Type to search

La importancia de la higiene bucal en pacientes geriátricos y frágiles.

27 diciembre 2021

AUTORES

  1. Ancuta María Constantin. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  2. Celia Ferrando Martínez. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  3. Cristina Calzado Sanz. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  4. Paula Cristina García Buen. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  5. Noelia Mínguez Gil. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  6. María Hernández Requejo. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.

 

RESUMEN

Con este artículo queremos demostrar que con una buena higiene bucal los pacientes geriátricos y frágiles están más confortables, mejora la perspectiva de la vida, los familiares y / o cuidadores los ven mejor. Hay que concienciar al personal sanitario y al paciente o cuidador principal que una buena limpieza bucal puede mejorar la calidad de vida, la hidratación y la ingesta se hacen con más facilidad. mejor, a verse mejor ya la hora de hidratarse y nutrirse.

 

PALABRAS CLAVE

Paciente geriátrico y frágil, higiene bucal, importancia.

 

ABSTRACT

With this article we want to show that with good oral hygiene, geriatric and frail patients feel more comfortable, their outlook on life improves, family members and / or caregivers see them better. A good oral cleaning can improve the quality of life, hydration and intake are made more easily. Older people in general neglect oral hygiene and do not give it so much importance, but keeping the mouth clean helps a lot to feel better, to look better and when it comes to hydrating and nourishing.

 

KEY WORDS

Geriatric and fragile patients, oral hygiene, importance.

 

INTRODUCCIÓN

Una buena salud empieza por la boca.

El cuidado de la salud bucal es parte integral de la salud y el bienestar en general, siendo un reto importante y creciente a medida que la gente envejece. La incidencia de la caries y la gingivitis entre los residentes de centros de atención está aumentando a largo plazo, mientras que la higiene bucal diaria es a menudo difícil para pacientes frágiles que necesitan asistencia 1.

La gran olvidada a día de hoy y desde hace tiempo en el ámbito hospitalario es la higiene bucal sobre todo en pacientes geriátricos, en estado terminal y que están poco acompañados. Son pacientes que llevan oxigenoterapia y muchas veces guardan una dieta absoluta de varios días. Se consideran un grupo de riesgo especial los pacientes encamados, dado que se ha podido demostrar una relación entre las infecciones periodontales, la microflora oral y las neumonías por aspiración en pacientes frágiles, residentes o no en centros geriátricos. En las personas ancianas hay un cambio de prioridades cuando otros problemas de salud pasan a un primer plano. En determinadas situaciones adquieren relevancia obstáculos como los problemas de movilidad, las dificultades de acceso a servicios odontológicos y también la escasez de recursos económicos. Las enfermedades sistémicas, la fragilidad, las limitaciones funcionales y la xerostomía (sensación subjetiva de sequedad bucal) inducida por medicamentos pueden dificultar la higiene bucal y aumentar la propensión de las estructuras periodontales a las infecciones 2.

El paciente anciano ya viene con problemas bucales: prótesis dental que a veces ni encajan por falta de revisiones odontológicas, a veces desde hace años, falta de piezas de ortodoncia, mala ingesta de líquidos.

El mal cuidado bucal interfiere con la capacidad de masticar y deglutir, sequedad de boca, restos y costras de dificultosa y molesta retirada que tiene repercusión en una nutrición inadecuada, dolor al tragar, negación del paciente en ingerir alimentos por molestia y miedo a no tener dolor.

A esto hay que añadir que no tenemos muy bien definido de quien es la tarea y el paciente sufre y nos encontramos bocas con mucha sequedad, hongos, restos de medicación o comidas, etc. Esto dificulta mucho mantener al paciente bien hidratado y nutrido.

Los hongos son muy frecuentes en ancianos debido a la alteración endocrina, factores alimentarios como por ejemplo la desnutrición o carencia de hierro. Se pueden hacer enjuagues con agua bicarbonatada y aplicación de medicación antifúngica.

 

OBJETIVOS

Mantener al paciente geriátrico con una higiene bucal diaria óptima.

Detección precoz de enfermedades en la cavidad bucal y su curación próxima.

Participar a diario tanto el personal sanitario como los familiares y cuidadores en la limpieza bucal.

Intentar estar presentes en dos aseos diarios para así poder ver al paciente con tiempo y participar en su aseo y limpieza bucal.

 

METODOLOGÍA

La forma de realizar la higiene bucal de una persona dependiente sería utilizando una gasa enrollada en una torunda con un depresor lingual, empapada en una solución antiséptica (colutorio, enjuague bucal), que se introduce suavemente y se aplica en dientes, lengua y paredes de la boca 3.

Insistir a la familia y cuidador del paciente acompañado en mantener una buena higiene bucal, hidratar al paciente según sus necesidades, limpieza bucal tras cada comida.

Enseñamos y educamos al paciente y/ o cuidador a realizar la técnica de limpieza bucal correctamente.

Se insiste a los familiares que lleven al paciente a revisiones bucales por lo menos una vez al año.

Se pueden hacer enjuagues con agua bicarbonatada y aplicación de medicación antifúngica, para disminución y desaparición de los hongos

En cada ingreso en nuestra unidad se facilita un kit de aseo bucal (compuesto por un bote con Oraldine, cepillo dental, cepillo de esponja y un sobre con gel hidratante bucal) y se explica su uso.

 

RESULTADOS

Se ha conseguido un mayor grado de confort al paciente que está con una higiene bucal óptima.

Mejora la capacidad de comunicación y se entiende mejor lo que hablan.

La ingesta de líquidos aumenta y el paciente refiere que tiene más apetito.

El paciente terminal está más confortable y la familia está agradecida.

Conseguimos que la familia y cuidador del paciente acompañado participen en mantener una buena higiene bucal, limpieza bucal tras cada comida y una buena hidratación que en el ámbito hospitalario es tan necesaria.

Con la enseñanza y educación del paciente /cuidador se ha conseguido un mayor número de pacientes con una limpieza bucal óptima sin necesidad de usar medicaciones y pomadas bucales.

 

CONCLUSIONES

La importancia de mantener una limpieza bucal óptima en el ámbito hospitalario mejora la calidad de vida del paciente frágil, las ingestas se hacen más fáciles y el paciente notará bienestar.

La higiene bucal puede mejorar la calidad de vida de las personas mayores y frágiles.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Libreria Médica Berri 2021 [Internet]https://www.berri.es/libreria_medica/Cuidado-de-la-salud-bucal-y-el-anciano-fragil
  2. Poul Holm-Pedersen, Frauke Müller Volumen 24 nº6 páginas 275-283 (junio2011)https://docs.google.com/document/d/1XjMinlTI3hoZ4_DZXSXug2bDBs8M1SONK0B7axTa8xM/edit
  3. KNoW Alzheimer Respuestas concretas a dudas reales,10 abril 2014. Disponible en: https://knowalzheimer.com/como-limpiar-la-boca-un-enfermo-al-que-se-le-puede-casi-abrir/