Type to search

Maltrato infantil: indicadores comportamentales.

24 noviembre 2021

AUTORES

  1. Silvia Barceló Guallar. Diplomada en Enfermería. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  2. Alicia Plumed Herranz. Diplomada en Enfermería. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  3. Esther Martín Martín. Diplomada en Enfermería. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  4. Eva Perea Cabeza. Diplomada en Enfermería. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  5. María Luisa Díaz Merino. Diplomada en Enfermería. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  6. Henar Retave Olmedo. Diplomada en Enfermería. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).

 

RESUMEN

La Convención de los Derechos de los Niños de las Naciones Unidas (1989) se refiere al maltrato infantil como “toda violencia, perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, mientras que el niño se encuentre bajo la custodia de sus padres, de un tutor o de cualquiera otra persona que lo tenga a su cargo“ 1.

El maltrato infantil es tan antiguo como lo es la humanidad. Progresivamente, la sociedad ha ido tomando conciencia de este problema y se ha ido dotando de diversos modos de protección hacia el menor 1.

 

PALABRAS CLAVE

Maltrato a los Niños, conducta, diagnóstico precoz.

 

ABSTRACT

The United Nations Convention on the Rights of the Child (1989) refers to child maltreatment (Article 19) as any physical or mental violence, injury or abuse, neglect or negligent treatment, maltreatment or exploitation, while the child is is in the custody of his parents, a guardian or any other person in charge of him1.

Child abuse is as old as humanity is. Progressively, humanity has been becoming aware of this problem and society has been endowed with various ways of protecting the minor1.

 

KEY WORDS

Child abuse, behavior, early diagnosis.

 

INTRODUCCIÓN

El maltrato infantil es un problema mundial, que causa sufrimiento a niños y familias. Causa consecuencias graves que pueden durar toda la vida. El maltrato causa estrés, los casos extremos pueden producir alteraciones del sistema nervioso e inmunitario, además está asociado con trastornos del desarrollo cerebral temprano. Todo esto hace que los adultos que han sufrido malos tratos en la infancia tengan mayor riesgo de sufrir problemas físicos, conductuales y mentales2.

El maltrato infantil es toda acción, omisión o trato negligente, no accidental, que priva al niño de sus derechos y su bienestar, que amenaza o interfiere en su desarrollo físico, psíquico o social3.

Se distinguen los siguientes tipos de maltrato: Maltrato físico, Negligencia, Abuso sexual, Maltrato emocional, maltrato prenatal, Sd. Münchausen por poderes3:

  • Maltrato físico: toda acción voluntariamente realizada que provoque o pueda provocar lesiones3.
  • Negligencia: la omisión de una acción necesaria para atender el desarrollo y el bienestar físico y psicológico de un menor3.
  • Maltrato sexual: cualquier comportamiento en el que un menor es utilizado por un adulto u otro menor como medio para obtener estimulación o gratificación sexual3.
  • Maltrato emocional: acción, actitud o incapacidad de proporcionar un ambiente emocional propicio para el desarrollo psicológico, físico que permita lograr independencia y seguridad3.
  • Maltrato prenatal: conductas realizadas voluntariamente por la madre o personas del entorno familiar, o conductas negligentes que influyen negativamente en el embarazo y repercuten en el feto3.
  • Síndrome de Münchausen por poderes: los padres, frecuentemente la madre, provocan o inventan síntomas orgánicos o psicológicos en sus hijos que inducen a someterlos a exploraciones, tratamientos e ingresos hospitalarios innecesarios. En ocasiones pueden agravar enfermedades o síntomas preexistentes en el niño. El propósito de tales conductas es, entre otros, el de asumir el papel de paciente a través de otra persona 3.

 

INDICADORES COMPORTAMENTALES QUE SE PUEDEN OBSERVAR EN UN NIÑO MALTRATADO FÍSICAMENTE4:

– Cuenta que alguno de sus padres o cuidadores le ha causado alguna vez alguna lesión o que le pegan normalmente.

– Esconde la lesión y/o da respuestas evasivas o incoherentes.

– Parece tener miedo de sus padres o cuidadores, mostrando una conducta hipervigilante y temerosa.

– Llora cuando terminan las clases y tiene que regresar a su casa.

– Presenta una inquietud desmedida por el llanto de otros niños.

– Se muestra cauteloso con respecto al contacto físico con adultos.

– Tiene problemas de relación y dificultad de adaptación con otros niños.

– Presenta una paradójica reacción de fácil adaptación a los desconocidos.

– Se adapta fácilmente al internamiento en centros sanitarios, escolares y de protección.

– Presenta problemas en la escuela o fracaso escolar.

– Es pasivo, retraído, tímido y asustadizo con tendencia a la soledad y al aislamiento.

– Exterioriza indiferencia y apatía o, por el contrario, impulsividad e hiperactividad motora.

– Aqueja síntomas gastrointestinales inexplicables (dolor abdominal, náuseas, vómitos).

– Padece anorexia.

– Exhibe comportamientos de oposición desafiante, conductas extremas de agresividad o rechazo ante situaciones adversas.

– Presenta un estrés emocional no justificado, con ansiedad y miedos.

– Tiene dificultades de adaptación a las situaciones cotidianas.

– Tiene una pobre autoimagen.

– Se siente rechazado y no querido.

– Manifiesta sentimientos de tristeza u otros síntomas de depresión.

– Manifiesta una actitud de autoculpabilización y de aceptación del castigo.

– Tiene problemas de sueño.

– Presenta criterios diagnósticos de trastorno de estrés postraumático.

– Presenta trastornos comórbidos internalizantes (depresión, ansiedad) y externalizantes (trastornos de conducta, comportamientos disruptivos, abuso de sustancias, comportamiento suicida).

 

INDICADORES COMPORTAMENTALES QUE SE PUEDEN OBSERVAR EN UN NIÑO CON MALTRATO EMOCIONAL O PSÍQUICO4:

– Tiene un alto nivel de dependencia de los padres.

– Muestra desconfianza hacia el adulto en sus promesas o actitudes positivas.

– Es apático en las relaciones con los progenitores.

– Presenta una paradójica reacción de fácil adaptación a los desconocidos.

– Parece excesivamente complaciente, pasivo, nada exigente.

– Busca contactos físicos inapropiados.

– Baja autoestima y una visión negativa del mundo y de los progenitores.

– Exhibe una ausencia de respuesta ante los estímulos sociales.

– Se inhibe en el juego con otros niños.

– Muestra conductas extremadamente adaptativas, que son demasiado de adultos (hacer el papel de padre de otros niños) o demasiado infantiles (mecerse constantemente, chuparse el pulgar, enuresis) indicando una inmadurez socioemocional.

– Dificultad de adaptación a situaciones cotidianas y escasa habilidad en situaciones conflictivas.

– Carácter asustadizo, tímido, pasivo o, por el contrario, comportamientos compulsivos, negativistas o agresivos.

– Disminución de la capacidad de atención, trastornos del aprendizaje, retraso en el lenguaje y/o fracaso escolar.

– Aqueja síntomas gastrointestinales inexplicables (dolor abdominal, náuseas, vómitos).

– Padece trastornos en las funciones relacionadas con la alimentación (anorexia, bulimia).

– Aqueja trastornos en las funciones relacionadas con el sueño (insomnio, terror nocturno).

– Presenta trastornos en las funciones relacionadas con el control de esfínteres (enuresis, encopresis).

– Muestra trastornos neuróticos o de relación (estructuras obsesivas, fobias, ansiedad, regresión).

– Exterioriza trastornos psicosomáticos (cefaleas, abdominalgias) o finge síntomas.

– Está deprimido. Exhibe conductas de autolesión, ideación o intentos de suicidio.

– Comportamientos antisociales (vandalismo, hurtos, violencia, agresividad, fugas del hogar), participa en actividades delictivas y/o practica conductas de riesgo para la salud (uso y/o abuso de tabaco, drogas, alcohol, actividad sexual temprana y sin medidas anticonceptivas, promiscuidad sexual y prostitución).

 

OBJETIVO

Realizar una revisión bibliográfica de los indicadores comportamentales que se pueden observar en un niño maltratado física o psicológicamente, así como mejorar la formación de los profesionales sanitarios para realizar un diagnóstico precoz de los niños y adolescentes que puedan estar siendo víctimas de maltrato.

 

METODOLOGÍA

Se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica basándose en la búsqueda de información veraz y relevante en distintos artículos de carácter científico y sanitario. Se ha realizado también una búsqueda en páginas web científicas relacionadas con el tema, así como en organismos oficiales.

 

RESULTADOS

Los indicadores comportamentales nos pueden indicar que estamos ante un caso de maltrato físico o psíquico infantil son muy amplios y en la mayoría de las ocasiones pueden producirse por otras patologías y situaciones.

El conocimiento de estos indicadores por parte de los sanitarios y el tenerlos presentes en el día a día puede facilitar la detección precoz del maltrato infantil.

 

CONCLUSIÓN

La enfermería tiene un papel fundamental en la sanidad en la detección precoz del maltrato infantil por el trato directo que requieren sus funciones tanto con los menores como con la familia o tutores de este, así como para colaborar en la intervención protectora de la población general y realizar actividades preventivas.

Los servicios de Atención Primaria juegan un papel fundamental en la prevención del maltrato infantil, son los únicos servicios comunitarios a los que las familias tienen acceso generalizado y normalizado, especialmente antes de los 5 años, periodo en el que el niño es especialmente vulnerable 5.

La presencia de alguno de estos indicadores comportamentales no confirma que estemos ante un caso de maltrato infantil. El conocimiento por parte de los sanitarios de estos indicadores nos puede ayudar a detectar algún niño en situación de riesgo, ayudándonos a realizar un diagnóstico precoz.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Aeped.es. [citado el 1 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/maltrato.pdf
  2. Maltrato infantil [Internet]. Who.int. [citado el 10 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/child-maltreatment
  3. Bienestaryproteccioninfantil.es. [citado el 10 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://www.bienestaryproteccioninfantil.es/imagenes/tablaContenidos03SubSec/guiabuentrato.pdf
  4. Olivan Gonzalvo G. Maltrato infantil: indicadores físicos y comportamentales en el menor. Fisterra [revista en Internet] 2020 marzo. [Acceso 15 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://www.fisterra.com/guias-clinicas/indicadores-maltrato-infantil/
  5. Madrid.org. [citado el 15 de septiembre de 2021]. Disponible en: http://www.madrid.org/bvirtual/BVCM007092.pdf