Type to search

Nuevos ejes estratégicos en los modelos de calidad emergentes.

19 noviembre 2021

AUTORES

  1. Ángela Ramos Salvachúa. Graduada en Fisioterapia. Fisioterapeuta Servicio Aragonés de Salud.

 

COMUNICACIÓN BREVE

Ya en 2001, Avedis Donabedian en su artículo titulado Evaluación de la calidad de la atención médica, afirmaba que “la calidad de la atención es una idea extraordinariamente difícil de definir”1. Más allá de entrar en definiciones teóricas o clasificaciones de los tipos de calidad, la presente comunicación breve tiene por objeto presentar uno de los últimos modelos desarrollados sobre calidad, concretamente, el Modelo de Calidad Qin o Calidad-in.

 

¿Por qué surge el modelo de calidad Qin?

El surgimiento del modelo de calidad Qin presenta varios agentes causales. En primer lugar, el siglo XXI supuso un periodo de cambios drásticos para la mayoría de los sectores, situación a la que múltiples organizaciones no lograron hacer frente por su escasa o nula capacidad de adaptación2,3. En este sentido, aquellas épocas de cambio que a principios de siglo parecían tener lugar únicamente de forma puntual, tomaron un carácter más permanente a raíz de la crisis económica, lo que generó una situación constante de cambios simultáneos en las empresas. Por otro lado, otra de las causas de la aparición del mencionado modelo sería la actual evaluación fragmentada de las organizaciones. El enfoque segmentario o por partes tradicionalmente implementado en éstas conlleva una pérdida de información, y a su vez una serie de problemas asociados como la aparición de silos disfuncionales3. Asimismo, la Norma ISO 9001:2015 contempla entre sus requisitos el carácter proactivo de la alta dirección empresarial mediante visiones en conjunto de las organizaciones. Por estas razones, y puesto que todos los elementos de un sistema, sanitario en este caso, interaccionan entre sí en mayor o menor medida, es por lo que surge la necesidad de diseñar nuevos modelos de calidad asistencial que abarquen visiones globales, como es el caso del modelo Calidad-in.

 

Los ejes fundamentales del modelo Qin:

El modelo basa su funcionamiento en la evolución de 6 ejes fundamentales utilizados para dar visión global de una organización: liderazgo, estrategia, grupos de interés, resultados, gestión de riesgos y mejora2,3. Cada uno de estos términos irá evolucionando de la siguiente manera:

  • Liderazgo -> Inspiración:

Capacidad de reconducir la organización sin incluir rasgos autoritarios reclutando la voluntad tanto desde dentro como desde fuera de la empresa.

  • Estrategia->Iniciativa:

Destaca en este apartado el carácter proactivo para la sostenibilidad de la organización. Rasgos como flexibilidad, inteligencia o motivación aparecen conjuntamente a dicho carácter.

  • Grupo de interés->Interacción:

Fomentar el diálogo y la cooperación de un modo estrecho y siempre basado en respeto y escucha.

  • Resultados->Información:

Recogida completa, relevante y adecuada a los procesos y variables que puedan ser determinantes para la toma de decisiones.

  • Gestión de Riesgos->Inteligencia:

El análisis completo tanto de oportunidades como de amenazas, y sobre todo a tiempo real y de forma verídica procedente de diversas fuentes.

  • Mejora->INnovación

La inmediatez sería la variable a destacar en este apartado ya que, en un ámbito en constante cambio, el retraso puede impedir innovar, y, por tanto, mejorar.

Puede comprobarse el juego de palabras empleado en el que todos los términos evolucionados comienzan por el término “IN”, de ahí el acrónimo que da nombre al presente modelo, “Qin”. Por otro lado, cabe destacar que, aunque la evolución sea hacia esos términos propuestos, éstos no quedan exentos de cambio por todo lo comentado hasta el momento sobre el continuo dinamismo organizacional, por lo que no son considerados como punto final de la transformación de modelos anteriores.

 

Ventajas que aporta el modelo Calidad-in3:

Fundamentalmente se mencionan:

  • Autodiagnóstico organizacional gracias a la visión de 360° sobre su situación real en el momento actual.
  • Facilitación de la adaptación al cambio gracias a la rapidez y flexibilidad en la toma de decisiones.
  • Comprobación de la estrategia a través del impacto de la misma en la gestión.
  • Herramientas y metodologías de gestión de calidad para facilitar evolución a cada instante.
  • Establecimiento de actividades de benchmarking con respecto a organizaciones que disponen de los mejores estándares de calidad.

 

CONCLUSIONES

Con los datos actuales, el modelo Qin parece ser el que contempla más eficientemente la visión en conjunto de las variables de estudio organizacionales, a diferencia de otros modelos de calidad. A pesar de ello, éste no puede considerarse definitivo, ya que si algo debiera haber quedado claro es que cada situación debe adaptarse al momento en que tiene lugar.

También merece especial mención la necesidad de enfocar las organizaciones desde un punto de vista global, puesto que el modelo desarrollado a lo largo de la presente comunicación parte de la base de que todos sus ejes se encuentran imbricados entre sí y entre los que no existen fisuras. Por este motivo, un pequeño cambio en uno de ellos originaría, en mayor o menor medida, un cambio en otro de ellos, y así sucesivamente.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Donabedian A. Evaluación De La Calidad De La Atención Médica. Rev Calidad Asist. 2001;16:S11–27.

2. Moreno JM. La calidad que viene: el modelo de calidad Qin. Rev Calid Asist [Internet]. 2017;32(4):191–3. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/j.cali.2017.06.001

3. Udaondo M, Moreno JM, Piqueras M, Robles A, Ballesteros P, Tudela JM, García C, Acosta P, Rodríguez L FM. Una aproximación metodológica a la calidad que viene. Cuad Calid [Internet]. 2016; Available from: https://www.aec.es/c/document_library/get_file?p_l_id=64199&folderId=701243&name=DLFE-24528.pdf