Type to search

La investigación cualitativa en el ámbito de la fisioterapia: los grupos focales.

3 noviembre 2021

AUTORES

  1. Ángela Ramos Salvachúa. Graduada en Fisioterapia. Servicio Aragonés de Salud.

 

COMUNICACIÓN BREVE

Del mismo modo que la investigación cualitativa está muy integrada dentro de algunas disciplinas sanitarias como es el caso de la enfermería, en otras profesiones, como la fisioterapia, apenas puede encontrarse evidencia al respecto1.

La investigación cualitativa deja parcialmente de lado la proposición de hipótesis tan presente en el ámbito cuantitativo, y centra el objetivo en un abordaje holístico mediante razonamiento inductivo, donde trata de comprender y describir la realidad de una situación en constante cambio, a diferencia de lo que sucede en investigación cuantitativa, que se basa mayoritariamente en comprobar, predecir o analizar relaciones causales entre variables. Existen múltiples diferencias entre estos dos tipos de investigación, sin embargo, a su vez ambas son complementarias entre sí gracias al tipo y forma de información que se obtiene a través de cada una de ellas2.

Como se ha mencionado anteriormente, hay disciplinas con gran experiencia en el ámbito de la investigación cualitativa como es la enfermería, en la que los grupos focales son una de las principales herramientas para la generación de evidencia en su campo. Asimismo, existen otras técnicas cualitativas también muy empleadas como las entrevistas, seguidas de los análisis de contenido, grupos de discusión, técnica Delphi, grupos nominales, observación, Philips 6/6 y Metaplán. Los ámbitos donde más suele estar presente la investigación de tipo cualitativo son: atención primaria, calidad asistencial e investigaciones basadas en opiniones y/o percepciones de los usuarios respecto a la atención sanitaria recibida2.

 

¿Qué es un grupo focal?

Dentro de las técnicas cualitativas mencionadas en párrafos anteriores, el grupo focal es la más comúnmente empleada. Éste consiste en una entrevista de tipo grupal donde un moderador dirige a través de un guión el tema central de la misma. Esta entrevista requiere la colaboración equitativa de todos los integrantes para una obtención completa y profunda de información, de hecho, gran parte de la eficacia del método radica en la propia interacción de los participantes3. El grupo focal lo conforman un total de entre 4 y 10 entrevistados en función del número de grupos formados, un moderador, y a ser posible, un observador4. La selección de la muestra no es por modelos probabilísticos, sino que se emplea el término de modelo sistemático5. Este tipo de muestreo descarta la idea de elección de sujetos al azar, y escoge cuidadosamente a cada uno de los representantes que pasarán a formar parte del grupo focal. Para este tipo de muestreo forzado se suelen utilizar criterios de tipo sociodemográfico como la edad, el sexo, el nivel socioeconómico o el lugar de residencia con el fin de obtener la mayor diversidad de perspectivas respecto al tema central de investigación2,4. Uno de los motivos de que esta técnica sea cada vez más empleada en el ámbito sanitario es el actual modelo asistencial centrado y orientado en pacientes y/o usuarios. Así, el grupo focal se convierte en una herramienta idónea para escuchar la voz de éstos, y conocer su grado de satisfacción acerca del sistema sanitario2,4,5

 

¿Por qué sería recomendable su implementación en el campo de la fisioterapia?

La fisioterapia es una de las profesiones que más nivel de comunicación y relación presenta con los pacientes. Además, es un servicio con continuas listas de espera y demoras en su atención, por lo que, parece lógico pensar que la investigación de tipo cualitativa, concretamente los grupos focales, podrían ser de gran utilidad tanto en ambientes de atención primaria como de especializada. A través de entrevistas con los propios usuarios del servicio se podría dar solución a parte de este tipo de problemas, o quizá encontrar la raíz de alguno de ellos.

De otro modo, existen especialidades dentro del ámbito de la fisioterapia que todavía requieren ser investigadas para potenciar su evidencia existente al respecto. Como ejemplo de lo anterior se podría exponer el campo de dolor crónico, donde la entrevista clínica resulta un apartado fundamental de la propia investigación. Casos de sensibilización central quizá podrían beneficiarse de los grupos focales gracias a la interacción que conllevan estas entrevistas entre sus participantes. Esta característica de la investigación cualitativa de captar matices de la vida humana con mayor sensibilidad y cercanía de la realidad, podría facilitar el perfeccionamiento de los últimos tratamientos que se están llevando a cabo para dolor crónico mediante abordajes biopsicosociales. En otros grupos, como bien podrían ser los grupos de educación grupal en salud, grupos de paciente experto o de promoción de salud, podrían servir como método de investigación para valorar la efectividad de los mismos. En conclusión, existen divergencias en cuanto al manejo de uno u otro tipo de investigación, sin embargo, ambas perspectivas, tanto cuantitativas como cualitativas, podrían ser beneficiosas en casos de patologías complejas aplicadas de un modo complementario. En líneas generales, el abordaje cualitativo fomentaría una relación natural, donde todos, investigador y sujetos de investigación, presentarían una comunicación horizontal y sin jerarquías, y, por otro lado, la obtención de datos mediante métodos cuantitativos, ayudaría a encontrar relaciones causales entre variables posiblemente obtenidas e incluidas tras la realización de dichas entrevistas o grupos focales.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Sánchez JH. El método cualitativo y su aplicación en fisioterapia. Rev la Univ Ind Santander Salud [Internet]. 2007; Available from: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=343835675004

2. Mira JJ, Pérez-Jover V, Lorenzo S, Aranaz J, Vitaller J. La investigación cualitativa: una alternativa también válida. Atención Primaria [Internet]. 2004;34(4):161–6. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/S0212-6567(04)78902-7

3. Kitzinger J. Qualitative Research: Introducing focus groups. Bmj. 1995;311(7000):299.

4. García Calvente MM, Mateo Rodríguez I. The focus group as a qualitative research technique in health: its design and practical application. Aten Primaria [Internet]. 2000;25(3):181,183-186. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/S0212-6567(00)78485-X

5. Prieto Rodríguez MA, March Cerdá JC. Step by step in the design of a focus group-based study. Aten Primaria [Internet]. 2002;29(6):366–73. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/S0212-6567(02)70585-4