Type to search

La carga de trabajo, artículo monográfico.

23 diciembre 2021

AUTORES

  1. Blanca Beatriz Miguel Baigorri. Enfermera Urgencias Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  2. Raúl Serrano Hernández. Enfermero Urgencias Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  3. Clara Arbués Martínez. Enfermera Urgencias Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  4. Raquel López Ramón. Enfermera Urgencias Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza
  5. Javier Blasco Escanilla. Técnico de Emergencias Sanitarias en 061 Aragón.
  6. Anna Bartolomé Abad. Enfermera UCI post cardiaca Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.

 

RESUMEN

Cuando una persona desempeña su trabajo no solo está cumpliendo con la finalidad de realizar esa tarea, si no que al mismo tiempo es capaz de desarrollar sus capacidades y habilidades personales.

Así pues, cada puesto diferente de trabajo viene determinado por distintos tipos de exigencias inherentes al mismo, pudiendo ser estas exigencias tanto de carácter mental, como exigencias de carácter físico. Y dependiendo de cuál de ellas predomine en cada tipo de trabajo, tendrán mayor importancia unas u otras.

Ahora bien, si se produce un desequilibrio entre el nivel de exigencia de la tarea, por una parte, ya estemos hablando del ritmo de trabajo o de las condiciones a las que el individuo está sometido tanto física como mentalmente; y, por otra parte, de las condiciones físicas individuales o aptitudes mentales del trabajador, la “Carga de trabajo” se va a ver afectada.

 

PALABRAS CLAVE

Carga de trabajo, calidad de vida, sistema musculoesquelético, fatiga.

 

ABSTRACT

When a person performs their work, they are not only fulfilling the purpose of carrying out that task, but at the same time they are capable of developing their personal abilities and skills. We therefore understand work as something positive, since, in addition to giving the worker the possibility of being able to satisfy their basic needs, it enables them to be able to Access to improve their social status and at the same time be able to opt for a better quality of life.

Now, if there is an imbalance between the level of demand of the task, on the one hand, we are already talking about the rhythm of work for the conditions to which the individual is subjected both physically and mentally; and on the other hand, the individual physical conditions or mental aptitudes of the worker, the “Workload” is going to be affected.

 

KEY WORDS

Workload, quality of life, musculoskeletal system, fatigue.

 

DESARROLLO DEL TEMA

La carga de trabajo vendrá determinada por el grado de movilización que debe realizar el individuo al ejecutar la tarea, así como los mecanismos físicos y habilidades mentales que éste debe poner en juego.

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo define la carga de trabajo como “el conjunto de requerimientos físicos y mentales a los que está sometido el trabajador a lo largo de la jornada laboral”1.

La carga de trabajo se va a ver afectada por las exigencias que la tarea requiere en sí al ser realizada, las características individuales de cada trabajador y las condiciones en las que se realiza el trabajo.

Por tanto, deberemos admitir que, si queremos realizar una correcta valoración de dicha carga, debemos tener en cuenta los dos aspectos que se reflejan en esta definición. Es decir, deberemos tener en cuenta tanto el aspecto físico como el aspecto mental, ya que ambos conviven y se dan en distintas proporciones en cualquier tarea a realizar.

 

  • CARGA FÍSICA:

A lo largo de la historia los tipos de trabajo se han ido modificando debido al progreso de la tecnología, y que muchas de las tareas que eran puramente físicas han ido dando paso a un aumento en los requerimientos mentales de los trabajadores.

Esto nos conduce a la necesidad de evaluarlas y de intentar buscar las medidas correctoras necesarias para eliminar dentro de lo posible aquellos trabajos más pesados o más duros y que pueden acarrear un mayor esfuerzo y por tanto suponer una mayor carga física de trabajo.

Esta carga física de trabajo, es entendida como aquel requerimiento físico al que se ve sometido un trabajador durante su jornada laboral y que va a englobar diferentes aspectos.

Habitualmente, la Carga física se suele dividir en Carga estática y Carga Dinámica, pero, además, es relevante conocer cómo podemos evaluar la exigencia de la tarea a realizar, así como determinados indicadores que nos den información acerca de la energía consumida por el individuo durante su jornada laboral, de los posibles riesgos de lesiones, y conocer también cuáles son sus principales factores de riesgo.

 

  • Trabajo muscular:

Todo trabajo que suponga para el trabajador la realización de un esfuerzo físico va a requerir un consumo de energía.

La realización de un trabajo por parte del sistema musculoesquelético, lleva consigo la puesta en acción de un conjunto de músculos que puedan aportar la fuerza necesaria. Según de qué forma trabajan estos grupos musculares, el trabajo que se realice podrá ser catalogado como trabajo estático o dinámico.

Este trabajo muscular es considerado estático cuando la contracción de los músculos se realiza de forma continua y ésta se mantiene durante un largo periodo de tiempo.

Mientras que en el trabajo dinámico se van a producir de forma periódica una sucesión de tensiones y relajamientos de los músculos implicados, normalmente de escasa duración.

En el trabajo estático y debido a la compresión de los vasos sanguíneos, el aporte de oxígeno a los músculos es más bajo, de manera que no se le provee al músculo de la cantidad de oxígeno y glucosa necesarios para la realización de su tarea, y de la misma manera, los residuos que se han generado no consiguen ser eliminados de forma necesaria, lo que implica que éstos se acumulen y puedan desencadenarse la llamada fatiga muscular.

En el trabajo dinámico se va a producir un aporte de sangre, y por tanto de oxígeno, al músculo de hasta 20 veces más que si este músculo estuviera en reposo 2.

 

  • Carga estática:

Se asocia a las diferentes posturas adoptadas en el trabajo y a la actividad isométrica de los músculos. Entenderemos por “postura de trabajo” a la posición en relación a los segmentos corporales, y no solo al mero hecho de conocer si el individuo trabaja en bipedestación o en sedestación. Las posturas que el trabajador adopta en su puesto de trabajo son uno de los principales motivos que le puede provocar trastornos musculoesqueléticos.

 

  • Carga Dinámica:

Está referida a lo que solemos entender por actividad física y que va a estar estrechamente ligada al gasto energético. Tiene una relación directa en los riesgos de lesiones musculares que se producen por la realización de sobreesfuerzos. Esta carga dinámica se va a producir cuando se realizan:

  • Movimientos repetitivos. Son movimientos continuos y mantenidos, que implican la acción conjunta de músculos, huesos y articulaciones, pudiendo producir sobrecarga, dolor y lesión. Estos movimientos, suelen ser frecuentes en los puestos de cadenas de montaje o en talleres de reparación, así como en casi toda la industria.
  • Esfuerzos musculares. Parte esencial en las actividades laborales, no solo en los denominados trabajos pesados como la construcción o la minería, sino también en trabajos como la enfermería, confección textil…
  • Realizar desplazamientos. Uno de los principales factores influyentes son las distancias a recorrer por el trabajador durante la realización de su actividad laboral.
  • Manipular cargas. La manipulación manual de cargas (MMC), según el RD 487/1997, se define como “cualquier operación de transporte o sujeción de una carga por parte de uno o varios trabajadores, como el levantamiento, la colocación, el empuje, la tracción o el desplazamiento, que por sus características o condiciones ergonómicas inadecuadas, entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores”, el cual establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de cargas que puede entrañar riesgo para los trabajadores 3.
  • Indicadores:

Dentro de la Carga Física es frecuente estudiar dos tipos de Indicadores que nos permitan conocer tanto la energía consumida por el trabajador a la hora de realizar la tarea, como los posibles riesgos de lesiones que supone la realización de dicha actividad:

  • Índice de Actividad Metabólica, Tasa Metabólica. Es un indicador del gasto energético que experimenta el trabajador al desarrollar la tarea.

El cálculo de esta Tasa Metabólica será muy útil a la hora de estimar el bienestar térmico o evaluar la carga física que supone una tarea 4.

  • Índice de riesgo de sobreesfuerzos. Este indicador establece los posibles riesgos de lesiones musculares que pueden producirse al realizar un sobreesfuerzo, principalmente a nivel lumbar, mientras se realiza la movilización de cargas.

Se utiliza el método propuesto por NIOSH (National Institute for Occupational

Safety and Health) de los Estados Unidos, que publicó en 1981.

  • Factores de riesgo:

Los principales factores de riesgo a la hora de desarrollar lesiones y que están relacionados con la carga física en el trabajo, tal y como afirma el INSST, son:

  • La adopción de posturas en el trabajo ya sean estas posturas extremas, o se realicen de una forma mantenida en el tiempo.
  • El estatismo postural.
  • Aplicación de fuerzas excesivas.

El sobresfuerzo, como su nombre indica, va a suponer una exigencia de fuerza que supere la que es aceptable para el trabajador, y que coloca a éste dentro de niveles de riesgo.

  • Aplicación repetida de fuerzas moderadas cuando hay implicada poca masa muscular
  • Realización de movimientos repetitivos.
  • Temperaturas extremas:

El frío y el calor intensos, además de favorecer la aparición de fatiga en el trabajador, pueden incrementar el riesgo de accidentes laborales.

  • Vibraciones:

Los efectos que pueden ocasionar éstas en el organismo del trabajador expuesto, va a depender de su frecuencia, y de si actúan sobre todo el cuerpo o sobre un grupo muscular, pero también del nivel y tipo de la vibración, así como del tiempo de exposición a la misma.

  • Uso de EPI (Equipo de Protección Individual). El cual, además de dificultar los movimientos del trabajador, puede disminuir su visibilidad, y en ocasiones, aumentar el peso a soportar durante la realización del trabajo.
  • Tiempos de recuperación 5.

Los lugares de trabajo deben estar preparados para que el trabajo se pueda realizar de manera segura y saludable, facilitando al trabajador que pueda recuperarse de la fatiga acumulada mediante las pausas necesarias y en el lugar idóneo. Los lugares de descanso merecen un tratamiento especial para la propia dignidad del trabajador.

Se tiende a pensar que el descanso, representa un tiempo perdido en el trabajo, sin embargo, las pausas durante la actividad laboral son absolutamente necesarias para evitar la fatiga, y así poder realizar un trabajo de mayor calidad, evitando además lesiones corporales.

  • Factores sociales y organizativos.
  • Factores individuales.
  • CARGA MENTAL:

Entendemos por carga mental el requerimiento intelectual al que se somete a un trabajador a lo largo de su jornada de trabajo y, por tanto, el nivel de actividad mental que éste necesita para desarrollar su trabajo.

Conforme ha ido aumentando el progreso técnico en los puestos de trabajo, se ha ido produciendo un aumento del requerimiento mental a la hora de desarrollar la actividad laboral. A pesar de que siguen existiendo puestos en los que la exigencia física continúa siendo alta, lo cierto es que éstos han ido disminuyendo a lo largo de los años conforme ha ido aumentado el desarrollo tecnológico.

Este desarrollo, además de conllevar una disminución paulatina de la actividad física en el trabajo, ha traído consigo la creación de nuevos puestos, en los cuales, la actividad predominante es la mental., ya sea por el aumento de la informatización, el uso de maquinaria industrial o el control de procesos automáticos.

Esta carga mental va a estar influenciada por una parte por el tipo de información que se maneja, y por otra por la cantidad de información. Es decir, en el desempeño del trabajo intelectual el cerebro recibe unos estímulos y debe darles respuesta 6.

Para realizar una correcta evaluación de la Carga Mental es necesario tener en cuenta dos factores imprescindibles.

Por una parte, conocer y evaluar cuales son las condiciones de trabajo a las que el trabajador está sometido, es decir, los factores de carga inherentes a su trabajo, y por otra, cómo éstos inciden sobre él.

  • Métodos para evaluar las condiciones de trabajo

Se dispone de diferentes métodos para evaluar estas condiciones de trabajo, los cuales cuentan con variables relacionadas con la carga mental.

Los métodos más usados son:

  • Método L.E.S.T.

Evalúa las condiciones de trabajo de la manera más global y objetiva posible.

Para ello, tiene en cuenta los factores relacionados con el trabajo que puedan afectar tanto la salud como la vida personal del trabajador 8,9.

  • Método R.N.U.R.

Usa el término “carga nerviosa” y define las exigencias del sistema nervioso central al realizar la tarea.

  • Método A.N.A.C.T.

Incluye variables como son el nivel de atención o la rapidez en la ejecución.

  • Incidencia sobre el individuo.

Realizando una misma tarea, en las mismas condiciones y con las mismas exigencias de trabajo, la carga de trabajo reflejada va a ser diferente y variará en función de cada individuo y de su capacidad de respuesta ante la tarea.

Los métodos de evaluación usan diferentes indicadores de carga mental, y éstos se determinan en relación a las distintas reacciones del individuo cuando éste está sometido a un exceso de carga, normalmente las alteraciones que se producen como consecuencia de la fatiga son de tipo psicológico, fisiológico y de comportamiento.

Entre todos los procedimientos propuestos para evaluar la carga mental, las mediciones subjetivas son las que más se utilizan y las que resultan más adecuadas para evaluarla.

Estos métodos destacan por poseer niveles elevados de sensibilidad, buena aceptación por parte de los trabajadores, requisitos básicos para la implementación y niveles bastante adecuados de validez.

Actualmente existen varias escalas validadas experimentalmente, que son específicas para valorar la carga mental y que poseen un alto grado de fiabilidad. Algunas son más específicas y otras se considera que su aplicabilidad es más amplia.

La escala de Cooper-Harper, es la más antigua y más estudiada, fue originariamente creada para evaluar la carga mental asociada a las tareas de vuelo 7, mide la carga mental de forma subjetiva ante la dificultad de las diferentes tareas.

La Escala de Swat (Subjective Workload Assessment Technique) es una técnica que evalúa la carga de trabajo, en la que se les pide a los trabajadores que puntúan la carga mental de una tarea en base a tres factores: El esfuerzo mental, el tiempo y el estrés psicológico.

La escala de Hart Hauser fue el paso previo para que posteriormente se desarrollara el Índice de carga mental NASA-TLX (Task Load Index), otro método para evaluar la carga mental de trabajo 10.

La Escala de Carga Global (Overall Workload) fue creada, como su nombre indica, para evaluar la carga global, sin embargo, también es muy útil a la hora de evaluar la carga mental que perciben los trabajadores durante su trabajo.

Fue usada en un estudio que evaluaba la carga mental en los conductores de automóviles en distintas situaciones y combinándolo con otras tareas.

La carga mental del trabajador también puede ser evaluada a través de pruebas objetivas.

Se pueden usar pruebas que nos permitan valorar alteraciones cognitivas, como son pruebas de memoria, de atención o de concentración.

Todos estos métodos que miden la carga mental de trabajo se complementan entre sí, y lo ideal no es usar solo alguno de ellos, sino usarlos de manera que puedan relacionar tanto las condiciones de trabajo del individuo, como las alteraciones que sobre él se producen, y así, poder determinar una relación causa-efecto que permita establecer cuáles son concretamente los factores a modificar y que permita mejorar la situación laboral en el puesto de trabajo.

 

CONCLUSIÓN

La realización del trabajo va a cumplir una doble finalidad: por una parte, la consecución de unos objetivos en cuanto a la producción, y por otra parte el desarrollo del potencial del trabajador.

Así pues, cada puesto diferente de trabajo viene determinado por distintos tipos de exigencias inherentes al mismo, pudiendo ser estas exigencias tanto de carácter mental, como exigencias de carácter físico. Y dependiendo de cuál de ellas predomine en cada tipo de trabajo, tendrán mayor importancia unas u otras.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Carga de trabajo – Portal INSST – INSST [Internet]. Portal INSST. 2021 [cited 26 September 2021]. Available from: https://www.insst.es/riesgos-ergonomicos-carga-de-trabajo.
  2. Chavarría Cosar R. NTP 177. La carga física de trabajo: definición y evaluación [Internet]. Insst.es. 2015 [cited 22 September 2021]. Available from: https://www.insst.es/documents/94886/326801/ntp_177.pdf/83584437-a435-4f77-b708-b63aa80931d2
  3. BOE.es-BOE-A-1997-8670 Real Decreto487/1997, de 14 abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores. [Internet]. Boe.es.1997[citado el 19 de octubre de 2021]. Disponible en: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1997-8670
  4. Diego-Mas, J A. Estimación de la tasa metabólica. Ergonautas, Universidad Politécnica de Valencia, 2015 [citado el 19 de octubre de 2021] Disponible en: https://www.ergonautas.upv.es/herramientas/tasamet/tasamet.php
  5. Nogareda S,Bestratén M. El descanso en el trabajo (1): pausas. Nota Técnica de Prevención 916.[Internet] Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo. 2011 [citado el 2 de octubre de 2021]. Disponible en: https://www.insst.es/documents/94886/328579/916w.pdf/f558c864-1df9-4e42-ad11-7db78b6a7a35
  6. Nogareda C. NTP 179. La carga mental de trabajo: definición y evaluación [Internet]. Insst.es. 2015 [citado el 22 de septiembre de 2021]. Disponible en: https://www.insst.es/documents/94886/326801/ntp_179.pdf/8ab5f66a-8a0d-4a8c-b096-eda49e55e048
  7. AG. Informe final de identificación de necesidades y estado del arte. [Internet] 2018.Instituto de Biomecánica de Valencia. [Consultado en 19 de octubre de 2021] Disponible en https://gestion.ibv.org
  8. González A, Mateos C, Rodríguez E, Lozano M, Ruiz Chacón M, Rodríguez Antón N. Gestión de la Calidad de Vida Laboral: El método LEST [Internet]. 2018. [cited 2021 Oct 5]. Available from: https://18gp06calidaddevidalaboral.blogspot.com/2018/04/el-metodo-lest_22html
  9. Pérez Morral F. Evaluación de las condiciones de trabajo: El método LEST. Nota Técnica de Prevención 175.Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. España. [Internet]. Cso.go.cr [citado el 18 de octubre de 2021] Disponible en: https://www.insst.es/documents/94886/326801/ntp_175.pdf/a4b6ba1…37cd-43ea-95a3-763d00d9e4c3
  10. Arquer I, Nogareda C. INSHT. Estimación de la carga mental de trabajo: Método NASA TLX. Nota Técnica de Prevención 544 [Internet]. Cso.go.cr. 2008 [citado el 18 de octubre de 2021]. Disponible en: https//www.cso.go.cr/legislación/notas_tecnicas_preventivas_insht/NTP544