Type to search

La enfermedad boca-mano-pie en niños y adultos. Artículo monográfico.

23 diciembre 2021

AUTORES

  1. Alicia Ballarín Ferrer. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  2. María Navarro Torres. Enfermera Especialista en Pediatría. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  3. Loreto Martínez Hernando. Enfermera Especialista en Pediatría. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  4. Elisa Peñalva Boronat. Enfermera Especialista en Pediatría. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  5. Natalia Sanz Peña. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  6. Ana Carmen Aguado Jiménez. Enfermera Especialista en Pediatría. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

En este artículo se describe de manera global la enfermedad de boca a mano pie, el diagnóstico y transmisión, signos y síntomas, tratamiento y prevención. La enfermedad boca, mano, pie es una enfermedad enteroviral febril eruptiva provocada por la infección por los virus Coxsackie, que pertenecen a la familia de los Picornaviridae, generalmente por el serotipo A16 , que afecta principalmente a la población infantil caracterizada por la aparición de fiebre, exantema pápulo-vesicular en las manos, los pies y un enantema ulceroso en la boca1.

 

PALABRAS CLAVE

Enfermedad mano boca pie, enterovirus, Coxsackie, prevención.

 

ABSTRACT

This article describes in a comprehensive way the disease of mouth hand foot, diagnosis and transmission, signs and symptoms, treatment and prevention. Mouth, hand, foot disease is an eruptive febrile enteroviral disease caused by infection by Coxsackie viruses, which belong to the Picornaviridae family, usually by serotype A16, which mainly affects the child population characterized by the appearance of fever, papular-vesicular rash in the hands, feet and an ulcerative enanthem in the mouth.

 

KEY WORDS

Hand disease mouth foot, enterovirus, Coxsackie, prevention

 

DESARROLLO DEL TEMA

La enfermedad boca-mano-pie (EMBP) es también conocida como estomatitis vesicular con exantema. Se trata de una infección viral altamente contagiosa provocada por el virus Coxsackie A 16 y el enterovirus 71 5, en diversas ocasiones también se han aislado los tipos serológicos A5, A7, A10, B1, B2, B3 y B5.

  • El virus Coxsackie A16: es el agente causal más común de la enfermedad boca-mano-pie.
  • El virus Coxsackie A6: También causa la enfermedad y la sintomatología suele ser más grave.
  • El enterovirus 71 (EV-A71): Este tipo de enterovirus ha sido asociado a brotes y casos en Asia, aunque es un subtipo raro, el EV-A71 se relaciona con enfermedades más graves como la encefalitis.

Los virus Coxsackie inicialmente se replican en el tracto respiratorio superior y en la parte distal del intestino delgado. Se ha demostrado que los virus se replican en el tejido linfoide submucoso y se diseminan en el sistema retículo endotelial. La diseminación a órganos es el resultado de la viremia secundaria.

El periodo de incubación es corto (aproximadamente de 3 a 5 días) y de 7 a 10 días los niveles elevados de anticuerpos que se han generado a raíz de la enfermedad se neutralizan eliminando así el virus. Remite de manera espontánea y no suele dejar cicatrices4. La EBMP suele ser leve y autolimitada, de manera habitual, tiene una duración no mayor de una semana, con morbilidad baja. La incidencia de la enfermedad es más común en la población infantil menores de 5 años y menos común en adolescentes y adultos. La época del año donde más brotes de la enfermedad hay es en verano y otoño, en climas fríos y en climas tropicales se producen durante todo el año.

 

DIAGNÓSTICO Y TRANSMISIÓN DE LA ENFERMEDAD:

El diagnóstico de la enfermedad de manos, pies y boca es relativamente fácil, por eso el diagnóstico temprano es de vital importancia para evitar focos epidémicos a nivel de la población pediátrica y adulta. Es necesario que los familiares de los pacientes y los propios pacientes sepan que la enfermedad es muy contagiosa y se disemina a través del contacto físico entre las personas, contacto directo con las vesículas y secreciones de la nariz (estornudos) garganta, gotas de Flügge o heces (transmisión fecal-oral), así como a través de los fómites contaminados con el virus1.

Los niños a los que se les diagnostica la EBMP tienen que ser apartados de todo contacto social o grupal como presencia en guarderías o colegios hasta que las lesiones de piel y mucosas y la fiebre haya desaparecido. Es una enfermedad potencialmente contagiosa desde el inicio de los síntomas hasta la que las lesiones vesiculoampollosas de la piel desaparezcan. Se conoce que el virus se sigue eliminando en materia fecal durante varias semanas.

El virus Coxsackie se replica en el intestino delgado y en el tracto respiratorio superior. A continuación, se replica en el tejido linfoide submucoso. Después se disemina en el sistema monocítico macrofágico y al pasar a los órganos se produce una viremia secundaria8.

 

SIGNOS Y SÍNTOMAS:

En la enfermedad de boca-mano-pie aparecen múltiples y diversos signos y síntomas que pueden ser:

  • Fiebre.
  • Sensación de malestar general.
  • Dolor de cabeza.
  • Mialgias.
  • Sarpullido en las palmas de las manos y los pies (aunque se extiende a todo el cuerpo)
  • Irritabilidad, sobre todo en bebés y niños pequeños.
  • Odinofagia.
  • Llagas dolorosas en el interior de la boca (herpangina).
  • Pérdida de apetito.
  • Vómitos.
  • Rinorrea ocasional.

La fiebre es a menudo el principal signo de la EBMP, seguido de odinofagia y malestar general, pero al ser tan comunes a otras enfermedades hay que tener en cuenta que los signos de alarma que comienzan a aparecer son sarpullido y lesiones vesiculo-ulcerativas de 2 a 6 milímetros de diámetro en la cavidad oral, en la parte interna de las mejillas, en la lengua, en las encías y en el paladar, además de ampollas en las palmas de las manos, en las plantas de los pies y nalgas8.

El dolor en la cavidad bucal es muy intenso, sin embargo, las lesiones que se producen en la piel son menos molestas e incluso indoloras en muchos pacientes6.

 

TRATAMIENTO:

No existe tratamiento antiviral para esta enfermedad. Es por este motivo que los expertos centran los tratamientos en el alivio sintomático con antipiréticos y antiinflamatorios.

Algunos autores recomiendan enjuagues bucales de antihistamínicos compuestos por gel de hidróxido de aluminio y magnesio. La pauta que se seguirá, será aclararse con este colutorio tres veces al día hasta la desaparición definitiva de las lesiones producidas8.

En cuanto a la alimentación, la comida se ajustará al dolor del paciente. Hay que evitar comidas picantes, ácidas o que requiera masticar en exceso3.

 

PREVENCIÓN 7:

La principal recomendación es el lavado de manos como medida preventiva y para evitar la propagación de infecciones.

Otra recomendación para evitar su transmisión es la desinfección de manera periódica de las superficies, pomos de puertas, mesas, asientos, juguetes, fómites en las escuelas y guarderías, ya que forman parte de la cadena de transmisión de las enfermedades infecciosas2.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. García J.A, Franco Cedeño C.S. Caracterización de la enfermedad mano-pie-boca en menores de 5 años, Hospital IESS Portoviejo. Septiembre-Diciembre 2020;4(3):1-5.
  2. Rodríguez-García R, Rodríguez-Silva R, Aguilar-Ye A. Enfermedad de Mano, Pie y Boca en Niños. Bol Clin Hosp Infant Edo Son. 2016;33(1):3-8.
  3. Delgado Azañero, Wilson, Concha Cusihuallpa, Hiroshi, Guevara Canales, Janet Ofelia, Infección de la mucosa oral por Coxsackie virus: enfermedad de boca-mano-pie. Revista Estomatológica Herediana [Internet]. 2007;17(1):35-39. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=421539347007
  4. Cabrera-Escobar D, Ramos-Plasencia A, Espinosa-González L. Enfermedad boca mano pie. Presentación de un caso. Medisur [revista en Internet]. 2018 [citado 2021 Nov 9]; 16(3):[aprox. 5 p.]. Disponible en: http://www.medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/view/3832
  5. Pinela Baldeón DA, Moran Lema TT, Sánchez Anzules KL, Reina Pizarro RG. La enfermedad de mano, pie y boca: diagnóstico diferencial. RECIAMUC ;4(1):40-8.
  6. Martínez Roig A. Diagnóstico diferencial de los exantemas en pediatría. Pediatr Integral. 2010; XIV (2): 159-72.
  7. Acosta Torres, José Ramón et al. Características clínico epidemiológicas de pacientes pediátricos con enfermedad boca, mano, pie. Revista Cubana de Pediatría, [S.l.], v. 90, n. 3, jul. 2018. ISSN 1561-3119.
  8. Nicola, Ana Carolina, Malpica D., Rosaura, Enfermedad de boca-mano-pie y virus Coxsackie. Reporte de un caso. Multiciencias [Internet]. 2012;12(3):300-304. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=90426810008