bilirrubina en el neonato a término: Pilotaje inicial. Nuber Cientific.2015;2(16):17-22.
  27. Zaramella P, Freato F, Quaresima V, Secchieri S, Milan A, Grisafi D, et al. Early versus late cord clamping: EFFEcts on peropheral blood flow and cardiac function in term infants. EarlyHumDev. 2008 Mar;84(3):195-200.
  28. Wiberg N, Källén K, Olofsson P. Delayed umbilical cord clamping at birth has effects on arterial and venous blood gases and lactate concentrations. BJOG. 2008; 115(6): 697-703.
  29. Capasso L, Raimondi F, Capasso A, Crivaro V, Capasso R, Paludetto R. Early cord clamping protects at-risk neonates from polycythemia. Biol Neonate. 2003; 83(3): 197-200.
  30. Ministerio de Sanidad y Consumo. Propuesta de estrategia de atención al parto normal en el Sistema Nacional d Salud. Ministerios de Sanidad y Consumo; 2007.