Type to search

Infección del tracto urinario en el anciano. Caso clínico.

20 noviembre 2021

AUTORES

  1. Marta Villagrasa Alloza. Grado en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  2. Sara Torralba Sánchez. Grado en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  3. Jesica Sanz Rosa. Grado en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  4. Virginia Beatriz Heredia Diez. Grado en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  5. Lucía Torralba Elía. Grado en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  6. María Torralba Elía. Grado en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN 

La infección de orina es la segunda causa de infección más frecuente en nuestro medio sanitario tanto en atención primaria como hospitalaria. Aunque aparece de forma más significativa en el sexo femenino, estas diferencias disminuyen considerablemente conforme avanza la edad.

El adulto mayor o anciano es especialmente vulnerable a este tipo de infecciones por los cambios fisiológicos que se producen durante el proceso de envejecimiento y principalmente por las comorbilidades que presentan este tipo de pacientes, entre las que son de mayor importancia los trastornos neurológicos.

En un sistema sanitario como el nuestro, con un marcado envejecimiento poblacional, se hace necesario un mayor estudio sobre el diagnóstico y el tratamiento de las ITU, que serán cada vez más frecuentes.

 

PALABRAS CLAVE

Infecciones del sistema genital, anciano.

 

ABSTRACT 

Urinary infection is the second most frequent cause of infection in our healthcare environment, both in primary care and in hospitals.

Although it appears more significantly in the female sex, these differences diminish considerably with advancing age. 

The elderly or aged are especially vulnerable to this type of infection due to the physiological changes that occur during the aging process and mainly due to the comorbidities that these types of patients present, among which neurological disorders are of greater importance. 

In a health system like ours, with a marked aging population, a greater study is needed on the diagnosis and treatment of UTIs, which will be more and more frequent. 

 

KEY WORDS

Reproductive tract infections, aged.

 

INTRODUCCIÓN 

La infección del tracto urinario (ITU) se define como la existencia de microorganismos patógenos en el tracto urinario, estos patógenos son en la mayoría de las ocasiones de origen bacteriano. Esta situación puede ocurrir de forma sintomática o sin presencia alguna de síntomas. En condiciones normales el tracto urinario es estéril, a excepción del tramo final de la uretra 1,2,3,4,5.

Es precisamente a través de la uretra por donde acceden los patógenos al tracto urinario. La etiología más frecuente de estas infecciones, sin importar el sexo o la edad, es la Escherichia coli que suele provenir de la flora rectal. Se estima que es el responsable de alrededor del 75% de los casos1,2,3.

Las ITU constituyen un importante problema de salud en nuestra comunidad, tanto a nivel de atención primaria como en atención especializada. Esto se debe a que se trata de una de las enfermedades infecciosas más frecuentes, de hecho, solo es superada por las infecciones respiratorias 1,2.

Se trata de una patología que es significativamente más frecuente en mujeres que en hombres, sin embargo, con el envejecimiento la incidencia de la enfermedad se iguala. Que la incidencia sea mayor en mujeres tiene una explicación fisiológica: la longitud de la uretra femenina es considerablemente menor y además existe menor distancia entre el ano y el meato1,2,5.

El diagnóstico de la ITU es fundamentalmente sintomático, en algunas ocasiones se necesita además un sedimento de orina o un urocultivo. Entre los síntomas más comunes con los que cursa la ITU se encuentran la disuria, el aumento de la frecuencia miccional, tenesmo, dolor suprapúbico, fiebre mayor de 38 grados y hematuria 1,2,5.

En el paciente anciano las infecciones de orina tienden a complicarse y se producen frecuentemente de forma asintomática, especialmente en pacientes portadores de sonda vesical. En este tipo de pacientes existe un amplio número de factores predisponentes siendo la comorbilidad la más importante, especialmente cuando se asocia a enfermedades neurológicas. Otras causas con las que se asocia son la diabetes mellitus, las alteraciones mentales, los cambios fisiológicos que se producen en la vejiga relacionados con la vejez, la alteración leucocitaria, el uso frecuente de antibióticos, la hipertrofia prostática en el caso de los hombres y los cambios hormonales en la mujer 1,4.

El aumento de la esperanza de vida en los países desarrollados ha provocado un aumento de la población mayor de 65 años, por lo que es necesario un conocimiento adecuado acerca del diagnóstico y el tratamiento de esta patología, especialmente en la población más vulnerable entre los que se encuentra el paciente anciano.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO 

Paciente de 83 años que acude a urgencias de su hospital de referencia por cuadro febril de hasta 37,8ºC en domicilio, acompañado por disuria. Antecedentes clínicos: HTA, incontinencia, insuficiencia renal crónica, insomnio, operado de cataratas de ambos ojos en 2016. Sin alergias conocidas hasta la fecha. Régimen terapéutico: Losartán 50 mg, Lorazepam 0,5 mg. No hábitos tóxicos.

Durante su primera noche en urgencias sufre un episodio de desorientación con agitación marcada, presenta una retención aguda de orina de 1100 ml, se deja colocado sondaje vesical y se cursa urocultivo de orina para su posterior análisis. Presenta E. coli blee en orina.

Por la edad del paciente, la necesidad de tratamiento antibiótico intravenoso y su comorbilidad, se decide el ingreso en unidad de geriatría.

A su llegada tendente al sueño, desorientado y sin dolor. Viene acompañado por una hija con la que reside en el domicilio de esta. Es dependiente parcial. Tensión arterial de 135/68, 73 pulsaciones por minuto y saturación basal de 95%, afebril.

 

VALORACIÓN DE ENFERMERÍA BASADO EN LAS 14 NECESIDADES BÁSICAS DE VIRGINIA HENDERSON

Se realiza valoración de enfermería basado en las 14 necesidades básicas de Virginia Henderson:

 

Respiración/circulación.

Patrón respiratorio eficaz, sin alteración observada ni necesidad de aporte de oxigenoterapia.

A su llegada presentaba saturación basal del 95%.

 

Alimentación/Hidratación

Realiza 4 comidas al día en domicilio, lleva una dieta variada de consistencia blanda por falta de piezas dentales, por lo que presenta cierta dificultad en la masticación. Es su hija quien le hace la comida, pero es capaz de comer solo manejando los cubiertos sin dificultad.

Ingesta hídrica adecuada.

 

Eliminación por todas las vías fisiológicas.

Incontinencia urinaria de urgencia, en casa lleva pañal. Ingresa con sondaje vesical de tipo silicona del calibre 18.

Continente fecal con tendencia al estreñimiento, necesita ayuda para llegar al wc pero se limpia solo. Última deposición realizada hace tres días.

 

Moverse y mantener posturas adecuadas.

Desde hace unos meses género de vida cama-sillón, mantiene bipedestación con ayuda de dos personas. Precisa un cambio postural.

 

Sueño de reposo.

Desde hace unos meses refiere descanso nocturno inadecuado, realizar pequeñas siestas durante el día.

 

Vestirse y desvestirse.

Aspecto físico limpio y cuidado. Necesita ayuda para atarse los cordones de los zapatos.

 

Mantener la temperatura corporal.

Afebril a su llegada 36,3ºC. Capaz de adaptarse a los cambios de temperatura. Norton 15.

 

Higiene corporal e integridad de la piel.

Higiene adecuada, es dependiente.

Integridad cutánea conservada.

 

Evitar peligros en el entorno y evitar lesiones.

Paciente consciente y desorientado. Adecuada adherencia al tratamiento.

 

Comunicación con los demás mostrando sentimientos, emociones necesidades y opiniones:

Portador de sonotone en oído izquierdo por hipoacusia marcada. Se expresa con claridad, no presenta dificultades en la comunicación.

 

Vivir de acuerdo con las propias creencias y valores:

Se desconocen los datos.

 

Realizar actividades que produzcan sensación de utilidad:

Jubilado desde hace 16 años.

 

Participar en actividades recreativas:

Se desconocen datos.

 

Aprendizaje:

Se muestra colaborador y desea información sobre su proceso asistencial.

 

PLAN DE CUIDADOS 5,6,7 

 

00047. Riesgo de deterioro de la integridad cutánea relacionado con la inmovilización física.

-Resultados NOC:

Integridad tisular: piel y membranas mucosas.

Control del riesgo.

-Intervenciones NIC:

Prevención de úlceras por presión.

Vigilancia de la piel.

Administración de medicación: tópica.

Cambio de posición.

Fomento del ejercicio.

 

00019. Incontinencia urinaria de urgencia relacionada con distensión vesical excesiva manifestado por imposibilidad de acceder a tiempo al WC.

-Resultados NOC:

Continencia urinaria.

Integridad tisular: piel y membranas mucosas.

-Intervenciones NIC:

Entrenamiento de la vejiga urinaria.

Manejo de líquidos.

Ayuda con el autocuidado.

Cuidados de la incontinencia urinaria.

Cuidados perineales.

Ejercicios del suelo pélvico.

 

00096. Deprivación del sueño manifestado por somnolencia diurna.

-Resultados NOC:

Descanso.

Sueño.

Conservación de la energía.

-Intervenciones NIC:

Fomentar el sueño.

Mejorar el sueño.

Manejo ambiental: confort.

Enseñanza: técnicas de relajación.

 

00128. Confusión aguda relacionado con fluctuaciones en el ciclo vigilia-sueño manifestado por agitación e intranquilidad creciente.

-Resultados NOC:

Sueño.

Orientación cognitiva.

Conducta de seguridad personal.

Cognición.

Control del pensamiento distorsionado.

-Intervenciones NIC:

Manejo de las alucinaciones.

Manejo del delirio.

Administración de medicación.

Disminución de la ansiedad.

Manejo ambiental: Seguridad.

Mejorar el sueño.

Prevención de caídas.

 

CONCLUSIONES 

El anciano es un paciente vulnerable en el que las infecciones de orina tienden a complicarse, una de las causas es la comorbilidad que presentan. Además, en la mayoría de las ocasiones, en estos pacientes, la ITU cursa de forma asintomática lo que retrasa su diagnóstico y tratamiento.

El envejecimiento progresivo que padece nuestro sistema sanitario indica que la incidencia de estas infecciones aumentará en el futuro, por lo que su estudio es cada vez más necesario.

 

BIBLIOGRAFÍA 

  1. Wurgaft, A. Infecciones del tracto urinario. Rev Med. Clin. Condes. 2010;21(4):629-633.
  2. Echevarria-Zarate J, Sarmiento Aguilar E, Osores-Plenge F. Infección del tracto urinario y manejo antibiótico. Acta Med Per. 2006;23(1):26-33.
  3. Aguinaga A, Gil-Setas A, Mazón Ramos A, Alvaro A, García Irure JJ, Navascués A, Ezpeleta Baquedano C. Infecciones del tracto urinario. Estudio de sensibilidad antimicrobiana en Navarra. An. Sist. Sanit. Navarra. 2018;41(1):17-26.
  4. Gómez Ayala AE. Infección urinaria en el anciano. Farmacia profesional. 2009;23(4):40-45.
  5. NANDA diagnósticos enfermeros: definiciones y clasificación 2018-2020. 11 ed. Barcelona: Elsevier; 2019.
  6. Clasificación de resultados de Enfermería (NOC). 6ª ed. Elsevier; 2018.
  7. Clasificación de intervenciones de Enfermería (NIC). 7ª ed. Elsevier; 2018.