Type to search

Lesión del tendón proximal del recto femoral. A propósito de un caso.

Categoría: ,
26 junio 2021

AUTORES

  1. Iñigo Maqueda Aristi. Graduado en Fisioterapia. SD Eibar & Centro de fisioterapia Bizi.
  2. Gonzalo Laborda Lalaguna. Graduado en Fisioterapia. Centro de Alta Resolución Bajo Cinca de Fraga.
  3. Elena Pardo Monesma. Graduada en Fisioterapia y Enfermería. Hospital de Barbastro.
  4. Pablo Cruz Forcada. Graduado en Fisioterapia. Hospital Viamed Nuestra Señora Virgen del Carmen.
  5. Elena Calvo Simón. Graduada en Fisioterapia. Hospital Viamed Nuestra Señora Virgen del Carmen/ Asociacion Igual a ti.
  6. Juan Carlos Arinas Salazar. Graduado en Fisioterapia. Centro de Día Lobete.

 

RESUMEN

En el siguiente artículo realizamos el estudio de un caso de una rotura del tendón proximal del recto femoral en un paciente de sexo masculino de 21 años. El mecanismo lesional fue al realizar un golpeo de balón. La rotura generó en el deportista impotencia funcional, dificultad para la marcha, dolor al tacto y dolor a todo tipo de contracciones musculares y al estiramiento en la parte antero-superior del muslo.

 

PALABRAS CLAVE

Recto femoral, lesión, fútbol.

 

ABSTRACT

In the following article, we carry out a case study of a proximal rectus femoris tendon tear in a 21-year-old male patient. The injury mechanism was when hitting the ball. The tear generated functional impotence in the athlete, difficulty walking, pain to the touch and pain to all types of muscular contractions and to stretching in the antero-superior part of the thigh.

 

KEY WORDS

Rectus femoris, injury, football.

 

INTRODUCCIÓN

Las lesiones musculares del cuádriceps con frecuencia ocurren en deportes que requieren patadas repetitivas y esfuerzos de alta velocidad, por lo que son comunes en el fútbol. El recto femoral (RF) es el músculo más comúnmente lesionado.1,2,3 Después de las lesiones de isquiotibiales, las del recto femoral son la segunda o tercera más comunes del muslo.4

Anatómicamente, la cabeza directa del recto femoral se origina en la espina ilíaca anteroinferior (EIAI), y la otra porción en la región superior del acetábulo. Existe el llamado tendón recurrente, que es un pequeño cordón fibroso que, desde el tendón indirecto, alcanza las fibras más anteriores del tendón del glúteo menor mediante una expansión tendinosa. Del tendón central nacen las fibras musculares que otorgan el aspecto bipenniforme al músculo. De la misma manera, el tendón directo desarrolla una expansión superficial que cubre por la cara anterior la parte proximal del músculo. Su tendón se extiende desde el tercio distal del músculo cuádriceps formando una extensa estructura miotendinosa hacia abajo, a la inserción tendinosa en el polo superior de la rótula.5,6 Los estudios histológicos han demostrado que la RF tiene un alto porcentaje de fibras de tipo II, lo que permite actividades enérgicas y rápidas.7

Las lesiones de este músculo varían en severidad desde distensiones musculares de bajo grado hasta lesiones por avulsión completa de alto grado. El manejo subóptimo de estas lesiones se asocia con períodos prolongados de convalecencia, lento retorno al nivel de función deportiva anterior a la lesión y alto riesgo de recurrencia de la misma.8

El mecanismo de golpeo se divide en cinco fases: Preparación, backswing o subida, leg coacking o armado, forward swing o fase de balanceo hacia delante y follow through o soltar la pierna. El RF es propenso a lesionarse en la fase de armado o swing del golpeo o en el momento exacto del golpeo del balón, aunque no hay evidencia clara de ello. El RF está activo en todas las fases, pero su mayor actividad es en la fase de armado, cuando hay una extensión máxima de cadera y flexión máxima de rodilla.1,9,10,11

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Paciente hombre de 21 años, portero de fútbol que en un partido de pretemporada el 24 de septiembre de 2020 al realizar un golpeo de balón siente un fuerte pinchazo en la parte antero-superior del muslo derecho teniéndose que retirar del encuentro.

 

Datos clínicos:

Sexo: Hombre.

Edad: 21 años.

Altura: 1,90m.

Peso: 73 Kg.

Antecedentes: Rotura en vientre muscular del recto anterior derecho la temporada anterior. No IQ importantes. No alergias a medicamentos conocidos.

 

Exploración

Tras una primera valoración tras el acontecimiento, el jugador refiere gran impotencia funcional, dificultad para la marcha, dolor al tacto y dolor a todo tipo de contracción muscular en extensión de rodilla y flexión de cadera (isométrico, concéntrico y excéntrico) y al estiramiento del cuádriceps.

Se deriva al jugador para realizar una ecografía el 26 de septiembre de 2020 tras haber transcurrido 48 horas, para ver el alcance de la lesión y se aprecia una rotura en el músculo recto anterior del cuádriceps y hematoma relacionado. Para un diagnóstico más preciso se hace una petición para realizar un RMN.

El 3/10/2020 se le realiza un RMN con los siguientes hallazgos: Cambios de señal del tendón proximal y unión miotendinosa del recto anterior derecho, principalmente afectando al tendón de su porción indirecta. Hallazgos compatibles con una rotura parcial. Sin evidencia de retracción tendinosa ni evidencia de avulsión ósea. Asocia colección líquida de espesor laminar que se extiende por cara anterior y lateral del muslo, con una longitud máxima de hasta 16 cm. Hallazgos compatibles con hematoma. Se objetiva ligero edema muscular en tercio proximal del sartorio y glúteo menor, produciendo cambios inflamatorios por vecindad.

 

Diagnóstico final:

Lesión del tendón proximal del recto anterior del cuádriceps derecho.

 

INTERVENCIÓN Y REHABILITACIÓN

 

Fase aguda (0-4 días):

  • Controlar el dolor y la inhibición muscular.
  • Crioterapia.
  • Diatermia.
  • Terapia manual.
  • NO masaje.
  • Caminar si el dolor lo permite.

En esta fase se le realiza una infiltración de plasma rico en plaquetas (PRP) para la facilitación de la cicatrización de la rotura. Más adelante, a los 10 días, ya en la fase de recuperación, se le infiltra por segunda y última vez ya que la evolución es adecuada.

 

Fase de recuperación (5 días – 2/3 semanas):

  • Objetivos:
    • Disminución del dolor.
    • Favorecer el proceso de regeneración del tejido.
    • Mantener o mejorar el ROM articular del miembro inferior (MMII).
    • Trabajo cardiovascular.
    • Trabajo complementario de otras estructuras.
  • Herramientas:
    • Terapia manual.
    • Técnicas para tejidos blandos.
    • Neurodinámica.
    • Trabajo de fuerza de baja intensidad (isotónicos).
    • Educación del deportista.
    • Bicicleta estática, natación, caminar, elíptica…
    • Trabajo de campo de baja intensidad: desplazamientos simples, desplazamientos tácticos…

 

Fase de readaptación (4 semanas – 6 semanas):

  • Objetivos:
    • Aumento del trabajo de fuerza.
    • Ejercicios más complejos.
    • Carrera.
    • Tareas de ROM completo.
    • Reacondicionamiento físico.
    • Trabajo de campo aumentando la especificidad.
  • Herramientas:
    • Fuerza: isocinéticos, pliometría baja-media…
    • Mantener trabajo complementario.
    • Educación del deportista.
    • Coordinación, agilidad, trabajo con balón…

 

Fase final o return to play (RTP) (hasta las 8 semanas):

  • Objetivos:
    • Trabajo específico de campo según posición y tipología del jugador.
    • Trabajo de fuerza específica intensa.
    • Pliometría alta intensidad.
    • Trabajo en fatiga.
  • Herramientas:
    • Desplazamientos de alta velocidad.
    • Golpeos fuertes de balón.
    • Aceleración y desaceleración.
    • Ejercicios excéntricos de alta intensidad.
    • Acciones de alta intensidad y en fatiga.
    • Habilidades complejas con balón.
  • Criterios de RTP:
    • Valoración de fuerza del cuádriceps, no + déficit de 10% respecto a miembro sano.
    • Llegar a velocidades máximas prelesión.
    • Recuperar valores de GPS.
    • Cuantificación de la carga.

 

CONCLUSIONES

La lesión del RF es una de las lesiones musculares más comunes en el fútbol junto con las lesiones de los isquiotibiales. Los mecanismos lesionales son variados (golpeos, carreras de alta velocidad, aceleraciones/desaceleraciones, contusiones) lo que hace que este tipo de lesión esté a la orden del día. La ubicación de la lesión hace que esta sea más o menos grave, siendo la lesión del tendón proximal la que peor pronóstico tiene.

Es importante que la rehabilitación esté bien estructurada, con las fases bien diferenciadas y tengamos una buena gestión de las cargas. Este tipo de lesión permite realizar muchas actividades a gran nivel en fases muy tempranas de la recuperación, pero hay que tener mucho cuidado porque la tasa de recidiva es muy alta.

Es importante dejar las acciones a alta velocidad y los golpes fuertes para la última fase de la recuperación, ya que estas dos acciones son las más comunes a la hora de lesionarse.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Mendiguchia J, Alentorn-Geli E, Idoate F, Myer GD. Rectus femoris muscle injuries in football: a clinically relevant review of mechanisms of injury, risk factors and preventive strategies. Br J Sports Med. 2013 Apr;47(6):359-66.
  2. Ueblacker P, Müller-Wohlfahrt HW, Hinterwimmer S, Imhoff AB, Feucht MJ. Suture anchor repair of proximal rectus femoris avulsions in elite football players. Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc. 2015 Sep;23(9):2590-4.
  3. Shimba LG, Latorre GC, Pochini AC, Astur DC, Andreoli CV. Surgical treatment of rectus femoris injury in soccer playing athletes: report of two cases. Rev Bras Ortop. 2017 Jan 17;52(6):743-747.
  4. Kassarjian A, Rodrigo RM, Santisteban JM. Intramuscular degloving injuries to the rectus femoris: findings at MRI. AJR Am J Roentgenol. 2014 May;202(5):W475-80.
  5. García VV, Duhrkop DC, Seijas R, Ares O, Cugat R. Surgical treatment of proximal ruptures of the rectus femoris in professional soccer players. Arch Orthop Trauma Surg. 2012 Mar;132(3):329-33.
  6. Balius R, Maestro A, Pedret C, Estruch A, Mota J, Rodríguez L, García P, Mauri E. Central aponeurosis tears of the rectus femoris: practical sonographic prognosis. Br J Sports Med. 2009 Oct;43(11):818-24.
  7. Olmo J, Aramberri M, Almaraz C, Nayler J, Requena B. Successful conservative treatment for a subtotal proximal avulsion of the rectus femoris in an elite soccer player. Phys Ther Sport. 2018 Sep;33:62-69.
  8. Begum FA, Kayani B, Chang JS, Tansey RJ, Haddad FS. The management of proximal rectus femoris avulsion injuries. EFORT Open Rev. 2020 Nov 13;5(11):828-34.
  9. Orchard J, Mcintosh A, Landeo R, Savage T, Beatty K. Biomechanincs of kicking in the AFL with respect to the development of quadriceps strains. 2003.
  10. Balius R, Pedret C. Lesiones musculares en el deporte. Ed Panamericana. 2013.
  11. Woods C, Hawkins RD, Maltby S, Husle M, Thomas A, Hoson A. Football Association Medical Research Programme. Br J Sports Med. 2004;38(1):36-41.