Type to search

La situación de la eutanasia en España 2021.

26 noviembre 2021

AUTORES

  1. Irene Nivela Herrero. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza. Máster Universitario en Dirección y Gestión de Unidades de Enfermería.
  2. Shannon Amy Rogers Paniza. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  3. Elodia Armanda Fernández Pedrosa. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza. Máster Universitario en Enfermería de Urgencias, Emergencias y Críticos.
  4. Laura Pilar Paterna Valenzuela. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  5. María Eugenia Rodríguez Capote. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  6. Francisca Javiera González Rivera. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza. Máster en Cuidados Proactivos de Enfermería.

 

RESUMEN

La Ley Orgánica 3/2021 del 24 de marzo, de Regulación de la Eutanasia, presenta un novedoso derecho individual como es la eutanasia, que enlaza con el derecho a la vida constitucionalmente protegido, pero que tiene que convivir con otros derechos igualmente protegidos por la Constitución como son la integridad física y moral de las personas, la dignidad humana, la libertad ideológica o el derecho a la intimidad.

El Estado se ha obligado a proveer un régimen que contemple la despenalización de la eutanasia y un marco jurídico que de seguridad a los implicados en el procedimiento, sin intromisiones ni influencias indebidas.

 

PALABRAS CLAVE

Eutanasia, suicidio asistido.

 

ABSTRACT

Organic Law 3/2021 of March 24, 21, on the Regulation of Euthanasia, presents a novel individual right such as euthanasia, which is linked to the constitutionally protected right to life, but which has to coexist with other rights equally protected by the Constitution, such as the physical and moral integrity of persons, human dignity, ideological freedom or the right to privacy.

The State is obliged to provide a regime that contemplates the decriminalization of euthanasia and a legal framework that provides security to those involved in the procedure, without interference or undue influence.

 

KEY WORDS

Euthanasia, assisted suicide.

 

INTRODUCCIÓN

El pasado 18 de marzo de 2021, el pleno del Congreso de los Diputados aprobó la Ley Orgánica 3/2021 de regulación de la eutanasia, con 202 votos a favor, 141 votos en contra y 2 abstenciones. Con la aprobación de esta norma, España se ha convertido en el séptimo país del mundo que regula la eutanasia, el cuarto de Europa. Los demás países son: Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Canadá, Colombia y Nueva Zelanda1.

 

OBJETIVO

-Conocer y definir los diferentes tipos de eutanasia aceptados en España y contenido de la Ley.

 

METODOLOGÍA

Revisión completa de todos los artículos de la Ley Orgánica 3/2021 de 24 de marzo de regulación de la eutanasia, y búsqueda de artículos publicados para completar su interpretación.

 

RESULTADOS

Como primera definición para situarnos, tomaremos en consideración la que nos da la R.A.E., que ha definido que eutanasia viene del griego euthanasta (eu= bien, thanasta=muerte)1, que viene a significar “muerte dulce” o “buena muerte”; a continuación, nos da dos acepciones del término.

1.-Intervención deliberada para poner fin a la vida de un paciente, sin perspectivas de cura.

2.- (Med) Muerte sin sufrimiento físico.

Otra definición es la del “Diccionario del Español Jurídico”, elaborado por el C.G.P. J. en colaboración con la R.A.E., que dice: “La eutanasia es el delito consistente en causar o cooperar a la muerte de una persona, ante su solicitud libre y responsable, para poner fin a un sufrimiento insoportable, derivado de una enfermedad o estado de padecimiento graves”2.

Si aceptamos que la eutanasia es un problema mundialmente conocido, debemos tener en cuenta que dicen al respecto las grandes organizaciones internacionales como por ejemplo la Asociación Médica Mundial, que en su última declaración sobre eutanasia y suicidio con ayuda médica-2019- reitera su postura de oposición firme a la eutanasia y al suicidio asistido, definiendo la eutanasia como “El médico que administra deliberadamente una sustancia letal o que realiza una intervención para causar la muerte de un paciente con capacidad de decisión y a petición voluntaria de éste”3.

Aquí es dónde se pone de relieve que, aunque el concepto de eutanasia es conocido mundialmente, eso no conlleva a que sea una práctica mundialmente defendida, apoyada y aceptada.

Más allá de que un país legalice o prohíba la eutanasia, esta práctica tan delicada, lleva muchos años generando gran debate entre sus detractores y sus defensores.

El concepto de eutanasia puede dividirse en varias categorías:

-Según el motivo por el que se realiza (piadosa, eugénica, económica).

-Según el sujeto al que se le aplica (perinatal, agónica, social).

-Según el modo (acción, omisión).

La más extendida es según la modalidad de acción: activa y pasiva. Y su intención: directa e indirecta.

De acuerdo con la clasificación de Diego Zapatero Méndez, tenemos4:

 

Eutanasia activa, cuando se produce una acción que de forma indolora va encaminada a causar la muerte del paciente (inyección letal).

A su vez divide esta categoría en: activa directa, cuando directamente busca causar la muerte indolora y a petición del paciente que sufre una enfermedad incurable, a través de medios que de forma directa producen el acortamiento de la vida del enfermo4.

Activa indirecta es la que, no buscando directamente la muerte del enfermo, utiliza técnicas paliativas del dolor o el sufrimiento que indirectamente pueden suponer un anticipo de la muerte del paciente.

Aunque el resultado de ambas conduce a la muerte del enfermo, en el caso de la indirecta es un efecto secundario, pues la finalidad principal es mitigar el dolor. (Por ejemplo, suministrar altas dosis de morfina que tiene como efecto secundario la muerte del paciente)4.

 

Eutanasia pasiva, es la omisión de determinadas medidas que solo sirven para prolongar innecesariamente la vida, cuya aplicación en contra de la voluntad del paciente, podría constituir un delito contra su voluntad o su integridad, sobre todo si se hace con fines experimentales, se trata de un tipo de eutanasia en la que el médico se inhibe de actuar o suspende un tratamiento iniciado anteriormente, a petición de este, omitiendo los medios proporcionados4.

También hay que mencionar otras prácticas que se diferencian de la eutanasia:

-Cuidados paliativos. La O.M.S. los ha definido como un planteamiento que mejora la calidad de vida de los pacientes y familiares cuando afrontan una enfermedad potencialmente mortal.

-Distanasia o encarnizamiento terapéutico. Es una práctica contraria a la lex artis, que se refiere a la prolongación ilícita de la vida utilizando medios desproporcionados (inútiles para conservar o curar la vida del paciente, causando graves consecuencias, sin respetar los deseos del enfermo)4.

Comentaremos a continuación la Ley 3/2021 por la que se legaliza la eutanasia en España5.

La nueva ley introduce la “prestación de ayuda para morir”, que puede ser de dos maneras:

-Administrando directamente al enfermo una sustancia, por un profesional sanitario.

-Mediante la prescripción de una sustancia que se le administre el mismo para causar su propia muerte (suicidio asistido).

El objeto de la Ley según el texto, es regular el derecho de toda persona que cumpla las condiciones exigidas, a solicitar ayuda para morir.

La norma, quiere dar respuesta a la demanda social, y justifica la regulación de la eutanasia en base a los derechos fundamentales, a la vida y a la integridad física y a los bienes protegidos constitucionalmente, como son la dignidad, la libertad, entre otros.

La ley quiere enlazar la eutanasia con el derecho a la vida y contempla que cuando una persona capaz y libre se enfrenta a una situación final, sin curación, que a su juicio viola su integridad, el bien de la vida puede decaer en favor de los demás derechos.

El capítulo I delimita su objeto y ámbito de aplicación y define el padecimiento grave, imposibilitante y de enfermedad grave incurable.

En el capítulo II, se establecen los requisitos para poder solicitar la ayuda para morir y las condiciones para ello.

Toda persona, mayor de edad y capaz, puede solicitar y recibir ayuda para morir, en los supuestos de padecimiento grave, enfermedad incurable que causen sufrimiento intolerable.

El capítulo III marca el procedimiento para realizar la ayuda para morir, que está incluido en el Sistema Nacional de Salud.

El capítulo IV de la ley, reconoce el derecho de objeción de conciencia del personal sanitario que tiene que hacerlo anticipadamente y por escrito. Este capítulo regula las comisiones de garantía y evaluación que se crearán en cada Comunidad Autónoma y Ciudades Autónomas.

En su Disposición Adicional I, establece que quienes solicitan ayuda para morir, al amparo de la Ley, se considerarán fallecidos por muerte natural.

Por último, se modifica el apartado IV del Código Penal y se añade el V al artículo 143 de la Ley Orgánica 10/1995, con el objeto de despenalizar las actuaciones eutanásicas en los supuestos establecidos por la Ley.

 

CONCLUSIONES

Con la aprobación de la Ley 3/2021, España se ha convertido en el 7º país del mundo en regular la Eutanasia Activa Directa y el suicidio medicamente asistido.

Una vez revisada la Ley, podemos decir que cuenta con las suficientes garantías jurídicas y sanitarias exigidas; cuenta con el médico responsable que debe tener una segunda opinión del médico consultor y por último la Comisión de Evaluación y Control efectuará una inspección “ex ante” y “es post” de todo el proceso de terminar con la vida del paciente.

También tiene en cuenta la posibilidad de que los profesionales que intervienen en el proceso no quieran hacerlo y quieran acogerse a la objeción de conciencia.

Para finalizar podemos decir que la eutanasia se aprueba sin que exista una demanda social consistente, sin debate social y contra la opinión de la mayor parte de la profesión médica y con el dictamen desfavorable del Comité de Bioética de España.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Real Academia Española. Diccionario de la lengua española (2001). 22ª Edición publicada en 2001. Recuperado de: https://www.rae.es/drae2001/eutanasia
  2. Real Academia Española. Diccionario del español jurídico (2017) 22ª Primera edición publicada en 2017. Recuperado de: https://dej.rae.es/lema/eutanasia
  3. Declaración de la AMM sobre la Eutanasia y Suicidio con ayuda médica (2019), adoptada por la 70ª Asamblea General de la AMM, Tiffis, Georgia, octubre 2019. Recuperado de: https://www.wma.net/es/policies-post/declaracion-sobre-la-eutanasia-y-suicidio-con-ayuda-medica/
  4. Martínez Navarro, J. A. (2018). El derecho a la eutanasia. Revista Andaluza De Administración Pública, (102), 97-133. https://doi.org/10.46735/raap.n102.1065
  5. Ley Orgánica 3/2021 de 24 de marzo de regulación de la eutanasia. BOE nº 72 de 25 de marzo de 2021. Ref BOE-a-2021-4628