Type to search

Lactancia materna vs lactancia artificial en la incidencia de trastornos mentales. Una revisión bibliográfica.

Categoría: ,
10 octubre 2021

AUTORES

  1. Marta Benito Rodrigálvarez. (Graduada en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza, España).
  2. 2.Marina Alda Ciriano. (Graduada en Enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza, España).
  3. Marta Pilar Manzano Peña. (Graduada en Enfermería. Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España).
  4. Carlota Navasa Mangrané. (Graduada en Enfermería. Hospital Miguel Servet, Zaragoza, España).
  5. Laura Jimeno Navarro. (Graduada en Enfermería. Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España).
  6. Lydia Ibáñez Borobia. (Graduada en Enfermería. Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España).

 

RESUMEN

La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. Es el alimento de elección del niño de forma exclusiva hasta los 6 meses aproximadamente y la OMS recomienda su mantenimiento hasta los 2 años o más. Existe también la lactancia artificial, una alternativa a la leche materna cuando la madre por decisión propia o a causa de algún problema no puede amamantar a su bebe, por lo que se recurre a la leche comercial artificial (leche de formula) para proporcionar al bebé una nutrición adecuada. En nuestro medio, un gran número de niños seguirán una lactancia mixta o artificial, por lo que es preciso conocer las características de las fórmulas artificiales en caso de que esta sea la opción de nutrición elegida.1

 

PALABRAS CLAVE

Lactancia, lactancia materna, trastornos mentales en niños, salud mental.

 

ABSTRACT

Breastfeeding is the ideal way to provide young children with the nutrients they need for healthy growth and development. It is the food of choice for the child exclusively until approximately 6 months and the WHO recommends its maintenance until 2 years or more. There is also artificial lactation, an alternative to breast milk when the mother by her own decision or because of some problem cannot breastfeed her baby, so commercial artificial milk (formula milk) is used to provide the baby with proper nutrition. In our environment, a large number of children will follow mixed or artificial breastfeeding, so it is necessary to know the characteristics of artificial formulas if this is the chosen nutrition option.1

 

KEY WORDS

Lactation, breastfeeding, child mental disorders, mental health.

 

INTRODUCCIÓN

Durante las últimas décadas se han ido acumulando pruebas sobre las ventajas y beneficios sanitarios de la lactancia materna en base a las cuales se han elaborado recomendaciones y por lo que en la actualidad la OMS puede afirmar con seguridad que la lactancia materna reduce la mortalidad infantil y tiene beneficios sanitarios que llegan hasta la edad adulta.1

Según distintos estudios existe una importante relación entre la lactancia y la incidencia de trastornos mentales siendo la lactancia materna más beneficiosa para prevenir trastornos mentales y proteger la salud mental al menos, hasta la adolescencia.2,3

Según la Asociación Española de Pediatría los niños, jóvenes y adultos no amamantados son menos estables psicológicamente y tienen una mayor incidencia de algunos problemas de salud mental como déficit de atención e hiperactividad, ansiedad y depresión.3

 

OBJETIVO

Evaluar los riesgos y beneficios de los distintos tipos de lactancia (materna y artificial) y su incidencia con los trastornos mentales.

 

METODOLOGÍA

Se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica sobre la lactancia materna, la lactancia artificial y su incidencia en el desarrollo de los trastornos mentales a través de las siguientes fuentes de datos: Pubmed, Biblioteca Cochrane y Pediaclic.

Biblioteca Cochrane:

Se ha realizado una búsqueda con “lactancia y salud mental” y con el filtro “Título y resumen”, obteniendo un total de 4 artículos. Tras la lectura de los mismos, se ha decido elegir únicamente el siguiente artículo “La lactancia materna puede disminuir el riesgo de problemas de salud mental”.4,5

Pediaclic:

Primero se ha comenzado realizando una búsqueda con las palabras clave: “lactancia materna trastornos mentales”. Posteriormente, se ha seleccionado el filtro “Resúmenes basados en pruebas”, y tras su lectura en profundidad se ha seleccionado un artículo que, casualmente coincide con la anterior búsqueda de la Biblioteca Cochrane.4

Pubmed:

Por último, se ha realizado un tercer sondeo con el buscador Pubmed Advanced Search Builder. Para ello se ha utilizado “child mental disorders”, en “All Fields”, y “breastfeeding”, como MeSH Terms, junto con el operador booleano “and”, obteniendo un total de 271 artículos. Tras ello, se han seleccionado los marcadores “5 years”, “Humans”, “abstract”, “Age child: birth-18 years” obteniendo finalmente 57 artículos.

Tras revisar los títulos de los artículos se seleccionaron los 13 más acordes con los criterios de búsqueda para leer en profundidad, seleccionando finalmente el siguiente artículo: “Breastfeeding may protect from developing attention-deficit/hyperactivity disorder”.5

 

RESULTADOS

Artículo Cochrane y Pediaclic: “La lactancia materna puede disminuir el riesgo de problemas de salud mental”.

El estado de salud mental fue valorado por el test de salud mental Child Behaviour Checklist (CBCL) a los 2, 5, 8, 10 y 14 años. En cada visita se realizaba un cuestionario a los padres, una entrevista estructurada y un examen clínico a los niños. El CBCL consta de 118 ítems que agrupa los resultados por problemas de interiorización y exteriorización. A mayor puntuación, más distorsionado es el comportamiento. El promedio es alrededor de 50 puntos con una desviación estándar de 10 puntos. Se estableció un punto de corte ≥ 60 para describir a los niños con problemas de salud mental con significancia clínica. Se tomaron en cuenta los siguientes factores de confusión: edad materna en el momento del parto, educación materna (> 12 años o no), madre fumadora o no, ingreso económico familiar (< 23 000 $ o mayor), estructura familiar (presencia o no del padre biológico), eventos estresantes (tres o más frente a dos o menos), depresión materna postnatal y peso óptimo al nacimiento del niño. Tras la realización del test se obtuvieron los resultados promedio para los problemas de interiorización, exteriorización y valoración global de patología mental a diferentes grupos de edades, y se compararon sus resultados según el niño recibió lactancia materna durante menos de 6 meses o más de 6 meses.

La menor duración de la lactancia (< 6 meses comparada con ≥ 6 meses) se asoció a una mayor puntuación en el test de salud mental CBCL (que representa peor comportamiento), ya sea en la puntuación global (efecto estimado [EE]: 1,45; intervalo de confianza [IC] 95%: 0,59-2,30) o las puntuaciones/valores de interiorización (EE: 0,92; IC 95%:0,15-1,68) y de exteriorización (EE: 1,33; IC 95%:0,51-2,15). El efecto fue menor para problemas de interiorización en comparación con los otros. 3,4

 

Artículo Pubmed: “Breastfeeding may protect from developing attention-deficit/hyperactivity disorder”.

En este estudio retrospectivo emparejado se comparó a niños de 6-12 años de edad con trastorno hiperactivo y déficit de atención con dos grupos de control, el primero de ellos consistió en un grupo de niños sanos con hermanos con trastorno hiperactivo y déficit de atención y el segundo grupo de control consistió en niños sin este desorden que consultaron en la clínica de otorrinolaringología.

A los padres de cada niño se les proporcionó un cuestionario sobre hallazgos demográficos, médicos y perinatales, el historial de alimentación durante el primer año de vida y un cuestionario de cribado del trastorno hiperactivo y déficit de atención para adultos.

Los resultados fueron los siguientes:

En niños diagnosticados posteriormente con trastorno hiperactivo y déficit de atención, 43% fueron amamantados a los 3 meses de edad en comparación con 69% en el grupo de hermanos y 73% en el grupo de control no relacionado (p = 0.002).

A los 6 meses de edad, el 29% de los niños con trastorno hiperactivo y déficit de atención fueron amamantados en comparación con el 50% en el grupo de hermanos y el 57% en el grupo de control no relacionado (p = 0,011). Se demostró una asociación significativa entre el trastorno hiperactivo y déficit de atención y la falta de lactancia materna a los 3 meses de edad, la edad materna al nacer, el sexo masculino y el divorcio de los padres. 5

 

CONCLUSIÓN

Está demostrado que la lactancia materna ayuda a prevenir el desarrollo de problemas mentales, o lo que es lo mismo, ayuda a mantener una salud mental más equilibrada que los bebés que no la toman.

Diversos estudios han concluido que cuanto más largo sea el periodo durante el cual se consuma la leche materna, más protegida estará la salud mental de los menores, al menos hasta la adolescencia. Cuanto más tiempo se mantiene la alimentación al pecho más disminuye el riesgo.

Los lactantes no amamantados presentan unas puntuaciones peores en los tests cognitivos y menor cociente intelectual y peor agudeza visual, años después de terminar la lactancia. Y se ha relacionado una menor duración de la lactancia materna con la aparición de problemas mentales en los adolescentes. Los niños, jóvenes y adultos no amamantados son menos estables psicológicamente y tienen una mayor incidencia de algunos problemas de salud mental como déficit de atención e hiperactividad, ansiedad y depresión, se asocian al hecho de la alimentación al pecho y no sólo a la diferente composición de la lactancia materna, ya que se relacionan fundamentalmente con el contacto y la interacción que tiene el bebé con su madre durante el acto de amamantar. 2,3

Una menor duración de la lactancia materna puede ser un factor predictor de resultados adversos en la salud mental en toda la trayectoria de desarrollo de la infancia y la adolescencia temprana. Por ejemplo, la lactancia materna puede tener un efecto protector en el desarrollo del trastorno hiperactivo y déficit de atención.

Aunque existe evidencia de que la lactancia materna ayuda a prevenir el desarrollo de problemas mentales, o lo que es lo mismo, ayuda a mantener una salud mental más equilibrada que los bebés que no la toman o toman leche de fórmula, son muchos otros los factores que pueden influir para el desarrollo de trastornos mentales como por ejemplo: la edad de la madre al nacer el bebé, el nivel educativo, la estructura familiar, el nivel de estrés en la casa, el peso y talla del bebé al nacer y la presencia o ausencia de depresión postparto.4,5

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Organización Mundial de la Salud. Lactancia materna. Organización Mundial de la Salud.http://www.who.int/maternal_child_adolescent/topics/newborn/nutrition/breastfeeding/es/ (Último acceso 10 octubre de 2017).
  2. VivaconSalud. La lactancia materna ayuda a prevenir enfermedades mentales. VivaconSalud. http://www.vivaconsalud.es/lactancia-materna-enfermedades-mentales (Último acceso 10 octubre de 2017).
  3. R. Riesgos de la lactancia artificial. Asociación Española de Pediatría.9 de enero de 2011.https://lacasadelasmamas.wordpress.com/2011/01/09/riesgos-de-la-lactancia-artificial-por-la-asociacion-espanola-de-pediatria/ (Último acceso 10 septiembre de 2021).
  4. Llerena Santa Cruz E, Pérez Gaxiola G. La lactancia materna puede disminuir el riesgo de problemas de salud mental. Evid Pediatr. 2010; 6:39. https://evidenciasenpediatria.es/articulo/5429/enlace (Último acceso 10 Septiembre2021).
  5. Mimouni-Bloch A1, Kachevanskaya A, Mimouni FB, Shuper A, Raveh E, Linder N. Breastfeeding may protect from developing attention-deficit/hyperactivity disorder. Breastfeed Med. 2013 Aug;8(4):363 7 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23560473 (Último acceso 10 septiembre 2021).