Type to search

Lactancia materna: técnicas y posiciones.

Categoría: ,
9 octubre 2021

AUTORES

  1. Riaco David Bueicheku Buila. Especialista en Enfermería pediátrica. Graduado en Enfermería en la Universidad de Zaragoza. Urgencias Pediátricas Hospital Miguel Servet.
  2. María del Mar Cuartero Funes. Especialista en Enfermería Obstétrico-Ginecológica. Graduada en enfermería Universidad de Zaragoza. Matrona en Hospital Universitario Miguel Servet.
  3. Ester Ventura Tazueco. Graduada en Enfermería Universidad de Zaragoza. Centro de Salud Delicias Norte.
  4. Andrés Jumilla Burugorría. Graduado en Enfermería Universidad de Zaragoza. Hospital General de la Defensa.
  5. Paula Cristina Ondiviela Garcés. Graduada en Enfermería Universidad de Zaragoza. Unidad de Cuidados Intensivos Hospital Lozano Blesa.

 

RESUMEN

INTRODUCCIÓN: La leche materna es el mejor alimento para el lactante durante los primeros meses de vida. La postura de la madre y la colocación del lactante al pecho han sido objeto de todo tipo de recomendaciones, algunas contradictorias entre sí.

OBJETIVO: Realizar una revisión bibliográfica acerca de las técnicas de lactancia materna.

MATERIAL Y MÉTODOS: Se ha llevado a cabo una investigación consistente en una revisión bibliográfica sistemática sobre la literatura científica existente. Se ha realizado una búsqueda sistemática de libros y, también, se han consultado artículos en las principales bases de datos: Pubmed, Medline, y Scielo, seleccionando artículos científicos procedentes de publicaciones académicas revisadas e información de guías actualizadas.

RESULTADO: El Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría refiere que la postura de crianza biológica es especialmente adecuada durante los primeros días y cuando existe algún problema de agarre, aunque se puede realizar en cualquier momento. Posiciones: sentada, acostada, de crianza biológica, en balón de rugby y de caballito.

CONCLUSIÓN: podemos encontrar diferentes métodos para poder escoger el que mejor se adapte a la madre y al bebé para evitar problemas en la mama y problemas de rechazo de la lactancia.

 

PALABRAS CLAVE

Lactancia materna, leche, recién nacido.

 

ABSTRACT

INTRODUCTION: Breast milk is the best food for infants during the first months of life. The posture of the mother and the placement of the infant at the breast have been the subject of all kinds of recommendations, some contradictory to each other.

OBJECTIVE: To carry out a bibliographic review about breastfeeding techniques.

MATERIAL AND METHODS: An investigation consisting of a systematic bibliographic review on the existing scientific literature has been carried out. A systematic search for books has been carried out and articles have also been consulted in the main databases: Pubmed, Medline, and Scielo, selecting scientific articles from reviewed academic publications and information from updated guides.

RESULT: The Lactation Committee of the Spanish Pediatric Association refers that the biological rearing posture is especially suitable during the first days and when there is a grip problem, although it can be done at any time. Positions: sitting, lying down, biological parenting, rugby ball and rocking horse.

CONCLUSION: We can find different methods to be able to choose the one that best suits the mother and the baby to avoid problems in the breast and problems of rejection of breastfeeding.

 

KEY WORDS

Breastfeeding, milk, newborn.

 

INTRODUCCIÓN

La lactancia materna (LM) es inherente a los mamíferos –el ser humano entre ellos– y en su ausencia ninguna de estas especies hubiese sobrevivido. La lactancia materna es la forma óptima de alimentar a los bebés, ofreciéndoles los nutrientes que necesitan en el equilibrio adecuado, así como ofreciendo protección contra las enfermedades. La leche materna es el mejor alimento para el lactante durante los primeros meses de vida. Cubre las necesidades nutricionales para su adecuado crecimiento y desarrollo físico y desde el punto de vista emocional le asegura el establecimiento de un buen vínculo madre-hijo y una adecuada relación de apego seguro con su madre, ambos esenciales para un correcto desarrollo como persona independiente y segura. Por todo ello la lactancia materna es considerada el método de referencia para la alimentación y crianza del lactante y el niño pequeño.1 Por ello, es necesario conocer la técnica correcta para amamantar al recién nacido adecuadamente. La postura de la madre y la colocación del lactante al pecho han sido objeto de todo tipo de recomendaciones, algunas contradictorias entre sí. 3

Aunque es bien sabido que lo realmente importante es la relación entre la boca del lactante, el pezón y la areola maternas, identificar las posturas que pueden favorecer que el lactante se agarre adecuadamente al pecho de su madre permitirá a los profesionales ofrecer una ayuda más eficaz.2 Existen diferentes métodos que en este artículo vamos a revisar y enumerar.

 

OBJETIVO

Realizar una revisión bibliográfica acerca de las técnicas de lactancia materna.

 

MATERIAL Y MÉTODO

Se ha llevado a cabo una investigación consistente en una revisión bibliográfica sistemática sobre la literatura científica existente. Se ha realizado una búsqueda sistemática de libros y, también, se han consultado artículos en las principales bases de datos: Pubmed, Medline, y Scielo, seleccionando artículos científicos procedentes de publicaciones académicas revisadas e información de guías actualizadas.

 

RESULTADOS

Colocación y posturas para amamantar:

La OMS concluye que lo importante es que la cabeza y el cuerpo del lactante están alineados; que el lactante esté en contacto con el cuerpo de la madre y sujeto por la cabeza y el cuello y que se acerca al pecho, estando la nariz a la altura del pezón.1

Posición sentada (o posición de cuna): Se coloca al bebé con el tronco enfrentado y pegado a la madre. La madre lo sujeta con la mano en su espalda, apoyando la cabeza en el antebrazo, pero no muy cerca del codo para que el cuello no se flexione, lo que dificultará el agarre. Con la otra mano dirige el pecho hacia la boca del bebé y en el momento en que éste la abre, lo acerca con suavidad al pecho.

Posición acostada: La madre se sitúa acostada de lado, con el bebé también de lado, con su cuerpo enfrentado y pegado al cuerpo de la madre. Cuando el bebé abre la boca, la madre puede acercarlo al pecho empujándolo por la espalda, con suavidad, para facilitar el agarre. Es una posición muy cómoda para las tomas nocturnas y los primeros días de lactancia.5,6

Posición crianza biológica: La madre se coloca recostada (entre 15 y 65º) boca arriba y el bebé boca abajo, en contacto piel con piel con el cuerpo de la madre. Esta postura permite al bebé desarrollar los reflejos de gateo y búsqueda. La madre le ayuda a llegar al pecho ofreciendo límites con sus brazos. Esta posición es especialmente adecuada durante los primeros días y cuando exista algún problema de agarre (dolor, grietas, rechazo del pecho…).5,6

Posición en balón de rugby (o posición invertida): Se sitúa al bebé por debajo de la axila de la madre con las piernas hacia atrás y la cabeza a nivel del pecho, con el pezón a la altura de la nariz. Es importante dar sujeción al cuello y a los hombros del bebé pero no a la cabeza, que necesita estar con el cuello un poco estirado para atrás (deflexionado), para facilitar el agarre. Es una posición adecuada para amamantar a gemelos y a prematuros.5,6

Posición de caballito: El bebé se sitúa sentado sobre una de las piernas de la madre, con el abdomen pegado y apoyado sobre el materno. Esta postura es útil en casos de grietas, reflujo gastroesofágico importante, labio leporino o fisura palatina, prematuros, mandíbula pequeña (retromicrognatia) o problemas de hipotonía. En estos casos puede ser necesario sujetar el pecho por debajo, a la vez que se sujeta la barbilla del bebé.5,6

¿Cuál es el mejor método?

El Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría refiere que la postura de crianza biológica es especialmente adecuada durante los primeros días y cuando existe algún problema de agarre (dolor, grietas, rechazo del pecho…), aunque se puede realizar en cualquier momento. En cuanto a la postura acostada, es muy cómoda para las tomas nocturnas y también en los primeros días, aunque suele ser más incómoda y menos eficaz que la posición de crianza biológica. Por el contrario, las posturas sentadas son más utilizadas pasados los primeros días, cuando la madre tiene más movilidad y seguridad con el recién nacido. Además, señala que la postura de caballito puede ayudar en casos de grietas y en lactantes con reflujo gastroesofágico importante.2

 

CONCLUSIONES

Actualmente la evidencia científica no puede respaldar cual es la mejor técnica para realizar la lactancia materna. Por otra parte, podemos encontrar diferentes métodos para poder escoger el que mejor se adapte a la madre y al bebé para evitar problemas en la mama y problemas de rechazo de la lactancia.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Brahm P, Valdés V. Beneficios de la lactancia materna y riesgos de no amamantar. Rev Chil Pediatr.2017;88(1):7-14.
  2. Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco-OSTEBA, 2017. Guías de Práctica Clínica en el SNS.
  3. Baeza C. Dolor en la mama lactante: claves etiológicas y manejo clínico (I) en Monografías Clínicas en Lactancia Materna. Madrid: Centro Raices 2015; Pag 3-13.
  4. Infant and young child feeding: standard recommendations for the European Union. European Commission. Karolinska Institutet. Institute for Child Health IRCCS Burlo Garofolo. WHO. 2006 Disponible en: http://www.ihan.es/cd/documentos/Rec_UE_en.pdf.
  5. Asociación Española de Pediatría. Manual de Lactancia Materna. De la teoría a la práctica. Editorial médica Panamericana
  6. OMS_ UNICEF Consejería para la Alimentación del lactante y del Niño Pequeño. Guía del facilitador_ ISBN 978924359476.)