Type to search

Infección por Giardia.

Categoría: ,
6 enero 2022

AUTORES

  1. María Clara Ormazábal Cundin. Técnico Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico.
  2. Macarena Hidalgo De La Cruz. Técnico Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico.
  3. Marta Salas Ostalé. Técnico Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico.
  4. Sheila María Benito Galindo. Técnico Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico.
  5. Aida Pérez Bona. Técnico Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico.
  6. Carla del Amo Arregui. Técnico Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico.

 

RESUMEN

La giardiasis es una infección cosmopolita y la que más afecta el intestino en humanos. Es causada por Giardia duodenalis, parásito que se transmite por la ingestión de quistes en alimentos o agua. La enfermedad puede ser asintomática o presentar manifestaciones clínicas, como dolor abdominal, náuseas y diarrea. El diagnóstico es por detección de quistes en heces; el control es por tratamiento con fármacos1.

 

PALABRAS CLAVE

Giardia duodenalis, Giardiasis, ciclo de vida.

 

ABSTRACT

Giardiosis is a cosmopolitan infection and the one that most affects the intestine in humans. It is caused by Giardia duodenalis, a parasite that is transmitted by ingestion of cysts in food or water. The disease may be asymptomatic or present clinical manifestations, such as abdominal pain, nausea and diarrhea. Diagnosis is by detection of cysts in feces; control is by drug treatment.

 

KEY WORDS

Giardia duodenalis, Giardiasis, life cycle.

 

INTRODUCCIÓN

La infección por Giardia es una infección intestinal que provoca cólicos estomacales, hinchazón, náuseas y episodios de diarrea acuosa. Está causada por un parásito de distribución mundial, pero predomina en zonas donde las condiciones higiénicas son deficientes, y en zonas rurales con lagos y arroyos, aunque también podemos encontrarlo en suministros públicos de agua, piscinas o jacuzzis. La infección se puede transmitir por alimentos, pero también por contacto de persona a persona. Las infecciones por Giardia, en general, desaparecen en unas semanas, pero en algunas situaciones los problemas intestinales pueden perdurar durante mucho tiempo tras la desaparición de los parásitos. Hay variedad de fármacos, que son efectivos contra los parásitos de Giardia, pero se ha visto que, en algunos casos, la respuesta no ha sido efectiva, por eso, la prevención es la mejor defensa ante este parásito.

 

OBJETIVO

En este artículo se reflejan los conceptos recientes en relación con una parasitosis muy común en nuestro medio, producida por el parásito Giardia.

 

MATERIAL Y MÉTODO

Se ha llevado a cabo una revisión bibliográfica seleccionando la información que se ha considerado relevante en bases de datos como son Scielo. Como buscadores de bibliografía se ha utilizado Google Académico, así como una variedad de revistas científicas relacionadas con investigaciones biomédicas.

 

RESULTADOS

Síntomas:

El tiempo comprendido entre el momento de resultar infectado y los síntomas es de 7 a 14 días.

La diarrea sin sangre es el principal síntoma. Otros síntomas incluyen:

  • Gases abdominales o distensión.
  • Dolor de cabeza.
  • Disminución del apetito.
  • Fiebre baja.
  • Náuseas.
  • Pérdida de peso y de líquidos corporales.

Algunas personas que han tenido infección por guardia durante mucho tiempo siguen teniendo síntomas, incluso después de que la infección haya desaparecido2.

 

Diagnóstico:

Los síntomas de giardiasis se inician uno a siete días antes de que se detectan quistes en heces. Generalmente los microorganismos se eliminan por las heces en forma intermitente, por lo que se requiere de una serie de tres muestras en días alternos o espaciadas en un lapso de 10 días. Como los parásitos son frágiles, se logran mejores resultados diagnósticos con muestras frescas, que después se tiñen con tricromo o hematoxilina férrica. Las muestras de heces frescas (sin fijador) se examinan en preparaciones salinas húmedas para detectar trofozoítos móviles. Sin embargo, a menos que el sujeto tenga diarrea aguda, es probable que las muestras de heces sólo contengan quistes.

 

Métodos directos:

Cuando no se detecta el parásito en las muestras de heces seriadas, se puede buscar en el líquido de la unión duodeno-yeyunal mediante aspirado por endoscopia digestiva (cápsula de Beal o Enterotest) o por estudio histológico de la muestra del tejido duodenal.

Los hallazgos endoscópicos que sugieren una duodenitis producida por Giardia son la presencia de un punteado fino nodular blanquecino sobre una mucosa congestiva.

1. Examen de heces: Líquidas, para la búsqueda de trofozoítos. Formadas, para la búsqueda de quistes.

2. Examen de jugo duodenal por aspiración mediante sonda nasogástrica; examen que ocupa entre 30 a 42 minutos o por el Enterotest que ocupa entre 3 y 4 horas.

3. Biopsia intestinal para preparación de extendido y cortes para histología.

 

Métodos indirectos:

1. Heces: para detección de antígenos fecales por ELISA u otros inmunoensayos. PCR en heces.

2. Serología para estudios epidemiológicos por inmunodifusión, IFI o ELISA3.

 

Tratamiento:

Se dispone de varios fármacos para tratar las infecciones por Giardia en humanos. Entre estos destacan los siguientes: metronidazol, tinidazol y furazolidona (que son nitroimidazoles), albendazol (un bencimidazol) y quinacrina (una acridina sustituta). También se ha demostrado la utilidad de la paromicina en algunas situaciones y se ha propuesto la nitazoxanida como alternativa a los nitroimidazoles convencionales; sin embargo, es imprescindible la realización de más estudios para evaluar por completo su eficacia. No obstante, en el momento actual, los nitroimidazoles (metronidazol y tinidazol) y el albendazol son los fármacos de elección para el tratamiento de las infecciones por Giardia4.

 

CONCLUSIÓN

La prevalencia de la giardiasis depende de las zonas geográficas, de la calidad de vida de las personas y de su higiene tanto personal como colectiva. El hacinamiento y las condiciones sanitarias del ambiente también son un factor importante, por lo que unas medidas preventivas adecuadas para evitar su transmisión son clave para evitar la infección. Entre ellas, habría que promover programas de educación en salud, sobre todo dirigidos al personal que trabaja en escuelas, hospitales o estancias para enfermos y sería recomendable controlar la contaminación de agua y alimentos por quistes del parásito. Por otra parte, la detección del parásito en portadores asintomáticos es muy importante. Estas medidas, junto con un tratamiento farmacológico efectivo, contribuirían al control y la prevención de la giardiasis.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Quezada Lázaro R, Ortega Pierres MG. Giardiosis. Ciencia – Academia Mexicana de Ciencias [Internet]. 2017 [consultado el 8 de noviembre de 2021];68(1):34-7. Disponible en:  https://biblat.unam.mx/es/revista/ciencia-academia-mexicana-de-ciencias/articulo/giardiosis
  2. Healthcare Library [Internet]. Infección por giardia; [consultado el 9 de noviembre de 2021]. Disponible en: http://hhsnj.adam.com/content.aspx?productid=118&pid=5&gid=000288
  3. Rivera María, de la Parte María A, Hurtado Pilar, Magaldi Luis, Collazo María. Giardiasis Intestinal. Mini-Revisión. Invest. clín [Internet]. 2002 Abr [citado 2021 Nov 10] ; 43( 2 ): 119-128. Disponible en: http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0535-51332002000200007&lng=es.
  4. Thompson RC. Giardiasis: Conceptos modernos sobre su control y tratamiento. Annales Nestlé (Ed. española) [Internet]. 2008 [consultado el 10 de noviembre de 2021];66(1):23-9. Disponible en: https://doi.org/10.1159/000151270