Type to search

La atención psicológica y el cáncer: reflexiones sobre una necesidad incontestable.

24 septiembre 2021

AUTORES

  1. Nuey Alba Montero Sanz. Licenciada en Periodismo.

 

RESUMEN

El cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo. Esta enfermedad tiene un gran impacto en el paciente y su entorno, no solo en la dimensión física, si no también en la psicológica, debido a la diversidad de tipos de cáncer que hay. A pesar de que existen numerosos estudios que constatan la importancia y los beneficios de realizar un tratamiento psicoterapéutico durante y después de la enfermedad, el sistema de Salud en España adolece de profesionales especializados en psicooncología y Psicología Clínica en general. Con una sociedad cada vez más concienciada sobre la importancia de la Salud Mental, no hay excusa para ampliar el número de plazas de este perfil sanitario dentro del Sistema Nacional de Salud.

 

PALABRAS CLAVE

Cáncer, cáncer de mama, psicología, emociones, terapia.

 

ABSTRACT

Cancer is one of the leading causes of death in the world. Not only has this disease a significant impact on the patient and his environment, but also in the psychological one, due to the diversity of types of cancer that exist. Despite the fact that there are numerous studies that confirm the importance and benefits of carrying out psychotherapeutic treatment during and after the disease, the Health system in Spain lacks professionals specialized in psycho-oncology and Clinical Psychology in general. In a society increasingly aware of the importance of Mental Health, there is no excuse to expand the number of places of this health profile within the National Health System to provide a quality service.

 

KEY WORDS

Cancer, breast cancer, psychology, emotions, therapy.

 

INTRODUCCIÓN

El cáncer es una de las principales causas de muerte en el mundo1, siendo en las mujeres el de mama el más frecuente (una de cada ocho tiene riesgo de padecer este tipo de cáncer2). A pesar de que actualmente el porcentaje de supervivencia supera el 80% en España2, el impacto que esta enfermedad tiene en la vida del paciente y en su entorno más cercano no es desdeñable, no solo por la incapacitación física temporal o permanente que pueda producirse: los efectos que tiene en el bienestar emocional de la persona que tiene cáncer son de alta intensidad y reducen la calidad de vida.

Es importante contemplar al paciente con una mirada integral, valorando los síntomas y los tratamientos en todas sus dimensiones (física y emocional) para dar un servicio de calidad y para aumentar la calidad de vida del paciente. La mayoría de los estudios de que se dispone sobre los efectos de esta enfermedad en la dimensión emocional se han centrado en la ansiedad y la depresión3, pero no son las únicas variables que influyen en la calidad de vida del paciente.

 

Las consecuencias del cáncer sobre el equilibrio emocional dependen de múltiples factores, que tienen que ver con el tipo y la gravedad del mismo, la personalidad del paciente y los recursos con que éste cuenta, su entorno social y familiar, etc.

Tomando como referencia el cáncer de mama, algunos autores han evaluado cinco síntomas, consideradas como los más frecuentes: fatiga, dolor, estrés, ansiedad y depresión2. La fatiga tenía una prevalencia del 49% durante el tratamiento con quimioterapia, el dolor persistía en más del 38% tres años después de la extirpación del pecho, mientras que el estrés llega en los primeros estadíos de la enfermedad hasta un 77% de las pacientes. La depresión o ansiedad aparecen en la mitad de los casos durante el año siguiente al diagnóstico2, aunque otros autores sitúan el porcentaje de la depresión entre el 15 y el 25%4.

El cáncer de mama tiene un impacto alto en el bienestar emocional y el conjunto de la vida de la paciente, dado que afecta al ámbito de lo físico. Muchos de los procedimientos terapéuticos para tratar la parte fisiológica de la enfermedad son muy fuertes para el organismo, provocando cambios profundos en su imagen corporal: caída del pelo, pérdida de peso, debilidad, etc4.

 

Por otro lado, el cáncer genital provoca, tanto en hombres como en mujeres, diversas emociones negativas, como la culpa, vergüenza o sentimientos de baja autoestima4. En cuanto al cáncer de próstata, el estudio de sus efectos en los pacientes han evidenciado una diferencia en cómo se viven los procesos emocionales de la enfermedad con respecto a las mujeres. Los varones suelen lidiar con el miedo a pedir ayuda, con la falta de sinceridad consigo mismos o con el profesional, así como con la vergüenza y con una masculinidad vulnerable4.

El duelo (el proceso de aceptación de una pérdida y de adaptación a una nueva realidad)4 y la sensación de pérdida de control4 son otras de las variables que afectan al equilibrio emocional del paciente con cáncer.

 

OBJETIVO

Realizar una revisión no exhaustiva sobre los beneficios de las distintas técnicas psicológicas para reducir el impacto emocional en los procesos de cáncer, evidenciando la falta de efectivos profesionales relacionados con la Psicología en el Sistema Nacional de Salud, así como su importancia a la hora de ofrecer un servicio público de calidad.

 

MATERIAL Y MÉTODO

Se han realizado búsquedas con los términos cáncer, psicología, inteligencia emocional y sanidad en PubMed, Scielo, Google Académico y Dialnet. Los parámetros temporales han abarcado desde 2015 a 2021.

 

RESULTADOS

El cáncer es una enfermedad que tiene diversas formas de expresión y también múltiples factores que lo provocan. Por tanto, los tratamientos enfocados a la salud física también son variados, lo mismo que la intervención en la dimensión psicológica. La Psicooncología es la parte de la oncología que se ocupa de los procesos psicológicos del paciente de cáncer. Éste tiene que hacer frente no sólo a la aceptación de la enfermedad, si no también a cambios en su físico y en sus rutinas diarias -sociales y laborales-, debe lidiar con la incertidumbre y el miedo a la muerte, con el dolor físico y con otra serie de limitaciones que afectan de manera determinante en su estado anímico.

Es fundamental, por ello, hacer un trabajo terapéutico que ayude al paciente a reubicarse emocionalmente en su nueva realidad. Algunas de las líneas de trabajo más comunes son la terapia conductual, la cognitiva, la cognitivo-conductual, la intervención psicoeducativa (para reducir el estrés), la terapia de grupo (cuando hay sentimiento de desesperanza) o el mindfullnes4. En los casos de mujeres con cáncer de mama y cuadros de insomnio, algunos profesionales realizan sesiones de hipnosis, mientras que en oncología infantil se recurre con buenos resultados a la risoterapia4.

Las terapias artísticas y creativas2 también han demostrado, aunque con efectos variables según la disciplina, sus efectos positivos en el bienestar emocional de pacientes oncológicos. Mediante el recurso a la música, la pintura, la danza, fotografía o lo audiovisual se pretende influir positivamente en la gestión emocional y sobre los síntomas físicos de la enfermedad. Según algunos estudios, la terapia musical reduce la ansiedad preoperatoria, el dolor y la calidad del sueño2. Y la danzaterapia podría reducir el estrés y la intensidad del dolor de forma moderada y tener un importante impacto positivo en la imagen corporal del paciente2. A corto plazo, parece ser que la intervención terapéutica con disciplinas artísticas tiene efectos positivos en el equilibrio psicoemocional2, por la estimulación emocional y cognitiva que propician, la concentración o distracción del proceso de enfermedad y en la expresión no verbal de emociones2.

 

Para afrontar el miedo a una recaída se puede recurrir a la técnica de Aceptación y Compromiso, que en un estudio demostró una reducción de esta inquietud en el 87% de los que la probaron4. Otros estudios revelan la importancia de practicar algún tipo de deporte, incluido el yoga, si el paciente puede5. Aspectos como cuadros de depresión, ansiedad, estrés, insomnio, dolor, fatiga y la categoría calidad de vida reflejaron mejoras variables pero evidentes con la práctica de distintos tipos de actividad física5. La dieta, o las medicinas alternativas -sobre todo las mujeres con cáncer de pecho5– son otras de las cuestiones que pueden influir en el bienestar emocional de los pacientes oncológicos.

Tenida en cuenta la importancia de atender el estado emocional de los pacientes con cáncer y de la diversidad de técnicas y enfoques con los que se puede incidir positivamente en esa dimensión, no queda si no dirigir la mirada al Sistema Nacional de Salud para ver qué servicios ofrece al ciudadano. Los datos reflejan que en 2021 en España solo hay 5,58 psicólogos clínicos por cada 100.000 habitantes6, unas cifras que son insuficientes dada la alta demanda que hay de este tipo de atención. Hay quienes apuntan que, al menos, el Sistema Nacional de Salud debería contar con una proporción de 12 profesionales por cada 100.000 habitantes6.

 

CONCLUSIONES

El impacto que tiene la enfermedad del cáncer en la salud emocional de los pacientes es importante. La calidad de vida de las personas que lo sufren mejora notablemente cuando se atiende la dimensión psicológica de este proceso con una mirada integral. Son diversos los enfoques y las técnicas de intervención, ya que los aspectos sobre los que puede trabajarse para mejorar el bienestar psíquico son también numerosos.

Con unas cifras de 5,58 psicólogos clínicos por cada 100.000 habitantes, solo queda esperar a que desde el sistema de salud público se atienda la urgencia de aumentar el número de profesionales dedicados a la Psicología clínica, que es del todo insuficiente actualmente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Organización Mundial de la Salud [internet]. Washington: Centro de Prensa [acceso 3 septiembre 2021]. Nota descriptiva. Cancer. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/cancer
  2. Rabadán J, Chamarro A, Álvarez M. Terapias artísticas y creativas en la mejora del malestar psicológico en mujeres con cáncer de mama. Revisión sistemática. PSIC [Internet]. 2017 [acceso 3 de septiembre de 2021];14(2-3):187-02. Disponible en: https://revistas.ucm.es/index.php/PSIC/article/view/57079
  3. Guil Bozal, R. Zayas García, A. Gil-Olarte Márquez, P. Guerrero Rodríguez, C. Mestre Navas, JM. Ejercicio físico y aspectos psicosociales y emocionales en mujeres con cáncer de mama. Revista Internacional de Psicología del Desarrollo y la Educación [Internet]. 2017 [acceso 3 septiembre 2021]; 4 (1): 327-338. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=349853537033
  4. Cabrera Macías, Y. López González, E. López Cabrera, E. Arredondo Aldama, B. La psicología y la oncología: en una unidad imprescindible. Rev. Finlay [Internet]. 2017 Junio [acceso 3 septiembre 2021]; 7(2):115-127. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2221-24342017000200007&lng=es.
  5. Quintana López Víctor, A. Díaz López, K. de J. Caire Juvera, G.. Intervenciones para promover estilos de vida saludables y su efecto en las variables psicológicas en sobrevivientes de cáncer de mama: revisión sistemática. Nutr. Hosp. [Internet]. Agosto 2018 [acceso 3 septiembre 2021]; 35(4): 979-992. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112018000800033&lng=es. Epub18-Nov-2019. https://dx.doi.org/10.20960/nh.1680.
  6. Fernández-García, X. Situación de la psicología clínica en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y perspectivas de crecimiento. Ansiedad y estrés [internet]. 2021 [2 septiembre 2021]; 27: 31-40. Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/352733447_Situacion_de_la_psicologia_clinica_en_el_Sistema_Nacional_de_Salud_SNS_y_perspectivas_de_crecimiento