Type to search

Óxido nitroso en el parto.

Categoría: ,
9 octubre 2021

AUTORES

  1. María del Mar Cuartero Funes. Especialista en Enfermería Obstétrico-Ginecológica. Graduada en enfermería Universidad de Zaragoza. Matrona en Hospital Universitario Miguel Servet.
  2. Riaco David Bueicheku Buila. Especialista en Enfermería pediátrica. Graduado en Enfermería en la Universidad de Zaragoza. Urgencias Pediátricas Hospital Miguel Servet.
  3. Ester Ventura Tazueco. Graduada en Enfermería Universidad de Zaragoza. Centro de Salud Delicias Norte.
  4. Andrés Jumilla Burugorría. Graduado en Enfermería Universidad de Zaragoza. Hospital General de la Defensa.
  5. Paula Cristina Ondiviela Garcés. Graduada en Enfermería Universidad de Zaragoza. Unidad de Cuidados Intensivos Hospital Lozano Blesa.

 

RESUMEN

Introducción: La utilización de óxido nitroso se considera una alternativa eficaz en analgesia del parto. Su administración, al 50% junto con oxígeno, se realiza de manera habitual en países como Canadá, Inglaterra, Finlandia, Suecia y Australia, que describen la utilización de esta técnica analgésica en el 40-60% de los partos.

Método: se ha llevado a cabo una investigación consistente en una revisión bibliográfica sistemática sobre la literatura científica existente. Se ha realizado una búsqueda sistemática de libros y, también, se han consultado artículos en las principales bases de datos: Pubmed, Medline, y Scielo, seleccionando artículos científicos procedentes de publicaciones académicas revisadas e información de guías actualizadas.

Resultados: La técnica de administración del óxido nitroso intermitente es sencilla, debe ser explicada de manera adecuada a la gestante por un profesional.

Conclusión: El óxido nitroso es una alternativa al dolor a tener en cuenta para ofrecer a la gestante, haciéndola partícipe y con el fín de aumentar su bienestar físico y emocional durante todo el proceso.

 

PALABRAS CLAVE

Óxido nitroso, analgesia obstétrica, embarazo, parto.

 

ABSTRACT

Introduction: The use of nitrous oxide is considered an effective alternative in labor analgesia. Its administration, 50% together with oxygen, is carried out regularly in countries such as Canada, England, Finland, Sweden and Australia, which describe the use of this analgesic technique in 40-60% of deliveries.

Method: an investigation consisting of a systematic bibliographic review on the existing scientific literature has been carried out. A systematic search for books has been carried out and articles have also been consulted in the main databases: Pubmed, Medline, and Scielo, selecting scientific articles from reviewed academic publications and information from updated guides.

Results: The intermittent nitrous oxide administration technique is simple, it must be adequately explained to the pregnant woman by a professional.

Conclusion: Nitrous oxide is an alternative to pain to take into account to offer to the pregnant woman, making her participate and in order to increase her physical and emotional well-being throughout the process.

 

KEY WORDS

Nitrous oxide, obstetric analgesia, pregnancy, labor.

 

INTRODUCCIÓN

La utilización de óxido nitroso se considera una alternativa eficaz en analgesia del parto. Su administración, al 50% junto con oxígeno, se realiza de manera habitual en países como Canadá, Inglaterra, Finlandia, Suecia y Australia, que describen la utilización de esta técnica analgésica en el 40-60% de los partos 1. Existen estudios donde se presentan resultados en cuanto a esta eficacia de la administración del óxido nitroso inhalado al 50%, como un tratamiento que produce una analgesia moderada pero satisfactoria en el parto. El grado de analgesia es menor que si se usan otros tipos de analgésicos, pero su administración de forma adecuada disminuye significativamente el dolor en el 50% de las mujeres. Su seguridad está contrastada por lo que se considera factible su posible instauración en la práctica clínica diaria, siguiendo una serie de pautas y precauciones por parte de los profesionales que la llevan a cabo 2.

Presenta una serie de ventajas en relación a otros analgésicos o anestésicos usados en el parto, como su fácil administración, un periodo de latencia corto, no modifica la dinámica uterina, no perjudica al recién o a la gestante, ni afecta a la lactancia materna, no anula el reflejo del pujo por lo que la gestante tiene libertad de movimiento pudiendo adoptar la posición que desee durante las contracciones. Se puede administrar junto con anestésicos locales si se requiere episiotomía. También están descritas una serie de situaciones en las que su uso estaría contraindicado y que los profesionales tienen que conocer 3.

 

OBJETIVO

Describir la técnica de la administración intermitente del óxido nitroso.

 

METODOLOGÍA

Para la elaboración del presente trabajo, se ha llevado a cabo una investigación consistente en una revisión bibliográfica sistemática sobre la literatura científica existente. Se ha realizado una búsqueda sistemática de libros y, también, se han consultado artículos en las principales bases de datos: Pubmed, Medline, y Scielo, seleccionando artículos científicos procedentes de publicaciones académicas revisadas e información de guías actualizadas.

 

RESULTADOS

1. Enseñar a la gestante la técnica de autoadministración. Para ello se requiere que la matrona realice un control previo de la dinámica uterina regular de la mujer y la enseñe y adiestre para que ella pueda calcular cuándo le viene la contracción. Este adiestramiento y control de la gestante de sus propias contracciones es fundamental para lograr el éxito del alivio del dolor con este tipo de analgesia4,5,6.

2. Para iniciar la administración del gas se abre la rueda hasta la posición “I” y se mantiene abierto el grifo durante todo el tiempo que se requiere el uso del kalinox4,5,6.

3. La inhalación debe comenzar entre 30-50 segundos antes de la contracción si fuesen regulares o en el momento en que se percibe la contracción (si fuese irregular). La parturienta debe respirar normalmente durante la contracción (sin hiperventilar). Las inspiraciones lentas y profundas son las más eficaces. La matrona enseñará a la mujer a realizarlas para evitar la sensación de mareo4,5,6.

4. La duración de la inhalación de la mezcla no debe exceder de 60 minutos seguidos4,5,6.

5. Durante la segunda parte del parto se aconseja inspirar 2 o 3 veces profundamente antes de cada pujo. La relajación y concentración de la gestante en su respiración es fundamental4,5,6.

6. Hay que vigilar la saturación de oxígeno continuamente por el riesgo de desaturación4,5,6.

7. Al principio de la técnica la matrona o el profesional que esté con la gestante debe mantener con ella continuo contacto verbal, luego será el/la acompañante el que debe mantenerlo durante todo el proceso, para controlar el posible mareo o somnolencia por parte de la mujer4,5,6.

8. La mujer es la que debe sostener la mascarilla o boquilla, retirándola siempre entre una y otra contracción y en ese periodo respirar con normalidad hasta que comience la siguiente4,5,6.

9. Así si la mascarilla o boquilla se le caen a la mujer nos estará indicando que está demasiado somnolienta y que no será capaz de realizar la presión negativa por ella misma, por lo que se detiene el flujo del óxido nitroso respirando el oxígeno ambiental y disminuyendo rápidamente la concentración de su cuerpo4,5,6.

10. La administración precisa de una vigilancia clínica continua de la gestante por parte de la matrona responsable. La administración de la mezcla debe interrumpirse de inmediato en caso de pérdida de contacto verbal y así el retorno la situación inicial es casi inmediato y sin efecto residual4,5,6.

 

CONCLUSIONES

Los resultados de eficacia en otros países donde su uso es más extendido y donde cuentan con mayor experiencia, parecen ser positivos. El éxito del manejo del óxido nitroso depende mucho de la experiencia y habilidad del manejo del profesional así como de los tiempos en los que se usa. En otros procedimientos, guías y estudios refieren que el personal cualificado para realizar la administración del óxido nitroso puede ser tanto médicos como matronas o enfermeras entrenadas para ello previamente. La administración del óxido nitroso inhalado produce grados moderados pero satisfactorios de analgesia en el trabajo de parto. Es una alternativa al dolor a tener en cuenta para ofrecer a la gestante, haciéndola partícipe y con el fín de aumentar su bienestar físico y emocional durante todo el proceso.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Ministerio de salud de Chile. Guía clínica analgesia del parto. Ed: Santiago: Minsal, 2007. Chile.
  2. López Ruiz MB, Serrano Martos J, Moreno López J, Romero Puertollano T. Uso del óxido nitroso durante el trabajo de parto. INQUIETUDES. 47. 2014: 35.
  3. Ministerio de Sanidad y Política Social. Guía de Práctica Clínica sobre la Atención al Parto Normal. 2010.
  4. American College of Nurse-Midwives. From the American College of Nurse-Midwives. Nitrous oxide for labor analgesia. J Midwifery Womens Health. 2010. 55(3):292-6.
  5. Likis FE, Andrews JC, Collins MR, Lewis RM, Seroogy JJ, Starr SA, Walden RR, McPheeters ML. Nitrous oxide for the management of labor pain: a systematic review. Anesth Analg. 2014. 118(1):153-67.
  6. Analgesia inhalatoria con kalinox en sala de partos. Protocolo de administración. Servicio de anestesiología, reanimación y tratamiento del dolor. Hospital Clinic. Sede Maternitat. Disponible en http://anestesiaclinic.net/documents/obstetricia/oxidonitroso.doc