Type to search

Infección del tracto urinario a propósito de un caso.

Categoría: ,
11 octubre 2021

AUTORES

  1. Cynthia Beltrán Cubero. Enfermera de Procesos Médicos Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  2. María Hernández Tarroc. Enfermera de Procesos Médicos Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  3. María Viamonte Gutiez. Enfermera de Procesos Médicos Hospital General de la Defensa de Zaragoza.
  4. Noemí Quesada Gálvez. Enfermera de Procesos Médicos Hospital General de la Defensa de Zaragoza.

 

RESUMEN

La infección del tracto urinario (ITU) es considerada como la existencia de microorganismos patógenos en el tracto urinario con o sin presencia de síntomas. La mas frecuente suele ser la de origen bacteriano. la infección puede ocurrir en diferentes partes como son vejiga, riñones, uréteres y uretra.1

 

PALABRAS CLAVE

Infección urinaria, prevención, síntomas.

 

ABSTRACT

Urinary tract infection (UTI) is considered to be the presence of pathogenic micro-organisms in the urinary tract with or without symptoms, most commonly of Bacterial origin. The infection can occur in different parts of the urinary tract such as bladder, kidneys, ureters and urethra.1

 

KEY WORDS

Urinary tract infection, prevention, symptoms.

 

INTRODUCCIÓN

La infección por tracto urinario es la existencia de microorganismos patógenos en el tracto urinario con o sin presencia de síntomas.

La mayor parte de estas infecciones son por bacterias que ingresan en uretra y luego en la vejiga. Las mujeres tienden a contraerlas debido a que su uretra es mas corta y esta mas cerca en los hombres.la menopausia también aumenta el riesgo de una ITU

Algunos factores que incrementan las probabilidades de padecerla son:2

  • Diabetes.
  • Edad avanzada.
  • Enfermedad de Alzheimer.
  • Problemas para el vaciamiento de la vejiga.
  • Tener sondaje vesical,
  • Incontinencias intestinas.
  • Cálculos renales.
  • Embarazos.

El principal microorganismo causante de ITU es Escherichia coli, mientras que otros microorganismos capaces de causar ITU, con una frecuencia variable según la serie, son diferentes especies de Klebsiella, Proteus, EnterobacterMorganella, Citrobacter, Serratia, Pseudomonas, Enterococcus, Streptococcus, Staphylococcus y levaduras 3

Para erradicar el microorganismo y resolver la infección es necesario instaurar un tratamiento empírico precoz y eficaz. El empleo de antimicrobianos inadecuados puede conllevar recaídas y/o complicaciones infecciosas, alterar la microbiota del paciente, así como producir reacciones adversas. En los últimos años se ha descrito un aumento progresivo de la resistencia a los antibióticos empleados como tratamiento empírico de ITU. La edad avanzada, sondaje urinario, tratamiento antibiótico previo, ITU complicada o de repetición y antecedentes de hospitalización o cuidados sanitarios son factores de riesgo que se han relacionado con el aislamiento de microorganismos resistentes. 3

En cuanto al tratamiento del mismo la primera alternativa si se trata de una ITU no complicada es la fosfomicina trometamol dosis única de tres gramos. Algunas alternativas son:4

  • Amoxicilina /clavulanico 500 mg/ 8 h.
  • Cefuroxima 250 grs/12 h.
  • Nitrofurantoína 50-100 mgr/6 h.
  • Cotrimoxazol 160/800 mg/ 12 h.

Si el paciente tiene una recaída ; es decir cuando la infección se produce dentro de las dos semanas posteriores a la finalización del tratamiento habrá que continuar mismo tratamiento y cambiar según antibiograma ; 2 semanas de tratamiento en sanas y 6 semanas en diabéticas, inmunosuprimidas, ancianas.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Mujer de 87 años derivada de su residencia por pico febril de 38ºC en las últimas 24 horas. En urgencias del HGZ se realiza valoración determinando la presencia de anticuerpos positivos frente a SARS Cov-2 no conocido previamente , mediante serología.

Antecedentes personales de : HTA , deterioro cognitivo tipo alzheimer severo que condiciona dependencia total para ABVD, asma , dislipemia , osteoporosis , ITUS de repetición, absceso vulvar derecho reciente. Portadora de PEG. Desde julio 2018 recambio anual por parte de digestivo.

 

Exploración física:

A su ingreso en planta de hospitalización: consciente , desconectada , mutista. Taquipnea a 22 rpm/min sin tiraje.

ACP: tonos cardiacos apagados , pulmonar con hipoventilación generalizada , no ruidos respiratorios añadidos.

Abdomen: PEG en cuadrante abdominal epigástrico alto m sin datos de irritación peritoneal.

EEII no edematosas , vendaje en ambos pies y tobillos , no datos de ETEV.

Resumen pruebas diagnósticas:

 

Laboratorio :

Analítica de urgencias del HGZ:

  • Bioquímica: glucosa 171 mg/dl , urea 60 mg/dl , creatinina 0.80 mg/dl, FG 72 ml/min, Na 142 , K5 , AST 17 , ALT 17 , bilirrubina total 0,27 mg/dl, fosfatasa alcalina 81, GGT 43 , LDH 194 , Proteína C Reactiva 146,8 mg/dl, procalcitonina 0,27 mg/dl, lactato 2,3.
  • Hemograma: Hb 11, 3 g/dl , Hto 34,7% , VCM 96 , leucocitos 8900 , plaquetas 401000.
  • Coagulación: dímero d 3374, INR 1,4 , tiempo de protrombina 63%, fibrinógeno 732 mg/dl.
  • Sedimento de orina: leucocitos 500/campo , proteínas 70 mg/dl, cetonuria negativa.
  • Gasometría venosa: pH 7,47, HCO3 29,8, exceso de base + 5,60.

Analítica al alta hospitalaria: PCR 1,14 mg/dl , procalcitonina 0.09, urea 60 , creatinina 0.81 mg/dl, Na 139 , K 4 , proteínas totales 6.4 g/dl , albúmina 2,9 g/dl , fosfatasa alcalina 135 , GGT 25 , AST 14 , ALT 14, LDH 121 , leucocitos 6600 , Hb 10,9 , Hto 32,2%, VCM 92,7, plaquetas 19800.

Imagen:

Rx tórax: no se observan infiltrados, ni condensaciones ni derrame pleural.

Rx abdomen: luminograma inespecífico, fecaloma en sigma/recto.

Otras pruebas:

Microbiología

Frotis nasofaríngeo- negativo.

Serología para SARS Cov-2 2/10/2020: positiva para IgG , negativa para IgM

Hemocultivos: positivo a pseudomonas aeruginosa sensible a carbapenems , piperacilina , tazobactam , cefalosporinas y ciprofloxacino.

Urocultivo: flora mixta , sugiere contaminación.

 

Evolución y comentarios:

A su ingreso hospitalario se sospechó el foco urinario como principal causante del cuadro clínico de la paciente dados los antecedentes personales de la paciente , el sondaje vesical permanente del que era portadora y el episodio previo de infección urinaria , sin poderse filiar a un urocultivo el germen responsable. Se recibieron hemocultivos positivos a pseudomona aeruginosa , sustituyéndolo como antibioterapia pautada por Meropenem. Tras dicha modificación terapéutica , comenzaron a mejorar sustancialmente los parámetros inflamatorios y la febrícula mantenida que esta representaba. Se retiró sondaje vesical permanente que la paciente portaba desde centro sociosanitario habitual por no mantener criterio clínicos ni indicación terapéutica de mantenimiento de dicho dispositivo , dado el alto riesgo de infecciones urinarias de repetición que provocan. Asimismo , en analítica de urgencias se constató presencia de anticuerpos totales para SARS Cov-2 , sin clínica sugestiva actual ni previa recientes , por lo que se solicitó determinación de fracciones de anticuerpos , mostrándose IgG positivas considerándose como infección resuelta por lo que no precisa ni está indicado aislamiento al alta hospitalaria.

Ha presentado episodio de impactación fecal pertinaz que ha requerido la colocación de varios enemas de limpieza e incluso de sondaje rectal por lo que recomendamos en residencia , colocación de enema casen cada 48 horas si no deposición o si esta es escasa o si tras 3-4 días sin deposición m las siguientes deposiciones fuesen líquidas o diarreicas , dada la tendencia a presentar fecaloma y diarrea por rebosamiento de la paciente. Actualmente la paciente se encuentra afebril y estable clínicamente , en situación prácticamente basal , por lo que damos alta hospitalaria.

 

CONCLUSIÓN

Las infecciones urinarias son muy frecuentes en pacientes con algunos tipos de enfermedades como presenta la paciente , suelen ser la más principal la E.coli por lo que debe hacerse una detección precoz para su correcto tratamiento y futura recuperación.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Aguinaga A., Gil-Setas A., Mazón Ramos A., Alvaro A., García-Irure J.J., Navascués A. et al. Infecciones del tracto urinario. Estudio de sensibilidad antimicrobiana en Navarra. Anales Sis San Navarra [Internet]. 2018 Abr [citado 2021 Ago 07] ; 41(1): 17-26. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272018000100017&lng=es. https://dx.doi.org/10.23938/assn.0125.
  2. Echevarría-Zarate Juan, Sarmiento Aguilar Elsa, Osores-Plenge Fernando. Infección del tracto urinario y manejo antibiótico. Acta méd. peruana [Internet]. 2006 Ene [citado 2021 Ago 07]; 23(1): 26-31. Disponible en: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1728-59172006000100006&lng=es.
  3. Infección urinaria en adultos [Internet]. Medlineplus.gov. [citado el 7 de agosto de 2021]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000521.htm
  4. La Mujer IUEN. PROTOCOLO DE LAS INFECCIONES URINARIAS [Internet]. Sergas.es. [citado el 7 de agosto de 2021]. Disponible en: https://www.sergas.es/Docs/ProtInfUriAdulto.pdf