Type to search

Manejo del granuloma umbilical con sal en el recién nacido: ¿Cómo aplicarla?

4 febrero 2021

AUTORES

  1. María Navarro Torres. Enfermera Especialista en Pediatría. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  2. María Dácil Lorenzo Ramírez. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  3. Cristina Cases Jordán. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  4. Carla María Morte Cabinasty. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  5. Elisa Peñalva Boronat. Enfermera Especialista en Pediatría. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  6. María Eugenia Milagro Jiménez. Enfermera Especialista en Pediatría. Enfermera del Servicio Riojano de Salud.

 

RESUMEN

Introducción: el granuloma umbilical es la afección más frecuente tras desprenderse el cordón umbilical en los recién nacidos. El uso de sal para el tratamiento de esta patología ha demostrado buenos resultados y seguridad en los últimos estudios.

Objetivo: analizar la pauta más efectiva de administración de sal en el tratamiento del granuloma umbilical en el recién nacido (RN).

Metodología: revisión bibliográfica de la evidencia científica disponible hasta el momento actual sobre dicho tema.

Discusión/Conclusiones: la pauta más utilizada es la aplicación de sal durante media hora cada doce horas durante tres o cinco días, mostrando buenos resultados sin efectos adversos ni recaídas. A pesar de ello no hay una forma de dosificación estandarizada respecto a la pauta y días que debe utilizarse, siendo necesarios más estudios con una muestra mayor y que incluya grupos específicos como los RN prematuros.

 

PALABRAS CLAVE

Recién nacido, sal, cordón umbilical, granuloma.

 

ABSTRACT

Introduction: umbilical granuloma is the most common condition after detaching the umbilical cord in newborns. The use of salt for the treatment of this pathology has shown good results and safety in recent studies.

Objective: analyze the most effective salt administration regimen in the treatment of umbilical granuloma in the newborn.

Methodology: a bibliographic review of scientific evidence available on this topic.

Discussion/Conclusions: the most used regimen is the salt application for half an hour and repeating it every twelve hours for three or five days. It shows favorable results without adverse effects or relapses. Nevertheless, there are no standardized doses in the way and time that should be used. More studies, with larger samples and specific groups such as premature newborns, are needed.

 

KEY WORDS

Granuloma, newborn, sodium chloride, umbilicus, umbilical cord.

 

INTRODUCCIÓN

El cordón umbilical está compuesto por una vena y dos arterias, restos del conducto onfalomesentérico y recubierto por la gelatina de Wharton. Es un órgano transitorio que resulta vital en la comunicación materno-fetal intrauterina, tras el parto se lleva a cabo su ligadura que deriva en la formación del ombligo en la pared abdominal.1 Normalmente se cae en los 7-10 días posteriores,1-3 para lo cual es importante mantenerlo seco.1,4

El granuloma umbilical es una lesión cutánea benigna,1,5-7 pero crea gran ansiedad a los padres.6,8 Es la afección más frecuente tras desprenderse el cordón5,9,10 afectando a uno de cada quinientos recién nacidos.11-13 La mayoría se pueden diagnosticar con un exámen físico.5,7 Se desconoce la causa exacta de por qué se forma, parece que tiene que ver con la forma en que el tejido se va curando, si hay un retraso en la caída del cordón umbilical y cómo se separa el mismo del bebé, pero no tiene relación con los cuidados tras el nacimiento.7,14

Generalmente se desarrollan dentro de las primeras semanas de vida10,14 y se presentan como una inflamación del tejido de granulación que aún no se ha epitelizado durante el proceso de curación del ombligo, pudiendo observarse una zona roja brillante y ligeramente húmeda2,7,9 que puede presentar un pequeño exudado claro o amarillento.3,13-15 La lesión suele tener unas dimensiones que van desde los 3 mm a los 10 mm.8,10,15 En raras ocasiones, puede acabar en una infección secundaria u onfalitis.6,14 Por lo que una vez establecido el diagnóstico es necesario un manejo adecuado13, ya que no está claro que desaparezca de forma espontánea.8,16

Existe gran variabilidad de tratamientos para su manejo.17 Algunos de estos son la cauterización química con nitrato de plata al 75% o sulfato de cobre,2,9 la cauterización eléctrica, la criocauterización, la escisión quirúrgica o la técnica de doble ligadura.5,11,12,18 También se ha descrito tratamiento con ungüentos tópicos con esteroides como el propionato de clobetazol tópico.12,13,15 De todos ellos el nitrato de plata es el método el más utilizado, sin embargo este procedimiento puede causar quemaduras leves en la piel periumbica,2,6,9 además precisa la necesidad de un facultativo para llevarla a cabo.11

El uso de la sal común como tratamiento de esta patología apenas aparece en la literatura, a pesar de que ya en 1972, Schmitt describió brevemente su efecto en el granuloma umbilical.2,9,11,13 Más tarde en 1983 el uso de sal en esta afección fue informada más detalladamente por Kesaree.6,16 El mecanismo por el que actúa la sal cuando se usa para tratar el granuloma umbilical se atribuye a su efecto desecante por la diferencia de osmolaridad, ya que la alta concentración de iones de sodio en el área extrae el agua de las células y provoca la contracción y la necrosis del tejido de granulación húmedo, sin dañar ni irritar el tejido periumbilical al aplicarse durante un corto periodo de tiempo,6,9,11,12 además es un proceso indoloro ya que el tejido diana no está inervado.6-8

Las evidencias iniciales relacionadas con este tratamiento se basan en estudios realizados en países en desarrollo cuyos resultados son consistentes e indican un buen resultado clínico.5 Estudios recientes respaldan que el uso de sal común es un método efectivo, seguro, accesible y económico en el tratamiento del granuloma umbilical, que no genera complicaciones ni efectos secundarios. Muy recientemente una revisión sistemática llevada a cabo por Haftu H. Et al basada en 10 artículos reafirmó estos resultados a pesar de la limitación en cuanto al número de publicaciones disponibles en el momento actual.16

 

OBJETIVO

Analizar la pauta más efectiva de administración de sal en el tratamiento del granuloma umbilical en el RN.

 

METODOLOGÍA

Se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica de la evidencia científica disponible hasta el momento actual sobre la pauta de administración de sal común en el tratamiento de los granulomas umbilicales.
Las bases de datos utilizadas han sido PubMed, Dialnet y Scopus; usando como palabras clave “granuloma umbilical”, “sal”, “recién nacido” y sus múltiples asociaciones, tanto en inglés como en español. Se han excluido artículos publicados con anterioridad al 2010 y aquellos cuyo idioma no fuera inglés o español. Además se ha revisado la recomendación de la Web EnFamilia, perteneciente a la Asociación Española de Pediatría (AEP). Se encontraron 27 estudios, de los cuales 18 fueron utilizados por cumplir con los criterios de búsqueda.

 

RESULTADOS-DISCUSIÓN

Tras la revisión llevada a cabo se puede ver que hay distintas pautas para la aplicación de sal en el manejo del granuloma umbilical como se detalla a continuación. Saleh A, llevó a cabo un estudio en Arabia Saudita en 50 neonatos a los que se aplicó una pequeña cantidad de sal y se cubrió durante 30 minutos, limpiándose el área antes y después. Se repitió dos veces al día durante 5 días consecutivos. El 100% tuvo buenos resultados sin efectos adversos, algunos padres describieron una secreción negra rojiza en la lesión los dos primeros días de tratamiento.9 Por su parte, Bolotov et al, evaluó el efecto terapéutico de la sal en los granulomas umbilicales de 21 RN en Rusia. Aplico una pequeña cantidad y lo cubrió 20 minutos, realizándose también dos veces al día durante 5 días. Veinte pacientes obtuvieron buenos resultados sin mostrar efectos adversos, el caso en el que no fue efectivo los padres no habían cumplimentado la totalidad del tratamiento.3

En Bangladesh, Hossain A et al, puso sal en la afección umbilical de 48 niños; en este caso cada 12 horas durante 3 días. El 91,7% mostró buena respuesta al tratamiento, los 4 pacientes que no lo hicieron se habían diagnosticado incorrectamente ya que se trataban de pólipos umbilicales cuyo tratamiento es quirúrgico; por lo que podría concluirse que el 100% tuvo una evolución favorable.2 Una reciente publicación en este mismo país de Halder A et al, describe la aplicación de sal durante 30 minutos a 226 niños con diagnóstico de granuloma umbilical, posteriormente se limpió con agua tibia y se realizó este procedimiento dos veces al día durante tres días. El 97% (211 bebés) mostraron excelentes resultados con una regresión y epitelización completa. Siete pacientes (3%) no respondieron al tratamiento, cuatro de ellos finalmente fueron diagnosticados de pólipos umbilicales y necesitaron escisión quirúrgica, dos fueron tratados alternativamente con nitrato de plata y uno con sulfato de cobre. No se observaron efectos adversos siendo lo más frecuente descrito por los padres una secreción de color negro rojizo los primeros 2 días. La afección desaparece entre los tres y cinco días de iniciar la pauta.7

Lees D et al muestran el caso en Australia de un bebe de seis semanas diagnosticado de granuloma umbilical al que se le había tratado con una crema antibiótica y toallitas de alcohol sin ser efectivo. Por lo que se administró sal tópica sin especificar cuánto tiempo se dejó antes de retirarlo dos veces al día; a los 4 días la afección había remitido sin objetivarse una nueva recaída.17 A propósito de un caso también, Haftu et al describen el manejo de un granuloma umbilical de 15mm en un RN de 18 días en Etiopia. En primer lugar se administró antibiótico tópico mostrando una recaída tres días después de finalizarlo por lo que se decide tras limpiar el área con solución salina suministrar sal durante 30 minutos dos veces al día, después de 3 aplicaciones el granuloma disminuyó de tamaño y no se observaron efectos secundarios en la piel.12

La publicación de Bagadia J et al expone la administración de sal en una única aplicación en 17 recién nacidos en India. Se limpió la zona con solución salina antes y después, y se ocluye con una gasa durante 24 horas. En todos los casos se soluciono la afección umbilical, solo en dos de ellos se observaron microvesículas que se solucionaron espontáneamente.6 El estudio de Kumar R et al llevado a cabo en 126 niños en el norte de India suministro sal treinta minutos dos veces al día durante siete días para el manejo del granuloma umbilical, antes y después se limpió la zona con agua previamente hervida. A todos los pacientes se les hizo una determinación del nivel de sodio sérico, siendo este normal por lo que se excluye cualquier absorción de este ion por el tejido de granulación. Al analizar los resultados vieron que 121 (96,3%) lactantes mostraron un buen resultado con una epitelización completa del ombligo, el resto mostró una respuesta mínima y fueron sometidos a electrocauterización; en 4 de estos bebés se vio que los padres no habían seguido el protocolo indicado.8

Dhungel S et al compara los resultados clínicos de la terapia con sal y el nitrato de plata en el entorno local de Nepal. El primer grupo de 180 lactantes se puso una pizca de sal alrededor del pedúnculo del granuloma y sobre él, posteriormente se lavó usando agua corriente. Se realizó dos veces al día tres días consecutivos. El 95% obtuvo buenos resultados (frente al 87,6% en el grupo de nitrato de plata), sólo el 5% no respondieron a la terapia de sal y se sometieron a electrocauterización. No se observó recaídas ni efectos adversos, solo un 4% observaron una decoloración azulada leve del ombligo que se soluciono sin ningún tratamiento. Diecisiete de los recién nacidos de los tratados con sal fueron prematuros, sin especificar la edad gestacional y el resultado obtenido en este grupo específico.13

Badebarin D et al evaluó las tasas de éxito y recaída, así como los efectos secundarios del tratamiento con sal común en comparación con la electrocauterización en el granuloma umbilical en 50 lactantes iraníes. La mitad fueron tratados con sal común estéril libre de yodo media hora, posteriormente se lavó con agua tibia. Se repitió cada 12 horas durante 5 días. La tasa de éxito del tratamiento fue del 96% en el grupo de terapia con sal y del 100% en el grupo electrocauterización. Nueve de los pacientes del primer grupo necesitaron repetir la administración de sal durante otros cinco días. Las principales quejas clínicas de este grupo fueron sangrado o secreción purulenta (84%), bulto en la región umbilical (8%) y tejido rojo que rodeaba el cordón umbilical (8%).11

El único artículo donde no se encuentran buenos resultados al tratar esta patología con sal es el descrito por Fiaz M et al. En cuyo estudio comparó el uso de sulfato de cobre y sal común en 60 niños, a la mitad de ellos les aplico sal 30 minutos dos veces al día durante tres días de forma ambulatoria. La respuesta fue significativamente más efectiva en el grupo que se trató con sulfato de cobre (mejoría en el 100%) respecto a aquellos que recibieron sal (53,3%). Concluyendo así que tiene mejores resultados terapéuticos la primera terapia.18

Cabe mencionar el recurso de la AEP de EnFamilia en el que el método que recomienda para el tratamiento del granuloma umbilical es la sal común aplicada durante 2 minutos, posteriormente retirarla con una gasa limpia húmeda y realizar este procedimiento dos veces al día durante 3 días; notándose mejoría del mismo al 2º o 3º día.14

En todos los artículos revisados la edad de los lactantes a los que se les aplicó el tratamiento con sal era de 2 a 16 semanas, excepto en el llevado a cabo en Nepal que describen que se aplicó a población de 2 a 24 meses.

 

CONCLUSIÓN

Tras revisar varios estudios publicados podemos concluir que no hay una pauta única para la administración de sal en el tratamiento de granulomas umbilicales en recién nacidos. Aunque la más común es la aplicación durante media hora y repetirlo cada doce horas durante tres o cinco días. La mayoría de los autores concluyen que la sal común es un agente efectivo, fácil de aplicar y seguro para el tratamiento del granuloma umbilical resolviendo el problema en la mayoría de los casos a los 3 o 5 días independientemente de la pauta de administración elegida; incluso cuando se aplicó en una única dosis. Para que esta sea efectiva es muy importante un buen diagnóstico sin confundir el granuloma con el pólipo umbilical.

Además no se observan recaídas, complicaciones ni efectos secundarios más allá de una secreción negra rojiza que describen algunos padres y que desaparece de forma espontánea.

A pesar de ello se necesitan estudios con una muestra mayor y llegar a un acuerdo sobre la forma de dosificación respecto al tiempo y días que debe utilizarse. Solo un estudio incluyo en su muestra recién nacidos prematuros (sin concretar la edad gestacional de los mismos), siendo necesario más publicaciones en esta población específica que estudie si la pauta debe ser la misma o no que en los recién nacidos a término.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. García AE, Subiabre D, Alegre V. Patología del área umbilical. Med Clin Pract. 2019;2(6):105-108.
  2. Hossain A, Hasan G e Islam K. Therapeutic Effect of Common Salt on Umbilical Granuloma in Infants. Bangladesh J Child Health. 2012;34(3):99-102.
  3. Bolotov N, Minaev SV, Kachanov AV, Doronin FV, Sukhanova AS, Afanasova AI. Treatment of umbilical granuloma in neonates. Medical News of North Caucasus. 2018;13(3):477-479.
  4. López MD, López AB, Linares M, López IM. Umbilical cord separation time, predictors and healing complications in newborns with dry care. PLoS ONE. 2020;15(1).
  5. Karaguzel G, Aldemir H. Umbilical granuloma: modern understanding of etiopathogenesis, diagnosis, and management. J Pediatr Neonatal Care. 2016;4(3).
  6. Bagadia J, Jaiswal S, Bhalala KB, Poojary S. Pinch of salt: A modified technique to treat umbilical granuloma. Pediatr Dermatol. 2019;36(4):561–563.
  7. Lal A, Akter S, Parvez M, Baki A, Khan S, Nahar J, et al. Efficacy of Table Salt as a Treatment Option for Umbilical Granuloma in Infants. AJMRD. 2020;2(8):39-43.
  8. Kumar R, Ranjan P, Shah S, Tripathi, Debnath E. Therapeutic effect of table salt on umbilical granuloma in infants- North Indian experience. Int J Med Paediatr Oncol. 2018;4(2):77-79.
  9. Saleh A. Therapeutic effect of common salt on umbilical granuloma in infants. Int J Med Sci Public Health. 2016;5(5):911-914.
  10. Das A. Umbilical Lesions: A Cluster of Known Unknowns and Unknown Unknowns. Cureus.2019;11(8).
  11. Badebarin D, Aslan Abadi S, Shakeri MM, Jamshidi M, Karkon Shayan F. A comparison between the clinical results of salt therapy and surgery in the treatment of umbilical granuloma in infants. Iran J Pediatr Surg. 2018;4(1):7-13.
  12. Haftu H, Gebrehiwot T, Gebremichael, Kebedom AG. Salt treatment for umbilical granuloma – An effective, cheap, and available alternative treatment option: Case Report. Patient Prefer Adherence. 2020;11:393-397.
  13. Dhungel S, Pokhrel A, Acharya A. Outcomes and cost analysis of salt therapy versus silver nitrate for treatment of umbilical granuloma: 4-years’ experience in a private health centre. EC Pediatr. 2018;7(7):653-659.
  14. Martí J, Castillo M. Granuloma umbilical [Internet]. EnFamilia: [updated 2020 Feb 29; cited 2020 Dec 12]. Availabre from: https://www.familiaysalud.es/sintomas-y-enfermedades/recien-nacido/granuloma-umbilical.
  15. Ogawa C, Sato Y, Suzuki C, Mano A, Tashiro A, Niwa T, et al. Treatment with silver nitrate versus topical steroid treatment for umbilical granuloma: A non-inferiority randomized control trial. PLoS One. 2018;13(2).
  16. Haftu H, Bitew H, Gebrekidan A, Gebrearegay H. The outcome of salt treatment for umbilical granuloma: a systematic review. Patient Prefer Adherence. 2020;14:2085–2092.
  17. Lees D, Chua YW, Gill A. Seasoning your umbilical granuloma: Steroid glaze or a pinch of salt? J of Paediatr Child Health. 2019;55:857-859.
  18. Fiaz M, Bhatti BA, Ahmed N, Ahmed RR. A comparative study of the therapeutic effects of copper sulfate versus common salt (sodium chloride) in the treatment of infantile umbilical granuloma. JMSCR. 2017;5(11):31127-32.