Type to search

Papel de la actividad física en la recuperación posparto.

Categoría: ,
28 agosto 2021

AUTORES

  1. Nuria Blasco Pérez. Fisioterapeuta en el Centro de Salud de Barbastro. Servicio Aragonés de Salud.
  2. Ester Lacuey Barrachina. Fisioterapeuta en el Hospital Universitario Miguel Servet. Servicio Aragonés de Salud.
  3. María Isabel Buil Mur. Fisioterapeuta en el Hospital de Fraga. Servicio Aragonés de Salud.
  4. Andrea Cuello Ferrando. Fisioterapeuta en el Hospital de Barbastro. Servicio Aragonés de Salud.
  5. Vanesa Náger Obón. Fisioterapeuta en el Hospital de Barbastro. Servicio Aragonés de Salud.
  6. María Pilar Cuartero Usan. Fisioterapeuta en el Hospital La Defensa. Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

El embarazo y el posparto son etapas fisiológicas que conllevan numerosas adaptaciones en el cuerpo de la mujer. A menudo, la involución de estas adaptaciones supone disfunciones a las que la actividad física puede ayudar a rehabilitar. Dividiendo el posparto en inmediato y tardío podemos realizar diversos ejercicios, siempre que no haya complicaciones que contraindiquen esta actividad, para agilizar la vuelta a la rutina anterior al embarazo.

 

PALABRAS CLAVE

Posparto, ejercicio, disfunción.

 

ABSTRACT

Pregnancy and postpartum are physiological stages that involve numerous adaptations in the woman’s body. Often, the involution of these adaptations implies dysfunctions that physical activity can help to rehabilitate. By dividing the postpartum into immediate and late we can perform various exercises, as long as there are no complications that contraindicate this activity, to speed up the return to the pre-pregnancy routine.

 

KEY WORDS

Postpartum period, exercise, physiopathology.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El embarazo es un proceso fisiológico que conlleva numerosos cambios en el cuerpo de la mujer. Supone un aumento de la lordosis lumbar, un cambio del centro de gravedad, rotación pélvica, aumento de la curvatura cervical, hundimiento de la cintura escapular, relajación de la musculatura abdominal, aumento de la laxitud de la articulación sacroilíaca, aumento de la frecuencia cardíaca, disminución de la tensión arterial, aumento de peso, desajustes hormonales y en ocasiones, aumento del estrés y la ansiedad1.

Tras el parto, el puerperio implica en la mujer una involución de todas estas modificaciones, a las que hay que añadir las adaptaciones propias del sistema reproductor y la lactancia.

La actividad física posparto aporta diversos beneficios como mejorar el estado de ánimo, mejorar el control de peso, mantener la aptitud cardiorrespiratoria y reducir la depresión y ansiedad2. Además, a través del ejercicio, podemos influir en las posibles disfunciones que en ocasiones aparecen.

 

Las disfunciones de mayor incidencia durante el posparto son3:

  • La incontinencia urinaria.
  • El dolor lumbar.
  • El dolor sacroilíaco.
  • Coccigodinia.
  • Dispareunia.

 

Para la recuperación de estas disfunciones hay que intervenir básicamente en tres regiones corporales3:

  • Musculatura y fascias del suelo pélvico.
  • Musculatura y fascias de la región abdominal.
  • Articulaciones de la región lumbopélvica, pubis y cóccix.

 

Posparto inmediato:

Incluye las primeras 6 semanas.

La vuelta a la rutina física previa al embarazo debe hacerse al ritmo de cada mujer, consultando con su médico o profesional obstétrico, y depende de diversos factores como la pérdida de sangre durante el parto, el grado de trauma perineal y la presencia de complicaciones médicas4.

 

Después de un parto vaginal5:

Durante las horas y los días siguientes al parto el descanso es primordial, pero no hay que confundirlo con la inmovilización. Es mejor evitar la bipedestación prolongada y la carga de peso, y promover la higiene postural.

 

Los objetivos en esta etapa serán:

  • Iniciar la activación muscular.
  • Mantener la circulación sanguínea en la zona y así, favorecer la cicatrización.
  • Reducir el dolor.

 

Ejercicios recomendados:

  • Respiración abdominal: en cualquier posición siempre y cuando se respete la correcta alineación de la columna.
  • Ejercicios hipopresivos: se recomienda empezar en decúbito supino con pies apoyados sobre la camilla.
  • Ejercicios de suelo pélvico: contracciones mantenidas unos segundos sin causar dolor. Se pueden realizar en cuadrupedia o sedestación sobre cojines.

Estos ejercicios deben realizarse de forma suave, sin demasiadas repeticiones y sin que intervengan grandes grupos musculares o movimientos muy amplios.

Es importante aprender a proteger el suelo pélvico en los momentos de hiperpresión. Una de las situaciones a las que las mujeres en periodo de posparto tienen que enfrentarse de forma temprana es la defecación. La postura más correcta será en flexión de cadera mayor a 90⁰, con elongación de columna e inclinación anterior de tronco. El esfínter debe estar relajado y el empuje se debe realizar con glotis abierta de forma que se permita la salida del aire y se reduzcan los riesgos de lesión.

Conforme avanza la recuperación se puede ampliar la rutina de ejercicios. En un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid programaron una pauta de ejercicio que incluía tres sesiones semanales de 5-10 minutos de calentamiento, 30-40 minutos de trabajo aeróbico basado en paseo, además de trabajo de fortalecimiento general y específico sobre los grupos musculares más afectados. Se incluía una vuelta a la calma de 5-10 minutos con ejercicios de flexibilidad y relajación1.

 

Después de un parto por cesárea4:

Tan pronto como sea médicamente seguro se recomienda la deambulación y la vuelta a las rutinas previas al embarazo. Existen ciertos factores que justifican retrasar la reanudación a las actividades físicas:

  • Complicaciones médicas, como anemia, trastornos cardiorrespiratorios, tromboembolismo…
  • Dolor y necesidad de analgesia.
  • Complicaciones quirúrgicas y postoperatorias como náuseas, vómitos, anormal cicatrización de heridas, neuropatía, incontinencia…

 

Ejercicios recomendados:

  • Primeras tres semanas: paseos de inicialmente unos 10 minutos varias veces al día y escaleras en casa a paso lento, ir progresando según tolerancia. Se desaconseja levantar pesos mayores al recién nacido.
  • Semanas 3 a 6 posparto: ejercicios de Kegel que pueden iniciarse antes de la tercera semana si no son dolorosos, y ejercicios para recuperar fuerza de todo el cuerpo

 

Posparto tardío5:

Los músculos abdominales se encuentran distendidos, y en ocasiones aparece diástasis abdominal. Afortunadamente suele reducirse de forma fisiológica entre las semanas 1ª a 8ª del posparto, pero si se mantiene pasado un año se considera que no revertirá, en cuyo caso puede ser necesaria la cirugía.

La tonificación de los músculos abdominales debe ser progresiva y sin aumentar la presión intraabdominal durante las primeras 6 semanas. Pasado este tiempo y antes de comenzar con la tonificación es importante asegurar la correcta contracción de los músculos del suelo pélvico, de no ser así, al ejercitar los abdominales se podría provocar disfunciones uroginecológicas. Se comenzará por ejercitar el plano profundo pasando progresivamente hacia músculos superficiales.

Otros ejercicios recomendados:

  • Ejercicios hipopresivos combinados con contracción del suelo pélvico en diferentes posturas.
  • Ejercicios de desbloqueo pélvico: en decúbito supino con piernas cruzadas y rodillas estiradas apoyando los pies sobre un alza, hacer contracción del suelo pélvico, contraer el plano profundo abdominal y elevar el tronco hasta despegarlo de la esterilla.
  • Ejercicios de miembros inferiores: asegurando el control del suelo pélvico y sin aumentar la presión intraabdominal.
  • Ejercicios de miembros superiores: asegurando el control del suelo pélvico y sin aumentar la presión intrabdominal.
  • Ejercicios de equilibrio sobre balón: sentada sobre el balón, previa contracción del suelo pélvico, mantener el equilibrio frente a pequeñas desestabilizaciones provocadas desde el exterior.

 

CONCLUSIÓN

Para obtener una recuperación exitosa tras el parto el ejercicio físico debe entrar a formar parte del programa de rehabilitación habitual, al igual que los cuidados en nutrición o las revisiones con la matrona.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Barakat R, Bueno C, Diaz de Durana A, Coterón J, Montejo R. Efecto de un programa de ejercicio físico en la recuperación post-parto. Estudio piloto. Arch med Deport. 2013;30(2):96–101.

2. Kelly R. Evenson, Michelle F. Mottola, Katrine M. Owe, Emily K. Rousham WJB. Summary of International Guidelines for Physical Activity Following Pregnancy. Obs Gynecol Surv. 2014;

3. Martínez Bustelo S. Posparto y calidad de vida [Internet]. Repositorio Universidade Coruña. 2011 [cited 2021 Jul 24]. Available from: https://ruc.udc.es/dspace/handle/2183/9098

4. Raul Artal, MD, FACOG F. Exercise during pregnancy and the postpartum period – UpToDate [Internet]. 2021 [cited 2021 Jul 14]. Available from: https://www-uptodate-com.ar-bvsalud.a17.csinet.es/contents/exercise-during-pregnancy-and-the-postpartum-period?search=ejercicio en el embarazo&source=search_result&selectedTitle=1~150&usage_type=default&display_rank=1

5. Walker C. Fisioterapia en Obstetricia y Uroginecologia.pdf. 2a. 2013.