Type to search

La adicción a las TIC. Un problema de la actualidad.

10 noviembre 2021

AUTORES

  1. María Blázquez Rubio. Grado Universitario en Fisioterapia. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  2. Ana Isabel Andrés Martínez. Diplomatura Universitaria en Fisioterapia. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Elisa Martínez Santamaría. Grado Universitario en Terapia Ocupacional. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  4. Laura Berges Borque. Grado Universitario en Terapia Ocupacional. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Belén Gil Pardos. Diplomatura Universitaria en Terapia Ocupacional. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Álvaro Marzal Rubio. Grado Universitario en Terapia Ocupacional. Cruz Roja Illes Balears.

 

RESUMEN

Introducción: Las TIC nos facilitan la vida, pero a su vez pueden restringirla. En ocasiones, sobre todo en los adolescentes, Internet y la tecnología pueden convertirse en un fin y no en un medio.

Objetivo: Buscar la evidencia científica sobre la existencia de la adicción en el uso de las nuevas tecnologías, internet y de las redes sociales, sus consecuencias a diferentes niveles de salud y abordaje terapéutico.

Métodos: Los datos se han obtenido tras hacer una búsqueda en Dialnet, Alcorze y Google académico sobre artículos que aportan información acerca del uso actual de las nuevas tecnologías, internet así como de las redes sociales. Se seleccionaron 12 artículos y se consultaron dos libros de la biblioteca de la Universidad de Zaragoza.

Resultados: El uso de las nuevas tecnologías, de internet y de las redes sociales está en auge en la actualidad los jóvenes y adolescentes los que más las emplean, llegando a padecer diferentes trastornos. Existen señales de alarma, factores de protección, estrategias de prevención y tratamiento.

Conclusiones: Addiction to new technologies to the internet and social networks is a worrying phenomenon. Certain personality characteristics are more vulnerable. The abuse of social networks can lead to isolation, poor performance, lack of interest in other topics, conduct disorders as well as sedentary lifestyle and obesity. Physical exercise serves as a means to regulate anxiety and a suitable occupation in leisure would be important to establish in cases of addiction.

 

PALABRAS CLAVE

Tecnología de la información, redes sociales, adicción a internet, ansiedad, terapia por ejercicio.

 

ABSTRACT

Introduction: ICTs make life easier for us, but at the same time they can restrict it. Sometimes, especially in adolescents, the Internet and technology can become an end and not a means.

Objective: To search for scientific evidence on the existence of addiction in the use of new technologies, the Internet and social networks, its consequences at different levels of health and therapeutic approach.

Methods: The data has been obtained after doing a search in Dialnet, Alcorze and academic Google on articles that provide information about the current use of new technologies, the internet as well as social networks. Twelve articles were selected and two books from the library of the University of Zaragoza were consulted.

Results: The use of new technologies, the Internet and social networks is currently booming, young people and adolescents who use them the most, suffering from different disorders. There are red flags, protective factors, prevention and treatment strategies.

Conclusion: New technology addiction, internet and social media are a worrying phenomenon. Certain personality characteristics are more vulnerable to this addiction. The abuse of social media can lead to isolation, poor performance, lack of interest in other topics, conduct disorders as well as sedentary lifestyle and obesity. The adequate occupation of leisure as well as a good self-esteem are a brake on the involvement of the minor in addictive behaviors.

 

KEY WORDS

Information technology, social media, internet addiction disorder, anxiety, exercise therapy.

 

INTRODUCCIÓN

Las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) deberían de facilitar nuestro día a día, sin embargo, también pueden dificultarla. En algunas circunstancias, sobre todo en los adolescentes, Internet y los recursos tecnológicos pueden convertirse en un fin y no en un medio1.

Las TIC simplifican considerablemente nuestras rutinas. El atractivo de Internet para los jóvenes es que se caracteriza por la respuesta rápida, las recompensas inmediatas, la interactividad y las múltiples ventanas con diferentes actividades. El uso es positivo, siempre que no se dejen de lado el resto de las actividades propias de una vida normal (estudiar, hacer deporte, ir al cine, salir con los amigos o relacionarse con la familia). El problema ocurre cuando el abuso de la tecnología provoca aislamiento, ansiedad, afecta a la autoestima o hace perder al sujeto su capacidad de control2.

Asimismo, las redes sociales pueden crear una adicción a un adolescente ya que el mundo virtual contribuye a crear en él una falsa identidad y a distanciarse (pérdida de contacto personal) o a distorsionar el mundo real. La adicción es una afición patológica que genera dependencia y resta libertad al ser humano al estrechar su campo de conciencia y restringir la amplitud de sus intereses1.

 

OBJETIVOS

Objetivo principal: buscar la evidencia científica, hasta la actualidad, sobre la adicción en el uso de las nuevas tecnologías, de internet y de las redes sociales así como sus consecuencias.

Objetivo específico: buscar la evidencia científica, hasta la actualidad, acerca de posibles intervenciones de tratamiento.

 

MÉTODO

La búsqueda de información necesaria para poder realizar esta revisión sistemática se ha obtenido de las siguientes bases de datos: Dialnet, Alcorze y Google Académico. Criterios de inclusión: se incluían artículos o libros que recogieran información sobre el uso actual de las nuevas tecnologías, internet así como de las redes sociales y de la adicción a los mismos.

Criterios de exclusión: se rechazaban artículos a los que no se tenía acceso completo de forma gratuita.

 

RESULTADOS

Los artículos consultados para el estudio fueron un total de 12, además de dos libros prestados de la biblioteca de la Universidad de Zaragoza.

Se describen a continuación:

Lo que caracteriza a una adicción es la pérdida de control y la dependencia. Todas las conductas adictivas están controladas inicialmente por reforzadores positivos (el aspecto placentero de la conducta en sí), pero terminan por ser controladas por reforzadores negativos (el alivio de la tensión emocional, especialmente). Como ocurre en las adicciones químicas, las personas adictas a una determinada conducta experimentan un síndrome de abstinencia cuando no pueden llevarla a cabo, caracterizado por la presencia de un profundo malestar emocional como el estado de ánimo disfórico (estado anormal que se vivencia subjetivamente como desagradable y que se caracteriza por oscilaciones frecuentes del humor), insomnio, irritabilidad e inquietud psicomotriz 1,3

Atendiendo al ámbito de los jóvenes, según el estudio realizado por la Fundación Pfizer (2009), el 98% de los jóvenes españoles de 11 a 20 años es usuario de Internet. De ese porcentaje, siete de cada diez afirman acceder a la red por un tiempo diario de, al menos, 1,5 horas, pero sólo una minoría (en torno al 3% o al 6%) hace un uso abusivo de Internet. Es, por tanto, una realidad obvia el alto grado de uso de las nuevas tecnologías entre los adolescentes y jóvenes1.

Según otro estudio, en la muestra estudiada existió una tasa alta de uso problemático de whatsapp en adolescentes. Además se comprobó como su utilización generaba ansiedad en la mayoría de los usuarios4, 5.

 

En ocasiones, la adicción subyace de un problema de personalidad como son la timidez excesiva, baja autoestima o el rechazo de la imagen corporal. A su vez, los problemas psiquiátricos previos (depresión, TDAH, fobia social u hostilidad) aumentan el riesgo de engancharse a Internet. Otras veces se trata de personas que muestran una insatisfacción personal con su vida o que carecen de un afecto consistente y que intentan llenar esa carencia con drogas o alcohol o con conductas sin sustancias (compras, juego, Internet o móviles). En estos casos, Internet o los aparatos de última generación actúan como una prótesis tecnológica. El sujeto muestra un ansia por las redes sociales y se produce un flujo de transrealidad que recuerda la experiencia de las drogas6, 7.

Las principales señales de alarma que denotan una dependencia a las TIC o a las redes sociales y que pueden ser un reflejo de la conversión de una afición en una adicción son las siguientes: privarse de sueño (<5 horas) para estar conectado a la red, descuidar otras actividades importantes como el contacto con la familia, las relaciones sociales, el estudio o el cuidado de la salud, pensar en la red constantemente y sentirse irritado excesivamente cuando la conexión falla o resulta muy lenta, mentir sobre el tiempo real que se está conectado o jugando a un videojuego, aislarse socialmente, mostrarse irritable y bajar el rendimiento en los estudios1,7-11.

Entre otros recursos personales que protegen al adolescente del riesgo de caer en el abuso de las nuevas tecnologías se encuentra la capacidad para solucionar problemas, el control de las emociones y el afrontamiento adecuado del estrés constituyen un antídoto para la implicación en conductas impulsivas y descontroladas.

 

La ocupación adecuada en el ocio es un freno para la implicación del menor en conductas adictivas. El tiempo libre brinda una oportunidad única para dar cabida a las posibilidades de desarrollo personal. Se trata en último término, de contar con alternativas de ocio creativas y no peligrosas para satisfacerla necesidad de búsqueda de sensaciones nuevas y variadas que tienen los adolescentes y para hacer frente al aburrimiento6-8.

Se sabe también que un uso excesivo del móvil se asocia con malestar físico, como por ejemplo dolor de espalda, cuello, hombros y/o cabeza, rigidez y otras lesiones como el síndrome del túnel carpiano, el entumecimiento del pulgar así como las derivadas por movimientos repetitivos12-13.

Como abordajes de tratamiento a la adicción a internet, existen diferentes enfoques: el cognitivo-conductual, la entrevista motivacional, el tratamiento con Mindfulness (que combina estrategias tradicionales de prevención de recaídas cognitivo-conductuales con entrenamiento de meditación y movimiento consciente), recreación terapéutica, musicoterapia (actividades con tambor) y arteterapia13.

 

El ejercicio físico como parte de la rehabilitación es también de suma importancia ya que sirve de gran ayuda en patologías como la ansiedad o depresión. Existe una correlación entre el autocontrol para utilizar el móvil y la realización de ejercicio físico.

Además, también consigue mejorar las condiciones físicas que la persona adicta ha ido adquiriendo por el uso del móvil o de internet. Se ha comprobado que el ejercicio aeróbico efectuado de forma moderada, podría mejorar también la función inhibitoria del uso adictivo al móvil y a internet. Sin embargo, el ejercicio de alta intensidad podría no ayudar al mismo objetivo13,14.

Así pues, la rehabilitación con ejercicio podría buscar cambios mentales a través del sentimiento de confianza, satisfacción y el nuevo sentimiento de felicidad13.

 

CONCLUSIONES

La adicción a Internet y a las redes sociales existe y es un fenómeno que preocupa en la actualidad. Los adolescentes constituyen un grupo de riesgo ya que tienden a buscar sensaciones nuevas y son los que más se conectan a Internet, además de estar más familiarizados con las nuevas tecnologías.

El abuso de las redes sociales virtuales puede facilitar el aislamiento, el bajo rendimiento, el desinterés por otros temas, los trastornos de conducta, así como el sedentarismo y la obesidad o generar ansiedad y trastornos musculoesqueléticos para el caso del uso del smartphone.

El ejercicio físico parece combatir de manera eficaz los síntomas de la ansiedad provocada por la adicción a las TICS.

Los estudios existentes sobre este tema son muy recientes puesto que es ahora cuando se empiezan a ver las consecuencias de este uso que cada vez va a más y que comienza en edades más tempranas.

Muchos de los adolescentes y jóvenes no hacen un buen uso de la tecnología y lo más preocupante es que no son conscientes de las consecuencias que esto puede conllevar. Cada vez nos extrañamos menos al ver personas que hacen sus actividades de la vida diaria acompañados de un dispositivo móvil (caminar, comer, hacer gimnasia, relacionarse con otros, etc.). De esta forma dejan a un lado las relaciones interpersonales, y no se practican las habilidades sociales, algo muy necesario entre humanos.

Como profesionales sanitarios, consideramos que se podría actuar desde la prevención, haciendo que desde la edad infantil y de juventud se gestione de manera adecuada la ocupación en el ocio, el estrés o la resolución de problemas.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Echeburúa E., De Corral P. Adicción a las nuevas tecnologías y a las redes sociales en jóvenes: un nuevo reto. Revista de socidrogalcohol. 2010; 22 (2): 91- 96.
  2. Echeburúa E., Labrador FJ., Becoña E. Adicción a las nuevas tecnologías en adolescentes y jóvenes. 1ª ed. Madrid: Pirámide; 2009.
  3. Carbonell X., Fuster H., Chamarro A., Oberst U. Adicción a internet y móvil: una revisión de estudios empíricos españoles. Papeles del psicólogo. 2012; 33 (2); 82-89.
  4. Tresáncoras Aitana G., García Oliva C., Piqueras JA. Relación del uso problemático del whatsapp con la personalidad y la ansiedad en adolescentes. Health and addictions. 2017; 17 (1): 27-36.
  5. Gil F., Del Valle G., Oberst U., Chamarro A. Nuevas tecnologías, ¿nuevas patologías? El Smartphone y el fear of missingout. Aloma. 2015; 33 (2): 77-83.
  6. Echeburúa E. Factores de riesgo y factores de protección en la adicción a las nuevas tecnologías y redes sociales en jóvenes y adolescentes. Revista española de drogodependencias. 2012; 37 (4): 435 – 448.
  7. Arias Rodriguez O., Gallego Pañeda V., RodriguezNistal MJ. , Del Pozo López MA. Adicción a las nuevas tecnologías. Psicología de las adicciones. 2012; 1: 2-6.
  8. Muñoz Mirales R., Ortega González R., Batalla Martínez C., López Morón RM. Manresa J.M., Torán Monserrat P. Acceso y uso de nuevas tecnologías entre los jóvenes de educación secundaria, implicaciones en salud. Estudio JOITIC. Atención Primaria. 2014; 46(2): 77-88
  9. Chóliz M., Marco C. Adicción a internet y redes sociales. 1ª ed. Madrid: Alianza editorial; 2012.
  10. Labrador Encinas FJ., Villadangos González SM. Menores y nuevas tecnologías: conductas indicadoras de posible problema de adicción. Picothema. 2010; 22 (2): 180-188.
  11. García Del Castillo JA. Adicciones tecnológicas: el auge de las redes sociales. Salud y drogas. 2013; 13 (1): 5-13.
  12. Liu S, Xiao T, Yang L, Doprinzi PD. Exercise as an Alternative Approach for Treating Smartphone Addiction: A Systematic Review and Meta-Analysis of Random Controlled Trials. Int J Environ Res Public Health. 2019 Oct 15;16(20):3912.
  13. Kim H. Exercise rehabilitation for smartphone addiction. J Exerc Rehabil. 2013 Dec 31;9(6):500-5.
  14. Yang G, Tan GX, Li YX, Liu HY, Wang ST. Physical Exercise Decreases the Mobile Phone Dependence of University Students in China: The Mediating Role of Self-Control. Int J Environ Res Public Health. 2019 Oct 24;16(21):4098.