Type to search

Musicoterapia en la unidad de cuidados intensivos.

Categoría: ,
23 abril 2021

AUTORES

  1. Lorena Joven Simón. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  2. Vanesa Hurtado Rubio. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  3. Laura Macos Blasco. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  4. María Blanca Duarte Alvero. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  5. Silvia Delgado Deza. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  6. Izaskun Catalán Navarro. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

La disminución de la ansiedad y la búsqueda del confort de los pacientes críticos es una de las tareas más importantes del personal de enfermería en su trabajo diario. Con este artículo queremos analizar los beneficios que puede tener una terapia no farmacológica en los factores anteriormente nombrados.

Se ha demostrado que la musicoterapia es muy beneficiosa en un gran número de patologías por lo que queremos conocer si existen estudios que apoyen nuestra teoría de que este tipo de terapias complementarias podría ayudar a disminuir los niveles de ansiedad, precisando menos sedación y analgesia y aumentando el confort de los pacientes.

 

PALABRAS CLAVE

Musicoterapia, unidad de cuidados intensivos, paciente crítico, ansiedad.

 

ABSTRACT

The reduction of anxiety and the search for comfort of critically ill patients is one of the most important tasks of the nursing staff in their daily work. With this article we want to analyse the benefits that a non-pharmacological therapy can have on the above-mentioned factors.

Music therapy has been shown to be very beneficial in a large number of pathologies, so we would like to know if there are studies that support our theory that this type of complementary therapy could help to reduce anxiety levels, requiring less sedation and analgesia and increasing patient comfort.

 

KEY WORDS

Music therapy, intensive care unit, critical patient, anxiety.

 

INTRODUCCIÓN

El paciente ingresado en UCI es un paciente que normalmente presenta un alto grado de estrés y ansiedad. El aislamiento, la inseguridad, la incomodidad y el miedo pueden ser factores que incrementan este estado de ansiedad. Además, el paciente crítico suele estar conectado a un gran número de dispositivos vasculares, monitorización hemodinámica continua, ventilación mecánica… factores que también influyen negativamente en el paciente.

 

La sedación y la analgesia son parte del manejo de este tipo de pacientes. La ansiedad no solo produce malestar y disnea al paciente por incremento de la actividad del sistema nervioso simpático, también aumenta la demanda miocárdica de oxígeno. Los objetivos de la sedación y analgesia son proporcionar a los pacientes un nivel óptimo de comodidad con seguridad, reduciendo la ansiedad, la desorientación, facilitando el sueño y control del dolor. Tanto en la guía americana como en la hispanoamericana sobre manejo de la sedoanalgesia en el paciente adulto críticamente enfermo se dedica un apartado a las estrategias no farmacológicas1,2

 

Por esto queremos conocer los beneficios de la musicoterapia en los pacientes que se encuentran en unidades de cuidados intensivos ya que pensamos que es una herramienta que puede ayudar mucho al control de la ansiedad y mejorar la estancia de estos pacientes y familiares en las UCIs.

 

OBJETIVOS

  • Realizar una revisión sistemática sobre la musicoterapia y sus beneficios.
  • Analizar diferentes estudios sobre los beneficios de la musicoterapia en el paciente crítico.

 

METODOLOGÍA

La metodología usada ha sido una revisión bibliográfica, en bases tales como Medline, Dialnet, Scielo y Google Académico.

 

RESULTADOS

En muchas culturas se usaba la musicoterapia para realizar ceremonias curativas. Se creía que las patologías provenían de maldiciones, castigos o espíritus demoníacos y la curación venía por parte de los llamados chamanes u hombres medicinales a través de la música. Ya en el año 1889 se describen los primeros escritos en el imperio egipcio donde se usaba la música en procesos curativos para para purificar el alma, calmar la mente e incluso favorecer el embarazo de la mujer. En la antigua Grecia autores como Pitágoras, afirmaba que había una relación entre la música y las matemáticas, y creía que la armonía musical creaba equilibrio en el alma humana. Platón creía que la música tenía el poder de dar placer y tranquilizar a las personas, y que era importante que los jóvenes de la época tuvieran una educación musical mínima, a fin de interpretar y disfrutar melodías. Aristóteles determinó la teoría del Ethos, la cual explica que la música tiene una influencia vital en los estados de ánimo y puede modificar las conductas humanas mediante diferentes melodías 3.

 

En la edad media se continuó reafirmado la influencia de la música en el espíritu y la necesidad de incluirla en la educación. Y ya durante el renacimiento Joannes Tinctoris, compositor y teórico musical, escribió una obra nombrada Efectum Musicae, donde escribía los efectos de la música en diferentes personas.

 

En el siglo XVIII la ciencia comienza a estudiar a fondo los efectos de la música destacando a Richard Brocklesby, físico inglés, que realizó sobre las patologías respiratorias y la asociación entre el canto y la mejora del asma. En el siglo XIX algunos psiquiatras como Ardilla pudieron relacionar la música con un aumento del bienestar en las enfermedades mentales y descubrieron que estaba contraindicada en la epilepsia 4,5.

 

La musicoterapia como profesión nació en Estados Unidos después de la Primera y de la Segunda Guerra Mundial, cuando diferentes músicos acudieron a los hospitales donde se encontraban aquellos soldados que venían de la guerra con múltiples traumas a nivel físico y/o emocional. Cuando observaron los efectos que la música provocaba en los excombatientes, advirtieron la importancia de iniciar una actividad investigadora e instructiva, preparando así el camino para la musicoterapia. Actualmente esta profesión está presente en más de 100 países en todo el mundo, han proliferado notablemente los programas formativos, el conocimiento teórico y la investigación, así como la inclusión de la musicoterapia en centros hospitalarios, psiquiátricos, educativos, sociosanitarios, etc. 3.

 

La música es un estímulo que contiene información de muchos tipos y es analizada por el sistema nervioso central. Ésta transmite estímulos visuales, auditivos y motores que se procesan en distintas zonas del córtex cerebral. La producción del canto y el habla comparten el mismo sistema de descifrado mental, de hecho, la musicoterapia se utiliza muchas veces para rehabilitación del habla 6.

 

A su vez, tocar un instrumento conlleva la coordinación de tres tipos de control motor: coordinación, secuenciación y organización espacial del movimiento.

 

Las dos primeras dependen de zonas más primitivas y la última depende del neocórtex. La creación e interpretación de melodías, armonías y ritmos son un nexo entre las áreas auditivas y motoras, y esto favorece la formación de fibras mielina del cuerpo calloso, que ayudan a transportar rápidamente la información entre hemisferios cerebrales, y mantener una simetría entre estos. Este hecho se debe sobre todo a tener que utilizar la mano no dominante en el proceso de interpretación.

 

Hace relativamente poco los fisiólogos Glantz y Tomatis afirmaron que cuando un bebé en el vientre materno escucha música acelerada, activa los neurotransmisores de epinefrina y adrenalina que predisponen a la agresividad. Alrededor de 1960 se descubrió que, en los monasterios franceses, en los cuales se sustituyeron los cantos gregorianos por cantos franceses, se incrementó la tasa de abandono de la fe. Hoy en día la neurofisiología describe que con los cantos gregorianos los neurotransmisores liberan dopamina, oxitocina, acetilcolina y endorfinas endógenas, sustancias relacionadas con la felicidad.

 

Por tanto, la música estimula la secreción dopaminérgica y en consecuencia cambios selectivos en el comportamiento. La música rítmica y popular estimula terminales colinérgicos modificando la percepción del entorno y provocando un estado de euforia que hace que la persona se mueva o baile. También ayuda a reorganizar el sistema nervioso y favorece la concentración y el aprendizaje.

 

La musicoterapia actúa sobre distintas áreas de la persona 7:

 

  • Atencional: atrae al oyente y puede ayudar a distraerlo ante situaciones de estímulos más potentes.
  • Sensoriales: aumenta la capacidad de respuesta ante los estímulos sensoriales recibidos.
  • Cognitivas: aprendizaje, memoria, imaginación o nivel de alerta. Por su implicación en el desarrollo de la capacidad de análisis y memoria.
  • Conductuales: capacidad de provocar cambios en los neurotransmisores y
    favorecer el movimiento.
  • Emocionales: permite un mayor autoconocimiento y facilita la forma de expresar y compartir sentimientos y emociones. Dado que se estimulan áreas corticales y subcorticales implicadas en el estado de ánimo.
  • Motrices: equilibrio, movilidad y coordinación, entre otras.
  • Relaciones interpersonales: por su utilidad en el entrenamiento de las habilidades de comunicación no verbal, muy útil en personas autistas.

 

Existen dos tipos de musicoterapia según el grado de implicación del usuario. Así pues, podemos diferenciarlas en 8:

  • Musicoterapia activa: La persona interactúa con la música desde técnicas de coral terapéutica, de resonancia de la voz, de instrumentos, de movimiento, de danza, de creatividad, etc.
  • Musicoterapia pasiva: Se basa en la escucha, menos efectiva porque el paciente no se implica activamente con la música o muy poco.

 

Encontramos también, que existen dos tipos de terapia:

  • Terapia verbal (psicoanálisis): se habla con el paciente. Al hablar, se trabaja en áreas de la personalidad. El lenguaje funciona de forma consciente, contamos lo que queremos o no.
  • Terapias no verbales: se incluye el no-lenguaje. Se van a tratar muchas tareas a través del gesto y el sonido. Ponerles en situación donde se puedan manipular y manifestar. Se trabaja ante toda la expresión. Los gestos y sonidos que hacemos y cómo lo hacemos, manifiesta nuestra personalidad, de forma más cercana real y sincera.

 

La musicoterapia tiene muchos beneficios en diferentes patologías y en los distintos estados emocionales que pueden sufrir tanto personas sanas como enfermas. A su vez, puede ser usada como un método de relajación o como terapia activa.

 

A continuación, se detallan las patologías a las que esta terapia resulta beneficiosa dividido en grupos de edad y diferenciados con patología o no 4.

  • Adultos con problemas: adicciones, aquellos que presentan daño cerebral, personas que padecen enfermedades degenerativas o algún tipo de discapacidad y en pacientes terminales o con dolores crónicos.
  • Adultos sanos: este tipo de terapia es beneficiosa para disminuir la ansiedad o el estrés, mejorar la autoestima o incrementar la creatividad. En el caso concreto de las mujeres, se recomienda la musicoterapia durante el embarazo y el proceso de parto.
  • Niños: problemas de conducta, autismo, deficiencia mental, baja autoestima, dificultades en el aprendizaje o problemas de socialización. También cuando padecen dolencias que conllevan un tratamiento más o menos largo, así como ingresos hospitalarios frecuentes.

 

No existe un gran número de estudios en los que podemos comprobar los beneficios de la musicoterapia en los pacientes que se encuentran ingresados en las unidades de cuidados intensivos. Según la mayoría de los estudios los principales beneficios que nos aporta este tipo de terapias alternativas a nivel fisiológico con la disminución de la frecuencia cardiaca, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. En una gran parte de estos estudios afirman que este tipo de terapias pueden ayudar al control del dolor y de la ansiedad en los pacientes.

 

La mayoría de los estudios están realizados a pacientes despiertos sometidos a ventilación mecánica. Dado que estos pacientes están despiertos también se afirma en alguno de los estudios que la musicoterapia es una forma de incluir tanto al paciente como a los familiares en el proceso de atención del paciente ya que estos pueden elegir la música que quieren escuchar y el tiempo de duración de las sesiones.

 

A continuación, haremos un pequeño resumen sobre los estudios y metaanálisis más representativos.

 

  • Durante 2018 en el Hospital General docente Dr. Agosthinho Neto de Guantánamo, Cuba realizó un preexperimental donde se tomó una muestra de 40 pacientes para valorar la eficacia de implantar un programa de musicoterapia en el destete de la ventilación mecánica. Los resultados obtenidos fueron que la musicoterapia mejoró la presión arterial media, frecuencia cardiaca y respiratoria, disminuyendo la dosis de sedantes y mejorando la agitación del grupo a estudio. Además, los niveles de ansiedad tanto de profesionales como de pacientes fueron menores 9.
  • Iriarte A. realizó en 2003 una revisión de 3 estudios donde se analizaron los beneficios de la musicoterapia sobre la ansiedad. Esta concluye su artículo afirmando la mejoría de los pacientes. Aunque también refiere que los estudios realizados no son de la calidad suficiente para afirmar la hipótesis de que este tipo de terapias mejora el confort y la ansiedad de los pacientes10.
  • En 2006 y 2010 se realizaron dos metaanálisis en ambos se afirmaba la reducción de la intensidad del dolor y la ansiedad de los pacientes que fueron sometidos a esta terapia11,12.

 

CONCLUSIONES

 

Como hemos podido ver los estudios y análisis de la musicoterapia en pacientes ingresados en uci no son muy extensos, si que hemos podido apreciar que esta falta de estudios es mayor en paciente adulto ya que en UCI neonatal y en UCI pediátrica hay un mayor número de estudios.

 

Queremos remarcar la necesidad de realizar más estudios sobre esta terapia alternativa ya que pensamos que es una forma muy fácil de humanizar las ucis y de crear un clima de confort para pacientes, familiares y trabajadores.

 

También queremos decir que, aunque en todos los artículos analizados hemos notado que la muestra de pacientes era insuficiente en todos podemos ver como la sensación de los pacientes era de disminución de la ansiedad y bienestar y que si que se han notado mejoría en las cifras de presiones arteriales, frecuencia cardiaca y frecuencia respiratoria.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Barr J, Fraser GL, Puntillo K, Ely EW, Gélinas C, Dasta JF, et a . American College of Critical Care Medicine. Clinical Practice Guidelines for the Management of Pain, Agitation, and Delirium in Adult Patients in the Intensive Care Unit. Crit Care Med 2013; 41:263-306.
  2. Celis-Rodríguez E1, Birchenall C, de la Cal MÁ, Castorena Arellano G, Hernández A, Ceraso D, et al. Federación Panamericana e Ibérica de Sociedades de Medicina Crítica y Terapia Intensiva. Guía de práctica clínica basada en la evidencia para el manejo de la sedoanalgesia en el paciente adulto críticamente enfermo. Med Intensiva. 2013;37:519-574.
  3. Manonelles L. Productividades terapéuticas: la potencialidad del proceso creativo. Arte, Individuo y Sociedad. 2011; 23 (especial): 181-189.
  4. Camacho P. Musicoterapia: Culto al Cuerpo y a la Mente. En: Giró Envejecimiento activo, envejecimiento en positivo. 1a Ed. La Rioja: Universidad de La Rioja; 2006. 155-188.
  5. Luis MT, Fernández C, Navarro MV. De la teoría a la práctica. El pensamiento de Virginia Henderson en el siglo XXI. 3ª ed. Barcelona: Elsevier Masson; 2005.
  6. Johanna M. La musicoterapia como tratamiento para la conservación de la memoria, el esquema corporal y las nociones espacio temporales en pacientes con demencia tipo Alzheimer [Tesis Doctoral]. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia; 2007.
  7. López M. Aplicación de la terapia musical al cuidado de los adultos mayores [Tesis Doctoral]. Córdova: Universidad Nacional de Córdova; 2011.
  8. Soria G, Duque P, García JM. V Música y cerebro (II): evidencias cerebrales del entrenamiento musical. Rev Neurol. 2011; 53: 739-746.
  9. J.A. Álvarez-Trutié. La musicoterapia como alternativa para el control de la agitación y sedación de pacientes con ventilación mecánica invasiva. Rev. Inf. Cient. 2020;99(5).
  10. A. Iriarte. Efectividad de la musicoterapia para promover la relajación en pacientes sometidos a ventilación mecánica. Enferm Intensiva 2003;14(2):43-4.
  11. Cepeda MS, Carr BD, Lau J. Music for pain relief. Cochrane Database Syst Rev 2006; (2) CD004843.
  12. Bradt J, Dileo C, Grocke D. Music interventions for mechanically ventilated patients. Cochrane Database Syst Rev 2010; (12) CD006902.