Type to search

Medidas de seguridad antes, durante y después de la vacunación en pediatría.

21 diciembre 2021

AUTORES

  1. Paula Manero Montañés. Enfermera Especialista en Pediatría. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  2. Irene Casas Pedraja. Enfermera. Experto Universitario en Técnicas de Enfermería en Atención al Paciente Urgente y Crítico. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  3. Hind Eddrhourhi Laadimat. Máster Universitario en Iniciación a la Investigación en Ciencias de Enfermería. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  4. Daría Rosa Herranz Cayón. Enfermera. Hospital Clínico de Zaragoza, España.
  5. Natalia González Díaz. Enfermera. Máster Universitario en Cuidados Intensivos Neonatales y Enfermería Neonatal. Postgrado en Cuidados Neonatales en la Universidad Británica Leeds Beckett. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  6. Rosa Ángela Pazos Espínola. Enfermera Especialista en Pediatría. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

En la actualidad, las vacunas suponen una de las medidas más importantes y efectivas para el control de las enfermedades infecciosas, siendo además una de las técnicas más realizadas en las consultas de pediatría. Sin embargo, la vacunación comprende una serie de procedimientos clave, además de la técnica de administración, los cuales deben asegurarse con el fin de prevenir errores y asegurar la idoneidad de los preparados.

Se deberá realizar un correcto almacenamiento y control riguroso de las vacunas diariamente, así como una serie de comprobaciones durante su administración, y un correcto registro y vigilancia de las posibles reacciones adversas al finalizar su administración.

 

PALABRAS CLAVE

Vacunación, pediatría, enfermeras pediátricas, errores de medicación.

 

ABSTRACT

Currently, vaccines are one of the most important and effective measures for the control of several diseases, in addition, they are one of the most common practices in paediatric consultations. However, vaccination involves various key procedures, apart from their administration which should be ensured in order to prevent mistakes and guarantee the suitability of the preparations.

Furthermore, vaccines should be properly stored and rigorously controlled on a daily basis, and professionals have to check several points during their administration, as well as proper registering and monitoring of possible adverse reactions when the administration has been finished.

 

KEY WORDS

Vaccination, pediatrics, pediatric nurses, medication errors.

 

DESARROLLO DEL TEMA

Las vacunas son una de las medidas de Salud Pública más importantes para la prevención y control de las enfermedades infecciosas, y a su vez, su administración es uno de los procedimientos más comunes en sanidad, especialmente en las consultas de pediatría 1,2.

La administración de las vacunas puede parecer un acto sencillo, sin embargo, en él confluyen diversos procesos relacionados con el mantenimiento del preparado, la seguridad en la administración, la elección de la vacuna adecuada y su registro, entre otros 2,3.

Los errores de vacunación pueden ser diversos, si bien pueden no producir efectos negativos inmediatos pueden disminuir la eficacia de la vacunación reduciendo su protección (3). Los más comunes son los que tienen lugar en la planificación de la vacuna, durante el almacenamiento de estas y en la elección de la vacuna adecuada 2,3.

 

Seguridad previa al acto vacunal:

Mantenimiento de la cadena de frío:

Es imprescindible el mantenimiento de la cadena de frío para evitar alterar las características de las vacunas.

Las vacunas se guardarán en neveras de uso exclusivo, estando enchufadas a la red de forma exclusiva, sin compartir el enchufe con otros dispositivos. La temperatura idónea de conservación de las vacunas en nevera es de +2º C a + 8º C, y en el caso del congelador, este deberá situarse entre – 15ºC y 25ºC. Además, estas neveras deberían contar con alarmas en el caso de no estar bien cerradas o en el caso de avería, así como un generador eléctrico que asegurará su correcta conversación si esto ocurriera. En el interior de la nevera, los diferentes departamentos serán rejillas 1,3-5.

Las vacunas se guardarán en sus embalajes, con el fin de conservar apropiadamente sus características, ordenándose estas según su fecha de caducidad, es decir, las vacunas más próximas a caducar se deberán situar delante de las más nuevas, con el fin de evitar tener que desechar vacunas por encontrarse caducadas. Se distribuirán también según sus características y sensibilidad, situándose las más termolábiles en las zonas que mejor conservan el frío 1,4-6.

Con el fin de registrar la temperatura de las neveras se emplean termómetros digitales y gráficas de registro. Estos termómetros marcan la temperatura mínima alcanzada, la temperatura máxima y la actual, estas temperaturas deberán registrarse tanto al comenzar la jornada como al finalizar, con el fin de detectar cualquier situación que pudiera poner en riesgo la estabilidad de las vacunas. Para su registro se emplearán gráficas situadas en lugares visibles, como puede ser la puerta de la nevera4-6.

Información detallada:

Los padres y/o tutores legales del niño a vacunar deben tener la información suficiente respecto a las vacunas a administrar cada una de las veces que se vaya a producir. Además, se responderá a las dudas que puedan surgir acerca de estas o de sus posibles reacciones adversas 4,7.

Preparación del material necesario:

Previo a comenzar el acto vacunal, se deberá tener preparado el material necesario tanto para su administración (algodón, gasas, agujas de diferentes calibres, contenedor de residuos, jeringas…) como para una posible reacción vacunal (ampollas de adrenalina, agujas, jeringas…)4,8.

Anamnesis y comprobación:

Se realizará una correcta anamnesis con el fin de detectar las contraindicaciones y situaciones a tener en cuenta. Asimismo, se revisará la cartilla vacunal y la historia clínica de los pacientes a vacunar con el fin de detectar dosis no completadas para la edad, los intervalos entre dosis, etc 4,6,8.

 

Seguridad durante el acto de la vacunación:

Se debe asegurar el cumplimiento de los 7 correctos o “7C”1,2,4,6,8,9.

1.Paciente correcto. Los datos corresponden al paciente a vacunar, nombre y apellidos, edad y fecha de nacimiento. Se tendrá especial cuidado en las campañas masivas de vacunación o en consultas simultáneas con hermanos.

2.Edad correcta y motivo de consulta correcto. Se deberá asegurar que la edad es adecuada para la vacuna a administrar.

3.Vacuna correcta, que cumple los intervalos adecuados para su administración. Se comprobará además el envase de la vacuna, ya que algunas de ellas presentan doble vía de medicación, que debe ser reconstituido previamente.

4.Dosis correcta, en los casos en que la vacuna se dosifique por edad, peso u intervalos.

5.Vía de administración y lugar anatómico correcto. Las vacunas pueden administrarse de forma oral, subcutánea, intramuscular o intradérmica. En lactantes de hasta 1 año el lugar de elección intramuscular será el vasto externo del muslo, entre 1 y 2 años vasto externo o deltoides y en mayores de 3 años se elegirá el deltoides. Se podrá elegir en los niños entre 1 y 2 años en función de su capacidad para andar de forma independiente y de su masa muscular. En cuanto a la vía subcutánea, se puede elegir entre el vasto externo, el deltoides o la cara dorsal del tríceps, siendo de elección el deltoides en adolescentes y niños mayores.

6.Condiciones adecuadas. Se deberá asegurar que la vacuna no se encuentra caducada y que su aspecto y condiciones son las correctas.

7.Registro correcto. Además de las comprobaciones previas, se realizará un registro adecuado del acto vacunal tanto en la cartilla del niño como en la historia clínica, apuntando fecha completa, nombre de la vacuna con fabricante, lote, lugar anatómico y modo de administración y profesional responsable. Es recomendable registrar antes de su administración como paso para evitar errores, además de las comprobaciones previas.

Control del dolor

Es importante mencionar también las posibles técnicas o recursos a emplear para reducir o controlar el dolor durante la vacunación. El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP) en sus recomendaciones, estableció que se aconsejaba evitar la posición supina al vacunar, recomendando utilizar a los padres como sostén para proporcionarles seguridad y consuelo. La técnica adecuada es la administración rápida sin aspirar, administrando de forma simultánea cuando por edad correspondan varias vacunas, si hay posibilidad 4,10.

Además, es aconsejable recurrir al amamantamiento como método de reducción del dolor o como segunda opción en lactantes al uso de sacarosa 4,10.

Seguridad una vez finalizada la vacunación:

Primero se desechará el material empleado, poniendo especial precaución al material punzante 1,4.

Se deberán observar las reacciones inmediatas que pudieran aparecer y se explicará a los padres y/o tutores las reacciones secundarias más frecuentes de la vacuna administrada y cómo proceder ante ellas, así como los casos en los que consultar. Se recomienda esperar en la sala de espera no menos de 30 minutos, para actuar ante posibles efectos secundarios. Durante esta espera, se puede concertar la próxima cita 1,4.

 

CONCLUSIONES

La vacunación es una de las técnicas más realizadas en las consultas de pediatría y no se ciñe solamente en su administración, si no que conlleva varios procesos diferenciados. Por ello, es indispensable que los profesionales encargados de su administración conozcan las medidas de seguridad, almacenamiento, control y técnicas a llevar a cabo, con la finalidad de no alterar la eficacia de las vacunas y prevenir errores.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Sancho R, Dorronsoro O, Aramburu O, Arzuaga MJ, Bueno A, Antolín M et al. Seguridad Del Paciente En El Proceso De Vacunación. Colegio Oficial de Enfermería Guipuzcoa. Madrid Undergraf. 2018; 1:5–21.
  2. Massanés M. Prevención de errores de medicación asociados a vacunas: ¿una anécdota o la punta del iceberg ? Boletín de prevención de errores de medicación de Cataluña. 2016; 14:1–8.
  3. ISMP-España. Recomendaciones para la prevención de errores de mediación. Boletín nº40. 2015 (octubre); 40:1–4.
  4. Comité Asesor de Vacunas, Asociación Española de Pediatría. El acto de la vacunación: antes, durante y después. Manual de Vacunas en Línea de la AEP. 2020;1–20.
  5. Comité Asesor de Vacunas (CAV-AEP). Transporte y conservación de las vacunas. Manual de vacunas en línea de la AEP [Internet]. Madrid: AEP; nov/2021. [Consultado el 18 Nov 2021]. Disponible en: http://vacunasaep.org/documentos/manual/cap-6
  6. Obando Pacheco P. Guía de vacunación en atención primaria: dudas, mitos y errores. 2018;52. Disponible en: https://www.aepap.org/sites/default/files/documento/archivosadjuntos/guia_de_vacunacion_en_atencion_primaria_dudas_mitos_y_errores.pdf
  7. Cabello LO, Ortiz CG. Estrategias de enfermería para la prevención de errores programáticos en el vacunatorio. Rev Médica Clínica Las Condes [Internet]. 2020;31(3):330–42. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.rmclc.2020.06.001
  8. Comité Asesor de Vacunas. Contraindicaciones y precauciones. 2015; Sección I (Capítulo 3):1–12. Disponible en: http://vacunasaep.org/documentos/manual/cap-3
  9. Hibbs BF, Moro PL, Lewis P, Miller ER, Shimabukuro TT. Vaccination errors reported to the Vaccine Adverse Event Reporting System, (VAERS) United States, 2000-2013. Vaccine. 2015 jun 22;33(28):3171-8. doi: 10.1016/j.vaccine.2015.05.006. Epub 2015 May 14. PMID: 25980429.
  10. García Sánchez N, Merino Moína M, García Vera C, Lacarta García I, Carbonell Muñoz L, Pina Marqués B, et al. Relief of pain and distress during immunizations. Synthesis of the evidence. Recommendations of the advisory committee on vaccines of the Spanish association of pediatrics. Pediatr Aten Primaria. 2015;17(68):317–327.