Type to search

La ecografía FAST. Artículo monográfico.

23 diciembre 2021

AUTORES

  1. Celia Ferrando Martínez. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  2. Carlos Fernández Lozano. Enfermero en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  3. Barbara Kelly Ferreira de Brito. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  4. Cristina Calzado Sanz. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  5. María Hernández Requejo. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  6. Ancuta María Constantin. Enfermera en el Hospital General de la Defensa de Zaragoza.

 

RESUMEN

La ecografía FAST o Eco FAST (Focused Assessment Sonography for Trauma) o su extensión E-FAST, es una herramienta empleada, en emergencias, en el paciente politraumatizado que mejora la evaluación y el diagnóstico, haciendo que este tipo de pacientes reciban el tratamiento adecuado y de forma precoz. Es un método útil, sencillo y rápido que nos permite identificar la presencia de líquido libre en abdomen o tórax. Por ello, es importante la formación continuada de los especialistas de urgencias y emergencias en este ámbito ultrasónico.

 

PALABRAS CLAVE

Evaluación enfocada con ecografía para trauma.

 

ABSTRACT

Ultrasound FAST or Eco FAST (Focused Assessment Sonography for Trauma) or its extension E-FAST, is a tool used, in emergencies, in the polytraumatized patient that improves the evaluation and diagnosis, and also makes this type of patient receive appropriate and early treatment. It is a useful, simple and fast method that allows us to identify the presence of free fluid in the abdomen or thorax. For this reason, continuous training for emergency and emergency specialists in this ultrasonic field is important.

 

KEY WORDS

Focused assessment with sonography for trauma.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El paciente politraumatizado es aquel que sufre diversas contusiones en diferentes regiones anatómicas por un traumatismo biomecánico 1.

El trauma es una de las principales causas de muerte entre jóvenes y adultos jóvenes. Entre ellos el traumatismo abdominal constituye la tercera causa de muerte por trauma. La alta prevalencia y el hecho de que en la mayoría de los casos son traumatismos cerrados con sangrado no detectado, ha hecho que, dentro de la atención prehospitalaria y hospitalaria urgente, se hayan empezado a desarrollar técnicas y métodos para su diagnóstico y tratamiento precoz 1.

Uno de estos métodos es el ultrasonido o ecografía de urgencia, más comúnmente conocida como Ecografía FAST o Eco FAST (Focused Assessment Sonography for Trauma). El término de la ecografía FAST fue acuñado por Grace Rozycki y colaboradores en 1959. En el año 2000 ya estaba instaurada en la mayoría de los sistemas de Salud de los países desarrollados convirtiéndose en una de las principales herramientas utilizadas en el servicio de urgencias y emergencias, para evaluar a un paciente traumatizado permitiéndonos detectar líquido libre abdominal y constituyendo una herramienta accesible, portátil, útil, rápida, económica, no invasiva, sin preparación previa, y carente de radiación ionizante. Posteriormente ha aparecido el término FAST-E (extendido) refiriéndose a la adición en la exploración, de la ventana torácica para proporcionar un diagnóstico más completo y detectar posibles hemotórax, neumotórax, taponamiento cardíaco o derrame pleural 2,3,4,5.

 

Entre otras de sus ventajas encontramos, que cuenta una sensibilidad en torno al 95% y una especificidad del 80%, lo que lo convierte en un imprescindible y además es capaz de detectar hasta 100-200 ml de líquido libre en la cavidad abdominal 3,4.

El manejo inicial de este tipo de pacientes es esencial, tras la valoración inicial del paciente politraumatizado ABCDE, se procederá a realizar el E-FAST. Si encontramos patología iniciaremos nuestra actuación en base a lo que hemos encontrado, y si no encontramos ningún indicio de daño, repetiremos de forma seriada la misma conforme lo vamos reevaluando al paciente.

Para la realización de ecografía FAST se utiliza una sonda tipo convex multifrecuencia de entre 3,5-5Mhz con un transductor de matriz curva que proporciona una mejor resolución en el abdomen. El examen no debe durar más de 4 minutos y el líquido se identifica con una imagen anecoica (negra). Para la adecuada realización de la técnica se divide la exploración en tres ventanas: Ventana del cuadrante superior derecho, Ventana del cuadrante superior izquierdo o ventana esplenorrenal y Ventana pélvica. Si además queremos ampliar y realizar un examen FAST-E, encontramos dos ventanas más, la ventana subxifoidea o cardiaca y la pulmonar 3,5,6.

 

Ventana del cuadrante superior derecho:

Se coloca el transductor por debajo de la parrilla costal o en la línea media axilar entre el 7º y 9º espacio intercostal. Para la adecuada valoración movemos el transductor hacia arriba y hacia abajo en el torso del paciente. Permite visualizar ambos polos del riñón derecho, hígado y espacio de Morrison, que es aquel espacio delimitado entre hígado y riñón derecho, y diafragma y base pulmonar derecha. Por lo que nos permite identificar si existe hemoperitoneo y la posible presencia de hemotórax.

Es la ventana más sencilla de visualizar 3,5.

 

Ventana del cuadrante superior izquierdo o ventana esplenorrenal:

Se coloca el transductor en la línea medio axilar izquierda entre el 7º y 9º espacio intercostal. Permite visualizar el riñón izquierdo, espacio esplenorrenal, bazo y la base pulmonar izquierda. Técnicamente, es la ventana más complicada de visualizar 3,5.

 

Ventana pélvica o suprapúbica:

Se coloca el transductor por encima del pubis inclinando la sonda hacia abajo. Permite visualizar en mujeres el fondo de saco de Douglas por detrás del cuello del útero. En los hombres observaremos el espacio retrovesical que se encuentra por delante de la próstata. En caso de que haya líquido lo encontraremos entre vejiga y útero, o entre vejiga y próstata. En las mujeres es posible que haya líquido libre de forma fisiológica 3,5.

 

Ventana subxifoidea o cardíaca:

Se coloca el transductor en el epigastrio enfocándose hacia el tórax. Si no se consigue obtener imagen desde aquí, debe realizarse desde el eje paraesternal izquierdo. Permite visualizar las cuatro cavidades cardiacas. Si el pericardio es normal no se apreciará, pero si hay líquido en él seremos capaces de diferenciarlo 3,5.

 

Ventanas pulmonares:

En la valoración del tórax es conveniente el uso de un transductor de alta frecuencia (7,5-20 MHz). Si no tenemos este tipo de sondas se puede realizar igualmente el examen, aunque las imágenes tendrán peor calidad. Permite visualizar si existe derrame pleural, neumotórax y hemotórax, pudiéndose observar contenido a partir de 3-5 ml y contando con mayor sensibilidad para detectarlo que con una Rx convencional 3,5.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Carrera Sieriro J, González Salas N, García Saiz S, Foo Gid KA. Utilidad del Ultrasonido FAST-E en la monitorización del paciente traumático. EuroEco. 2020;9(4):35-43
  2. Mera Cáceres MF, Guachamín Abril DK, Paca Ajitimbay TN, Tatiana Cerón D. Valoración mediante Ecofast en trauma de tórax. RECIAMUC. 2020;4(4):35-46.
  3. Gómez Montes CV, Trillo Fernández C. Ecografía en urgencias: E-FAST. Med fam Andal. 2019;20(1):71-78.
  4. Macías Morán JJ, Litardo Fernández CR, Ramírez López GL, Reyes Ramos EF. Sensibilidad y especificidad de la ecografía FAST en trauma abdominal. RECIAMUC. 2019;3(2):627-643.
  5. Giraldo-Restrepo JA, Serna-Jiménez TJ. Examen FAST y FAST extendido. Rev Colomb Anestesiol. 2015;43(4):299-306.
  6. Muñoz Andrade LA, Fabregas Almanza R, Roth Chuizaca JE, Sanipatin Criollo AG. Utilidad del ecofast en pacientes con traumatismo torácico ingresados en urgencias. RECIMUNDO. 2021;5(2):16-25.