Type to search

La importancia de la puerta de entrada en la cadena epidemiológica.

Categoría: ,
12 mayo 2021

AUTORES

  1. María José Maicas Maicas. Hospital Obispo Polanco, Teruel, España.
  2. Sarah Leal Úcar. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

Una infección se define como el proceso en el que un microorganismo patógeno invade a otro llamado hospedador y se multiplica pudiendo provocar un daño en la salud.

La transmisión del agente infeccioso se produce a través de la cadena epidemiológica.

El equipo sanitario consigue una correcta prevención eliminando fundamentalmente la puerta de entrada, evitando la transmisión de la enfermedad. Para conseguirlo, es necesario que existan unos conocimientos adecuados por los profesionales sanitarios y una calidad asistencial óptima.

 

PALABRAS CLAVE

Infección, prevención de heridas, control de infección.

 

ABSTRACT

An infection is defined as the process in which a pathogenic microorganism invades another called host and multiplies and can cause damage to health. Transmission of the infectious agent occurs through the epidemiological chain. If the health team achieves correct prevention, fundamentally eliminating the entrance door, the transmission of the disease will be avoided. To achieve this, it is necessary that there be adequate knowledge by health professionals and an optimal quality of care.

 

KEY WORDS

Infection, wound prevention, infection control.

 

INTRODUCCIÓN

Contextualización:

Las infecciones asociadas a la atención de la salud son una fuente importante de morbilidad y mortalidad. Las infecciones se producen por factores dependientes del microorganismo y se desarrollan en varias etapas:

  • -Adherencia del microorganismo a la superficie epitelial: tras la unión a los receptores de la célula huésped mediante moléculas denominadas adhesinas.
  • -Multiplicación tras la entrada: los virus transcriben o traducen su material genético dependiendo de condiciones específicas que encuentran en su entorno.
  • -Colonización y escape de las defensas naturales o innatas del huésped: algunos microorganismos presentan acción antifagocitaria, interfiriendo en la respuesta del huésped y consiguiendo no ser reconocidos por su sistema inmune.
  • -Invasión tisular y daño celular: Algunos virus pueden comprometer la función del organismo que invaden, producen diversas toxinas que dan lugar a la liberación de mediadores inflamatorios, provocando sepsis.
  • -Extensión: Diseminación a lugares diferentes de la puerta de entrada. También pueden provocar la transmisión a otros huéspedes1.

El manejo de las heridas por los profesionales de enfermería es cada vez más complejo, la mayoría de los microorganismos patógenos han desarrollado nuevas resistencias2.

Las enfermeras necesitan una implicación integral para evaluar los posibles riesgos de contaminación y la magnitud de las heridas infectadas3. Siendo imprescindible cumplir una de las estrategias más antiguas de la sociedad, el lavado de manos, para asegurarnos de la prevención en la atención de la salud4. También, se necesitan profesionales con conocimientos y habilidades adecuadas, para conseguir una rápida identificación de signos y síntomas de infección de la herida e iniciar un tratamiento precoz5.

La prevención de las infecciones de heridas está relacionado con la calidad asistencial y gestión eficiente del sistema sanitario6. La prevención la podemos realizar a través de estrategias preventivas como la epidemiología. La epidemiología, comprende la distribución y los determinantes de eventos asociados a la salud7.

Existe una cadena epidemiológica, que es un modelo práctico que permite reconocer cada uno de los eslabones que intervienen en el mecanismo de transmisión de una enfermedad, es el camino que sigue un agente infeccioso desde la fuente de infección hasta quién es susceptible a ella. La cadena de infección o epidemiológica consta de los siguientes eslabones:

 

  • -El agente infeccioso: es el patógeno que causa la enfermedad. Su capacidad para infectar dependerá de sus características propias: virulencia, patogenicidad e infectividad.
  • -Reservorio y fuente de infección: Es donde vive y se multiplica el agente etiológico. Podrá ser una persona, un animal, un artrópodo, un fómite o un telúrico. Es decir, el hábitat natural de un agente infeccioso. Algunos reservorios comunes en centros de atención en salud son personas con enfermedades infecciosas y dispositivos o fómites. Precisan de otra vida existente para sobrevivir. Los organismos infecciosos necesitan disponer de lugares para multiplicarse y vivir “reservorios de infección”. El agente infeccioso permanecerá en ellos hasta encontrar una puerta de entrada al huésped.
  • -La puerta de salida: es la puerta por la que el reservorio deja el lugar dónde se encuentra.
  • -La puerta de entrada: Es aquel sitio susceptible por donde penetra el agente infeccioso. Generalmente coincide con las mismas puertas de salida, la entrada del agente infeccioso puede producirse mediante ingestión, inhalación, inyección percutánea o a través de las mucosas o de la placenta.
  • -El huésped: es la persona susceptible a la exposición del agente infeccioso debido generalmente a factores de riesgo como son el mal estado de salud y la baja inmunidad, aumentando la posibilidad de infección. Es el eslabón final de la cadena de infección o epidemiológica. Para provocar la infección el agente infeccioso debe encontrar mecanismos favorecedores en el huésped (resistencias/inmunidad) que faciliten la infección. Sin embargo, el agente infeccioso precisa de una puerta de entrada en el huésped susceptible para producir sus efectos y es el primero y más importante de los factores condicionantes de la susceptibilidad del huésped.

 

OBJETIVOS

Los objetivos de este estudio son:

-Identificar individuos y factores de riesgo susceptibles de infección.

-Facilitar y actualizar conocimientos y estrategias que aumenten la calidad asistencial.

 

METODOLOGÍA

Este metaanálisis se basa en una revisión bibliográfica de artículos analizados en Pubmed y publicados entre 2011 y 2017.

 

RESULTADOS

Basándonos en su definición, la puerta de entrada forma parte de uno de los eslabones de la cadena epidemiológica.

La puerta de entrada es el lugar donde penetra el agente infeccioso, por lo que se deberá intervenir en él para evitar la transmisión de la enfermedad.

La colonización es una etapa de la infección que consiste en extender la infección, consiguiendo evitar las barreras naturales del huésped. La colonización no es posible sin la puerta de entrada, ya que sin ella no podrá penetrar el agente infeccioso en el huésped.

Si se consigue realizar una prevención adecuada, produciéndose una interrupción en la penetración del patógeno en el huésped susceptible, se conseguirá evitar la enfermedad8.

 

CONCLUSIONES

Las infecciones son un problema de elevada prevalencia, se necesitan profesionales cualificados y con experiencia en el cuidado de heridas para evitar infecciones.

Es necesario una correcta higiene de manos y utilizar material estéril para evitar posibles reservorios de microorganismos. Existen factores que aumentan la susceptibilidad del paciente y la posible colonización por un agente infeccioso. Si se realizan los cuidados adecuados y si el agente infeccioso no consigue tener ninguna puerta de entrada es improbable el poder infectar.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. García Palomo JD, Agüero Balbín J, Parra Blanco JA, Santos Benito MF. Infectious diseases: Concept, classification, general and specific aspects of infections. Criteria for infectious disease suspicion. Complementary diagnostic tests. Indication criteria. Medicine (Baltimore) [Internet]. 2010 [cited 2020 Nov 3]; 10(49):3251–64. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7144102/
  2. Rutter L. Identifying and managing wound infection in the community. Br J Community Nurs [Internet]. 2018 Mar 2 [cited 2020 Nov 3]; 23(Sup3):S6–14. Available from: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29493306/https://doi.org/10.12968/bjcn.2018.23.Sup3.S6
  3. Haque M, McKimm J, Sartelli M, Dhingra S, Labricciosa FM, Islam S, et al. Strategies to prevent healthcare-associated infections: A narrative overview [Internet]. Vol. 13, Risk Management and Healthcare Policy. Dove Medical Press Ltd; 2020 [cited 2020 Nov 3]. p. 1765–80. Available from: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33061710/
  4. Lines LD. The management of ballistic trauma: an infection control perspective. Br J Nurs [Internet]. 2005 [cited 2020 Nov 3]; 14(4):196–9. Available from: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15798505/
  5. Pintar PA. An intrepreneurial innovative role: integration of the clinical nurse specialist and infection prevention professional. Clin Nurse Spec [Internet]. 2013 [cited 2020 Nov 3]; 27(3):123–7. Available from: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23575168/
  6. Corrales-Fernández MJ, Gea-Velázquez De Castro MT, Limón-Ramírez R, Miralles-Bueno JJ, Requena-Puche J, Aranaz-Andrés JM. Factores que contribuyen a la infección relacionada con la asistencia sanitaria: Cómo evitarlos. Rev. Calid Asist. 2011 Nov 1; 26(6):367–75.
  7. Por La P. Conceptos básicos de control de infecciones [Internet]. INTERNATIO. FRIEDMAN C, NEWSON W, editors. N.IRELAND, UK: 2011; 2011 [cited 2020 Nov 3]. 417 p. Available from: www.theIFIC.org
  8. Silvana FBA,Fernando HSL.Universidad Estatal Milagro Facultad Ciencias de la Salud .Trabajo de titulación de grado previo a la obtención del título de Licenciatura en Enfermería.Milagro:217 AD.